Gabriel García Márquez (Libros en PDF)

 

Gabriel García Márquez fue un escritor novelista, cuentista, guionista, editor y periodista, Premio Nobel de Literatura en el año de 1982 y uno de los grandes maestros de la literatura universal. Nació en Aracataca (Magdalena), Colombia el 6 de marzo de 1927. Hijo de Gabriel Eligio García y de Luisa Santiaga Márquez Iguarán.

Fue criado por sus abuelos maternos: Tranquilina Iguarán Cortés y el coronel Nicolás Márquez quien fue figura esencial en su vida, cuya personalidad influyó en varios de sus personajes. Fue conocido familiarmente y por sus amigos como GABITO.

Gabriel García Márquez fue la figura principal del llamado Boom de la Literatura Hispanoamericana. Cursó estudios secundarios en el colegio Jesuita San José en el año de 1940. Después gracias a una beca otorgada por el gobierno fue enviado a Bogotá, donde lo reubican en el Liceo Nacional de Zipaquirá, población a una hora de la capital Bogotana culminando allí sus estudios secundarios. Después de su grado en 1947 permaneció en Bogotá, estudió Derecho y Periodismo en la Universidad Nacional de Colombia donde se dedicó especialmente a la lectura. Sus primeros años de infancia marcaron decisivamente su trabajo como escritor; toda esa riqueza de tradiciones transmitidas por sus abuelos inspiró buena parte de su obra. Su deseo de ser escritor crecía, publicó su primer cuento, La Tercera Resignación, el 13 de septiembre de 1947 en el diario el Espectador.

Después del Bogotazo en 1948, una sangrienta revuelta desatada por el asesinato del líder popular Jorge Eliecer Gaitán, el 9 de abril, la Universidad cerró indefinidamente. Gabo se trasladó a la Universidad Nacional en Cartagena, empezó a trabajar como reportero de el Universal. En 1950 renuncia de convertirse en abogado y se dedica a al Periodismo, viajó a Barranquilla para trabajar como reportero y columnista del periódico “El Heraldo”, y participó activamente en las tertulias literarias del llamado “Grupo de Barranquilla”. Viajó a Aracataca con el fin de vender la casa natal, pero siente que su verdadero interés es escribir sobre el mundo de su infancia.

«La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla». Gabriel García Márquez

Aunque Gabriel García Márquez nunca terminó sus estudios superiores, algunas como la Universidad de Columbia y New York le concedieron un Doctorado Honoris Causa, en Letras. En 1954 ingresó a la redacción del periódico El Espectador.

En el año de 1955 publicó su primera novela “La Hojarasca”, en este primer libro y en alguna de las novelas y cuentos empezaron a distinguirse la Aldea de Macondo y algunos personajes que configurarían a Cien Años de Soledad. La publicación del “Relato de un náufrago” por entregas en El Espectador, es censurada por el Régimen de Rojas Pinilla y Gabriel García Márquez parte al exilio.

Se casó con Mercedes Barcha en marzo de 1958 en la iglesia de Nuestra Señora Del Perpetuo Socorro en Barranquilla. Tuvieron dos hijos Rodrigo nacido en Bogotá en 1959 convertido en Cineasta y Gonzalo Nacido en México tres años más tarde, actualmente diseñador gráfico en la capital mexicana.

La revista Mito en este mismo año publica “El Coronel no tiene quien le escriba”, libro que terminó en enero de 1957 en Paris.

En 1962 publicó la novela “La Mala Hora” y recopilación de cuentos “Los Funerales de Mamá Grande”.

Gabriel García Márquez, tenía residencias en las ciudades de París, Bogotá y Cartagena de Indias; vivió la mayor parte de su vida en Ciudad de México, lugar donde se había establecido desde comienzos de los años 60 y donde escribió Cien Años De Soledad, publicada en junio de 1967 en Buenos Aires (Argentina). El éxito de esta novela fue rotundo y traducida más de 24 idiomas ganando cuatro premios internacionales. En 1969 la novela ganó el Chianciano Aprecia en Italia y fue nombrado “El mejor Libro extranjero” en Francia.

En 1970 se publicó en inglés y fue escogido como uno de los mejores doce libros del año en Estados Unidos. Dos años más tarde le fue concedido el Premio Rómulo Gallegos y el Premio Internacional Neustadt de Literatura (premio Literario Estadounidense). También publica en forma de libro “Relato de un Náufrago”.

En 1973 publicó la recopilación de cuentos La increíble y triste historia de la “Cándida de Eréndira y su abuela desalmada”.

En 1975 publicó “El Otoño del patriarca”, novela que escribió durante ocho años.

Y en 1981, publicó “Crónica de una Muerte Anunciada”, novela inspirada en un acontecimiento de la vida real ocurrido durante su juventud. En este mismo año le fue concedida la “Legión de Honor de Francia” regresando a Colombia nuevamente, donde encontró problemas porque el gobierno liberal de Julio César Turbay Ayala lo acusaba de financiar al grupo guerrillero M-19. Huyó solicitando asilo político en México.

«Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien la merezca no te hará llorar». Gabriel García Márquez

En el año de 1982, La academia sueca le concede el “Premio Nobel de Literatura”, por sus novelas e historias cortas en las que lo fantástico y lo real son combinados en un tranquilo mundo de rica imaginación donde refleja la vida y los conflictos de un continente. Fue el primer colombiano y el cuarto Latinoamericano en ganar el Nobel de Literatura. Su discurso de aceptación fue titulado “La soledad de América Latina”.

Su popularidad también lo llevó a tener amistad con poderosos líderes entre ellos Fidel Castro, amistad analizada por ellos como: Retrato de una Amistad, en una entrevista realizada por Claudia Dreifus en ese mismo año donde dijo que su relación con Fidel Castro estaba basada en la Literatura, la nuestra es una amistad intelectual, Fidel es un hombre culto y cuando estamos juntos hablamos mucho sobre la Literatura.

En 1985 publica “El Amor en los Tiempos del Cólera”, con una edición inicial de 750 mil ejemplares, y en 1986 publica la “Aventura de Miguel Littin clandestino en Chile”. Desde 1986 hasta 1988 Gabriel vivió y trabajó en México D.F.

En 1989 publicó la novela histórica “El general en su laberinto”, sobre la figura del Libertador Simón Bolívar. En el año de 1992 publicó “Doce Cuentos Peregrinos”, recopilación de relatos breves.

En 1994 publicó el monólogo Diatriba de amor contra un hombre sentado. En 1996 Gabriel público “Noticias de un Secuestro” aquí combinó la orientación testimonial del periodismo y su propio estilo narrativo. En 1999 le fue diagnosticado un cáncer linfático.

La primera parte de sus memorias llamada “Vivir para Contarla” fue publicada en el año 2002, y en el 2004 publicó la novela breve “Memorias de mis putas tristes”.

Gabriel García Márquez falleció el 17 de abril de 2014 en Ciudad de México, a la edad de 87 años, en su residencia de la localidad Pedregal de San Ángel en México D.F.

Cien años de soledad

Crónica de una Muerte Anunciada

Del amor y otros demonios

Doce cuentos peregrinos

El amor en los tiempos del cólera

El coronel no tiene quien le escriba

El olor de la guayaba

El otoño del patriarca

La aventura de Miguel Littin clandestino en Chile

La hojarasca

La increíble y triste historia

La mala hora

Los funerales de la Mama Grande

Noticia de un secuestro

Ojos de perro azul

Relato de un naufrago

Todos los cuentos

Vivir para contarla

Yo no vengo a decir un discurso

DONOSTIA, LA CIUDAD SIN LEY

EL NUEVO PLANEAMIENTO DE BELARTZA ALTO. DONOSTIA, ¿UNA CIUDAD SIN LEY? ¿QUIEN NOS GOBIERNA?

Recientemente ha salido a la luz el inicio de tramitación para un nuevo desarrollo urbanístico en Belartza Alto que haciendo uso del vertido declarado ilegal por el TSJPV propone la creación de 25.000m2 de suelo comercial y aun más suelo industrial.

La Asociación Naturalista HARITZALDE , junto con vecinos de Añorga y el resto de las asociaciones conservacionistas. naturalistas y ecologistas de Gipuzkoa reunidas bajo el paraguas de NATURKON (Naturaren Kontserbazioa Gipuzkoan) denuncian públicamente que de llevarse a cabo dicho plan, Donostia se convertiría en “la ciudad sin ley”.

El pasado 10 de junio de 2019, el TSJPV dictó la sentencia 219/2019, por la cual el Ayuntamiento de Donostia fue condenado y quedaba en la obligación de hacer restaurar el paraje de Belartza Alto a su estado natural, tras haber amparado con una licencia ilegal el vertido clandestino 120.000 m3 de rocas provenientes de la excavación de la parcela de Mercadona (Belartza cantera).

Más de un año después, EL AYUNTAMIENTO NO HA CUMPLIDO EL MANDATO JUDICIAL, y de nuevo la HARITZALDE ha tenido que interponer una demanda solicitando su ejecución. Los propietarios ya avisaron en reunión pública al anterior concejal de urbanismo, Enrique Ramos, que no iban a retirar el vertido ilegal. Aún así el Ayuntamiento siguió negociando con ellos como si nada.

El Ayuntamiento, condenado, lejos de iniciar la ejecución subsidiaria de la retirada del macrovertido ilegal, habría podido estar reuniéndose con los reiterádamente infractores para negociar la nueva propuesta urbanística. Eso es, al menos, lo que se podría deducir cuando en diversas intervenciones de la concejala de urbanismo, Nekane Arzallus, desde que tomó su cargo, incidía en que no tenía sentido retirar las piedras si iban a ser utilizadas en el lugar, cuando en la planificación aprobada no tendrían cabida, ni siquiera de manera provisional, como así lo consideró el TSJPV. Por tanto, estas declaraciones, como el mismo proyecto presentado en el ayuntamiento, incumplen por completo lo dictaminado por el órgano superior de justicia del País Vasco. Parece que se pretende ignorar a la Justicia, que establece que la actuación declarada ilegal ha de revertirse y, en cumplimiento de la ley, los materiales vertidos deben depositarse en vertedero autorizado.

Recientemente hemos visto las marquesinas de la ciudad una campaña promovida por el Ayuntamiento de Donostia para fomentar el consumo en el pequeño comercio local. Así como una plataforma y ayudas directas a los comercios. Los representantes municipales se han llenado la boca con palabras de compromiso con el comercio de cercanía. Sin embargo, mientras tanto se negocian en la trastienda pelotazos urbanísticos como este, en el que se prevén implantar más franquicias y multinacionales, generando un sucedáneo de parque comercial en la periferia. ¿Qué motivaría al Ayuntamieto a negociar tal incoherencia con una empresa de infractores que ha incumplido sistemáticamente la normativa urbanística desde que construyeron Mercadona en Belartza? ¿La simple contrapartida económica cortoplacista derivada de la ejecución de este proyecto? En cambio, perdería por el camino toda la coherencia y credibilidad sobre el amparo al pequeño comercio, pues esta operación, sumada a la actual ampliación del CC Garbera, perjudica muy seriamente a este golpeado sector donostiarra

Actualmente la estrategia que utilizan los promotores de este tipo de proyectos, dado que la nueva Ley de suelos comerciales del País Vasco impide la creación de estos desarrollos urbanísticos comerciales fuera de la trama urbana, es tramitarlos como suelo industrial, sabiendo que eso les permite destinar un 30% del suelo a este uso comercialEste fraude de norma o ingeniería legal, tiene varios ejemplos en la ciudad, el último de ellos en Belartza-Cantera, donde bajo la premisa de desarrollo de una parcela de uso industrial se construyó Mercadona y Mac Donalds y a día de hoy no existe uso industrial alguno.

La única realidad es que no existe demanda ni necesidad de creación de suelo industrial en la actualidad y es por eso que el macropolígono público donostiarra Eskuzaitzeta, sigue siendo incapaz de incorporar actividad industrial después de destruir casi 30 hectareas de bosque y suelo natural.

Las promotoras desarrollan este tipo de planeamientos con el dinero de multinacionales comerciales sobre la mesa y una vez urbanizado el espacio, esperan con suerte la implantación futurible de empresas, que aunque no suceda, ya ha permitido garantizar el desembolso necesario para su rentabilidad con el suelo terciario. Existen ejemplos de esta mecánica en varias parcelas industriales sin uso real industrial en la ciudad. Pero el urbanismo no puede ser a la carta y debe responder a las necesidades reales de la población. La conservación de nuestro patrimonio natural natural no puede estar a expensas de avariciosos intereses económicos particulares y la administración debe ser su garante. Si el urbanismo se pliega a los intereses privados en lugar de velar por el interés general, si el ayuntamiento negocia planeamientos con empresas infractoras y si para ello incumple sentencias como la emitida para Belartza por el TSJPV, Donostia se convertirá en una ciudad sin ley.

Donostian, 2020ko irailaren 21ean.

Más información:

VIERNES, 25 DE SEPTIEMBRE DE 2020 EL AYUNTAMIENTO INICIA LA EJECUCIÓN SUBSIDIARIA DE LA SENTENCIA Y LA RETIRADA DE LAS PIEDRAS EN BELARTZA ALTO. OTRA MANIOBRA?

TRAFFICKER ,ADOCTRINAMIENTO Y SUMISIÓN.

Si quieres experimentar lo que se siente dentro de una secta del siglo XXI disfraza del señuelo “Trafficker” , bienvenido. Estás en el lugar perfecto.

Porque además de convertirte en Trafficker, también realizarás todo una formación de pseudocrecimiento personal con aires sectarios donde el propietario de dicha formación padece de personalidad mesiánica y tú, te convertirás en uno de sus adoctrinados.

Sigue leyendo para entender un poco mejor como funciona y a qué puntos debes estar atentos para identificar dónde te has metido.

Un colectivo de personas afectadas  se han puesto en comunicación con diversas plataformas ciudadanas, para alertar y  destapar esta GRAN ESTAFA, con procederes totalmente coercitivos para la libertad de pensamiento.

Si eres propenso a sentirte solo, inseguro o tienes problemas de autoestima, he de decirte que en estos casos los manipuladores suelen utilizar cumplidos para hacerte sentir que por fin alguien se preocupa por ti.

En el caso de la semana trafficker está orientada para aquellas personas que están mal en su trabajo, viven en una rutina, quieren el sueño americano, y son unos infelices en sus vidas.

Piensa bien, ¿qué porcentaje de la sociedad está en esta situación? Pues un porcentaje demasiado alto.

Lo mejor es cuando abres YouTube y te aparece él. El «Salvador». Para darte la oportunidad que durante tanto tiempo has estado buscando, esperando. Él te llevará a la realidad paralela, a esa realidad que siempre has deseado.

A Gamboa sólo le queda vestirse con los ropajes de un predicador. Porque es el nuevo mesías, con su buena nueva «Vengo a llevarte a los cielos, vengo a ofrecerte el océano azul. Dame la mano y ven conmigo porque «yo soy el camino» le falta decir. Miento, lo ha dicho en algún vídeo.

Yo sé el camino. Ven a mi comunidad. Juntos somos más fuertes.

Para alguien que se siente vacío, la idea de tener una comunidad que lo respalde es un motivador muy grande por el que son capaces de cambiar su vida por completo.

Por eso los líderes de sectas o sociópatas suelen ofrecer una familia (en este caso comunidad). Con un manifiesto que lo hace adherirse aún más a la idea que el líder (disfrazado de héroe salvador) propone.

El líder crea la idea de realidad paralela para hacer creer que van a pasar a una realidad mucho más confortable, segura y mucho mejor que la realidad a la que están acostumbrados hasta ahora y la que es responsable de sus desdichas.

En algunos grupos sectarios, las únicas noticias que reciben son las que el líder proclama durante todo el día. Esto hace que el líder se convierta en el único poseedor de la verdad, de la «realidad» caso muy similar a lo que ocurre en esta formación, donde Gamboa se considera el único que sabe el camino y el único que sólo puede guiarte.

Invitando a los alumnos que no hagan grupos de WhatsApp fuera de la aplicación del máster y alegando que eso es una distracción.

¿Distracción, o más bien temor a que surja algún disidente y no pueda controlarlo?

Igual que sucedió cuando en la 5ª edición «se cayó» la herramienta de ClickFunnels (una empresa millonaria de Russell Brunson) sólo para los alumnos de ITO -qué casualidad-, y pidieron encarecidamente «no abrir ningún ticket de soporte».

En las sectas se suele utilizar un lenguaje que oculta lo que realmente ocurre.

Los que no están de acuerdo con el líder, suelen ser llamados subversivos.

En el caso de la formación y por testimonios de muchos alumnos, han sido considerados como personas tóxicas al exponer de manera pública su disgusto con la formación. Como si no tuvieran el derecho a decir su opinión como consumidores. Al controlar el lenguaje, se produce un control de la connotación de lo que ocurre.

En el momento que en una institución, formación, entidad no puedes preguntar con total libertad o exponer tu disconformidad, debes empezar a cuestionarte qué está ocurriendo. En el caso de ITO (Instituto de Trafico Online), se han dado casos de censura y de bloqueos por comentarios que no gustaban o que intuían que no podían gustar.

Los tutores no se mantienen neutros, al revés. Si te manifiestas con tu opinión, te responden siempre con la connotación de que eres tóxico. Y es tal la programación mental que mete Gamboa a sus alumnos, que son estos mismos los que increpan y desacreditan a sus propios compañeros.

Roberto Gamboa hace realidad la frase «Divide y vencerás».

Una institución con rasgos sectarios en toda regla.

Estos grupos suelen demonizar las preguntas que cuestionan a la autoridad.

O demonizan las preguntas de una persona que se cuestiona si lo que está aprendiendo vale 5000€ o tiene el precio inflado.

Lo más peligroso es cuando la persona internaliza la censura y en lugar de preguntar o exponer en voz alta, reprime el pensamiento y la presión social que siente hace que se juzgue cada vez que le surge una duda sobre la formación.

En ITO se reprime totalmente el pensamiento crítico.

Se indica que se debe ignorar a esa voz interior (ellos lo llaman villanos), que indica que la formación no es buena o que me están tomando el pelo, porque justo eso, es lo que te impide avanzar.

Al final esto lo que hace es que poco a poco te vayas deshaciendo de tu pensamiento crítico.

Recuerda: el que no estés convencido al 100% de algo no quiere decir que seas mala persona, de poca confianza o tóxica. No dejes que nadie te presione para que les creas.

Estos grupos no sólo demonizan a los que se cuestionan algo, sino que además refuerzan o recompensan a los que tienen un comportamiento afín a la institución o en ese caso a ITO.

Podemos hablar también de los JUEGOS o pruebas que recompensan la obediencia.

Al entrenar la obediencia, la persona termina ignorando su propio pensamiento crítico. Las mayores virtudes dentro del grupo son: la obediencia, la lealtad. Cualquier pensamiento independiente es demonizado.

Dentro de ITO organizan a los alumnos en tribus.

Pasado un tiempo, hacen grupos más pequeños llamados tribus. Los miembros de estas tribus tienen que colaborar entre ellos para conseguir un premio. Un premio que debería formar parte de la formación. Pero esto hace que si no participas, el resto de compañeros que dependen de ti para conseguir el premio, te demonicen y así ITO pone la responsabilidad de esos premios en todos y cada uno de los alumnos.

Hay muchos alumnos que son demasiado obedientes y que son los que cumplen con este rasgo de persona integrada en una secta. Cuanto más obedece, más sumiso es y menos pensamiento crítico tiene. Y por ende, arremete contra el alumno que sí mantiene su pensamiento crítico.

Imaginaros a los directores, tutores y a Gamboa observando a los alumnos y ver cómo entre ellos se dividen e increpan a los que son disidentes.

Dentro de esta secta, se da lo que se conoce como «normópatas». Concepto que según Enrique Guinsberg significa «aquel que acepta pasivamente por principio todo lo que su cultura (en este caso ITO como entidad) le señala como bueno, justo y correcto, no animándose a cuestionar nada y muchas veces ni siquiera a pensar algo diferente, pero sí a juzgar críticamente a quienes lo hacen e incluso condenarlos, o a aceptar que los condenen».

Esto es una realidad que ocurre dentro de ITO. Lamentablemente.

Pero tú estás a tiempo de no caer en esta secta donde lo único que realmente importa es incrementar la cuenta bancaria del ente Gamboa y Cia., a costa de los pobres infelices que quieren comprarle el sueño americano a un diablo que solo le fatal vestirse con túnica.

Objetivo real de la denominada semana trafficker.NO se te enseña nada útil, sólo te llenan la cabeza de ideas e ilusiones que, jura, el máster te ayuda a cumplir.

 

  1. TÉCNICA ANCLA: Darte un precio mayor al que te van a querer cobrar antes de darte el «definitivo». Como esto es un «producto educativo», el costo real es totalmente subjetivo, cobran lo que quieren, jugando con el concepto de que lo caro es bueno. En este caso NO lo es.
  2. 19 MÓDULOS DESORDENADOSTanto que en la 4ta semana de hacer el curso te dices: bueno, esto es más organizado (dura poco ese orden) y luego te preguntas: pero esto no lo vimos ya en varias oportunidades? Y así todo el curso. Se la pasaran con lecciones de «el secreto de esto», el secreto de lo otro, siendo que luego reconocen que nada de esto tiene un camino definitivo. Marketing infinito, aún después de haber pagado. Los videos sin edición, sin cortes, sin guion, nada.
  3. BEHIND THE SCENESVideos más informales aún que los antes mencionados. Con informales me refiero a 3 horas de video con una conferencia por Zoom tal vez. Sin edición, sin cortes, sin guion, nada.
  4. CORRECCIÓN INDIVIDUAL DE DEBERESLas odiarás. Porque los que te corregirán no tienen instrucciones ni claras ni homogéneas de corrección. Antes que eso preferirías comprar cualquier otro curso sin este tipo de «guías». La mayoría de tutores son principiantes y, si es que tienen un nivel, será básico.
  5. NO TE LLAMARÁNY esto al ver la dinámica enfermiza del curso… Tareas y actividades todo el tiempo para básicamente mantenerte ocupado y que no pienses.
  6. APARICIÓN DE UN SUPUESTO PRECIO MAYOR. Esto si pudieran te lo cobrarían 10 mil euros. Pero ya en lo que piden el precio, por el contenido y la calidad del mismo que dan… Te parecerá carísimo. Técnica ancla de nuevo. La aparición en medios obviamente es pagada, siempre y cuando no hablen en contra del instituto, claro. Entonces lo pagado sería para borrar dicha nota. Si no me crees puedes buscar comentarios negativos de Gamboa estafa, estafa Trafficker. Veras sólo unas pocas en foros cerrados (los que aún no borraron), lo demás… Redes sociales y demás… Lo borran todo con una empresa de limpieza de reputación. Y todo lo que verás como «mi opinión acerca del máster…», Veras que son todas positivas y con un enlace para anotarse. Es decir: ex alumnos que al parecer no tienen trabajo, que cobran por la recomendación y quieren recuperar aunque sea algo de lo pagado por el curso. Triste…
  7. FOCO EN LA SOLUCIÓNEsto te lo mencionarían tantas pero tantas veces que ellos fallen (problema) y como tienes que encontrar las soluciones por ti mismo, lo mismo que «recomendando» el «espabilismo». Hagan una formación como la gente y listo. No?
  8. NO ES UN MÁSTER EN SÍObviamente no está homologado por ninguna universidad y si lo estuviera, sería sólo por haber pagado, porque no tiene nada parecido a un programa.
  9. Ninguna enseñanza que se precie gastaría tanto dinero en caminos «extra»para los que no entendieron, siempre y cuando, claro… los videos y la enseñanza esté estructurada, y probada, para llevar a un alumno a un aprendizaje real. O en todo caso tendría un medio de apoyo y ya estaría perfecto.
  10. INSTITUTO CON MAYOR PORCENTAJE DE ÉXITO DEL MUNDOAquí el personaje éste devela su real motivación: ser famoso y reconocido. Lo único que lo mueve es el ego y el dinero. Pero lo cierto es que a este curso (ni hablar del desbolado «Instituto») le falta eones para llegar a ser medianamente serio.
  11. NO SE DEVUELVE EL DINEROHay decenas de alumnos (sólo de la edición en curso, si… Mientras ves esto aún hay gente que pagó el curso anterior, llena de dudas y confusión. Pero Gamboa ya lo ves, en vez de ocuparse de la gente que ya pagó te está promocionando el próximo curso).
  12. No se elige a nadie en la entrevista.Esto es una técnica de marketing más. Te hacen una entrevista para que sientas que es algo relativamente formal, que quieres estar adentro y que no cualquiera puede estar ahí. Que eres especial si entras. Que apruebas el examen… Pero… Lo cierto es que entra todo el que pague. Porque no hay filtro de nada.
  13. NECESIDAD. Técnica de manipulador y estafador. Magnificar un miedo, para que compres. Urgencia, carencia, qué tiene que ver esto con la «abundancia»? No creas nada de eso. Si esto fuera bueno, realmente bueno, no insistiría en absoluto en que si no compras te lo pierdes. Eso es para que no te des tiempo para pensar tu decisión, juegan con tus sentimientos y además con la sensación del «ahora o nunca». No te dejes manipular como lo hice yo y mucha más gente.

 

Persuasión Coercitiva

Antes de nada, te  explicamos lo que es la persuasión coercitiva.

La «Persuasión Coercitiva» es un concepto central necesario para comprender las dinámicas sectarias. Es semejante en muchos aspectos al concepto legal de influencia indebida. En el ámbito psicológico se le conoce con diversos nombres: “Reforma de Pensamiento”, “Lavado de Cerebro”, “Programación de Conducta”, etc.  Es un sistema coordinado de control coactivo, graduado e imperceptible, que por medio de creencias fundamentadas en el engaño, logra manipular e influenciar en los individuos un comportamiento determinado.  Es una técnica de control mental más eficaz que el dolor, la tortura, las drogas, el uso de fuerza física o las amenazas, ya que puede producir cambios más profundos, como el de actitudes, en la personalidad de los sujetos expuestos a ella.  Según Margaret Singer el sistema psicológico coercitivo es un programa de modificación de conducta que utiliza el poder de la influencia psicológica en forma coercitiva para producir el aprendizaje y la adopción de una ideología o un conjunto específico de creencias, ideas, actitudes o comportamiento. La estrategia esencial que utilizan los operadores de estos programas es la de seleccionar y coordinar, en forma sistemática y gradual, diferentes tipos de influencia coercitiva, ansiedad y tácticas productoras de ‘estrés’ sobre periodos de tiempo continuo.

La persuasión coercitiva es utilizada sin el conocimiento o voluntad del que la recibe. El líder puede llegar a crear nuevas «actitudes», logrando que su víctima obedezca sus órdenes sin resistencia consciente alguna.

Os dejamos el testimonio de un trafficker que ya ha vivido lo que hay dentro. Simplemente tenéis que leer y a partir de ahí, tomad vuestras propias decisiones.

«Ante todo decir, que si, me siento estafado y engañado y además, vilipendiado. Como ha comentado el compañero de la 4ªedición. Coincido en que el sólo 5% puede ser válido. El resto es puro humo. Contenidos mal estructurados, desorganizados, desorientadores, sin sentido y todo organizado de manera que parece un concurso. Vamos todos al galope. En un módulo estuvimos dos días parados porque no sabíamos qué teníamos que hacer. Los vídeos se improvisan sobre la marcha. Nos llenan de actividades para que o bien estemos distraídos o bien para que parezca que realmente nos están dando contenido, pero no es así. Simplemente se limitan a juntarnos primeramente en tribus ( somo 14 tribus con una media de 166 personas en cada tribu) y después en clanes. Dentro de estos clanes te ponen tareas y juegos absurdos donde si lo superas, tienes un premio ( el premio es tener un zoom con alguien de arriba) o bien un clase que debería formar parte de la formación, no esperar a que nos la ganemos. En cuanto a los dpto motivacionales, son cualquier cosa menos eso. Gente sin formación. Gente que pisotea a la psicología y que están todo el día mirando a ver qué se pone por la aplicación porque en el momento que encuentran un comentario haciendo una crítica, te escriben por privado para decirte que dejes de de comentar que estás desmotivando al resto de compañeros. O bien te lo dicen de manera pública y si te quejas de algo, estás generando mala energía y eres un tóxico. De ahí que mucha gente no quiera decir nada, por el miedo al qué dirán o el miedo a que te tachen de algo que no eres. Hay una parte que es sobre los villanos que nos pueden afectar y aquí meten mucha programación mental. Aparece Roberto diciendo que va a estar contigo hasta el final, que no estás solo, te lo prometo. Todo ello aderezado con música que te toca la emoción y se te clava todo en el inconsciente.

Hay gente que una vez acabado el curso ha visto que lo que vende Roberto no funciona. Ni el AGC funciona, ni te llegan los clientes. Pues lo que han hecho ha sido ponerse en contacto con el instituto para decir justo esto y lo que hacen es que lo meten en el dpto de motivación, para que recuperen el dinero (quizás para tapar bocas) de ahí que este dpto sea cualquier cosa menos serio ni motivacional.

Después están todo el día con el espabilísmo. Esto es que si no está el contenido en la formación (cosa que ocurre con casi todo ) te vayas a youtube o a google y lo busques ahí. Después de pagar 5000 euros te toca buscar la información a ti. Eso si, si no lo haces es que vaya tela , aquí te tienes que estar espabilando todo el tiempo porque esta profesión es como la del médico, contante actualización por tu parte.

En cuanto a la mentoría que vende….Es cualquier cosa, menos una mentoría. Tutorías completas. A la hora de validad campañas o revisar campañas, sólo tienes una de cada. Y después si te he visto ni me acuerdo. Todo saturado.

Hay compañeros que han contactado con 35 negocios locales y todos y cada uno les han dicho que no, que no quieren hacer las prácticas de manera gratuita. Cuando lo expone en el “instituto” le dicen que la culpa es de él, porque seguramente lo está haciendo mal.

Aquí dentro hay gente desempleada que ha perdido sus ahorros por un sueño que no existe. Y además gente que no tiene conocimientos de informática y se han visto obligados de tener que pagar a parte, clases de informática. Todo esto es jugar con las personas.

Yo compré el sueño de un cambio de profesión, pero sin terminar ya se vislumbra la estafa que hay. Y ojo, no te quejes, porque es tal la programación mental que meten a la gente que los propios compañeros te muerden si dices algo. Entiendo que la gente llegado a un punto se autoengaña para no ver la realidad y comprobar lo dura que es y prefieren defender aquello por lo que han pagado.

Todo lo del océano azul, la comunidad, el manifiesto traficker, que lo vas a conseguir en 6 semanas………todo está sacado del libro de Russell Brunson Expert Secret. El resto del contenido, del libro dotcom secrets. Nada es original de él. Los copys son comprados a Maider Tomasena……….»  Un poco de Sur

No te dejes engañar, analiza todo. Entiendo que estás en esa situación que quieres cambiar de trabajo, de vida, pero no entregues tu dinero ni tu alma al primer vendedor de humos que se te cruza por tus redes sociales.

Cuestiona todo lo que veas, ten un espítitu crítico y si hay algo que no te parece bien, no va acorde con tus ideas, alejate. No te veas sin dinero y hundido emocionalmente por algo que tu mismo, puedes ir logrando poco a poco y con las personas adecuadas.

 

Como decía el Psicólogo Robert Hare:

“Los psicópatas nacen… no son solo los fríos asesinos de las películas. Están en todas partes, viven entre notros y tienen formas sutiles de hacer daño… La sociedad no les ve, o no quiere verles”.

Si te encuentras a uno….o te encuentras a Gamboa vendiéndote el «máster»…….HUYE!!!!!

CARTA ABIERTA A MIS COMPAÑEROS DE LA SANIDAD PÚBLICA

El coronavirus, pese a las optimistas consignas políticas publicitadas en televisión, no nos ha hecho más fuertes, ni más solidarios, ni más responsables. Al contrario: ha sacado a la luz lo peor de cada cual, y ha terminado por derrumbar un sistema sanitario que llevaba apolillado varias décadas. Agusanado. Podrido. Sostenido tan sólo por el pundonor de sus profesionales y por ese concepto manido que se llama vocación. Y digo “manido” porque la sociedad y los políticos confunden la vocación con un pasaporte a la esclavitud, convirtiéndola en un trágala perfecto de todas sus ocurrencias.

Uno utiliza el humor porque se debe a su público, y porque reír es un arma poderosa, pero lloraría por los rincones si pudiera. ¡Qué desastre! ¡Qué ignominia! ¡Qué vergüenza! ¡Qué hijos de la gran puta!

He visto en mi Centro de Salud a un individuo empujar a una enfermera. Empujarla, sí. Empujarla. A una enfermera que había salido a mear cinco minutos. El miserable.

He visto pintadas en la calle con la siguiente leyenda: <<Sanitarios Asesinos>>.

He visto llamamientos en las redes para quemar un Centro de Salud con los profesionales dentro.

He visto médicos insultados, vejados, amenazados y tratados como escoria por no hacer a alguien el test de la PCR en el minuto exacto en que lo solicitaba, o por no pedir la analítica que exigía.

He visto la insistente cantinela de que los Centros de Salud están cerrados, cuando nunca estuvieron más abiertos: jamás habíamos trabajado tanto, y jamás lució tan poco un gran esfuerzo.

Pero lo que no he visto por parte alguna es un gramo de decencia ni de responsabilidad: la decencia de los políticos para dar la cara por sus trabajadores. La responsabilidad de los pacientes para seguir las recomendaciones de sus médicos y no mostrarse altaneros. La decencia de los gestores para decir, a voz en grito, que los sanitarios estamos haciendo lo que se nos pidió: dedicar inútilmente nuestro esfuerzo a parar esta pandemia.

¿Qué se puede hacer en un país donde algunos de sus médicos niegan que haya pandemia, o afirman que los asintomáticos no contagian? Nada.

¿Qué se puede hacer en un país donde los cuñaos llaman plandemia a la pandemia? Nada.

¿Qué se puede hacer en un país que maltrata y desobedece a sus médicos? Nada.

¿Qué se puede hacer en un país donde la gente tiene kilómetros de derechos y centímetros de deberes? Nada.

¿Qué se puede hacer en un país donde a los rastreadores se les miente, y se les ocultan datos? Nada.

¿Qué se puede hacer en un país donde los políticos no han sido capaces de ponerse de acuerdo ¡EN TRES MESES! para diseñar un plan de vuelta al cole? Nada.

¿Qué se puede hacer en un país donde durante todo el verano las plantillas de médicos, enfermeros y administrativos han estado a la mitad? Nada.

¿Qué se puede hacer en un país donde la gente viene a hacerse la PCR del coronavirus y, acto seguido, te dicen a la cara que se van a la puta playa a aguardar el resultado de la prueba? Nada.

Lloraría por los rincones si pudiera.

Nos dicen ahora –¡AHORA!– que van a contratar más rastreadores, y que están a punto de llegar los del ejército. Ahora. Ahora. No en junio, ni en julio, ni en agosto. No cuando los pedíamos. No cuando estábamos en fase de brote. Ahora llegan. Ahora. Cuando estamos en fase de transmisión comunitaria. Una desidia que roza lo criminal. Porque eso, amigo lector, es como ponerse un condón cuando tu señora está de parto.

Nos dicen ahora –¡AHORA!– que van a contratar más administrativos, y que se van a reforzar las líneas de teléfono. Ahora. Ahora. No en junio, ni en julio, ni en agosto. No cuando lo pedíamos. No cuando comenzábamos este dudoso sistema de las consultas telefónicas. Ahora llegan. Ahora. Cuando estamos ya vendidos. Cuando ya es vox pópuli que “nos rascamos los cojones”. Cuando la gente opina que los Centros de Salud están cerrados. Cuando amenazan con lincharnos. Una desidia que roza lo criminal. Porque eso, amigo lector, es como vacunarte de la rabia cuando te están haciendo la autopsia.

Una revolución está en ciernes. Una revolución sanitaria. Se nota. Se palpa. Se palpa tanto, como nos han palpado a nosotros los cojones.

Pero la huelga es insuficiente. Una huelga es una herramienta fácilmente desmontable por la administración: le basta con poner un 100% de servicios mínimos y luego explicar en la prensa que no ha tenido seguimiento.

Hay que tomar urgentemente tres medidas de envergadura. Sólo tres. Pero valientes. Hay que atinar en la línea de flotación de este desastre.

1-Hay que presentar la dimisión en bloque de todos los responsables de docencia: congelar la formación MIR y poner en un brete al Ministerio. Eso les plantearía un problema irresoluble, pues nadie nos puede obligar a hacer docencia.

2-Hay que presentar la dimisión en bloque de todos los directores y adjuntos de enfermería de los Centros de Salud. Eso plantearía otro problema irresoluble a la administración sanitaria, ya que a nadie se le puede obligar a dirigir un Centro.

3-Y hay que poner sobre la mesa la carta de dimisión de todos los médicos y enfermeros mayores de 60 años. De toda España. Unos, por excedencia. Otros, por jubilación anticipada. Nos vamos a nuestra casa para pasar hambre si hace falta, coño. O para vender una propiedad y comer de ella. Que lo vean. Que lo palpen. Que lo sientan. Que tiemblen ante la desaparición de las plantillas. Que huelan el caos. Que reflexionen sobre el coste electoral de esa medida, que es lo único que les importa.

¿A qué esperamos, compañeros? ¿A que nos mate el jefe doblando turnos? ¿A que nos mate un paciente cabreado porque no le cogen el teléfono? ¿A cometer nosotros mismos errores irremediables por cansancio? ¿A llevarnos a alguien por delante?

A ver si le echamos huevos. Y ovarios. Y narices. Todos a la vez. Y en dos semanas… se arregló el problema: habrá teléfonos, y telefonistas, y sustitutos, y rastreadores, y quirófanos, y EPIS, y diez minutos por paciente, y buenos modales, y castigo para quien empuje a una enfermera, y contratos estables, y turnos soportables.

Es una cuestión de dignidad. Y de seguridad personal. Y de seguridad del paciente. ¡Y de tocar las narices!

¡¡¡BASTA YAAAAAA…!!!

Cagoentó.

Juan Manuel Jiménez Muñoz.

Médico y escritor malagueño.

PATRIA,UNA VERDAD INCOMODA.

Está claro que Patria, la novela de Fernando Aramburu, tocó la fibra sensible de mucha gente. Alguna vez me han preguntado qué me pareció. Lo dije en su momento y lo repito ahora. Es un libro magnífico, una novela de ficción basada en hechos que pudieron ser reales porque lo que se cuenta en sus páginas le sucedió a miles de personas que se vieron acosadas por el terror de ETA y su entorno. Patria no es un libro de historia. Cuenta la historia de dos familias, no la historia de ETA ni mucho menos la del País Vasco de las últimas décadas. Añado, además: cuenta la historia de dos familias en una pequeña localidad donde todos se conocen. Su acción no transcurre en ninguna de las tres capitales vascas donde la vida era muy diferente, sino en un pequeño microcosmos plagado de implicaciones familiares, de rumores, envidias e insidias. Y sobre todo, marcado por el miedo a una organización terrorista que actúa como un ejército en la sombra, una estructura que se nutre de las informaciones que le proporcionan sus reservistas, sus colaboradores, sus propios chivatos. Hombres y mujeres conocidos e incluso familiares y amigos (¿?) de las víctimas a las que persigue, extorsiona y extermina. En este sentido Patria no pretende explicar lo que fue el terrorismo en el País Vasco, sino cómo afectó a dos familias en un pueblo.

Desde su publicación Patria levantó ampollas, ampollas que no han dejado de brotar, de doler y reventarse supurando ese líquido infecto, pero liberador, necesario para que una herida comience a curarse. En su momento ya surgieron voces que tacharon a Aramburu de ser parcial, reduccionista y de observar la realidad vasca desde uno de los dos bandos en conflicto. La mayor parte de ellas procedían del nacionalismo, y no solo del que justificó a ETA. Otras, de una izquierda equidistante que buscó en un tercer espacio la cuadratura del círculo para no mancharse nunca, para permanecer en el burladero adecuado, pero siempre más cercano a los perpetradores que a las víctimas. Alguna vez he comentado y escrito que nunca hubo dos bandos, pero eso poco importa a quienes siguen hablando del “conflicto político”. Como digo, nunca los hubo. Solo ETA contó con un proyecto político detrás, con un sólido soporte social que legitimó sus acciones a lo largo de más de cinco décadas de historia. Frente a esa realidad no existió nada igual. Nunca hubo decenas de miles de personas en las calles de Bilbao o San Sebastián gritando “Vivan los GAL” ni pidiendo que matase. No lo hubo, ni tampoco una fuerza política que tratase de imponer su proyecto con el apoyo de una organización terrorista. Nunca hubo un grupo terrorista, salvo ETA, que pidiera el voto en cada nueva elección para una formación política. Como ocurre con cualquier novela, a uno puede gustarle o no el libro de Arámburu, criticarlo por su falta de ritmo narrativo, por la inconsistencia de sus personajes, por la falta de interés que despierta o simplemente porque está mal escrito. En mi opinión, no es el caso. Quienes se incomodan tras la lectura de Patria (en el caso de haberla leído), lo hacen por otros motivos. No nos engañemos. Sacuden al autor porque muestra una visión sobre la realidad de un pasado tan incómodo como real. Por eso no me sorprendieron las recientes acusaciones de plagio sobre la novela. Cualquiera que conozca los principios fundamentales que rigen en la creación de una obra literaria o de una investigación histórica (y ya digo, no es el caso, porque en un trabajo de estos se cita la fuente a pie de página) sabe identificar perfectamente entre un plagio y una acusación falsa sobre algo que no lo es. Hoy Fernando Aramburu contesta a esas acusaciones en El País y comparto por aquí su respuesta, que me parece muy razonada.

“Empezaré por la conclusión: no hay en mi novela Patria una sola frase que no sea mía. Las únicas excepciones son alguna letra conocida de canción, consignas coreadas en manifestaciones, pintadas en las paredes, alguna inscripción. Y en todos los casos figuran como tales y no como invenciones del autor.

En realidad, con lo dicho en el párrafo anterior debería dar por terminada cualquier explicación tocante a posibles copias o plagios; pero existen personas, a las que estimo, sobre las que se está intentando verter una sombra de duda acerca de mi honestidad.

Debe tenerse en cuenta que Patria, por razones que historiadores y sociólogos acaso alcancen a explicar, opera en muchas conciencias de nuestro tiempo, no solo de España, como verdad. No digo como la verdad o como la única verdad. Lo que afirmo es que un sinnúmero de lectores, olvidando que tienen en las manos una obra de ficción, le conceden rango de cosa ocurrida, de testimonio cierto, a la novela. “Así fue”, dijo en su día el difunto Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior en su momento.

Sorprendentemente dan síntomas de la misma lectura personas que aborrecen el relato por razones principalmente políticas y no cejan en su empeño de desvirtuarlo. Primero le buscaron incoherencias, gazapos, defectos de verosimilitud; ahora lo atacan por el lado precisamente de la verdad histórica: Patria contiene verdad, reconocen, pero el autor la ha copiado.

Patria es un libro con enemigos. Yo podría contar (cada cosa a su debido tiempo) ataques contra la novela que no han trascendido a la opinión pública.

El último, oportunamente tramado días antes del estreno de la serie de televisión, ha sido a las claras y se ha llevado a cabo desde eldiario.es. En líneas generales, se consignan similitudes entre las acciones del etarra Rekarte y las de mi personaje Joxe Mari, quien, como el anterior, también ingresa en ETA. Que, además, el malévolo periodista estableciera una comparativa entre los textos del libro del primero, escrito con prosa más o menos apañada por el periodista Mikel Urretavizcaya (cuyo nombre no figura en la cubierta), y mi novela ha dado lugar a no pocas mofas en redes sociales. La imputación insinúa el plagio. Como prueba de ello, el propio Urretavizcaya cuenta, con poco sentido del ridículo, que una vez se encontró conmigo en San Sebastián y me bloqueé. ¿Yo me bloqueé? Ahora me entero de que poseo la cualidad de bloquearme. Y en todo caso, si así hubiera sido, qué demuestra esto en relación con la tesis que él desliza en su artículo? Parece ignorar que su libro no es la única fuente de información relativa al etarra Rekarte. Jordi Évole le hizo una minuciosa entrevista que obtuvo en su día amplia difusión.

Toda novela basada total o parcialmente en hechos reales traza un recorrido paralelo a una realidad previa, a la que el novelista interroga de continuo

Tras la publicación de Patria he concedido entrevistas a diestro y siniestro. He hablado en foros donde con frecuencia se apretaban cientos de oyentes, en radios y cadenas de televisión de España y del extranjero, explicando con paladina claridad cómo me documenté para mi novela. Y, por si todo ello fuera poco, a petición de la editorial [Tusquets] escribí y publiqué un texto explicativo titulado Patria en el taller, difundido asimismo en la revista Gran Place y ampliamente citado por estudiosos de mi literatura. Con toda clase de detalles describí durante mis intervenciones públicas mis fuentes informativas, pero también la manera como incorporé los datos a la narración ficcional. Por supuesto que mencioné el libro de Rekarte, que calculando a ojo de buen cubero, habrá sido uno de los cincuenta, sesenta o más títulos que leí con el propósito de espigar datos reales que sirvieran para asentar la verosimilitud de mi relato, cosa propia de la literatura realista y de las novelas con trasfondo histórico.

Pero ya que he explicado esto cientos de veces, poco me cuesta hacerlo una vez más.

Toda novela basada total o parcialmente en hechos reales traza un recorrido paralelo a una realidad previa, a la que el novelista interroga de continuo. El conocimiento de dicha realidad puede estar en la memoria del propio escritor; pero esto entraña riesgos de error o de desmemoria, y no sirve para una narración de tipo coral. Pondré un ejemplo extraído de mi novela.

Patria es un libro con enemigos. Yo podría contar (cada cosa a su debido tiempo) ataques contra la novela que no han trascendido a la opinión pública.

En uno de los capítulos se narra el asesinato del concejal Manuel Zamarreño, asesinado por ETA el 25 de junio de 1998 en Rentería. En mi novela, todo lo relacionado con este hecho es de procedencia documental. Yo no estuve en el lugar de los hechos; por tanto, me tuve que documentar, para lo cual dispuse de libros, artículos de periódico, reportajes, etcétera. En la escena del crimen, la novela sitúa a dos personajes de ficción que se encuentran con Zamarreño delante de una panadería (escena inventada en un escenario real) y hablan con él poco antes que una bomba de ETA acabe con su vida. Así pues, en el pasaje en cuestión se produce una confluencia narrativa entre un hecho documentado y una escena inventada por el escritor. Esta técnica de narrar es antigua. Los Episodios Nacionales de Galdós, sin ir más lejos, la ponen con maestría en práctica.

Lo mismo ocurre con el personaje de Joxe Mari. Y esto es tan obvio que, de verdad, fatiga ponerse a explicar asuntos literarios tan elementales.

Joxe Mari transita de principio a fin por la línea de la ficción. Le inventé una infancia, lo hice nacer en un pueblo de Guipúzcoa y en una familia de clase obrera, le asigné unas características físicas y psicológicas; al principio lo hice futbolista, pero luego me pareció que esto de futbolista está demasiado visto y lo convertí en jugador de balonmano. ¿Habrá habido algún etarra que de joven jugase a balonmano? Pues no lo descarto. Si así fuera, yo vería confirmada la veracidad de mi relato. “He acertado”, me diría. Nadie podrá objetarme que esto que he escrito nunca pudo ocurrir.

Joxe Mari ingresa en ETA y ETA, como es sabido, no es ficción literaria, sino realidad. Antes de narrar nada, ya sé que se va a producir una nueva confluencia entre mi ficción y la verdad histórica. Como no ingresé en ETA (ni falta que hace), necesito documentarme y sucede que a ETA no se le pasó por el magín abrir una oficina de información para futuros novelistas. No queda, pues, más remedio que interrogar a los testimonios. Y aquí el señor Urretavizcaya peca de soberbia al considerar que me basé exclusiva o principalmente en su libro. La vida personal de Rekarte no me interesa. Lo que me interesa, a partir de sus declaraciones, es conocer el funcionamiento interno de ETA. Mucho más útiles fueron para mí, como he declarado en repetidas ocasiones, los libros de Florencio Domínguez, de uno de los cuales, Dentro de ETA. La vida diaria de los terroristas, saqué, por ejemplo, la idea de mandar a Joxe Mari y a su compañero a pasar el periodo de reserva en Bretaña. ¿Quiere decir esto que agarré un párrafo de Domínguez y lo trasladé tal cual a mi novela? Por supuesto que no. Domínguez (quien, por cierto, leyó mi novela antes de su publicación y me dio su visto bueno) me ayudó a constatar que enviar a mi personaje a Bretaña era verosímil. Sabido lo cual, envié con mis propias palabras y mi propio estilo narrativo al personaje al lugar mencionado, activando de nuevo la línea ficcional. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, inventando que daba paseos o que mataba el aburrimiento entreteniéndose él y su amigo con un juego que yo solía poner en práctica años atrás con mis alumnos.

Quien dice Domínguez, dice el libro de Rekarte, dice Vidas rotas, dice docenas de libros, ensayos, películas, periódicos, fotografías, conversaciones con personas bien informadas, etcétera, a fin de reunir material documental con el cual el novelista procurará después establecer conexiones con la realidad colectiva.

El cine hace lo mismo. Me acuerdo, en este sentido, de la película Titanic de James Cameron. Línea ficcional: los amores de los personajes encarnados por Leonardo Di Caprio y Kate Winslet. Línea histórica o real: hundimiento del barco tal día, en tal latitud, etcétera.

Me documenté a fondo para mi novela sobre entresijos de ETA, atentados, detenciones, juicios, vida carcelaria, empresas de transportes y fundición, abortos en Londres, tratamiento del ictus (basándome en un caso real que yo mismo investigué), alcalde Azkuna, matrimonios entre personas del mismo sexo, fútbol de los noventa, callejero de Zaragoza, ciudades europeas y muchos pormenores más.

¿Cómo, si no, va a escribir uno una novela veraz? ¿Qué había que hacer? ¿Imaginar etarras practicando el tiro con arco y flechas en los bosques de Finlandia? ¿Tenía que dejarme maltratar en una comisaría para poder contar después el episodio?”

José Antonio Pérez Pérez

 

Las pensiones públicas y el Banco de España

 

Hace unos días que estuve leyendo, tengo que decir que, con bastante asombro, varias noticias sobre el último informe que ha realizado el Banco de España acerca de las Pensiones en España. Algunos titulares son: “Los pensionistas reciben un 74% más de lo que cotizaron, según el Banco de España” (El País) y “Cada jubilado español cobra una media de 1,74 euros por cada uno que cotiza” (Las Provincias), pero hay más. Quizás han leído algún artículo al respecto.

Después de leerlos pensé que, como decía aquel, “no se pueden mezclar churras con merinas”, y me resultó curioso el número 1,74 (ya saben que los números son traicioneros, al final les diré a qué me refiero).

Parece que la visión única de la realidad es aquella en la que todo lo pasa por el tamiz de la capitalización financiera y la rentabilidad, o por la lupa de los mercados financieros, pero resulta que el Sistema Público de Pensiones en España es un sistema de REPARTO, y NO DE CAPITALIZACIÓN, y por ello no se pueden aplicar principios financieros para cualificar algo que ni en sus principios, ni en sus conceptos, ni en sus reglas, tiene una base y unos objetivos financieros, sino SOCIALES.

No voy a entrar en los números que plantea el Banco de España, sino simplemente en decir que el enfoque que plantea es bajo el prisma de la inversión financiera cuando las pensiones (de reparto) no lo son, mal que a alguno le pese.

El Banco de España, según el artículo de El País, dice que “El Banco de España ha calculado la rentabilidad anual de las pensiones una vez descontada la inflación: un 3,5% de media. En el acumulado, el jubilado que se retiró en 2017 recibirá, en promedio, un 74% más de lo que puso en contribuciones a la Seguridad Social. O lo que es lo mismo, por cada mil euros que cotizó cobra 1.740 euros. Es decir, los pensionistas están ingresando más de lo que han aportado.” Por otro lado, en el diario Las Provincias se afirma que “La entidad calcula que el sistema de pensiones provee a cada jubilado de una media de 1,74 euros por cada euro que este aportó durante su vida laboral, aunque hay grandes diferencias entre los distintos tipos de pensiones.”

Pero ¿alguien ha probado a medir el agua que cae de un grifo utilizando una cinta métrica? Parece complicado, difícil… ¡Es imposible, no están relacionados! igual que no lo están los conceptos que se han manejado aquí.

Así empieza (y acaba) la confusión: los trabajadores en España no aportan nada a un sistema público de pensiones de capitalización (como inversión a futuro) del que recibirán su pensión cuando se jubilen y que, generalmente, debería ser algo superior a lo aportado si se siguen los cánones de los mercados financieros. Esto no ocurre así en realidad.

Los trabajadores (y también las empresas en su nombre) cotizan a la Seguridad Social un porcentaje sobre una determinada base de cotización, cuyo importe no es una inversión a futuro en los mercados financieros, sino que se dedica a pagar a los jubilados del momento. Es decir, lo pagado en cotizaciones a la Seguridad social en 2017 se dedicó por ésta a pagar las pensiones de 2017, y no hay más.

Por otro lado, cuando se llega a la jubilación se calcula la pensión a percibir, según determinadas reglas, y teniendo en cuenta las bases de cotización de los últimos “x” años, pero no lo pagado en cotizaciones en dichos años que, insisto, no es una inversión financiera, por lo que no entiendo que se le apliquen conceptos como el de rentabilidad, o la comparación de lo pagado en aportaciones con la pensión recibida.

En lugar de hablar sobre rentabilidades, para mí ficticias, creo que podrían compararse otros aspectos muy interesantes, como, por ejemplo, cuantos años de esfuerzo de cotización son necesarios para tener una pensión al 100% de por vida.

En este sentido, a principios de este año publiqué una entrada en mi Blog LO MEJOR ESTÁ AL CAER, titulada “¿Merece la pena cotizar muchos años?”, que les invito a leer, donde pueden ver con amplitud lo que les muestro a continuación sobre el esfuerzo de cotización y cómo varía con las largas carreras de cotización. Vean este cuadro:



Fuente: elaboración propia con datos de la Seguridad Social y del INE

Entre los datos que aparecen, se ve que, según la Seguridad Social, en 2020 una persona con 37 años o más cotizados puede jubilarse a los 65 años con el 100%, lo que supone que según su esperanza de vida (86,30 años según la media hombre/mujer de datos INE) cobrará su pensión teóricamente durante 21,30 años. Eso supone que la persona ha necesitado cotizar 1,737 años por cada año de pensión que teóricamente va a percibir. El resultado es que cuantos más años se cotizan, mayor esfuerzo habrá sido necesario para percibir la misma pensión, lo que resulta discriminatorio. No digamos ya si se anticipa la jubilación, incluso con más de 40 años de cotización, generando situaciones en las que, en lugar de ponderar el exceso de cotización realizado, se aplican coeficientes reductores penalizadores, lo que aumenta la discriminación todavía más.

Es curioso que el número 1,737 se le parezca mucho al 1,74 del informe del Banco de España que aparece en los periódicos, aunque no tengan nada que ver (a esto me refería cuando decía que los números son traicioneros).

Como final, solo decirles que ya saben que las comparaciones son odiosas y, en este caso, mucho más que eso: inaceptables.

 

Francisco J. Martín, Economista y Máster en Dirección Financiera y Bancaria, mi vida profesional ha estado siempre vinculada al mundo de la Banca, bien desde dentro de las propias Entidades, o bien como Consultor externo.




RELATOS COLAPSISTAS.Cuentos y ensayos decrecentistas

Desocupado lector, debido a la actual Pandemia deseo compartir este Libro en formato PDF, que representa el trabajo de dos personas: yo, Felix, y mi diseñador, maquetador y corrector, Javi.

Es un libro que habla de posibles colapsos, de decrecimiento, del presente y futuro de la tecnología y contiene algunos relatos de ciencia ficción distópica que acaban convirtiéndose en realidad.

Es el PDF íntegro de la edición en color del libro impreso. Lo liberamos con una licencia Creative Commons, con reconocimiento y no comercial: CC-BY-NC.

Puedes compartirlo, imprimirlo total o parcialmente, usarlo para sus clases, charlas o lo que considere, siempre de forma gratuita e indicando la fuente y enlazando a http://www.felixmoreno.com y/o http://www.relatoscolapsistas.com. Está prohibida su venta o uso comercial,así como subirlo a webs que obtengan beneficios con publicidad. Si desea compartirlo en su web,por favor, contacte conmigo pidiendo permiso.

Si le gusta el libro o lo usa para, por ejemplo, docencia, le invitamos a que lo compre impreso en nuestra web o haga una donación. Con ello ayuda a que podamos seguir publicando nuevos relatos y ensayos en forma de nuevos libros .Hacemos todo esto  de forma auto gestionada, de forma libre para que todo el mundo pueda acceder a ellos.

Todos los relatos están también publicados en nuestra web http://www.felixmoreno.com,cualquier comentario, errata o mejora es bienvenida.

Estamos traduciéndolo a muchos idiomas con ayuda de voluntarios, si desea echar una mano traduciendo algún relato de este libro o de los  que  tenemos publicados en la web, es bienvenido. Próximamente estará en inglés, catalán, italiano, japonés,gallego,euskera y cualquier idioma que hable y quiera compartir con nosotros para que lo publiquemos.

Puede contactar conmigo en felix@felixmoreno.com.

Nos gusta el formato papel porque precisamente, como relato en este libro y en el segundo, el futuro de la informática es complicado en una sociedad con cada vez menos energía. De eso hablo en el artículo “El fin de la memoria (I). Procesadores”, que puede encontrar en este PDF, o su segunda parte en el libro Relatos Colapsistas 2,donde hablo del futuro de los discos duros, ssd, etc.

Espero le guste y también le invito a que compre el segundo libro publicado durante la cuarentena, Relatos Colapsistas 2.

Paz, salud y libertad.
Felix Moreno
http://www.relatoscolapsistas.com

 

NOTA:Agradecemos desde el Foro Ametzagaña el permiso concedido para ser publicado y difundido.

Para visualizar o descarga ,aquí:

RELATOS COLAPSISAS 1 XL PDF 1.3

INTERVENCIÓN DEL MINISTRO ESCRIVÁ en el Pacto de Toledo.

El pasado día 9 de Septiembre, el ministro Escrivá compareció en la Comisión del Pacto de Toledo, “orientando” algunas de las recomendaciones que desglosamos en este resumen, tras seguir atentamente las más de tres horas de comparecencia mediante el canal del Congreso de los Diputados.

 

 

 

 

 

 

EL CUENTO DE LOS TOMATES DE EROSKI

Erase una vez un supermercado del País Vasco en que la sección de verduras tenía carteles donde se mostraba unos tomates dentro de unas manos manchadas de tierra junto a un texto que decía “comprometidos con los productores locales” o “directamente de las huertas de nuestros caseríos”. Habían puesto también un símbolo con la ikurriña.

Estos mensajes hacían que la gente comprásemos tomates pensando que con ello ayudábamos a las personas productoras del entorno; un entorno donde predomina una agricultura de tipo familiar con pequeñas producciones. Además, esta procedencia local y de pequeña escala nos hacía pensar que eran de mejor calidad y nos daba más confianza.

El tiempo pasaba y todos éramos muy felices. Los de Eroski, porque cada día ganaban más dinero. Las personas productoras porque vendían más tomates. Recuerdo que en el cartel aparecía un señor muy contento al lado de los tomates y con la huerta al fondo. La clientela también éramos felices porque con nuestra compra estábamos ayudando a una agricultura local que hace productos de huerta con más mimo.

Pero un día, me encontré con una productora que estaba triste, y esto me extrañó. La pregunté porque no estaba feliz con lo bien que se vendían los tomates. Me respondió que Eroski apenas vende tomates producidos en las huertas y que la mayoría de los tomates venían de muy lejos. Yo no me lo podía creer porque había visto los carteles hablando de los productores locales, de las huertas de nuestros caseríos, y hasta una ikurriña.

Al día siguiente, volví al supermercado, miré con desconfianza los carteles, y me fijé en las etiquetas de los tomates que había en las estanterías. Encontré marcas como Hispalus que trae los tomates desde Almería a más de 850 kms de distancia, o la marca del propio supermercado, Natur, que también los trae de Andalucía e incluso desde Portugal. Como a mí siempre me ha gustado hacer cálculos, al cabo de un rato llegué a la conclusión de que en torno al 80% de los tomates que estaban a la venta habían recorrido…. ¡ más de 850 kms !. Vaya concepto más curioso tienen de lo que es local, pensé.

Regresé a casa y consulté en internet las marcas de tomates que había visto en el supermercado. Me di cuenta que tampoco son cultivados en huertas sino en invernaderos hidropónicos. En un video de YouTube pude ver que en estos invernaderos la raíz de cada planta está en un saco sin contacto con la tierra y un goteo aporta los nutrientes a la planta. Entonces, me pregunté, ¿ en la imagen del agricultor feliz porque ponen una huerta ?, y ¿ porque hay unas manos manchadas de tierra sosteniendo los tomates si esos tomates no han tocado la tierra ?. Y para colmo, todo esto estaba ocurriendo en septiembre, un mes en que… ¡todas las huertas están en plena producción de tomate!

He de confesar que soy de quienes no le gustan los invernaderos hidropónicos. Supone ver la tierra como un lugar para fabricar verduras y no como parte de la naturaleza. Y yo creo que si la producción agraria sigue luchando contra la naturaleza en vez de imitarla, el calentamiento global aumentará. Si el tomate es producto de verano, ¿por qué gastar tantos recursos en producir tomates fuera de temporada?

Y si lo anterior fuera poco, resulta que estos invernaderos cada vez son más grandes y ya no pueden ser atendidos por una agricultura familiar. Estos tomates se cultivan contratando a gente que trabaja por un sueldo muy bajo.

También miré la página web de Eroski. Allí estaban las mismas imágenes y mensajes diciendo que “traemos nuestras hortalizas de las huertas más cercanas”, que “es bueno que sea de aquí”. Si tan bueno es lo local, ¿ porque permiten que vayan desapareciendo los hortelanos de aquí ?

Ya no sentía decepción, ahora sentía enfado porque aquello me parecía un engaño. Sólo hizo mejorar mi ánimo tomar una decisión: a partir de ahora sólo compraría tomates cuando fuera su temporada.

Al día siguiente, en la pequeña tienda del barrio, vi unos tomates. Eran de un productor local y se habían cultivado al aire libre. ¡Por fin!. Además, eran más baratos que en Eroski. Esto me llamó la atención. Pero es cierto, los tomates de los supermercados son más caros que los que se venden en el pequeño comercio. También me sorprendió que tuvieran un poco de tierra. En realidad, he de confesar que me alegró. Estaban muy ricos, y yo creo que este encuentro ha sido el inicio de una larga amistad con esta tienda.

MORALEJA: si quieres conocer la verdad de los alimentos habla con las personas productoras y no te fíes de los cuentos de los supermercados.

NOTA: este cuento está basado en hechos reales, y cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.

 

José Ramón Mauleón

Noticias sobre la manera como producimos y consumimos alimentos.

Pacto de Toledo ¿Asignatura para septiembre?

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá y la ex ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y actual presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo (PdT) desde febrero de 2020, Magdalena Valerio, están empeñados en que haya “fumata blanca” en dicho Pacto para septiembre u octubre, y en esa línea han ido tanto las declaraciones de ambos durante los últimos meses como los trabajos, siempre ocultos, del PdT durante el mes de julio que ya ha terminado, en el que se han repasado a toda velocidad las 20 o 21 (*) recomendaciones que YA HABÍA “casi pactadas” el pasado año, antes de la ruptura que originó Unidas Podemos al no aceptar algunas de las recomendaciones, las más “sangrantes” a las que nos opusimos frontalmente, y de poner objeciones a varias de ellas también de acuerdo a las exigencias de los movimientos pensionistas. El resto de partidos, antes de aceptar un texto sin unanimidad y con objeciones a las puertas de unas elecciones, optaron por romper la baraja puesto que ya tenían “culpables” a quienes achacar todos los males.

El desarrollo de las recomendaciones con las que nos encontraremos se basa en aquéllas “casi pactadas” del pasado año, en diversas declaraciones del ministro Escrivá y de la presidenta del PdT Valerio, en nuestra conversación con ella el pasado mes de junio (más bien interrogatorio, discúlpenos Sra. Valerio) y en alguna filtración de los papeles sobre los que se está trabajando.

Aclarar, en primer lugar, que el ministro Escrivá es un tecnócrata eficiente donde los haya, pero ni más ni menos que eso: un muy buen técnico experto en econometría que igual sirve al PP (como cuando lo encumbraron a la presidencia de la AIReF en 2014) como al PSOE y, por tanto, su prioridad es manejar los números sin atender a más consideraciones que las indicaciones de sus superiores y los pequeños retoques subsiguientes para que le “cuadren las cuentas”. También es justo decir que lleva años estudiando el sistema público de pensiones pero únicamente bajo su prisma, que esperemos no se refleje en su totalidad en las recomendaciones del PdT.

Por su parte, la Sra Valerio tiene un tinte más socialdemócrata, menos rígida en sus apreciaciones y hay que reconocerle la vuelta al subsidio de mayores de 52 como derecho de carácter personal, frente al recorte de >55 con cómputo familiar, de Rajoy y Fátima Báñez.

Esto ha hecho que algún@s hayan visto un poco de esperanza en que, con Valerio de presidenta y la presencia de Unidas Podemos (ya que Compromís firmará lo que haga falta y ERC se levantará de la mesa con toda seguridad), el PdT no retome las viejas prácticas de “recortes, recortes, recortes” para l@s pensionistas actuales y, sobre todo, futur@s. En parte, pero solo en una pequeña parte, quizá tengan algo de razón, pero olvidan que en el PdT están presentes TODOS los partidos políticos y las recomendaciones se emiten por consenso. El peso de UP y ERC es relativo, no así los estudios de Escrivá y los apoyos a la mayoría de recomendaciones por las derechas. Además, parten de unos textos que ya había bastante consolidados por la mayoría de partidos en el PdT y las izquierdas, como mucho, podrán emitir consideraciones a cada una de las recomendaciones con las que no estén de acuerdo, pero esa mayoría de partidos de centro izquierda + centro derecha + derecha + ultraderecha están decididas a aplicar nuevos recortes, quizá no tanto en las pensiones actuales como en las futuras.

Tienen la oposición y la seguirán teniendo de los integrantes de los movimientos pensionistas, porque no somos tod@s los que debiéramos. Porque no vemos la oposición decidida de los sindicatos y de l@s trabajador@s que, a la larga, serán quienes más perderán si no se movilizan en contra.

Vamos a ver, una a una, las recomendaciones más reseñables que hay encima de la mesa, las más notables, las más filtradas o de las que más datos tenemos, de las que nos va a regalar el “nueviejo” PdT tras las vacaciones estivales y bajo la sombra de la COVID-19.

(A partir de ahora, comentarios, en cursiva)

ÚLTIMOS AÑOS Y PUNTO DE PARTIDA DEL PACTO DE TOLEDO

Hace algo más de un año y después de más de dos años de trabajos, el Pacto de Toledo dio por rotas las negociaciones para cerrar unas recomendaciones que estaban “prácticamente acordadas”, según algunas fuentes (no así según otras), que debían servir para orientar en los siguientes cinco años una reforma que garantizase la sostenibilidad y suficiencia de las pensiones.

Estas son las recomendaciones más destacadas, contempladas en el borrador del preacuerdo que finalmente no fue aprobado para enviarlo al Parlamento, y que según la ex ministra Valerio han servido de punto de partida para los trabajos del Pacto de Toledo. Estas recomendaciones han sido matizadas por el ministro Escrivá y aquí, por tanto, quedan reflejadas también.

  1. Revalorización de las pensiones. Inicialmente planteadas “según el IPC con la media de la inflación anual”, en la actualidad LAS DECLARACIONES del ministro Escrivá, de la ex ministra Valerio y otr@s responsables han ido decayendo desde “las pensiones no perderán poder adquisitivo” hasta “no habrá recortes de pensiones”. Cada vez que abrían la boca era a peor… Finalmente, en el documento social del Plan de Reconstrucción por la pandemia, fue precisamente el PSOE quien no quiso admitir una moción que recogía la revalorización de las pensiones con arreglo al IPC REAL.

Todo esto nos hace sospechar que los partidos del Pacto de Toledo no respetarán ni el IPC REAL pactado con algunos de ellos, ni la subida por encima del IPC real para las mínimas y no contributivas con el objetivo de llegar primero al SMI, y después a los 1.080€/mes.

  1. De hecho, el texto que hay sobre la mesa del PdT, en lo referente a las pensiones mínimas, dice algo así:

Incremento hasta un umbral mínimo, pero de forma equilibrada para que las nuevas cuantías complementarias no sean superiores a las que marquen las mínimas de las pensiones contributivas, para no desincentivar la cotización.

Es decir, se trata de una oposición directa y frontal a nuestras reivindicaciones, enlazadas con la Carta Social Europea, de una pensión mínima = SMI.

  1. Edad de jubilación: pretenden acercar la edad real de jubilación a la edad legal, mediante la maniobra de endurecer los requisitos para acceder a la anticipada (aumentar la “sanción” por trimestre anticipado, que hoy puede llegar a rebajas de 32% de la pensión que corresponda, de forma vitalicia) e ‘incentivando’ el envejecimiento activo.

Abandonan por completo a l@s parad@s de 50 o más años que ya no encuentran otro trabajo, condenados actualmente a malvivir en el mejor de los casos con el subsidio de 430 €/mes durante 13 o más años, y aceptar una Jubilación Anticipada por necesidad con reducciones de pensión de más del 30% de forma vitalicia. Y aún quieren reducirles más la pensión, y aumentarla a quienes tienen trabajos que les permiten alargar su carrera laboral sin problemas de salud.

Un ejemplo práctico: en la Universidad, doña Ana, la señora de la limpieza (perdonad pero la mayoría de casos, tanto en limpieza como en pérdida de empleo a ciertas edades, se da en mujeres) tiene que jubilarse anticipadamente, porque la despidieron por bajar el rendimiento y reestructuración en la empresa, lleva desde los 55 en el paro y ya nadie la coge, su físico está estropeado por tantos años de agua, lejía, amoníaco, fregar suelos, limpiar ventanas, etc. De su magra pensión debe perder el 30% de forma vitalicia, si se jubila a los 63 y 10 meses por necesidad, porque cobra unos miserables 430€ del subsidio de mayores de 52 años.

En paralelo, don Carlos, catedrático de la misma Universidad, con holgada económica, puede continuar dando clases más allá de los 67 años cobrando su pensión, pero también una parte del salario por el que, lógicamente, continúa cotizando. Cuando se canse, la cotización última computará también para incrementar su pensión.

Será justo, dirán. Quizá sí, pero poco redistributivo también. Hay oficios en los que debiera instaurarse con naturalidad la jubilación anticipada sin reducción, y otros en los que no hay problemas por atrasar la jubilación, sin incremento. Eso es la redistribución y la justicia social.

En todo caso, el aumento en la edad de jubilación ha contribuido a destapar y aumentar estas diferencias tan abismales que estaban latentes en nuestra sociedad, así como el estado físico en que se llega a la jubilación retrasada a los 67. La pregunta NO es ¿cuántos años te quedan tras la jubilación? sino ¿en qué condiciones vas a pasar esos años?

  1. Cotizaciones. Las cotizaciones inciden de forma triple en la jubilación:

  • Actualmente, para cobrar el 100% de la pensión a la edad legal de jubilación, son necesarios 35 años y 10 meses de cotización, y va subiendo cada año hasta los 37 años a partir de junio de 2027.

  • Para poder jubilarse a los 65 años hay que cotizar 37 años hoy, 38 y medio a partir de abril de 2026. Si no has cotizado esos años, hoy te podrás jubilar con 65 años y 10 meses, subiendo cada año hasta 2027 que se llegará a los 67 años si no has cotizado 38 años y medio o más.

Ya hemos visto anteriormente el problema que representa este punto para las jubilaciones anticipadas a los que se ven forzadas muchas personas.

  • El período de cómputo, los años cotizados, inciden para el cálculo de la pensión: hoy se calcula sobre los últimos 23 años, se calculará sobre los últimos 25 a partir de agosto de 2022, aunque Escrivá quiere aumentar el período de cómputo para el cálculo de la pensión, continuando a partir de 2022 por encima de los 25 años, hasta llegar al total de la vida laboral. Para edulcorar la medida, podría darse el caso de poder elegir descartar algunos de los peores años para el cómputo, en caso de largas carreras de cotización.

Esto significará que los primeros años de vida laboral, con salarios más bajos, incidirán en negativo sobre la pensión. Esta disminución en las futuras pensiones será más dañina sobre todo para las mujeres, aumentando la ya de por sí enorme brecha de género de alrededor de un 37% en la actualidad.

  1. Mochila austríaca. La reforma laboral del PSOE de 2010, en su Disposición Adicional Segunda, contemplaba la creación de lo que se ha venido en llamar la “mochila austríaca”, especificando que no costaría un euro a las empresas. Consistiría básicamente en un fondo privado de pensiones que hubiera servido también como indemnización por despido, y que estaría alimentado por aportaciones “de la empresa” (en realidad, pellizcos de la cotización a la SS que hace la empresa, masa salarial de cada trabajador/a a fin de cuentas).

Este sistema, imposible de implantar tal cual en España, ha sido el empeño de bancos y aseguradoras apoyados por los partidos neoliberales y ultras, los mismos buitres que crearon y consintieron las preferentes, y que hace mucho tiempo ansían los más de 140.000 M€ del Sistema Público de Pensiones para sanear sus cuentas y volver a dejar a l@s trabajador@s con una mano delante y otra detrás.

El sistema OBLIGATORIO de “mochila austríaca” se intentó copiar en España como uno de los acicates para contratar fondos privados a la vista del nulo interés de l@s trabajador@s por ellos. Pero se desechó a la entrada de Rajoy y su reforma laboral, con la que consiguió uno de los objetivos largamente soñado por los sectores financieros: el hundimiento de los salarios y de las cotizaciones a la SS, que llevó aparejada la debilidad del Sistema Público de Pensiones y lo que esperaban fuera el inicio de las contrataciones masivas de los fondos privados. Pero tanto bajaron los salarios y tanto precarizaron el empleo que no consiguieron el objetivo por falta de dinero en los bolsillos de l@s trabajador@s y por la demostrada ruina que suponen estos “instrumentos de ahorro”.

Así las cosas surge una idea similar, expresada en múltiples ocasiones por el ministro Escrivá, que va en la línea de un sistema parecido a la antigua “previsión complementaria”, que existía en algunas grandes empresas, y existe en la administración vasca y algunas empresas de aquélla CA. Se trata básicamente de un fondo privado de pensiones alimentado con aportaciones “de la empresa” (ya hemos dicho de dónde salen en realidad) y del trabajador/a, que administraría (posiblemente) un banco o aseguradora y que sería negociado entre representantes de l@s trabajador@s y empresas. Hasta ahí muy bien y muy bonito. Pero…

Pero hay algunas pegas a ese planteamiento. Veamos.

Una, toda la aportación de dinero sale del trabajador o trabajadora y va a un “profesional” que negocia con ese dinero, pudiendo tener pérdidas (como está ocurriendo ahora en casi todos los fondos de pensiones del mundo) que no afectarán al banco, sino al dueño del dinero que verá como se reducen sus ahorros. Eso sí, el fondo estará respaldado por el Estado: si el banco o la aseguradora quiebra, el Estado con TU PROPIO DINERO rescatará al banco y a tus ahorros (o parte de ellos) ¿Te suena? A cambio, para el banco es el negocio del siglo: un fondo que puede esquilmar durante muchos años con sus comisiones, sus gastos de gestión, etc, que cada vez está más lleno con unas aportaciones continuas (o casi) y que en caso de rescate se lleva un pico. Y todo limpio de polvo y paja sin arriesgar un céntimo.

Dos. Como todo fondo privado de pensiones, es finito. Es decir, no continuará pagando hasta el fallecimiento del interesado como una pensión normal, sino que el grifo se cerrará precisamente cuando se tiene más edad y cuando más necesarios son unos fondos para mantener la dignidad en su sitio y el hambre fuera.

Tres. El dinero recuperado no tiene el tratamiento como pensión, como salario diferido, sino de capitalización bursátil por lo que el tratamiento fiscal es distinto y casi siempre peor.

Cuatro. Las desgravaciones que llevarán aparejadas beneficiarán poco a l@s trabajador@s, pero mucho a las empresas y gratis, puesto que el montante de aportaciones más alto saldrá “de sus cuentas”. ¿Perjudicados? Todos, porque se reducirán de forma sustancial las aportaciones al IRPF por este concepto por parte de las empresas.

En fin, con el mismo dinero que aporta hasta ahora el trabajador o trabajadora a la SS recibirá mucho menos, aun yendo bien las cosas, que continuando sin esos cambios (preguntad a amig@s que tengan fondos privados). Las empresas ganarán, puesto que no aumentan el gasto sino que disminuyen los impuestos a pagar, y sobre todo ganarán los bancos y las aseguradoras. ¿Y eso es lo que llaman “SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA”?

Hay más “peros”: se trata de un sistema que solo funcionará en las grandes empresas, pues las pequeñas carecen del “músculo sindical” necesario para una negociación colectiva salvo que vuelvan a tener peso las negociaciones colectivas de sector y/o comarca o región, etc. Y, por fin, ¿a qué trabajador@s puede interesar ese sistema? Solo a un@s poc@s: a los de salarios más altos, porque al estar topadas las cotizaciones si quieren mantener el nivel de vida una vez jubilad@s, necesitan una herramienta de ahorro ad hoc. Además, el importe de sus deducciones al IRPF por las cantidades aportadas lo hacen interesante para ellos, a pesar de existir otros instrumentos de ahorro más eficaces.

La gran diferencia con la “mochila austríaca” es que la previsión complementaria no sirve (de momento) para pagar las indemnizaciones por despido de l@s trabajador@s, pero deja el terreno abonado. Muy bien abonado.

  1. Pensiones de viudedad. mención aparte merecen las pensiones de viudedad, para las que el ministro Escrivá propone «llevar a cabo de manera gradual la reformulación integral de las prestaciones por muerte y supervivencia, en especial la de viudedad», con el objetivo de «adaptarse a las nuevas realidades sociales y familiares, así como a las circunstancias socioeconómicas de los beneficiarios», introduciendo una prueba de rentas para acceder a esta prestación que tenga en cuenta la situación financiera de la unidad familiar, y otros criterios como la edad y los hijos. Se pretende recortar las compatibilidades, en aras a restringir de alguna forma este tipo de prestación y “limitarla a quienes realmente la necesiten”. En esta misma línea, el PdT defiende que la protección se concentre en las personas con 65 o más años para las que la pensión es su principal o única fuente de ingreso, con el fin de «garantizarles una situación de renta equiparable» a la que tenían antes de fallecer su cónyuge. Incluso se muestra partidario de elevar un poco a este colectivo el porcentaje de la base reguladora que se utiliza para calcular su prestación, en la actualidad el 60%, y subirlo hasta el 65-70%.

Nunca estaremos de acuerdo con la propuesta del ministro Escrivá que pretende reducir las personas perceptoras de viudedad prácticamente a las mayores de 65 años dependiendo de las rentas totales familiares, según el número de hijos y si la persona perceptora no tiene otra fuente de ingresos. Pero lo peor es que pretenden SACAR estas pensiones del sistema contributivo (dependientes de la SS) y convertirlas en asistenciales (dependientes de los Presupuestos Generales del Estado).

Esta propuesta de modificar la naturaleza de las pensiones de viudedad, orfandad y a favor de familiares (prestaciones por muerte y supervivencia), supone romper la integridad del sistema de pensiones públicas, abriendo el camino a la reducción de esas pensiones desligándolas de la base de cotización de origen y pudiéndose ligar, por ejemplo, al IPREM, que lleva 10 años prácticamente estancado, al tiempo que entrarían en el terreno de transferibles a las Comunidades Autónomas. Las pensiones de viudedad, en su mayoría, son de mujeres en más del 90%, que acceden a la pensión después de los 70 años y el 70% de estas pensionistas tienen como único recurso económico la propia pensión, aunque llevan camino de cambiar alguno de estos parámetros.

Esta financiación con cargo de las aportaciones de los PGE es una medida puramente economicista, y tiene como objetivo dejar un sobrante al año en los presupuestos de la SS, ajustable en función del grado de ejecución de los ingresos y gastos. Pero, como hemos propuesto en muchas otras ocasiones desde los movimientos pensionistas, ese sobrante se conseguiría mucho más fácilmente trasvasando los gastos impropios (salarios y gastos fijos ministeriales, bonificaciones y subvenciones a la contratación, prestaciones a maternidad y paternidad, complementos a mínimos, ayudas universales de sanidad o servicios sociales, etc).

Dicho de otra manera: la Seguridad Social tendría superávit si solo tuviera que pagar las prestaciones contributivas cuyo derecho ha sido generado por cotizaciones sociales, incluidas viudedad y orfandad, sin eliminar un derecho como ese a quienes quedan en difícil situación.

  1. Autónomos. Se pretende que los autónomos coticen por sus ingresos reales, mejorando también la protección del colectivo y con derechos como jubilación anticipada (¿?) y el trabajo a tiempo parcial.

De las pocas propuestas con sentido, y con las que podríamos estar de acuerdo, a falta de poder leer la letra pequeña, porque ya estamos demasiado acostumbrados a la literatura algodonosa y la realidad empedrada…

  1. Tasa de sustitución. Se concretaría qué es “una pensión suficiente” (¿?), utilizando un mecanismo que puede ser una tasa de reemplazo que relacione la pensión media del sistema con el salario medio de los trabajadores. La tasa de sustitución, “es un indicador del grado en que un sistema de pensiones logra su principal cometido, que no es otro que sustituir las rentas de la etapa en activo de un trabajador manteniendo un poder adquisitivo lo más elevado posible.”

En teoría suena bien, pero no nos engañemos. La tasa de sustitución o reemplazo es un eufemismo para tratar de ocultar su relación directa con el mal llamado factor de sostenibilidad, mejor llamado factor de pobreza. Vamos a desgranarlo todo, y por partes.

Se suele definir la tasa de reemplazo o sustitución como “el porcentaje que representa el monto de la pensión respecto del promedio actualizado de las remuneraciones del trabajador en los últimos 10 años, en términos brutos y netos”. En España, esta tasa se sitúa en un 72%, aproximadamente, mientras la media europea está en un 63%. Lo que nos ocultan es que el salario medio de los 28 países de la UE está en 2.091€/mes, mientras en España es de unos 1.650€/mes, un 21% por debajo de la media.

Los poderes financieros y los medios neo y ultraliberales pretenden que la tasa en España baje hasta un 50% mediante la reducción del Sistema de Pensiones Público, y que se complemente cada uno (el que pueda) la pensión pública mediante un sistema privado o de empresa, como hemos explicado anteriormente. Pero si tenemos en cuenta el SMI, actualmente en 950€, el 50% que pretenden los buitres se quedaría en 425€, más o menos el subsidio de mayores de 52 años: una miseria.

Por otro lado, la idea del factor de sostenibilidad se introdujo en la reforma de las pensiones del PSOE en 2011 para desarrollar posteriormente y aplicar a partir de 2027, pero al llegar al poder el PP desarrolló una fórmula de revisión cada 5 años para reducir las pensiones hasta un 5% por “paquetes de edad” y cálculo de esperanza de vida para ser aplicado inicialmente a partir de 2019, pero tras las protestas de las plataformas de pensionistas se vio obligado a retrasarlo a 2023. El plan del PP (no derogado) era el siguiente: a partir de 2023 se incluirían coeficientes, factores para reducir el cálculo de las pensiones a cobrar por las personas que puedan acceder al sistema jubilatorio: el FEI, factor de equidad intergeneracional según la esperanza de vida de la población y el FRA, factor de revalorización anual (el maldito 0,25%), aún no derogado, según la “salud” económica de las arcas públicas, es decir, la relación entre ingresos y gastos públicos. Ambos son totalmente negativos para el cálculo: viviremos más, y seguirá habiendo más déficit público tras la pandemia; por tanto de no mejorar la recaudación fiscal haciendo que paguen más quienes más tienen, obviando todos los estudios contra estas teorías de otros economistas independientes, Premios Nobel incluidos, habría que recortar profundamente las pensiones como proponen el PP y los “profetas neoliberales”.

El FEI calculará una mayor esperanza de vida y la cuantía mensual de nuestra pensión se diluirá por la mayor expectativa de vida. ¡Qué paradoja de nuestra existencia! Vivir más tiempo en un mundo que progresa tecnológicamente y de mayor conocimiento es económicamente un castigo, no un privilegio para los ciudadanos.

Para entender cómo operan esos factores veamos un ejemplo sencillo, pero no menos riguroso de lo que sucederá al aplicar el FEI si continúa sin derogar. Supongamos que, hasta finales de 2022, nuestra esperanza de vida después de los 67 años, edad mínima para acceder a una pensión pública, es de 20 años, hasta los 87. Simulemos también que nos corresponde una pensión de 1000 euros mensuales: el importe, la “hucha” teórica acumulada para esos 20 años, será: (20*14 pagas anuales)*1000=280.000 euros en total. Ahora bien, si la esperanza de vida, no la nuestra sino la prevista por la estadística, aumenta a principios de 2023 a 25 años (es decir es 1,25 superior a la anterior), la “hucha de pensión teórica” crecería a 350 mil euros. Es el mismo cálculo anterior, pero para 25 años. Pues bien, el factor de sostenibilidad supone que esa “hucha” inicial (los 280.000€) hay que distribuirla entre los años que la estadística muestra que vamos a vivir, es decir, repartir la “hucha” original de 280 mil euros en los 25 años, esto es, en nuestro ejemplo que no es exacto, es una simulación para facilitar la explicación, la pensión baja de 1000 a 800 € mensuales, puesto que el factor de corrección es 1,25.

Reiteramos que lo expresado es un ejemplo grosero, para subrayar el efecto perverso del FEI en las futuras pensiones. Está “exagerado” aquí para hacerlo evidente. Entre otras cosas porque la fórmula de cálculo real es de una complejidad que intentar explicarla aquí sería un arduo trabajo. Pero la filosofía de esa ‘sostenibilidad’ es esa. Castigar a los pensionistas, no sostenerlos.

  1. Reducción de gastos impropios en la SS. En relación con comentarios de puntos anteriores, estamos totalmente de acuerdo en garantizar la viabilidad del Sistema Público de Pensiones mediante la separación de multitud de gastos impropios de la SS, como las bonificaciones al empleo o de paternidad, o las tarifas planas de autónomos y los salarios de funcionarios adscritos, los complementos a mínimos, las ayudas universales de sanidad, los servicios sociales, los gastos corrientes y las inversiones. En resumen, todos los gastos que NO sean exclusivamente prestaciones contributivas deben ser financiados con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

  1. Deuda histórica y “déficit” de la SS. El ministro Escrivá pretende resolver la situación de deuda histórica de la Seguridad Social al Estado compensándola con el traspaso de patrimonio e inmuebles de la SS a las administraciones (Comunidades Autónomas). Cuando se desagregó el Sistema Público de Salud y fueron pasando las competencias a las CCAA, los edificios, hospitales, etc, que eran propiedad de la SS siguieron y siguen siéndolo, aunque la gestión o el pago del IBI, por poner un ejemplo, lo hagan las CCAA, pero no pagan alquiler u otros conceptos a la SS. De esta forma quiere acabar con el déficit y con la política de préstamos del Estado en 2025 y valorar que el Estado contribuya a financiar los déficits de los regímenes especiales.

Este es un tema que daría para un largo artículo y que intentaremos resumir, pero anticipamos que NO ESTAMOS DE ACUERDO en el vaciado patrimonial de la SS para traspasarlo a las CCAA sin más, como fórmula para anular una supuesta deuda histórica que no existe, y de existir sería en sentido contrario.

La “deuda histórica” de la SS no es tal, puesto que está originada por la modificación por Aznar del art. 109.2 del TRLGSS, y después por la inaplicación del mismo sostenida en el tiempo y mantenida por PP y PSOE, al no realizar transferencias directas y llevar a cabo “préstamos”.

En realidad, la deuda histórica es del Estado con la SS, y viene de los enormes superávits por cotizaciones que se generaron durante decenios que distintos gobiernos utilizaron para muy diversos fines, no precisamente para los que se generaron. Algunos estudios bastante fiables cuantifican ese superávit en 550.000 M€ de HOY si se hubiese empleado aquél dinero solamente para las prestaciones contributivas. Para lo que eran. La prueba es que, si se emplearan las cotizaciones para pagar solamente esas prestaciones contributivas, HOY habría un superávit de alrededor de 16.000 M€ anuales.

CONCLUSIÓN

Las recomendaciones que previsiblemente saldrán del Pacto de Toledo entre septiembre y octubre serán de nuevo, y como todas las de su historia, regresivas para pensionistas actuales pero sobre todo futur@s, más allá de que haya partidos que voten en contra porque estos no han obtenido la suficiente fuerza electoral para ejercerla y tumbar esas pretensiones; no estamos en la situación previa a las elecciones de 2019 cuando algunos partidos no se atrevieron a llevar adelante las recomendaciones que llevaban pactadas de antemano. Si el ministro Escrivá quiere sacar las recomendaciones tal cual, no le quedará otro remedio que apoyarse en las derechas porque los partidos a su izquierda no asumirán determinadas recomendaciones, y aquéllas a cambio querrán endurecerlas más.

Entre tanto nos encontramos la casi nula movilización de l@s trabajador@s, futur@s pensionistas, en apoyo de sus propios derechos que, como hemos visto, resultan claramente atacados. Solamente una nueva ola de movilizaciones de pensionistas Y FUTUR@S PENSIONISTAS conseguiría parar, o suavizar al menos, las condiciones que pretenden aplicarnos. Pero los sindicatos mayoritarios no se movilizan, quizá por intereses nada obreros, y la Coordinadora Estatal de Pensionistas (COESPE) está hecha trozos por luchas internas y por divisiones provocadas por el desembarco, en algunos de sus órganos de dirección, de miembros de partidos políticos y de sindicatos mayoritarios. Sólo la actuación independiente y decidida de las plataformas que la componen podría redireccionar esa deriva.

Cuídense.

Cartagena, Septiembre de 2020

Vicente González

Coportavoz de Yay@flautas de Cartagena