EL CASO DE CAROLA RACKETE ,FIEL REFLEJO DE LA POLÍTICA CRIMINAL DE LA UNIÓN EUROPEA CON LOS REFUGIADOS

 

“ Desde siempre, las mariposas, las golondrinas y los flamencos vuelan huyendo del frio, años tras año, y nadan las ballenas en busca de otros mares y los salmones y las truchas en busca de sus ríos. Viajan millones de kilómetros, por los libres caminos del aire y del agua. Por lo contrario, no son libres, los caminos del éxodo humano. En inmensas caravanas, marchan los fugitivos de la vida imposible. Viajan desde el sur al norte y desde el sol naciente hasta el poniente. Les robaron su lugar en el mundo. Fueron despojados de sus trabajos y de sus tierras. Muchos huyen de guerras, y otros muchos huten de los salarios exterminados y los ingresos arrasados. Los náufragos de la globalización, peregrinan inventando caminos, queriendo casa, llamando a las puertas, esas puertas que se abren mágicamente al paso del dinero, y se cierran contra sus narices. Algunos consiguen pasar. Otros son cadáveres que el mar entrega a las orillas prohibidas, o cuerpos sin nombre que yacen bajo tierra, en ese otro mundo a donde querían llegar…”

( Eduardo Galeano.- “Bocas del Tiempo” )

“ Basta, entramos. No por provocación, sino por necesidad, por responsabilidad. He decidido entrar al puerto. Sé a lo que me arriesgo, pero los 42 náufragos a bordo están al límite. Los llevo a salvo. Espero que las autoridades europeas e italianas entiendan la situación.”

 

Estas palabras de la alemana Carola Rackete, capitana de la nave de salvamento Sea Watch resumen perfectamente el sentimiento de hartazgo con las políticas criminales de la Unión Europea y la decidida intención de una gran parte de la sociedad civil europea de salvaguardar el Derecho Marítimo Internacional, por encima de las leyes de los Estados.

Rackete, es una licenciada alemana en Ciencias del Mar, experta capitana curtida a bordo de una nave rompehielos en el Ártico, y actualmente capitana de la nave humanitaria “Sea Watch”. Carola, tras recoger a los náufragos frente a las costas de Libia, y después de 16 días en el mar, harta de esperar a una solución política que nunca llegaba, decidió desobedecer al gobierno italiano y poner rumbo al puerto de Lampedusa, en Sicilia. Así terminó por desvelar de forma expeditiva, la farsa política del cierre de los puertos italianos que ya llevaba 1 año. Y la “bofetada moral” al fascista Matteo Salvini, se vio acrecentada cuando la jueza italiana encargada del caso, dio la razón a Carola Rackete en un auto demoledor contra el llamado “Decreto Salvini” relativo al cierre de los puertos italianos a la hora de recoger refugiados rescatados en el mar.

No es objeto de estas reflexiones detallar toda la odisea de Carlos Rackete, ni la de otras acciones de salvamento, ya ampliamente divulgadas, pero sí abordar el tema desde varios ángulos.

– El caso de Carola Rackete: los hechos y los medios de comunicación. –

La capitana del Sea Watch, es hoy el símbolo más reciente de la resistencia a las criminales políticas migratorias de la Unión Europea, y principalmente la ejercida por el fascista Salvini, en Italia. La joven alemana merece todos los respetos y admiración por su valiente actuación, coherente con los derechos humanos.

Sin embargo, creemos necesario señalar el nefasto e hipócrita tratamiento que los medios de comunicación han dado a este y a otros casos similares.

En primer lugar, el caso de Carola Rackete no es una excepción, sino el último en ocurrir. En efecto, desde el 2015, unas 158 personas han sido procesadas en la UE por rescatar a personas en el mar, dentro de la práctica europea de criminalización de las personas voluntarias y las ONG que ayudan a los migrantes.

No obstante, la odisea de Carola Rackete ha despertado más atención que la tragedia de miles de personas ahogadas en el Mediterráneo. Estamos asistiendo a un desplazamiento de la solidaridad que pasa de los refugiados y se dirige a las personas europeas que participan en operaciones de rescate. Seguimos viviendo en un mundo racista, donde la vida de las personas blancas sigue siendo el centro de todo.

En este asunto, nadie se acuerda de la valentía de tantas personas refugiadas que tantas veces realizan la heroicidad de enfrentarse a la muerte para ganar la vida, y que sin embargo, nunca saldrán en los medios, ni nadie los considera héroes o heroínas.

Sin embargo, según el informe “Alarm Phare”, son numerosos los barcos de inmigrantes que han llegado por su cuenta a las costas italianas o maltesas, siendo en muchos casos esas personas las que han organizado formas de resistencia consiguiendo no ser devueltos a Libia. Pero, casi nada de eso ha aparecido en los medios, a los que sólo les interesan “héroes blancos”.

Insistimos en manifestar todo nuestro apoyo a las personas europeas que deciden asumir su responsabilidad política, luchando contra el racismo institucional. Pero, al mismo tiempo, todo nuestro rechazo a esas narrativas que glorifican a los activistas blancos mientras niegan el carácter político de resistencia a las personas migrantes que desobedecen y desafían las fronteras mediante el cruce de éstas o la estancia sin papeles, y que son detenidas, castigadas, deportadas y hasta asesinadas por su desobediencia contra el régimen neocolonial europeo, una desobediencia migrante que los europeos se niegan a reconocer como resistencia política.

Los inmigrantes y refugiados son ante todo, sujetos políticos. La memoria y los discursos de esas personas deben encontrarse en el centro de toda acción, ya que constituyen la única realidad subversiva fuera de los marcos de la hegemonía del necropoder.

– Refugiados: La cara fea de la UE –

Si por algo se viene significando esta Crisis de los Refugiados, conocida también como “La Madre de Todas las Crisis”, es por colocar a Europa delante de su rostro más cruel. La época que estamos padeciendo es una de las más miserables de la reciente historia europea. Ante la llegada de las personas refugiadas, la reacción de los estados europeos y de las instituciones de la Unión Europea (UE), se ha demostrado incapaz de articular medidas inspiradas en sus principios fundacionales de solidaridad y respeto a los derechos humanos. La credibilidad europea se ha deteriorado hasta quedar herida de muerte.

La llamada Crisis de los Refugiados y la actuación de la UE en ella, ha supuesto y supone la ruptura (creemos muchos que para siempre) de todos los principios de solidaridad que Europa ha ido construyendo a lo largo de las décadas pasadas y que se ha demostrado que eran papel mojado, meras e hipócritas declaraciones de intenciones que se han abandonado ante el miedo suscitado por los refugiados. Y la cuestión no tiene arreglo, por dos razones; porque los motivos del éxodo hacia Europa no van a remitir y porque los estados miembros de la UE van a seguir chocando entre sí.  La UE fracasó en sus políticas de inmigración, en ninguna parte se ha conseguido una verdadera sociedad intercultural. Este problema estructural ha quedado bien de manifiesto cuando la crisis de los refugiados ha dejado al descubierto la falta de una política común en materia de inmigración y refugio.     

La Europa colonizadora y neocolonizadoras, la que robó y explotó, la que continúa haciéndolo, la que a través de sus guerras que alimenta, extiende la muerte y la miseria en otros países, esa Europa es justo que ahora pague las consecuencias de sus acciones. Ahora la llegada de los refugiados ha hecho reventar por las costuras todo el entramado europeo, al tiempo que ha fomentado el racismo y el auge de partidos totalitarios y xenófobos.

En primer lugar la UE, es incapaz de actuar como colectividad, cada país lo hace por su cuenta llevando al actual desastre total. Por ejemplo, el intento de la UE de imponer la “Responsabilidad Compartida de los Refugiados” a cada país, ha resultado papel mojado; no sólo no tiene ninguna cobertura legal, sino que queda probado que los estados no quieren sujetarse a ninguna ley. No sólo eso, sino que ante la masiva llegada de personas, cada país ha ido cerrando fronteras, y Grecia, víctima de la UE, y, en menor medida, Italia, han sido obligadas a convertirse en verdugos y carceleros.

En segundo lugar, las actuaciones de la UE en el tema de las personas refugiadas, no sólo se debe a un caos de incompetencia, sino a una política criminal. En Europa ya no hay ni lugar para la vergüenza. Pasados los primeros momentos, para la UE los refugiados son una mercancía molesta que hay que confinar y a ser posible expulsar. En este contexto se explican las atroces palabras de Jan Jambon, el Ministro del Interior de Bélgica, (que según fuentes se atribuyen también a Teo Francken, el Secretario de Asilo y Migración de Bélgica)  cuando en conversación con sus homólogos griegos expresa: “ Devuélvanlos al mar. Vayan en contra de la ley, me temo que no me importa si los hunden, empujad a esa gente al mar aunque se ahoguen, quiero que los hagáis retroceder, los quiero devueltos…”

Como dice, Aminata Traoré, la ex-ministra de Cultura de Mali: Nunca pensé que llegaría a ver tumbas y tumbas y más tumbas de nuestros primos y hermanos en las playas del Mediterráneo o en el desierto del Sáhara, olvidados. Cuando impiden a los barcos que salgan a salvar gente están diciendo que los dejen morir. Es cínico, inimaginable e inaceptable.”

Como un ejemplo de esta política inhumana, tenemos los más de 300.000 menores de edad no acompañados que deambulan, sospechándose que miles de ellos y ellas cayeron en manos de las mafias de tráfico de personas. Además muchos menores no acompañados son detenidos por la policía en los campos para su posterior traslado a no se sabe donde. En muchas ocasiones, se confisca sus bienes, dinero, etc a los refugiados, según los países, a fin de sufragar los gastos que tienen con ellos. Igualmente casi el 100% de las mujeres refugiadas han recibido algún tipo de abuso. Y las condiciones miserables en los campos se agravan cada año, no llegando a una total catástrofe humanitaria debido, en gran medida, a las acciones de solidaridad con los refugiados que se dan en cada país.

 

La externalización de fronteras y represión de la migración y el refugio a nivel internacional.-

La “Fortaleza Europa” no se limita a blindar sus fronteras y a violar los derechos de las personas inmigrantes y refugiadas en territorio europeo… va mucho más allá. Trata de atacar en las zonas de origen de los desplazamientos para frenarlos en lo posible, es decir llevar las fronteras de Europa hasta el sur del Mediterráneo, y más allá. Es lo que se llama “externalización de fronteras”.

El objetivo es impedir que vengan refugiados e inmigrantes, y para eso se patrullan las fronteras europeas, se vigila el Mediterráneo y hasta se opera en aguas y costas de países no europeos. Por último, se chantajea a países del Sur, para que actúen como “países gendarmes”, como policías que hacen el trabajo más sucio para la UE.

En el frente externo, Europa hace tiempo adoptó el eufemismo de la “externalización de fronteras”, es decir utilizar a otros países para frenar la migración. Para eso, y especialmente en los últimos tiempos, la UE “subcontrata” la violencia en África.

En este contexto, la UE ejerce todo su poder e influencia para chantajear a otros países a fin de que actúen como gendarmes reprimiendo la inmigración y los desplazamientos de refugiados. Por ejemplo, en Noviembre de 2015 se realizó la Cumbre de La Valeta (Malta) entre la UE y los países africanos; se llegó al llamado Acuerdo Compact que condiciona la Ayuda al Desarrollo, la Cooperación al Desarrollo y la Ayuda Humanitaria. a los países africanos a la aceptación de encargarse de reprimir los movimientos migratorios. Se destinan 2.800.000 euros para los gastos de vigilancia y represión, siendo que la liberación de las ayudas al desarrollo estará sujeta al cumplimiento de las exigencias de la UE. Es una inmoralidad mayúscula y un flagrante delito de estafa con fondos que nunca estuvieron destinados para esta vergüenza.

Desde la Cumbre de La Valeta ( e incluso antes), la UE presiona y actúa en el continente africano obligando a actuar a varios países como represores, conformando así la última ampliación de las fronteras de la Fortaleza Europa. Así, se establecen convenios con países como Turquía, Libia, Marruecos, Mauritania, Níger, Mali, Senegal, Sudán, Eritrea, Etiopía, Kenia, etc. A la UE no le importa que en Libia se dispare a los náufragos, o que existan ya más de 50 campos de concentración con denuncias diarias de torturas, ni que Italia amplíe sus bases militares entre Libia y Chad, o que Francia refuerce su presencia militar en Mali… parece ser que todo vale en esta guerra que ha declarado la UE.

Para esta lucha, la UE se alía con países casi dictatoriales como Turquia donde mira hacia otro lado con el tema de las violaciones turcas de los derechos humanos, o, como en el Acuerdo de Jartum, donde la UE hace caso omiso y paraliza el proceso de investigación del genocidio en Darfur, en Sudán del Sur.

 

Volviendo a Aminata Traoré: “… Europa miente a los africanos sobre un desarrollo posible sin cambiar el capitalismo neocolonial. La UE sabe muy bien que su sistema capitalista predador está en el origen de los flujos migratorios, pero dicen querer solucionarlo con las mismas empresas multinacionales causantes principales del empobrecimiento o a través de la caridad inútil de muchas ONG…. Sometiendo a los países africanos al chantaje de una ayuda envenenada, la UE, además, subcontrata en la zona la violencia institucional a través de bancos, políticos y militares. Invierte miles de millones en aviones y tecnología sofisticada para controlar y matar a seres humanos. A nosotros nadie nos ha preguntado si queremos esta externalización de fronteras…”

 

En el caso de Libia, la última externalización fronteriza, la UE realiza acuerdos y financia a un estado fallido que no sólo no garantiza la seguridad de las personas migrantes, sino que está en guerra, y en ese conflicto los refugiados son víctimas fáciles. La UE centra sus esfuerzos de vigilancia en impedir que los migrantes salgan de las aguas libias. A través de la operación militar “Eunavfor Med Sophia”, aviones europeos sobrevuelan el Mediterráneo con la misión de comunicar a las naves guardacostas libias la ubicación de los barcos de salvamento para hacer que los migrantes sean devueltos a Libia. Para ello se financia y forma a los guardacostas libios, destinando también grandes fondos para financiar campañas de criminalización de las ONG de salvamento.

La UE está financiando a criminales en Libia, donde son muchas las denuncias de torturas a migrantes y ventas como esclavos. La Unión Europea no sólo sabe todo eso, sino que no le importa, por eso, por ejemplo, financia y apoya a la Guardia Costera libia para que impidan la salida de migrantes. Con su apoyo a Libia, la UE ampara la tortura, la esclavitud y el tráfico de seres humanos, financia a criminales sabiendo que lo son.

– La crisis de los refugiados en términos legales. –

La ineficacia de las legislaciones europeas sobre Migraciones y Refugiados.

 Se constata, desde hace tiempo, una colisión de regímenes jurídicos diferentes, cuando no contrapuestos en lo referente a Migraciones, Asilo y Refugio. Como ejemplo, tenemos el caso de España con una Ley de Extranjería que se opone en muchos aspectos al Derecho Internacional de Asilo y Refugio. Lo mismo ocurre en los demás estados europeos, donde en la realidad, prima la legislación nacional sobre la europea e internacional, especialmente en asuntos considerados como de “seguridad nacional”. En este contexto, ningún país europeo está cumpliendo la Convención Internacional de Refugiados. Lo más grave es que la UE, sin casi disimulo, está violando e incumpliendo deliberadamente tantos sus propias leyes sobre asilo y refugio, como las internacionales del mismo ámbito.

Por otro lado toda la carga legal del Derecho de Asilo en Europa, el Convenio de Refugiados, etc., está obsoleta, con graves deficiencias y amputaciones por parte de la UE. Y aunque existen corrientes a favor de un cambio legal para mejorar el trato a los refugiados, la realidad actual lo desaconseja, ya que vista la actual correlación de fuerzas y la filosofía de la UE, si se produciese el cambio, sería a peor.

Además, la UE multiplica las barreras y trampas legales de todo tipo. Así según el Convenio de Dublín III y IV, se prohíbe la anterior medida  de solicitar asilo en las embajadas europeas en los países de origen de los refugiados. Ahora sólo se puede presentar la solicitud de asilo en el primer país europeo a donde llegue la persona refugiada. A partir de ese momento, según el artículo 3 de Dublín IV el país donde se presenta la solicitud es el responsable. En este contexto, la UE trata de imponer el Protocolo de Responsabilidad Compartida con los Refugiados, que marca un cupo de refugiados a cada país que lo negocia. El acuerdo, en principio obliga a que todos los países europeos tienen que participar en el reparto de refugiados. Sólo cuando se sobrepasa el 50% de la capacidad de acogida de los estados, la UE interviene con los programas de reubicación. Pero la realidad es que casi todos los estados incumplen sus obligaciones, no existe voluntad política para ello, y en ocasiones no se teme al enfrentamiento con la UE. Por otro lado el convenio no tiene fuerza coercitiva legal en caso de incumplimiento, y de intentarlo su efectividad es muy dudosa. Incluso dentro de Dublín IV, en su Artículo 37, permite no aceptar compromiso con el sistema europeo de asilo, si se paga una especie de multa.

 

Entre otras barreras, en el Artículo 44 del Reglamento de Cualificación de Dublín IV, cada vez que un refugiado cambia de país de acogida, voluntariamente o forzado, todos sus trámites vuelven al punto cero, no valen para nada los años y trámites anteriores. Tampoco se permite un nuevo proceso acelerado. Además el solicitante que está en otro país diferente del primero al que llegó y solicitó el asilo, se le niega cualquier ayuda, condenándole a la miseria. Se trata de una violación total de derechos y una grave situación de indefensión.

En esta línea de violación de derechos, la UE se dedica a detectar a las personas que puede expulsar, no a las que puede ayudar. Por ejemplo, antes que empiece la tramitación del asilo se comprueban todos los aspectos de la persona, a través de  Sistema HOTSPOT que implica al FRONTEX ( misiones militares de represión de la migración y el refugio en las fronteras exteriores de la UE), a la EUROPOL ( con sus sistema de control de personas Echantillon) y al EUROJUST ( Sistema Jurídico de la UE). A la menor sospecha se deniega el asilo.

Como resultado además de ralentizar hasta el infinito los reasentamientos y reubicaciones, la idea es aprobar sólo un mínimo de solicitudes de asilo. Así se expulsa constantemente a centenares de refugiados, a Turquía y otros países.

 

La Unión Europea confrontada con la legislación internacional

 

Partiendo de este contexto legal, el incidente con Carola Rackete ha tenido el mérito de centrar el tema en la legitimidad de la desobediencia civil y en el predominio de las leyes internacionales, como la prioridad del Derecho Marítimo Internacional, sobre las leyes nacionales. La rebelión de las ONG de salvamento en el mar marca la última etapa de la crisis de los refugiados.

Ante la imposición de leyes nacionales, los movimientos de apoyo a las personas migrantes, enarbolan el Derecho Marítimo Internacional. La obligación de asistencia a personas en el mar es uno de los principios básicos del Derecho Marítimo y así lo recoge la legislación internacional, como el Artículo 98 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, la Regla 33 del Capítulo V del Convenio SOLAS y el Artículo 2.1.10 del Convenio SAR. Igualmente es importante la regla que exige que se debe depositar a los migrantes en el puerto marítimo más cercano y seguro.

Las normas del Derecho Marítimo referidas al salvamento en alta mar obligan a los países a obedecerlas, siendo que Italia (además de otros países) firmó el Derecho Marítimo y está obligada a respetarlo y cumplirlo. En este sentido, la obligación de coordinar y facilitar los desembarcos en puerto seguro recae sobre los Estados y en todo caso los responsables de los incumplimientos legales serán éstos y sus poderes ejecutivos. Los barcos de salvamento cumplen con las leyes internacionales que violan los estados de la UE.

Sin embargo, la UE incumple reiteradamente el Derecho Internacional y sus propias leyes. Son constantes las violaciones de los derechos humanos de las personas migrantes en Europa, existiendo una ausencia total de acciones correctivas por parte de las autoridades de la UE. Por ejemplo, conforme al Principio de No Devolución, recogido en la legislación internacional y en la Convención de Ginebra de 1951, se prohíbe a los estados expulsar o devolver a una persona al territorio de cualquier país en el que su vida o su libertad se encuentren amenazadas, o en el que pudiera sufrir tortura o tratos inhumanos y degradantes, como es evidente en el caso de Libia u otros países del norte de África.  En este contexto es especialmente grave el último pronunciamiento del propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos declinando cualquier responsabilidad sobre los incumplimientos de Italia en sus obligaciones de asistencia humanitaria. Si éste tribunal no es competente para esto, entonces es que no es competente para nada.

En esta línea, a nivel del estado español, tenemos la prohibición, expresa y reiterada de ejercer acciones de salvamento, de la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM), a los buques de salvamento como Open Arms, Aita Mari, etc . La DGMM no sólo prohíbe a esos navíos hacer operaciones de rescate, sino que incluso les prohíbe acciones de observación de violaciones de los derechos humanos en la zona SAR próxima a Libia. Como excusa, la DGMM les exige la obtención de certificados no contemplados en ningún reglamento, por lo que la acción del estado español es totalmente ilegal y merecedora del máximo reproche social.

Por último, la UE se ha tenido que enfrentar recientemente con una demanda por parte de un grupo de abogados contra ella en la Corte Penal Internacional de La Haya bajo la acusación de Crímenes contra la Humanidad. Los juristas sostienen que los Estados miembros de la UE son responsables de las muertes de inmigrantes en el Mediterráneo. Se asegura que se van a presentar pruebas que implican a la UE y a funcionarios y representantes de los Estados miembros en la comisión de crímenes contra la Humanidad. En la demanda se subraya que la responsabilidad criminal europea es parte de una política premeditada para contener los flujos migratorios procedentes de África a través de la ruta central del Mediterráneo desde 2014 hasta hoy. Se concede que la UE y los representantes de los Estados miembros no cometieron personalmente los delitos, pero conocían la naturaleza ilegal y criminal de los actos y omisiones que constituyen crímenes, y los concibieron, organizaron y favorecieron su aplicación. Y lo hicieron, “con conocimiento pleno y en tiempo real de sus consecuencias letales.”

Sólo según datos oficiales entre 2014 a 2017 al menos 15.000 migrantes se ahogaron en el Mediterráneo, y más de 40.000 personas fueron interceptadas y transferidas a la fuerza a centros de detención y tortura en Libia. Y a pesar de las múltiples denuncias y pruebas de los crímenes y torturas en los centros de detención libios, la UE sigue cooperando estrechamente con el consorcio de milicias en Libia. La UE, a través de sus instituciones como el Frontex, diseñó y aplicó su política migratoria por encargo de los países miembros y, por lo tanto, la responsabilidad se extiende a los altos funcionarios y políticos implicados en la toma de decisiones, como se expresa en la demanda:Utilizaron sus capacidades legislativas, administrativas y militares para crear las condiciones para la implementación de las políticas y la comisión de los crímenes.”

 

 

La legitimidad de las formas de la desobediencia civil ante las políticas de la UE en el tema de Migraciones y Refugiados –

 

La capitana Carola Rackete es un ejemplo de la sentencia de Thoureau que dice: “bajo un gobierno que encarcela a cualquiera injustamente, el lugar del hombre justo es la prisión.” Como escribió el autor de “Desobediencia civil”, ante la injusticia no es posible la neutralidad, y ante las leyes injustas sólo cabe la desobediencia civil hacia ellas y los Estados que las implantan. Cuando las leyes de los Estados atentan contra los derechos humanos y el bien común, las personas deben y pueden proponer cambios para su derogación, y cuando estas demandas no son atendidas las personas tienen el deber y el derecho de desobedecer.

Dentro de este contexto, la conducta criminal de la UE con respecto a las migraciones invita a practicar la desobediencia civil desde todos los ámbitos posibles. Una UE basada en muros, políticas racistas, persecución de la solidaridad y promoción de la indiferencia se degrada totalmente y no debería de seguir existiendo. Libia es un estado con bandas que asesinan, torturan y esclavizan a las personas migrantes. Salvini es un fascista que adopta medidas injustas contra la migración y las ONG y persona que rescatan en el Mediterráneo. Pero el problema no es sólo Libia, ni sólo Salvini, toda Europa es responsable, y, por ejemplo, reducir la problemática a la actuación de un fascista xenófobo no hace sino desviar la atención de todos y cada uno de los gobiernos europeos y sus políticas neoliberales homicidas.

Ante la escalada criminal de la UE y sus Estados miembros, ya no es suficiente con denunciar, porque cuando la negativa a rectificar del poder se mantiene, cuando no se puede esperar una respuesta, cuando ya no quedan más herramientas…l  ha llegado la hora de la desobediencia.

Y es hora de ir dando pasos decididos. Toca realizar un esfuerzo de seguimiento de la situación de las personas rescatadoras, y apoyar, no sólo públicamente, sino con medios materiales, sus misiones. Igualmente es tiempo de acciones expeditivas, como inundar los juzgados de autoinculpaciones, dejar de pagar determinados impuestos, abrir las casas a refugiados desobedeciendo las leyes, publicar los datos de políticos, funcionarios e instituciones implicadas en los actos criminales de la UE.

Es la hora de no cejar en el acoso a esta Unión Europea, es la hora de aunar desobediencias en toda Europa.

– A modo de reflexiones finales –

 

*Europa ha venido utilizando hasta la saciedad el discurso de ser la región más libre y democrática del mundo. Arropada en el discurso de Defensora Universal de los Derechos Humanos, se arroga ser una civilización superior a todas las demás. Mientras las cosas fueron más o menos bien, el discurso se sostuvo, pero crisis tras crisis se ha demostrado su absoluta falsedad. Asistimos a un resurgimiento de todo tipo de nazismos y fascismos, al miedo al otro no europeo. Para ese otro, para esos otros, se viola la libertad de circulación y residencia, se aplastan los derechos humanos más básicos, se resucitan verdaderos campos de prisioneros, se chantajea a los estados miembros para que blinden sus fronteras y se buscan alianzas con países extraeuropeos para que cumplan su papel de gendarmes represores.

 

*Para la UE, los Derechos Humanos son sólo para los europeos, y eso con matices. En efecto, en una Europa insolidaria con su propia gente llevamos tiempo asistiendo a un creciente recorte de las libertades, a una deriva autoritaria también con los europeos. Las reformas laborales impulsadas por la UE han hundido económicamente a las clases trabajadoras y a los pensionistas. Además se implantan leyes que restringen los derechos humanos de la ciudadanía para evitar o entorpecer la protesta social.

 

*Sin embargo las reacciones contra la UE en el tema de los Refugiados crecen en Europa cada vez más. Mientras Europa asiste impasible a la muerte de miles de personas en el Mediterráneo, cada día son más las personas y colectivos que se movilizan para llevar a cabo aquello que deberían hacer las instituciones: salvamento, acogida, refugio y defensa de los derechos humanos.

 

 

Alberto Martínez López ( Foro Ametzagaña)

Juantxo Dominguez (Ongi Etorri Errefuxiatuak-Donostia)

 

 

 

 

Fuentes:

ACNUR / Informes CEAR / OCAA- Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios / OIM – Organización Internacional para las Migraciones / Revista MUGAK / Rebelión / Kaos en la Red/

 

 

 

 

 

 

 

CUENTOS DE CIENCIA FICCIÓN

DWyRz8gWkAATWv6

“La mayor parte de los relatos históricos distraen la atención de las secretas influencias que se hallan detrás de los grandes acontecimientos”.

La redacción de la historia es principalmente un proceso de diversión. Diversión para los vencedores que ven su triunfo en aplastar al adversario, a quien potencialmente han convertido en su enemigo o ha sido tomado como tal. La mayor parte de los relatos históricos distraen la atención de las secretas influencias que se hallan detrás de los grandes acontecimientos. Y en una sociedad democrática estas secretas influencias o son desveladas, o erosionan, hasta la corrupción total, los principios democráticos en que se ha constituido la sociedad.
Y esto es lo que acabamos de ver en estos días atrás en el Parlamento de España. O la ciencia ficción se ha apoderado de las mentes de cuantos formamos la expectación de los medios de comunicación o la ciencia ficción ya no es sólo un género literario, sino algo más: un estado de conciencia en que los poderes fácticos nos quieren sumergir hasta ahogar la capacidad de análisis de la realidad que nos envuelve con su relato.

Han pasado los años, pero cuando un PSOE, aún no contaminado por el poder, por la corrupción e implementado en su inmensa mayoría por militantes de clase obrera, declaraba en Suresnes (1974) la República Federal que integraría a todos los pueblos de España y que se enmarcaba dentro de la lucha de clases. Las manifestaciones de Don. Felipe González en el “Correo de Andalucía” secuestrado el 19 de octubre han quedado absolutamente en el tintero, en la memoria de lo que fue, de lo que pudo ser y no fue. Pero el sustrato socialista, abandonado por muchos de ellos, queda aún impregnado en la clase trabajadora que siempre ha visto en la lucha de clases el instrumento indispensable para fortalecer la democracia, los principios de igualdad, de justicia y de solidaridad. Hoy ponemos en duda que un partido que se declara republicano, pero no ejerce la república, que tiene una estructura federal (aparentemente) y no pone encima de la mesa los plazos temporales y las estructuras necesarias para llevarlo a cabo…; un partido que dice representa a la clase obrera y cuyos dirigentes se han aburguesado en lo personal y, esto es aún más terrible, en lo ideológico [reticentes a la derogación laboral,partidarios del Pacto de Toledo, privatizaciones de las empresas públicas… y un larguísimo etc.] que puestos en un lista agotaría la paciencia del lector.

Decía Luis María Ansón: “Sánchez no quiere a Iglesias en el consejo de ministros porque por cultura política, dialéctica argumentativa dentro del consejo de ministros se lo comería con patas fritas a las finas hierbas…”.

Todos los argumentos del PSOE para alejar a UP del gobierno de España resultan pueriles rabietas de quien se cree el dueño de la pelota y no quiere dejar jugar a quien puede discutirle el balón. Las sesiones de investidura no han sido tales, han sido la preparación de una nuevas elecciones fiando que la culpabilidad, atribuida y demonizada a Podemos, surtirá sus efectos positivos para el que fue nombrado Presidente sin haber tenido nunca experiencia de gobierno, ni de gestión presupuestaria [ha gobernado con los presupuestos prorrogados] y apoyado por un PSOE que le comió la arena bajo sus pies hace tres años. ¿Coherencia? ¡Alucinaciones de ciencia ficción! ¿La apelación al programa y a las sillas? El programa estaba hecho porque el pacto sobre los presupuestos estaba firmado, y fue la incapacidad del Sr. Sánchez de ampliar el apoyo necesario para aprobarlo lo que nos condujo a las elecciones [pensando que podría lograr una mayoría que el pueblo le ha negado].¿Las sillas? El Presidente las había fijado con el nombramiento de ministros y las competencias que administraban; dividirlas en partes, dejar de dotarlas presupuestariamente, y vetar al líder de quien deseas que te acompañe en el gobierno, más que una estrategia de pacto es una estrategia de ruptura.
Me pregunto si la capacidad de lectura de los dirigentes del PSOE es buena o si deberían pasar por las ópticas para graduales la vista.

Hemos oído, perplejos, que quieren un nuevo Estatuto de los Trabajadores [cuatro años de negociación y una legislatura sin derogación laboral…] que las pensiones deben ser “aseguradas” en un nuevo Pacto de Toledo: [miles de pancartas en todas las ciudades de
España gritando: ¡NO AL PACTO DE TOLEDO! ¡IPC y PENSIONES EN LOS PRESUPUESTOS GENRALES DE ESTADO! ¿Qué parte de la pancarta no leyeron? ¿Es que va a tener mayor fuerza democrática la deuda de su partido que los millones de pensionistas esgrimiendo en la calle sus reivindicaciones?
A veces nos preguntamos el porqué estamos en la calle. La respuesta nos la están dando ellos mismos al proponer en acción o en omisión políticas antisociales. Si el principal problema de España es el paro y la precariedad laboral, entrad de lleno a solucionarlo, no esperéis más. Si el reto territorial es la propuesta de ruptura catalana, la solución federal aprobada en Suresnes, y con la que todo el partido, en las federaciones y en el exilio, aprobaron puede ser la solución y lo sabéis.

Por eso y por muchas cosas más nos vais a tener en las calles enfrentados a las políticas neoliberales, no sólo heredadas del PP, sino defendidas por vosotros aquí, en Europa y en los foros internacionales económicos y políticos. No merecéis ser llamados “socialistas” porque habéis perdido la esencia con la que surgió el movimiento obrero al que ahora despreciáis y sumís en la precariedad, en la enfermedad, en la corrupción institucional porque se os esperaba como adalides antifranquistas [no solo por la tumba del dictador] y de las instituciones que de él surgieron, pero ni lo hicisteis en los dos gobiernos que el pueblo os concedió, ni tenéis intenciones de hacerlo. Dejad paso a quienes sí tienen arrojo y no están contaminados ni por el aburguesamiento ideológico, ni por los intereses partidistas. Aprended a vivir de la ideología social y no ataquéis más a la sociedad que, equivocadamente, pero con grandes dosis de renovación, aún confía en que el PSOE sea una partido de la clase trabajadora.

Prudenci Vidal Marcos
Miembro de La Marea Pensionista

IMPULSAR EL CAMBIO,El MOMENTO ES AHORA.

cambiar-de-habitos-e1442873472713

Han pasado más de diez años desde el comienzo de la crisis. Una crisis dura, con enormes costes sociales y económicos. De ella y de la aplicación de unas políticas y reformas regresivas se han derivado sus efectos. Elevados niveles de desigualdad y de pobreza. Precariedad laboral a ultranza. Devaluación salarial concentrada en los trabajadores de la mitad inferior de la distribución. Servicios públicos al límite de sus posibilidades por los recortes realizados. Impuestos cada vez menos centrados en los más ricos, más regresivos.

Estas situaciones no desaparecen –y aun se acrecientan- con el crecimiento económico y del empleo. Mientras las rentas salariales no han recuperado todavía los niveles reales previos a la crisis, los beneficios de las empresas (no financieras y sin autónomos) son 38.000 millones de euros mayores a precios constantes que en 2008. Y 11.000 millones más, los dividendos que reparten a los accionistas.

Más de diez años después de iniciada la crisis se constatan las consecuencias de las políticas adoptadas: la renta media real es hoy en España la misma que hace 10 años, pero, mientras el 1% más rico ha aumentado su renta un 21%, el 40% más pobre ha perdido lo que los demás han ganado.

Son solo algunas muestras de la situación, pero hay datos a centenares.

Los efectos no desaparecen con el crecimiento porque se han devastado las estructuras que garantizan el reparto y la redistribución. Si se siguen haciendo las mismas cosas se obtendrán, agudizados, los mismos resultados. Esa es la cuestión.

Es hora de las políticas de cambio. Y hay que actuar en muchos órdenes, pero estratégicamente en tres:

  • el mercado de trabajo,
  • el sistema fiscal,
  • y la regulación de los mercados, en particular, del mercado de la energía y de la vivienda.

Solo políticas decididas y firmes, y necesariamente en los tres ámbitos, pueden revertir la situación y favorecer y hacer más ‘resiliente’ la economía, y recomponer la cohesión y la justicia social. Es la hora. El momento político en el que España debe decidir cómo debe ser su futuro, qué sociedad queremos.

El problema fundamental no es la composición del Gobierno sino qué políticas debemos realizar en los próximos años. En estos años se van a poner, o no, las bases de un futuro diferente, mejor.

  • Si no se adoptan las reformas necesarias, simplemente se consolidarán los regresivos cambios de estructuras que realizó la derecha, cuyas consecuencias económicas y sociales han dañado a la mayoría de los ciudadanos.
  • Si no aumentan las inversiones públicas y los gastos sociales al menos en 7 puntos del PIB que nos separan de la zona euro, quedaremos descolgados del progreso europeo.

Esa es la disyuntiva. Las fuerzas progresistas tienen ante sí esa responsabilidad. Los programas de los partidos evidencian amplias coincidencias que reflejan la madurez de la sociedad sobre los cambios necesarios. Los ciudadanos reclaman y esperan un acuerdo a largo plazo que aporte concreción y estabilidad al cambio. Se tienen que expresar las políticas que van a transformar nuestro país y aproximarlo a los niveles de bienestar y justicia de los países más avanzados.

Los tres ámbitos estratégicos de la política económica en este momento deben ser definidos sin ambages, con total claridad.

  • Si no se reduce drásticamente la precariedad del empleo, se estabiliza el mercado de trabajo y se restablece la vinculación de los salarios con la productividad no mejorará el reparto de la renta para los asalariados.
  • Si no se aumentan la justicia fiscal y los gastos públicos garantizando que los más favorecidos, ciudadanos y empresas, paguen más de acuerdo con sus altos ingresos, no aumentará la redistribución, no se reforzará el bienestar de la mayoría de los ciudadanos porque los recursos seguirán sin alcanzar y no se reducirá la elevadísima e indigna desigualdad social.
  • Y si no se abordan decididamente las reformas regulatorias que requieren los mercados, la transición energética y la vivienda –reforma del mercado de la electricidad; creación de parques públicos de viviendas en alquiler, entre otros- no se conseguirá el impulso económico, de inversión, de cambio de modelo productivo y de competitividad que España, y en particular su población más joven, necesita.

Al contrario, los ciudadanos y las empresas correrán con los costes y todos perderemos el tren del futuro. Los intereses particulares de muchos grupos económicos y políticos no pueden ni deben parar esta triple transformación que necesariamente debe iniciarse y progresar con claridad durante los próximos cuatro años.

Economistas Frente a la Crisis 
10 julio 2019

EL ACTIVISMO POLITICO DEL MOVIMIENTO DE PENSIONISTAS

 

Cualquier conflicto social tiene carácter político. Sin embargo, cuando se mira la política de forma despectiva, la reacción es negarlo. Visto desde la política profesional pasa lo contrario, se tiende a descalificar los conflictos sociales catalogándolos de políticos. En ambos casos, negando o rechazando la realidad, que siempre es política, se cuestiona su validez como cauce reivindicativo. Para zanjar el dilema basta separar, diferenciar, la política social de la política partidista. Analicemos ambos aspectos desde la perspectiva del movimiento de pensionistas.

El conflicto surge en Barakaldo y Bilbao el 15 de enero de 2018, de forma espontánea y simultánea, mediante convocatoria anónima. Desde la primera concentración ante los respectivos ayuntamientos, el término política se convirtió en una expresión proscrita, junto a sindicatos y partidos. Hacer una referencia en ese sentido, salvo que fuese para descalificar o desautorizar, acarreaba un sonoro abucheo. Entretanto, desde la dirección de algunos partidos, se intentó desautorizar a quienes coordinan las movilizaciones, recordando su trayectoria política. Como si fuese normal llegar al activismo social sin pasado militante.

Se trata de un conflicto social permanente, año y medio de duración, sin fecha de caducidad. Con el paso del tiempo, unas y otras posiciones se han moderado. Ya se puede informar en las concentraciones de las gestiones de los partidos, incluso en positivo, aunque nadie se atreva a declarar que las iniciativas del movimiento de pensionistas son políticas. De la misma forma, los partidos que recelaban de ese fenómeno inusual e incontrolado, reconocen su capacidad de movilización, alaban la moderación, e incluso asumen parte de las reivindicaciones. A todo ello contribuye el arraigo popular logrado, e incluso cierta simpatía institucional, expresada con la concesión de galardones o dando protagonismo en actos festivos.

La política actúa en el organismo social como el colesterol en el cuerpo humano. Tienen dos componentes complementarios. Hay una política colectiva, transversal, basada en el interés general, necesaria para convivir en sociedad. La otra política, la partidista, está diseñada para encauzar las demandas ciudadanas de forma equilibrada. Pero tiene contraindicaciones. Si no se regula de forma adecuada, produce trastornos que pueden provocar atrofia muscular en el organismo social, e incluso infartos de extrema gravedad.

El mayor riesgo que acecha a cualquier iniciativa social es caer en la órbita de una estrategia política definida. En el colectivo de pensionistas se dan intentos de parasitación o utilización partidista, cuestionados desde el interior del propio movimiento. Un fenómeno tan plural, con equilibrio de fuerzas inestable, enraizado en la actividad política, requiere asumir códigos de conducta que no comprometan la continuidad del proyecto compartido. Aunque una de las consignas más coreadas ha sido: “Si nos roban las pensiones, lo pagarán en las elecciones”, en las campañas electorales se ha respetado la neutralidad, evitando posicionamientos públicos a favor o en contra de cualquier partido. Las intervenciones en uno u otro sentido eran a nivel personal, sin condicionar lo acordado.

El alcance político del movimiento de pensionistas constituye una constante del conflicto. Las movilizaciones se convocan en el contexto de acontecimientos destacados: negociación de los Presupuestos Generales del Estado y de comunidades autónomas, constitución de un nuevo gobierno o campañas electorales. Es una dinámica reivindicativa con resultados favorables. Actuando como grupo de presión, el colectivo de pensionistas se convierte en actor político, logrando modificar los PGE para garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo durante dos años y evitando la entrada en vigor de medidas desfavorables. El eco de consignas como: “Rajoy, dimisión”, “Ni un día más de gobierno del PP”, retumbó en la moción de censura que llevó al cambio de gobierno. Si en vísperas de la constitución de un nuevo gobierno, en las concentraciones se sigue gritando: “Gobierne quien gobierne, las pensiones públicas se defienden”, significa que el movimiento de pensionistas, sin dejar de ser apartidista reclama, a través de sus propias reivindicaciones, un reparto equitativo de la riqueza.

Ofensiva contra las pensiones desde la política institucional

Las pensiones no se habrían convertido en problema político si el empleo no fuese el principal dilema de la política económica. Desde altas instancias del Estado se arremete contra las pensiones, en vez de hacer propuestas viables para acabar con la precarización del empleo, que merma los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social y la recaudación de Hacienda. Sus catastróficas declaraciones favorecen el “cuanto peor mejor”, lema de la banca y de las aseguradoras para intentar sustituir las pensiones públicas con planes privados. Sus productos financieros tienen para las rentas bajas un efecto comparable al de las hipotecas basura.

Hay Informes oficiales que inspiran titulares tenebrosos: “El Tribunal de Cuentas certifica que la Seguridad Social está en quiebra tras perder 100.000 millones desde 2010”. Al Gobierno le toca responder con mensajes tranquilizadores: “Magdalena Valerio niega que la Seguridad Social esté en quiebra”. Tiene razón la Ministra al aclarar que el Sistema Público de Pensiones (SPP) no tiene un “gasto excesivo” sino “déficit de ingresos”. Por tanto, el propio Tribunal de Cuentas reclama al Gobierno complementar las pensiones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), no con “préstamos” que agigantan la deuda. La situación resulta paradójica: en vez de establecer transferencias corrientes, el Gobierno concede créditos a fondo perdido al único estamento social que, además de crear riqueza y pagar impuestos, estando activo cotiza para su pensión de jubilación. El colmo del absurdo es que a Valerio tenga que justificar el desatino de las decisiones que toma en el Consejo de Ministras.

La institución estatal que más arremete contra las pensiones públicas es el Banco de España. Sus presidentes, denominados curiosamente gobernadores, en vez de reclamar a la banca los 67.000 millones que costó su rescate, se dedican a profetizar catástrofes si sube el SMI o no se recortan las pensiones. Las propuestas de tan preclaros prohombres en su defensa de las pensiones privadas rozan el esperpento: reclaman medidas urgentes ante la amenaza que supone el creciente peso electoral del colectivo de pensionistas, mientras aconsejan a los pensionistas con vivienda en propiedad contratar hipotecas inversas para poder ahorrar. La Ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha tenido que responder a las últimas ocurrencias del actual gobernador del Banco de España aclarando, entre otras cuestiones, que quien “no llega a fin de mes, no puede ahorrar”.

Promesas incumplidas en materia de pensiones

La Ministra Valerio posee las cualidades precisas para gestionar la Seguridad Social con acierto: conoce la institución y es firme defensora del Sistema Público de Pensiones. Asociaciones de pensionistas y sindicatos confiaron en que enmendaría de inmediato los entuertos provocados por su predecesora, Fátima Báñez. No ha ido más allá de las promesas, limitándose a aplicar los aspectos positivos de los acuerdos presupuestarios PP – PNV. Va dando largas a la toma de decisiones trascendentales, complicando su resolución, en vez de facilitarla.

Si a quien gobierna no le inquietan las movilizaciones de pensionistas, no atenderá sus reivindicaciones

Congelación encubierta de las pensiones mediante el denominado “factor de revalorización”. Se comprometió a suprimirlo, estableciendo el incremento de las pensiones en base al IPC. Ahora pretende reanimar el Pacto de Toledo para eludir la responsabilidad de eliminarlo. Es una medida urgente, en 2020 volvería a entrar en vigor el fatídico 0,25% que provocó el inicio de las movilizaciones. Sustitución progresiva de las pensiones públicas por privadas con el “factor de sostenibilidad”. Para evitar derogarlo propone renovar del Estatuto de los Trabajadores. Esa medida, paralizada por el acuerdo PP – PNV, comenzaría a aplicarse en 2023.

La clase política y las pensiones

En las campañas electorales todos los partidos han hecho ofertas generosas a los pensionistas. Las de las tres derechas resultaban absurdas o no tenían credibilidad: “El Partido Popular garantizará todas las pensiones públicas y los recursos para seguir subiéndolas, con un aumento de entre un 2% y un 15% para las pensiones de las madres trabajadoras con hijos.” Las promesas de Pedro Sánchez bastarían para satisfacer las principales demandas y paralizar las movilizaciones, pero arrastran el estigma de las promesas incumplidas.

En las elecciones de 28 de abril, el voto de mayores de 60 años, que ya representa el 30% del electorado activo, basculó desde el PP hacia el PSOE, favoreciendo al triunfo de Sánchez. Se cumplía así, en parte, la consigna: “Si nos roban las pensiones, lo pagarán en las elecciones”. Es un voto que sigue favoreciendo al gobierno de turno y mantiene la preferencia por el bipartidismo. El creciente protagonismo electoral y político de las personas de mayor edad no se ha traducido en una mayor representación institucional, al contrario, en la anterior legislatura había 23 congresistas mayores de 65 años, en la actual 10. En cualquier caso, la victoria de Sánchez ha creado expectativas favorables a la mejora de las pensiones, lo cual afecta a la afluencia a las concentraciones, aunque la participación sigue siendo satisfactoria. Es un dato que resultará reversible, si Sánchez no cumple sus promesas y defrauda a quienes creen que los programas electorales son un contrato con la sociedad.

Las ofertas electorales del PSOE relacionadas con las pensiones tropiezan con su práctica institucional. Durante su breve mandato el Gobierno de Sánchez ha utilizado la fórmula del decreto – ley para impulsar (por exigencia de Unidas Podemos) mejoras de carácter laboral y social, como la subida del SMI a 900 euros, mientras que en materia de pensiones no hay ningún avance significativo. Se ha limitado a aplicar los acuerdos presupuestarios heredados del Gobierno de Rajoy. En el Parlamento Europeo el PSOE facilitó con su abstención el 4 de abril la aprobación del Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales (PEPP). Es una decisión que favorece la implantación en el espacio comunitario de productos financieros vinculados a planes de pensiones privados, en beneficio de la banca y detrimento de las pensiones públicas.

Deshojando la margarita política

Dos meses después de las elecciones generales del 28 de abril, Sánchez decide iniciar las consultas para formar un nuevo gobierno. El periodo de inactividad ha sido utilizado por los poderes en la sombra del Ibex 35, los grupos que controlan la prensa en papel y la patronal CEOE, para presionar al previsible futuro presidente, reclamando un gobierno PSOE – C’s, en oposición al acuerdo de izquierdas con Unidas Podemos. El equipo de Iglesias ha reaccionado a esa ofensiva promoviendo encuentros con diversos movimientos sociales y sindicatos, que se han mostrado favorables a la alternativa de un gobierno de progreso que refuerce las políticas sociales y medioambientales. En la ronda de consultas participó el 28 de junio la Coordinadora Estatal de Pensionistas (COESPE), que veía así reconocida su representatividad y capacidad de movilización en el conjunto del país. En la entrevista se constató la coincidencia en las reivindicaciones y la necesidad de controlar las actuaciones del futuro ejecutivo, mediante un gobierno de cooperación u otra experiencia similar.

Parece difícil conciliar las posiciones de PSOE y UP. Tal vez el PNV contribuya a desbloquear la situación al declarar que ve factible una coalición entre Sánchez e Iglesias, mientras reclama participar en la elaboración del programa de gobierno. Recordemos que el PNV es un partido pragmático, capaz de llegar a acuerdos con la derecha o la izquierda. Precisamente, la mejora de las pensiones de 2018 y 2019 fue el resultado de un compromiso presupuestario entre PP y PNV. Siendo el PNV un referente para el soberanismo catalán, no resulta aventurado imaginar que pueda prosperar el gobierno de cooperación, evitando la repetición en noviembre de unas elecciones que todos los partidos temen. Coincidiría con la ofensiva que el movimiento de pensionistas anuncia para el otoño.

Hablando del PNV y volviendo a las consignas. A veces los partidos interpretan de forma inadecuada los mensajes que se corean en las manifestaciones. “PNV, mójate”, por ejemplo, es valorado como una ofensa. Cabe otro significado: supone reconocer su legitimidad, su capacidad de interlocución. Carecería de lógica reclamar la intervención de un partido sin poder institucional. El sentido de la realidad que caracteriza al PNV debería llevarle a esa conclusión, en vez de interpretarlo como afrenta.

Las movilizaciones proseguirán, siempre en clave política

Transcurrido año y medio desde el inicio de las concentraciones de pensionistas, sin obtener respuesta satisfactoria a las principales demandas, hay motivos para advertir que se agota la paciencia. En 2018 y 2019 no se ha perdido poder adquisitivo, pero el futuro es tan incierto como al comienzo. El comportamiento reivindicativo del movimiento de pensionistas resulta tan modélico y civilizado, que obtiene galardones y es distinguido con pregones festivos. En Bilbao se ha convertido en atracción turística, como el museo Guggenheim. Tanto éxito plantea un dilema: si a quien gobierna no le inquietan las movilizaciones de pensionistas, no atenderá sus reivindicaciones. Por eso en las concentraciones se reclaman actuaciones más contundentes, que no tienen que ser ilegales. Dado que sus mayores fortalezas son la unidad y la acción multitudinaria, se pueden emprender iniciativas pacíficas que tengan repercusión social y preocupen a quienes gobiernan. A partir del 22 de julio, o en noviembre si hay que ir a las urnas, Pedro Sánchez volverá a tener la potestad de zanjar el conflicto. Entretanto, el movimiento de pensionistas seguirá actuando como grupo de presión y sujeto político.

Luis Alejos

(Sociólogo y pensionista)

HACIA UNA MEMORIA COMPARTIDA -Andoain.

photo5830193830173979614

INFORME SOBRE CONCULCACIONES DE DERECHOS HUMANOS Y

ACCIONES VIOLENTAS OCURRIDAS ENTRE 1956 Y 2018

La verdad no es una sola, hay tantas versiones de ella como personas existen.

Hirokazu Kore-Eda

Los hechos no dejan de existir por el hecho de que se les ignore.

Aldous Huxley

Una llamada a cerrar heridas y reconstruir puentes tras el final del terrorismo. La violencia fue un error colosal. La de ETA y su entorno, la de otros grupos parapoliciales que se gestaron en las cloacas del Estado y la de las Fuerzas de Seguridad.

Rosa Lluch,hija del ex ministro socialista Ernest Lluch asesinado por ETA en 2000

No es lo mismo justificar que intentar comprender lo queha pasado y contextualizarlo.

Adriana Faranda

He aprendido que una vida no vale nada, pero también que nada vale una vida.

André Malraux

La paz no es una firma, sino todo un proceso social de cambio de mentalidades.

Alejandra Gaviria

 

Memorias en plural. “Hay muchos tipos de memoria –escribe Reyes Mate-. Y no me refiero tanto a las memorias subjetivas, que hay tantas como individuos que recuerdan”. Menciona Reyes ,por ejemplo, que la historia tiene su propia idea de la memoria, y parafrasea a Primo Levi cuando dice que tal vez se debería separar el acontecimiento, el hecho y la verdad. Nos recuerda que Levi “distingue entre hechos, que pueden ser conocidos, y eventos que escapan al conocimiento, pero que tienen lugar”. Y continúa: “propio del conocimiento es el juicio o la intencionalidad”, ya que “las cosas son vistas con la misma luz que proyecta el sujeto”, es decir, como lo hacemos cada una de las personas que estamos leyendo estas líneas.

Para Levi la verdad “es revelación, la presencia de lo ocultado. No es lo que nosotros hacemos presente, sino lo que se nos hace presente”, recuerda Reyes. Y aquí está el reto que tenemosdelante, en concreto en Andoain.

Imanol Zubero, por su parte, recuerda a John Berger cuando expresa que: “La memoria entraña un acto de redención. Lo que se recuerda ha sido salvado de la nada. Lo que se olvida ha quedado abandonado”. Y añade Zubero: “Hagamos memoria de las víctimas. De todas las víctimas, en su compleja diversidad

Por nuestra parte, el marco básico sobre el que se construye este informe está basado en uno de los principios universales del Derecho Internacional en relación a los Derechos Humanos: “A igual conculcación de derechos humanos corresponde el mismo derecho a verdad, justicia y reparación”, en aplicación del principio de no discriminación.

¿Qué se le debe pedir a un trabajo local sobre memoria compartida? Básicamente, que recoja el mayor número posible de conculcaciones de derechos humanos y hechos violentos sucedidos en la localidad o a personas de la localidad, y que reúna una muestra de testimonios representativa de la pluralidad de posiciones e ideologías existentes en el pueblo, estén o no estén incluidas las mismas entre las formaciones políticas municipales actuales. Ese trabajo, además, metodológicamente debe ordenarse de manera que no se mezclen casuísticas y tiene que buscar la rigurosidad y el respeto a la memoria y a la dignidad de las personas en todas sus facetas.

No debe excluirse nada ni a nadie. Por eso es importante que la decisión de realizar este informe esté tomada por unanimidad desde el conjunto de los grupos municipales que forman parte de la Mesa de Convivencia del Ayuntamiento de Andoain.

 

Tampoco deben quedar fuera otras voces, repetimos. Así lo explicita para este informe Asun Guerra Alonso, ex juntera y ex concejala del PP en Andoain y Urnieta, y en estos momentos ausente de la representación municipal:

Yo creo que mi testimonio, ya no solo como Ma Asunción Guerra, sino al fin y al cabo represento y estoy aquí por pertenecer a un partido, creo que sí que es importante que figure en este libro si al final queremos que sea un relato de memoria real. Si queremos que sea real tenemos que estar todos. Me puede gustar más o menos lo que salga de otros, pero evidentemente si faltamos en ese relato una parte yo creo que la memoria no es completa.

De hecho, por eso estoy aquí, tuve mis dudas, pero consulté, me dijeron que me daban plena libertad para venir o no venir y bueno, lo que al final medité y pensé fue eso: que si no estamos faltaría, yo creo, una parte muy-muy importante de la memoria de Andoain. Aquí estamos.

Y lo anterior vale para todos los casos. Podemos decir que, tanto entre las víctimas entrevistadas como en el conjunto de los testimonios recogidos, aunque con matices por supuesto, es bien vista esta labor de caminar hacia memorias colectivas, incluyentes y compartidas.

Esta labor local, bajando a lo cercano, donde se sufre y conoce mejor lo sucedido, supone un acopio de “verdades” (en plural) que debe ayudar a:

– una revisión crítica y autocrítica de lo sucedido,

– esclarecimientos de hechos no clarificados y

– reconocimientos y reparaciones aún no satisfechas.

Ello facilitará la convivencia presente y futura en el pueblo. Sabemos que este proceso tiene sus tiempos, pero los mismos no pueden dilatarse en demasía ya que supondría aumentar injustamente las heridas y los agravios. Las experiencias locales pueden ayudar, como lo prueba Errenteria, por citar una referencia a dónde mirar.

La asociación pro Derechos Humanos Argituz, en su informe “El tiempo es ahora. ¿Es posible una memoria incluyente en el ámbito local?”, publicado en 2012 y coordinado por Carlos Martin Beristain, esbozó cinco puntos que considera intrínsecos para restablecer una memoria incluyente:

1.-Que recoja los diferentes hechos de conculcaciones de derechos humanos y una critica moral básica de las mismas.

2.-Que muestre respeto por el dolor y dignidad de las víctimas causada por distintos perpetradores o que se consideran del “otro lado” o con las que no se ha sentido cercanía política.

3.-Que afronte las ambivalencias o diferentes cuestionamientos o efectos negativos que genera una memoria incluyente sin utilizarlos “contra los otros”.

4.-Que reconozca los límites que pueda tener, pero se focalice en su contribución a la restauración de la convivencia.

5.-Que asiente en una base común de respeto por los derechos humanos más allá de las diferencias políticas.

Aquí puedes visualizar el informe o descargartelo:

Memoria_Erderaz

LA MOCHILA AUSTRIACA Y LAS PENSIONES.

Cualquier medida de choque que pretenda neutralizar el desajuste social y económico, de injusticia y desprotección, con prisa y sin consenso con todas las capas sociales, lo único que genera es más crisis y más injusticia social. Por ello los gobiernos necesitan disfrazar estas medidas a través de los mal llamados pactos sociales.

 

Hoy tenemos un nuevo escenario, la nueva reforma, la mochila Austriaca. Algunas personas pensaran que es utopía, pero el PSOE y CS lo pactaron en su primer intento de gobierno, poco después el PP y CS lo ratificaron como acuerdo de gobierno, se dejó en compás de espera ,no olvidado y que se ha vuelto a mencionar en los últimos sesiones del Pacto de Toledo.

 

Vamos a intentar explicarlo paso a paso, para poder entender a donde se nos pretende llevar.

 

PRIMERO: AUSTRIA-ESPAÑA

 

Es de gran relevancia el poder comparar la situación de ambos países para ver desde que punto parte cada uno.

 

CUADRO COMPARATIVO ACTUAL ENTRE AMBOS PAÍSES.

 

AUSTRIA       ESPAÑA

 

Renta per capita.         45.977 Eu    25.800 Eu

 

Deuda pública.              78%              100%

 

Déficit del PIB.               -2,9               -35,9

 

Tasa de desempleo.      4,8 %             21%

 

S.M.I                             1.996,30 Eu     900 Eu

 

*El SMI en Austria se denomina acuerdo para las mejoras laborales.

Otros datos de interés de Austria seria:

Cesta básica no supera el 10 % del sueldo mensual.

El alquiler medio es de 500 a 600 Eu.

El litro de gasolina 1,20 Eu.

Banda ancha de Internet 25 Eu. Mensuales.

Transporte mensual completo 50 Eu.

IVA general 20%.

El índice medio de este País dentro de la UE es del 123,1% (23,1 % sobre el 100%).

 

Desglose industrial de su economía:

El 57% de 1 a 4 trabajadores ,el 20,9 % de 5 a 9 trabajadores, un 12 % de 10 a 19,un 7% de 20 a 49,un 1,8 % de 50 a 99 y sólo 1,3 % tiene más de 100 trabajadores.

 

SEGUNDO: EN QUE CONSISTE LA MOCHILA AUSTRIACA.

 

La Mochila Austriaca consiste en implantar un único contrato, teóricamente fijo donde las empresas en vez de pagar despidos solo en el momento de efectuarlos, lo que hacen es aportar cada mes un 1,53 % sobre el salario bruto del trabajador a un fondo de capitalización independientemente del contrato que se tenga. Permitiendo al trabajador disponer del mismo en el momento que es despedido ya que no recibirá otro tipo de indemnización, o bien cuando desee crear su propia empresa o dejarlo para que complemente su pensión de jubilación llegado el día.

 

**AUSTRIA: Antes de la implantación de la mochila, no existía indemnización hasta el tercer año de contratación.

 

TERCERO: QUE SUPONDRÍA LA MOCHILA EN ESPAÑA.

 

Primero: la conversión de todos los contratos en únicamente dos ,y que económicamente supondría lo siguiente para los trabajadores.***

 

Trabajador con Contrata Temporal (12 días/año)

 

Contrato 6 meses………………….300 Eu. Indemnización.

 

Con la “mochila”……………………137,7 Eu. Acumulados.

 

Perdida a cargo del trabajador  45,9 %

 

Trabajador en Contrato Indefinido 35 años cotizados, despido:

 

Improcedente………………………………………………….62.136.99 Eu.

 

Cont.Fomento de la contratación indef.Desp.Obj Inmp….35.506,85 Eu.

 

Despido por causas objetivas……………………………….17,753,42 Eu.

 

En todos los casos la mochila acumularía……………..11.245,50 Eu.

 

La pérdida a cargo del trabajador va del 81,90% al 36,66 %

 

***Los cálculos se han realizado siempre sobre un salario bruto de 1.500 Eu/mes-      21.000Eu/año.

 

** Las indemnizaciones actuales, provienen del bolsillo de la empresa, el 1,53 % de la mochila te lo detrae el empresario de tu nomina para ingresarlo en el fondo que él quiera.

 

CONCLUSIÓN:

 

Los empresarios podrán despedir sin coste, acaban con la negociación de los convenios, la antigüedad, o cualquier derecho conseguido hasta ese momento. En España hay tres millones de parados, un ejército para suplir a trabajadoras y trabajadores reivindicativos, simplemente porque dichos parados están sufriendo miseria y precariedad.

 

Segundo, actualmente las Indemnizaciones están exentas de tributar, mientras que la mochila al ir a un fondo de capitalización que es gestionado por fondos privados (bancos, cajas y aseguradoras),el día que el trabajador los necesite, serán considerados como rendimientos de trabajo y como tal, aumentan la base imponible del IRPF provocando que aumenten los impuestos que hay que pagar, actualmente de 0 a 12.450 Eu. se pagan un 19 % de 12.451 Eu. A 20.200 Eu. Se paga un 24 %… y así sucesivamente

 

CONCLUSIÓN:

Aumento de impuestos a los que menos rentas tienen. Imposición doble sobre los Rendimientos del Trabajo.

 

Tercero, al ir a fondos de capitalización privados estarán sometidos a comisiones en función del riesgo del fondo en el cual el empresario los coloque, siendo actualmente las comisiones en el caso de renta fija del 0,85 %,en renta mixta el 1,36 % y el variable 1,5 %,se pierda o se gane.

 

Si la inversión es equivocada el Estado garantizara el cien por cien del capital aportado con los impuestos de todos y todas.

 

CONCLUSIÓN:

El dinero público se traspasa a bolsillos del capital financiero, ellos podrán jugar con nuestros salarios y ganemos o perdamos ellos cobraran igual sus comisiones. Riesgo del capital=0

 

Cuarto, y llegada la jubilación, ¿Qué ocurre?

 

Cuando el trabajador llega a la edad de jubilación y pretenda recuperar la “mochila” tendremos que le han aplicado durante todos los años que ha aportado comisiones por su gestión por lo que lo acumulado ha descendido, ya que actualmente no generaría interesas pues todos los fondos están dando rentabilidad negativa, y que además si desea recuperarlo justo el tratamiento fiscal es exactamente igual que el de un fondo de pensiones privados, así que serán considerados como rendimientos de trabajo y como tal, aumentan la base imponible del IRPF provocando que aumenten los impuestos que hay que pagar, actualmente de 0 a 12.450 Eu. Se pagan un 19 % de 12.451 Eu a 20.200 Eu.se paga un 24 %…y asi sucesivamente.

 

Trabajador que cotizo 35 años acumulo en su “mochila” la cuantía de……11.245,5 Eu.

 

Comisión del 0,85 % (renta fija) tendría realmente en la “mochila”………..9.524,94 Eu.

 

Si decide retirar todo: retención del 19 %……………………………………Rescata 7.715 Eu.

 

O bien una pensión mensual………………………………….de 161 Eu/mes durante dos años.

 

Si igualmente bajamos a la realidad del mercado laboral actual, salarios de miseria y gran temporalidad, y sino recuperamos los derechos laborales, los trabajadores seguiremos largos periodos sin trabajo por lo que nos veremos obligados a recurrir a la “mochila” para poder sobrevivir, dicho rescate antes de la edad de jubilación en Austria se está realizando acosta de perder el 6 %,y además una vez llegada a la jubilación lo único que quedara en la “mochila” es su nombre, acusándosenos de mal ahorradores y llevándonos a pensiones de supervivencia ya que se ha ido desmantelando el Sistema de Seguridad Social publico para fomentar los fondos de capitalización privados.

 

CONCLUSIÓN:

La “mochila austriaca” al igual que el sistema chileno es una fórmula de deterioro en los derechos laborales de la clase trabajadora que alimenta los beneficios de los grandes empresarios, banca y aseguradoras a costa del desgaste del sistema de pensiones.

 

CUARTO: HACIENDO UN PARALELISMO HISTÓRICO.

 

Esta medida que se nos quiere implantar como moderna y novedosa, se parece el inicio de las pensiones llamado entonces retiro obrero.

Hace 100 años se aprobó el retiro obrero y dentro de las medidas las empresas aportaban una cantidad a una cartilla que podría llevar el capital ahorrado de una empresa a otra.

Los mayores de 45 años podían capitalizar cuando llegaban a los 65 años, e incluso heredar dichas cantidades sus familiares. Se gestionaría a través de entes privados que garantizarían un 3,5 % de interés, pudiendo cobrar hasta un 5 % de gestión del capital.

¿Quién patrocino el desarrollo de esto con más ahínco?

Los sindicatos católicos gremiales, que se hicieron gestores de parte del capital.

¿Qué ocurriría cuando un trabajador con cartilla exigía trabajo y el abono del cupón?,

Pues que los empresarios: contrataban al que no tenía cartilla porque le salía más barato.

¿Qué paso con esos capitales?

Pues al igual que nuestra hucha desapareció.

Si hoy se implantase esta “mochila” ¿Quién lo gestionaría?

Los sindicatos y los del IBEX 35.

 

Cuando llegase el momento de la jubilación de esos cientos de miles volverían a pedir un rescate como los banqueros, porque no habría dinero.

La única alternativa es la lucha, la constancia y el estar presente en todas las negociaciones, si queremos tener futuro. Necesitamos una organización de clase  que defienda el presente y el futuro.

 

Fuente:COESPE

100 CUENTOS DE JULIO CORTAZAR Y JORGE LUIS BORGES

Descubre la obra de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, cuentos cortos que puedes leer en línea.

 

Julio Cortázar.

Uno de los mejores cuentistas latinoamericanos y, además, uno de los máximos exponentes del Boom Latinoamericano, creó casi todo lo que los narradores contemporáneos definen como cuento; fue él uno de los grandes cimientos del relato corto contemporáneo y comparaba al cuento con una esfera, “es algo”, decía, “que tiene un ciclo perfecto e implacable”. Algo que empieza y termina satisfactoriamente como la esfera en que ninguna molécula puede estar fuera de sus límites precisos.

Cuentos en Literatura.us

Carta a una señorita en París – Bestiario (1951)

Ómnibus – Bestiario (1951)

Cefalea – Bestiario (1951)

Bestiario – Bestiario (1951)

Circe – Bestiario (1951)

Las puertas del cielo – Bestiario (1951)

No se culpe a nadie – Final del juego (1956)

El río – Final del juego (1956)

La puerta condenada – Final del juego (1956)

Una flor amarilla – Final del juego (1956)

Sobremesa – Final del juego (1956)

La banda – Final del juego (1956)

Los amigos – Final del juego (1956)

El móvil – Final del juego (1956)

El ídolo de las Cícladas – Final del juego (1956)

Relato con un fondo de agua – Final del juego (1956)

Después del almuerzo – Final del juego (1956)

Final del juego – Final del juego (1956)

Cartas de mamá – Las armas secretas (1959)

Las babas del diablo – Las armas secretas (1959)

El perseguidor – Las armas secretas (1959)

Las armas secretas – Las armas secretas (1959)

Los buenos servicios – Las armas secretas (1959)

La salud de los enfermos – Todos los fuegos el fuego (1966)

Reunión – Todos los fuegos el fuego (1966)

Instrucciones para John Howell – Todos los fuegos el fuego (1966)

Todos los fuegos el fuego – Todos los fuegos el fuego (1966)

El otro cielo – Todos los fuegos el fuego (1966)

Queremos tanto a Glenda – Queremos tanto a Glenda (1980)

Anillo de Moebius – Queremos tanto a Glenda (1980)

Orientación de los gatos – Queremos tanto a Glenda (1980)

 

 

Cuentos en Ciudad Seva

Casa tomada – Bestiario (1951)

Lejana – Bestiario (1951)

Las ménades – Final del juego (1956)

La noche boca arriba – Final del juego (1956)

Axolotl – Final del juego (1956)

La isla al mediodía – Todos los fuegos el fuego (1966)

La señorita Cora – Todos los fuegos el fuego (1966)

 

 

 

 

Jorge Luis Borges

Creó con sus ficciones un universo propio, un compendio asombroso de conjeturas, espejos, laberintos, paradojas… Obra imprescindible de la literatura contemporánea, sus cuentos pertenecen a la categoría de las páginas antológicas. Utiliza un singular estilo literario basado en la interpretación de conceptos como los de tiempo, espacio, destino o realidad. La simbología que utiliza remite a los autores que más le influencian -William Shakespeare, Thomas De Quincey, Rudyard Kipling o Joseph Conrad-. A lo largo de toda su producción creó un mundo fantástico, metafísico y totalmente subjetivo. Su obra, exigente con el lector y de no fácil comprensión, ha despertado la admiración de numerosos escritores y críticos literarios de todo el mundo. Describiendo su producción literaria, el propio autor escribió: “No soy ni un pensador ni un moralista, sino sencillamente un hombre de letras que refleja en sus escritos su propia confusión y el respetado sistema de confusiones que llamamos filosofía, en forma de literatura”.

 

 

Cuentos en Ciudad Seva

Tlön, Uqbar, Orbis Tertius – Ficciones (1944)

Las ruinas circulares – Ficciones (1944)

El milagro secreto – Ficciones (1944)

Tres versiones de Judas – Ficciones (1944)

El Sur – Ficciones (1944)

El acercamiento a Almotásim – Ficciones (1944)

La casa de Asterión – El Aleph (1949)

Los dos reyes y los dos laberintos – El Aleph (1949)

La intrusa – El informe de Brodie (1970)

El evangelio según Marcos – El informe de Brodie (1970)

 

Cuentos en Literatura.us

  • La lotería en Babilonia – Ficciones (1944)
  • Examen de la obra de Herbert Quain – Ficciones (1944)
  • La forma de la espada – Ficciones (1944)
  • Tema del traidor y del héroe – Ficciones (1944)
  • La muerte y la brújula – Ficciones (1944)
  • El fin – Ficciones (1944)
  • La secta del Fénix – Ficciones (1944)
  • Pierre Menard, autor del Quijote – Ficciones (1944)
  • La biblioteca de Babel – Ficciones (1944)
  • El jardín de senderos que se bifurcan – Ficciones (1944)
  • Funes el memorioso – Ficciones (1944)
  • El inmortal – El Aleph (1949)
  • Los teólogos – El Aleph (1949)
  • Historia del guerrero y la cautiva – El Aleph (1949)
  • Biografía de Tadeo Isidoro Cruz (1829-1874) – El Aleph (1949)
  • La otra muerte – El Aleph (1949)
  • Deutsches Requiem – El Aleph (1949)
  • El Zahir – El Aleph (1949)
  • La escritura del Dios – El Aleph (1949)
  • El hombre en el umbral – El Aleph (1949)
  • Emma Zunz – El Aleph (1949)
  • El Aleph – El Aleph (1949)
  • La Espera – El Aleph (1949)
  • Historia de Rosendo Juárez – El informe de Brodie (1970)
  • Juan Muraña – El informe de Brodie (1970)
  • El informe de Brodie – El informe de Brodie (1970)

Cuentos en Archivos Borges

  • Abenjacán el Bojarí, muerto en su laberinto – El Aleph (1949)
  • La busca de Averroes – El Aleph (1949)
  • El indigno – El informe de Brodie (197
  • El encuentro – El informe de Brodie (1970)
  • La señora mayor – El informe de Brodie (1970)
  • El duelo – El informe de Brodie (1970)
  • El otro duelo – El informe de Brodie (1970)
  • El Congreso – El libro de arena (1975)
  • La noche de los dones– El libro de arena (1975)
  • El soborno – El libro de arena (1975)
  • Avelino Arredondo – El libro de arena (1975)

Cuentos en Narrativa Breve

  • El muerto – El Aleph (1949)
  • El espejo y la máscara – El libro de arena (1975)
  • El libro de arena – El libro de arena (1975)

Cuentos en Letras Perdidas

  • Undr – El libro de arena (1975)
  • Ulrica – El libro de arena (1975)

Otras páginas

 

Ahora que conoces la obra de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, cuentos que se han convertido en clásicos del relato corto, descubre también:
Las mejores frases de Julio Cortázar
12 extraordinarios cuentos de Julio Cortázar que puedes leer en línea
Datos que no conocías de Julio Cortázar

BREVE ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DESPUÉS DEL CICLO ELECTORAL.


Unas  líneas preliminares para dar a conocer los inicios de nuestra COESPE, ya que es probable que muchas compañeras lo desconozcan.

COESPE nace el 10 de septiembre de 2016 en los jardines del Paseo del Prado de Madrid, con un acta fundacional de lo que se ha convertido en un movimiento que sin duda se analizará en el futuro por universidades e historiadores, debido a sus logros y sus fracasos, pero sobre todo por su inquebrantable trayectoria.

Nueve CCAA estábamos presentes ese día en la fundación de COESPE. Allí estaba Canarias, Valencia, Galicia, Murcia, Madrid, Andalucía, Catalunya, Asturias y Cantabria representados.

Aunque es justo reconocer que tres movimientos sociales formaban la parte esencial del núcleo fundador de COESPE en sus inicios, Marea Pensionista de Catalunya, Modepen de Galicia, y el movimiento pensionista de Tenerife.

Ahora que hemos situado el movimiento, vayamos a los objetivos del mismo. Estos objetivos los tenemos aprobados y fijados en nuestros documentos de la III Asamblea, por tanto aquí hablaremos de los básicos.

El primero y fundamental es la salvaguarda de nuestro Sistema Público de Pensiones, en adelante (SPP) gravemente amenazado por el capitalismo y las políticas neo-liberales que todo lo invaden, pero es que también son objetivos prioritarios nuestros, toda la defensa de lo público; Sanidad, Dependencia; Educación y todo aquello que contribuya a la consecución de una sociedad igualitaria y justa. Nuestro objetivo por excelencia podría resumirse en una frase (LO PÚBLICO PRIMERO)

Y por esto era necesario poner estas primeras líneas, porque saber de dónde venimos y hacia dónde vamos, nos va a permitir afrontar el futuro
en mejores condiciones.

Hemos pasado unos meses de trabajo muy duros, desde la III Asamblea prácticamente no paramos, y no hemos podido parar porque además de las movilizaciones, hemos atravesado un ciclo electoral completo, del que además del inmenso trabajo, nos ha dejado algunas conclusiones que ya intuíamos o sabíamos, pero que ahora después de los debates con los políticos tenemos aún más claras.

La primera conclusión es que el capitalismo con su globalización se extiende a toda velocidad, abarca todos los ámbitos de nuestra vida, y ese afán depredador por privatizarlo todo va a ser muy difícil de frenar, seguramente habremos de conformarnos con establecer un muro de contención, que retarde lo más posible el sufrimiento que creará en unos años.

La segunda conclusión es que la inmensa mayoría de los políticos se han entregado de lleno en brazos de ese capitalismo, y por tanto ellos no van ni tan siquiera a intentar frenarlo, están demasiado preocupados con sus hermosas poltronas de poder y suculentos sueldos, que nosotros les pagamos.

La primera y la segunda conclusión nos llevan a la tercera: nunca debimos dejar la lucha en las calles, nunca debimos dejar de pelear por nuestros derechos, y nunca debimos aceptar el pacto del 78 y su transición nefasta.

Por lo tanto, la conclusión final es que nunca más hemos de dejar las calles, o estaremos condenando a las generaciones que nos siguen, a vivir en una sociedad que nosotros nunca habríamos aceptado.

Tres son igualmente los tristes argumentos principales de los políticos para no actuar o dedicarse a vivir su situación de privilegio, más que a proteger la vida y los derechos de sus conciudadanos/as.

Además del sacro santo “lo privado funciona mejor y es más eficiente” algo que no se sostiene se explique de la forma que se explique, ya que si algo público no funciona ¿Por qué habría de tener interés lo privado en ello?

PRIMER ARGUMENTO DE LOS POLÍTICOS EN LOS DEBATES.

Uno de los argumentos más manoseados, y que ha quedado patente en estos encuentros es cuando nos dice que: devolver al Ayuntamiento este o el otro servicio es muy caro; una residencia de ancianos es muy cara; un hospital es muy caro; volver re-municipalizar algo es muy caro…. Todo lo que sea facilitar la vida de sus conciudadanos es muy caro, pero no dicen, no quieren hablar, de lo caro que resulta todo el entramado político Administrativo e Institucional que estamos pagando nosotros, en algunos casos con Administraciones obsoletas y duplicadas o triplicadas, excesivamente burocratizadas donde el ciudadano no es nada más que un número para para ellos, y un voto cuando hay elecciones.

Y ese es el verdadero problema, que los políticos sean del partido que sean y tengan la ideología que tengan. Se han entregado por completo a la tesis de los economistas neo-liberales, por diferentes motivos (la mayoría no se sostienen) como: no se puede hacer nada; dejemos que el mercado lo regule; tienen su problema solucionado, hacemos lo que podemos…., y si alguien se acerca demasiado a ellos, para exigir que cumplan con su trabajo, su policía les protege, porque no nos confundamos, es su policía, no la nuestra.

Porque vamos a ver, hemos de tenerlo muy claro, el trabajo de los economistas es ordenar la economía de forma que todos/as los ciudadanos se puedan beneficiar de lo que produce un país y de distribuirlo de una forma equitativa.

Y el trabajo de los políticos es legislar, aprobar leyes y reglamentos para que eso se cumpla. Art. 128 de nuestra CE.

1- Toda la riqueza del país en sus diversas formas, y sea la que sea su titularidad, está subordinada al interés general.

2- Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante una Ley, determinados recursos o servicios esenciales podrán ser reservados al sector público, especialmente en caso de monopolio; podrá ser acordada, también, la intervención de empresas, cuando lo exija el interés general.
Y que decimos nosotros sobre esto?.Cuando un servicio público se privatiza, se externaliza, o se gestiona de una forma privada y opaca a los ojos de los ciudadanos ya deja de ser útil y solidario para la sociedad, podrá ser rentable para unos pocos privilegiados que se lucran con ello, pero no es en absoluto rentable para el conjunto social del país, ya que los servicios que presta tienden a degradarse rápidamente.

No se pueden ceder edificios, locales y posesiones públicas, para que se haga negocio, eso además de robar a la ciudadanía es incentivar la economía especulativa, hacer ricos y poderosos a los que no ponen ni arriesgan absolutamente nada para hacer negocio.

La gestión privada de servicios públicos, solo hace que engordar al capitalismo, ya que sin arriesgar nada el que lo gestiona obtiene pingües beneficios. Cuando esto pasa, el gestor trata por todos los medios de aumentar sus plusvalías, y lo hace despidiendo trabajadores/as y disminuyendo la plantilla, reduciendo sus condiciones laborales, de salarios y contratación, y dejando que las propias condiciones generales de las instalaciones se degraden, ya que al no ser de su propiedad no invierte en su mantenimiento. Todas estas medidas influyen en que se produzcan accidentes de trabajo, y más bajas laborales, lo que a su vez origina más coste a la Administración, o lo que es lo mismo, a la sociedad en su conjunto.

Por contra, lo público tiende a aportar beneficios a la sociedad, ya que las condiciones laborales son mejores, los salarios son seguros y mejores, permiten a estos trabajadores planificar su futuro, de inversión, de familia, de estabilidad… la plantilla sin estar sobre dimensionada, suele estar más ajustada a las necesidades de los servicios que presta, por lo que también se reducen los gastos en accidentes o bajas laborales descritos anteriormente. También es una inversión segura de futuro para la sociedad, pues hace que aumenten las cotizaciones sociales, lo que redunda en el futuro de las pensiones, a la vez que hace aumentar el consumo interno, que a su vez hace aumentar la contratación, y disminuir el desempleo. Lo único que necesita lo público, es una buena gestión con una clara delimitación en la asunción de responsabilidades, de derechos y de deberes, por parte de todos los trabajadores y gestores.

Si nuestros políticos, todos, pero sobre todo los que dicen ser progresistas y de izquierdas asumieran estos postulados, toda la sociedad en su conjunto se beneficiaría con ello.

SEGUNDO ARGUMENTO DE LOS POLÍTICOS EN LOS DEBATES.

Segundo argumento que utilizan a diario, para quitarse sus posibles responsabilidades de encima: Esto que me pedís no es competencia de esta Administración, es competencia de tal o cual Administración.

Pues bien a los ciudadanos no nos importa mucho de quien es competencia un derecho o un servicio que se le ha de prestar, el ciudadano paga sus impuestos a una Administración, y es está Administración que los recibe, la responsable de prestar los servicios o ofrecer ese derecho, la Administración que sea receptora de la petición de un ciudadano/a, habría de tener la obligación de acompañar al ciudadano en todo el recorrido de esa petición hasta que esta se haya cumplido en su totalidad, sea competencia del nivel administrativo que sea.

A su vez el ciudadano, ha de ser consciente de que una sociedad moderna, dispone de unos niveles administrativos determinados, y puede ofrecer derechos y servicios si todos/as pagamos los impuestos que nos corresponde, cada uno en función de su capacidad, pero también ha de saber exigir a la Administración que los impuestos sean equitativos, y que sirvan para ofrecer servicios y derechos, no para robarnos, o rescatar bancos, autopistas, eléctricas y todas esas cosas.

TERCER ARGUMENTO DE LOS POLÍTICOS EN LOS DEBATES.

Cuando se les pide que implementen políticas sociales para los mayores ya que es un colectivo muy desfavorecido, en transporte, dentistas, podólogos, vivienda, asistencia, dependencia y ayudas diversas te dicen:

Ya tienen la tarjeta rosa para el trasporte, y muchas ayudas en la mayoría de temas y servicios que nos proponéis.

Pero la realidad cuál es? La realidad es que para acceder a este tipo de ayudas se toma como referencia el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, en adelante (IPREM), que está situado en los 537,84 euros por mes, 6.454,03 si es por 12 pagas o 7.519 si es por 14 pagas.

De tal manera, que si tenemos dos pensionistas con pensiones de 650 euros, o algo más, se les considerara ricos, y no podrán acceder a esas ayudas por sobrepasar dicho indicador, ya que la renta que se pide para tener derecho es la renta de la unidad familiar. Y esto sirve para la práctica totalidad de las ayudas.

En una palabra, tenemos unos 2,400.000 pensionistas, y cientos de miles de parados, que no solo se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, sino que además han de pagar por unos servicios, que en la mayoría de los casos los Señores políticos no pagan.

Que pedimos desde COESPE: Estamos pidiendo que el indicador para la obtención de esos servicios, sea el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), situado actualmente en 900 euros y que dicho indicador suba a la par que lo haga el propio SMI.

Nos parece algo tan evidente, que no se habría de tener que pedir, pues si una persona como dice la Carta Social Europea, necesita un mínimo de 1.084 euros, es de justicia que todo lo que se encuentre por debajo, tenga la posibilidad de ayudas públicas.

¿QUE NOS ESPERA AHORA, DESPUÉS DE LAS ELECCIONES? LA MOCHILA AUSTRIACA.

Todas las noticias parecen indicar que después de la constitución del nuevo Gobierno, una vez más pintaran bastos para la clase social de este país, más aun, después de unos resultados electorales, que a dichas clases sociales les han sido del todo desfavorables, ya que han favorecido y mucho al PSOE, un partido que hace décadas que se ha desentendido de realizar políticas, que favorezcan a la ciudanía, para entregarse en brazos de la oligarquía financiera y del IBEX 35.

Parece ser, que no son (Fake News) noticias falsas, que Pedro Sánchez pocos días después de ganar las Elecciones Generales, entrego una propuesta al Consejo Europeo recogida en un documento con el título Programa de Estabilidad 2.019- 2.022, las líneas económicas del futuro gobierno. Y en paralelo también se envió otro documento denominado Programa Nacional de Reformas, esto es, las leyes y decretos que piensa aprobar el ejecutivo.

En dichos documentos se definen las líneas fundamentales y concreciones, sobre; relaciones laborales, recortes, previsión del déficit público, y como no, pensiones, de la que hablaremos en seguida.

Es la nueva hoja de ruta del nuevo gobierno, que sin duda se pondrá en marcha con la bendición de la Comisión Europea. Nuestros país, conviene no olvidarlo, perdió su soberanía cunado Zapatero y las derechas, estatales y nacionalistas, modificaron el Art. 135 de la CE para asegurar el pago de la deuda.

Simplificando, son tres los grandes bloques que se han propuesto a Bruselas: las grandes magnitudes económicas y el control del gasto, las pensiones y, especialmente los compromisos legislativos. El gobierno (no formado aun) se compromete entre otras cosas a mantener el SMI en torno a los 1.000 euros, se impondrá la mochila austriaca, y se simplificaran los contratos de trabajo dejándolos en tres modelos (acercándose con ello a la propuesta de Ciudadanos y su contrato único). Esta es la hoja de ruta que Pedro Sánchez ha enviado a la Comisión Europea. Evidentemente faltan concreciones en algunos casos, aunque hay propuestas que ya se han ejecutado.

¿A qué se ha comprometido Pedro Sánchez con Bruselas?

Pedro Sánchez pretende que hasta el 2.022 las pensiones crezcan de acuerdo con el IPC, ya que nuestra presión en la calle hobligo a incluir esta medida. Esta es según el nuevo ejecutivo la frontera; a partir de ahí la revalorización será solo del 0,25 %. Es decir se volvería a aplicar la reforma de Rajoy y su Índice de Revalorización, o más bien de pobreza. Recordar que dicha reforma no ha sido derogada.

¿QUE ES LA MOCHILA AUSTRIACA?

El otro gran tema que Pedro Sánchez ha propuesto a la Comisión Europea es la aplicación a partir de 2.020, y de forma progresiva, de la denominada “mochila austriaca”. Un plan de Pensiones Privado que se cobra de forma diferida, como decía María Dolores de Cospedal cuando hablaba del finiquito de Bárcenas.

La mochila austriaca tiene cuatro grandes objetivos. El primero reducir el costo de las pensiones futuras; una parte será cubierta por el Estado y otra por los planes de pensiones privados generados por la “mochila”. El segundo, reducir hasta hacer desaparecer las indemnizaciones por despido (como el despido ya es libre, además se consigue que también sea gratis). El tercero, refinanciar a la banca con 144.000 millones de euros, que es el monto actual de las pensiones públicas en nuestro país (se crean así las bases futuras, para la apropiación privada de los recursos producidos por las pensiones públicas). El cuarto sería conseguir que las empresas no tengan que hacer ningún tipo de aportación a la Seguridad Social (ya no sería necesario favorecerles con tarifas planas, ni otras medidas impopulares). La propuesta enviada a Bruselas ya dibuja el compromiso del PSOE con el Plan Europeo de Pensiones Individuales (PePP).

Breve Historia de la mochila austriaca.

Hemos de decir que no es ningún invento, ni siquiera es original. Es una copia, como su nombre indica del método adoptado en Austria. Hemos de hacer una salvedad: la economía española no se parece en nada a la del país centroeuropeo, ni en empleo (el paro en Austria es de un 4’8% pleno empleo – ; nosotros 16% de paro), ni en precariedad (ellos 9,2%; nosotros 30%, ni en riqueza (son el doble de ricos que nosotros, medido en PIB), ni en sueldos (su salario mínimo es el doble que el nuestro). La mochila fue instaurada en Austria en el año 2.003.

En que consiste esta mochila austriaca?

De forma simple; es una especie de plan de pensiones privado que acompaña al trabajador a lo largo de su vida laboral. Está asociada al contrato único que propone Ciudadanos. La empresa en vez de pagar el despido aporta un 1,53% mensual del salario bruto del trabajador a un fondo de capitalización. Este dinero se acumula independientemente del contrato que se tenga. El trabajador dispone de ese dinero en el momento en que es despedido (por lo que elimina la indemnización por despido), también si desea crear su propia empresa, o dejar el trabajo. Llegado el día sirve para complementar su pensión de jubilación; incluso se podrá heredar. En Austria se suprimieron inmediatamente las indemnizaciones por despido.

Pongamos un ejemplo: Según la propuesta del PSOE enviada a Bruselas por Pedro Sánchez, un trabajador que cobrara 1.000 euros/mes dedicaría 15,3 euros mensuales. (183,6 anuales) a dicha “mochila austriaca”; esa cantidad se acumularía y serviría para cubrir su despido. Evidentemente, la derecha y la patronal están que saltan de contentos. La CEOE se ha apresurado a explicar sus propuestas sobre el tema en un documento titulado “Estudiar la implantación del fondo de despido similar al modelo Austriaco”. Insistimos: en Austria la aplicación de este método implica que, para obtener la el equivalente a la indemnización por haber trabajado 25 años, ahora necesitan 37, es decir 12 años más. Todo ello dependiendo de la rentabilidad de los fondos de capitalización donde se haya invertido el dinero, sea como mínimo de un 6% anual; cosa más que improbable en la situación actual. Esto se pretende llevarlo a la Comisión del Pacto de Toledo, pacto que tienen intención de resucitar.

Esto es obvio que nos hace cuestionarnos varias interrogantes: ¿Se Implementará? ¿Quién pagará, trabajadores o empresarios? ¿Cuánto se pagaría? Como decimos, es una propuesta seria y que es más que probable veremos pronto hecha realidad. Es una propuesta que una vez dejado atrás la vorágine electoral, se apresta a desarrollar las propuestas de los sectores financieros. La participación, o no, de Unidas Podemos en los futuros gobiernos estatales o autonómicos, tendrá una importancia relevante, pero los resultados electorales fueron poco favorables.

En Austria es el patrono el que paga ese 1,53%. En nuestro país no está definido, la presión de los poderosos ha llevado a declaraciones de algunos ministros sobre la inconveniencia de aumentar la presión fiscal sobre las empresas, lo que nos deja solo un posible donante; el propio trabajador.

La segunda cuestión es aún más compleja. En Austria con un salario mínimo que ronda los 2.000 euros, el aporte a la mochila, la realiza el empleador y es de 1,53% del salario bruto. En España, teniendo en cuenta que nuestro SMI es la mitad o menos, para igualar esa cantidad “ahorrada” se habría de aportar entre el 3 y el 5% del salario.

Lo más preocupante de todo esto, es que la única cuestión que ha quedado bien definida, es quien se responsabiliza de la gestión: evidentemente las entidades privadas. Pero como hemos dicho muchas veces, la situación de la banca española y europea está en una situación muy crítica y se ha de hacer lo que sea para salvarla, y eso los ciudadanos españoles lo saben muy bien; hipotecas suelo, preferentes, timos por aquí y por allá… Recordemos que la “mochila austriaca” se constituirá como Planes de pensiones de capitalización privados. Las entidades financieras no se hacen responsables de la rentabilidad de esos fondos, por tanto: si la inversión da un resultado negativo y los fondos pierden, el Estado se hará cargo del 100% (si tiene dinero, claro) con lo que el riesgo para las entidades financieras es igual a 0. Si esto ocurre, los trabajadores pagaran dos veces. Una cuando se les retiene esa cantidad, y la segunda, vía impuestos porque, en caso de quiebra el Estado cubrirá ese “agujero” con los impuestos recaudados. De nuevo nos engañan, para que llenemos sus arcas a costa de nuestras pensiones futuras.

Consecuencias para el empleo.

Nos venderán que se mejora el contrato fijo que se propone, pero… ¿Qué más da si pueden despedir gratis, y en cualquier momento? En realidad lo que hace es facilitar mucho más el despido, al dejar de existir las indemnizaciones. Las empresas podrán despedir sin coste. Se ataca ferozmente la negociación de los convenios, la antigüedad o cualquier derecho conseguido hasta ese momento. En España tenemos tres millones de parados, un 30% de paro juvenil, todo un ejército de reserva lo suficientemente grande para cubrir la rotación laboral, que además crecerá en el futuro inmediato, con la implantación de la robótica a todos los niveles. Las empresas necesitan aún más flexibilidad y peores condiciones de contratación para asegurar su tasa de beneficios.

Consecuencias para las jubilaciones .

Cuando nuestros hijos lleguen a la edad de jubilación, podrán recuperar el capital acumulado en la mochila (si han tenido suerte de trabajar todos esos años), pero se pueden encontrar con tres desagradables sorpresas:

La primera. Suponiendo que el banco, caja o entidad que haya gestionado su dinero no haya quebrado (estamos hablando de muchos años), no recibirá todo lo aportado, el saldo final se verá reducido por los costes que aplique el banco en la gestión de esos fondos. Además, como la rentabilidad en bolsa es negativa (la mayoría de los planes de pensiones privados actualmente dan perdidas), nos encontraríamos, con que nuestra hucha en lugar de crecer, se ha reducido.

Segundo. En la actualidad las indemnizaciones por despido están exentas de tributación. La “mochila” en cambio es un fondo de capitalización, sobre el que se habrán de pagar impuestos en su momento. En la actualidad la retención de IRPF es la siguiente:

De 0 a 12.450€ se paga un 19%

De 12.451€ a 20.200 se paga un 24%

Y así sucesivamente.

Repetimos: Estamos frente a un Plan privado de pensiones. Esta propuesta vendrá a complementar otra de la UE aprobada con alevosía,
nocturnidad y premeditación, el denominado Plan pan-Europeo de pensiones individuales (PePP).

Un ejemplo:

Trabajador que cotizó 35 años, acumulo en su mochila: 11.245,5€

El banco cobra una comisión del 0,85% (renta fija) Rescata: 9524,94€

Si lo retira todo, el Estado le aplica el 19% de retención. Rescata: 7.715€

O bien diferirlo, una pensión dos años de 161€ al mes.

¿Perdemos o ganamos?

Ejemplos de la aplicación del modelo propuesto por el PSOE.

El nuevo método implica continuas pérdidas para los trabajadores respecto a la situación actual. En caso de contratos temporales, la perdida por la indemnización no cobrada sería del 45,9%, en caso de despido y suponiendo 35 años cotizados, las perdidas fluctuarían entre el 36,6% y el 81,9%.

Trabajador con contrato temporal (12 días/año)

En la actualidad: contrato indemnización 300€

De seis meses:

Con la mochila recibe 137,7€

Perdida a cargo del trabajador:………………………….45,9%

Causa del despido: indemnización.

Trabajador con Cont. Indefinido, 35 años cotizados, despido improcedente: 62.136,99€ Cont. Fomento de la contratación indef.

Despido obj. Improcedente. 35.506,85€

Despido por causas objetivas 17.753,42€
En todos los casos la mochila acumularía…….11.245,50€

El trabajador pierde del 36,66% al 81,90%

Que hace la denominada izquierda? Pero sobre todo, ¿Cómo es posible que aguantemos tanto?

Domiciano Sandoval

(Es Coordinador de la Marea Pensionista de Cataluña y coportavoz de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones-COESPE)


Barcelona, junio de 2019

 

 

 

ANÁLISIS CRÍTICO DE LA PRESIDENCIA DE JOSÉ “PEPE” MUJICA

“Desgraciado el país que necesita héroes “

( Bertolt Brecht)

Introducción

José Mujica fue llamado “el mejor presidente del mundo”, claro ejemplo a imitar por parte  de otros políticos, en cuanto a vocación de servicio, honestidad y sencillez.

Grandes y pequeños medios de comunicación de todo el mundo, personalidades políticas, artistas, deportistas de distintos países se entrevistaron con él, cual estrella de rock en sus viajes al exterior, y muchos fueron los que se acercaron a la propia chacra del austero presidente, entre ellos el ex rey Juan Carlos de Borbón, quien también quedó encantado de su sencillez.

Se inició la filmación de una película sobre su vida, que quedó truncada por falta de más aportes de las empresas públicas uruguayas en este momento de dificultades económicas, y fue postulado al Premio Nobel de la Paz. El semanario británico The Economist lo nominó entre las 100 personalidades más influyentes del mundo.

José Mujica, como persona es honesto por encima de todo. Jamás se aprovechó de sus cargos para enriquecerse. Por su estilo informal y sencillo, fue conocido como el presidente más pobre del mundo. Conquistó a los ciudadanos uruguayos y a los pueblos de otros países. Su filosofía de vida y su modo de vivir modesto, en contraste con otros presidentes, atrajo la atención de todo el mundo. Y es que para Pepe Mujica la felicidad no consiste en conseguir dinero, y mucho menos en conseguirlo en la función pública; en una entrevista declaró que “a los que les gusta mucho la plata hay que correrlos de la política, porque si no, terminamos hipotecando la confianza de la gente”. Igualmente ha aseverado en varias ocasiones lo siguiente: “Yo vivo, en términos generales, como vivía antes de ser presidente y de ser legislador. Vivía así y sigo viviendo de la misma manera. En realidad tiendo a vivir como la inmensa mayoría y la forma de vivir que tiene el pueblo uruguayo.”

Sin embargo, el objeto de estas reflexiones no es la figura humana de Pepe Mujica, sino su labor como político, legislador y presidente de Uruguay. Entonces, en este marco, tener simpatía o no por Mujica puede no ser importante, el problema aparece cuando esa actitud afectiva se transforma en una valoración política acrítica. Se puede sentir simpatía por el personaje, sin embargo un análisis de su gobierno que no se quede en lo superficial exige tener una visión muy crítica a partir de sus promesas e intenciones y sus políticas concretas de gobierno. En este sentido la envidia expresada en el exterior añorando tener también un presidente como Mujica es bastante inconsecuente. No se puede seguir ciegamente lo que dicen los medios en cada momento, no podemos caer en la adoración simplista de un personaje, pues crea un precedente para que muchos apliquen técnicas similares a las de Mujica y terminen demostrando su populismo, y, especialmente, su nulo interés en realizar un verdadero cambio social y económico.

“ ¡El último en salir que apague la luz !

(Grafiti en Montevideo)

¿De dónde procede Mujica?

Para entender a Mujica y su entorno es necesario remitirnos a su pasado tupamaro donde su verticalismo y su sectarismo dentro de la cárcel de Punta Carretas llevaba a excluir, marginar y amenazar a quienes integraban otros grupos guerrilleros; esa fue la práctica de los comandos tupamaros.

Mujica fue un guerrillero que aspiraba a la conquista del poder y despreciaba las luchas sociales, Estuvo preso en condiciones inhumanas, lo que no le impidió apoyar e incluso ocultar las negociaciones llevadas adelante por el dirigente del Movimiento de Liberación Nacional (MLN, tupamaros), luego ministro de Defensa, Fernández Huidobro, que condujo a la tregua entre tupamaros y las fuerzas armadas en 1972. En una fase de esa tregua los líderes del MLN presos colaboraron con los militares en la elaboración de planes de gobierno y en la represión de “ilícitos económicos”, lo que llevó a que empresarios y comerciantes acusados por los tupamaros y los militares de corruptos y de ser la causa de la pobreza fueron secuestrados y torturados en los cuarteles y algunos tupamaros se prestaron a colaborar en la tortura de los acusados de “ilícitos”. Toda esta historia negra del MLN dispuesto a aliarse con los militares, quienes iban un año después a dar el golpe de Estado, para tener cuotas de poder, fue cuidadosamente ocultada por Mujica y la dirección tupamara.

Desde que salió de la cárcel la vida del ex presidente uruguayo no tuvo como objetivo la acumulación de riquezas sino la lucha por el poder. Y en esa lucha, cuando la apertura democrática, comparándose con las otras fuerzas anti dictatoriales hablaba de la cantidad de balas en el cuerpo y de años de cárcel que tenía la dirección ejecutiva del MLN, despreciando a las otras fuerzas que habían luchado contra la dictadura. Como dato estaría bien aclarar que de todas las fuerzas políticas que llegaron a la apertura democrática solo el MLN llegó con todo su grupo dirigente casi íntegro, en tanto los demás vieron diezmadas sus direcciones, desaparecidas o asesinados sus dirigentes.

Cuando en 1994 Mujica fue elegido diputado, al poco tiempo declaró sentirse tan inútil como un florero. Como legislador nunca presentó ningún proyecto de ley, pero aprendió a manejar el poder y a apostar por el pragmatismo más oportunista, siendo su máxima: “así como te digo una cosa te digo la otra”. Igualmente no tuvo escrúpulos en aliarse con quien quiera que fuese, como decía estaba dispuesto a hacer alianzas con sapos y culebras. Y así lo hizo trayendo políticos de los partidos burgueses a sus filas para asegurarse ganar las elecciones.

Una vez llegado a la Presidencia de la República, no dudó en aliarse con un gran empresario del sector de la pesca, célebre por sus políticas explotadoras y represivas de sus trabajadores, así como perseguidor de cualquier intento de sindicalización. A lo largo de su andadura política sostuvo a empresarios que llevaron grandes empresas a la quiebra, como lo que ocurrió con ANCAP, la petrolera estatal, o la empresa de ferrocarriles del Estado que Mujica privatizó.

Todo ello ya era entonces una muestra de hacia dónde iba a ir su gobierno.

 

“Se vende paisito esquina al mar “

(Graffiti en Montevideo)

 

¿Cómo fueron las políticas de Mujica?

 

Política Económica

Pepe Mujica prometió un “giro a la izquierda” en el gobierno, sin embargo y de forma muy semejante a los gobiernos de Lula en Brasil y Chávez en Venezuela, en el fondo no cambió casi nada, o al menos no cambió nada que las multinacionales y la burguesía uruguaya no quisieran.

Dejó a los capitalistas neoliberales como responsables del Ministerio de Economía, aunque con innegable habilidad perfeccionó el “pan y circo” ofreciendo el opio de la esperanza. Jugó con las ilusiones e ideales de la gente con promesas que casi nunca cumplió. En su gobierno no actuó en absoluto contra las estructuras económicas heredadas de los gobiernos de la burguesía, y no supo o no quiso explorar ni aprovechar, cuando las materias primas estaban al alza en los mercados, caminos alternativos, distintos a los de la dependencia de materias primas.

Mujica lanzó la idea de su rol mediador entre Capital y Trabajo, generando la idea de un “capitalismo bueno”.  En ese camino desarrolló políticas públicas asistencialistas para los sectores más olvidados y vulnerables de la población uruguaya, y aplicó los planes del Banco Mundial que permitieron disminuir la pobreza extrema en el país igual que otros gobiernos de la región en la época. Pero aunque Mujica decía que utilizaba a los mercados globales y a las multinacionales para servir a los intereses del país, siempre se supo que eso nunca fue cierto. Al igual que Lula y Chávez protegió a los capitalistas, a fin de que ganasen dinero que luego se redistribuiría, ¡la falacia de siempre! Y efectivamente, a pesar del enorme crecimiento del PIB, en los primeros diez años de gobiernos progresistas, en su gestión no hubo ninguna redistribución de riqueza que beneficiase efectivamente a los trabajadores siendo que tercera parte de ellos no tenían ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas. Por el contrario, los ricos se enriquecieron mucho más.

Fue cierto que la gestión de Mujica de la mano del capitalismo llevó a altos crecimientos macroeconómicos con tasas mayores del 3%. Fueron logros económicos indudables, pero que ocultaban grandes debilidades y costos. Así, se vendió la falacia del alto crecimiento económico sin darse cuenta de que gran parte de ese crecimiento no era debido a las inversiones extranjeras productivas (fueron meramente extractivistas y depredadoras), sino a la misma inversión gubernamental.

En efecto, con Mujica, desde 2010 a 2013, el gasto público presentó un crecimiento promedio del 6%, lo que causó un aumento constante del déficit estatal que no lograron disminuir las subidas de impuestos. Por otro lado se mantuvieron las ayudas y subsidios a la población más desfavorecida en aras de la paz social, mientras el Estado recaudaba cada vez menos.

En este contexto económico, fue muy aplaudido a nivel internacional el discurso anti-consumo pronunciado por Mujica donde mencionaba que debíamos dejar de luchar tanto por lo material, y enfocar esfuerzos en luchar por lo realmente importante. Sin embargo promovió y protegió las empresas transnacionales que contaminaron el país y que se beneficiaron aún más que en gobiernos anteriores de exoneraciones y beneficios tributarios.

Asimismo, el gobierno de Mujica, además de impulsar los mega emprendimientos de la producción de soja que contaminan con agro-tóxicos y las empresas de celulosa con sus plantas de eucaliptos que destrozan la tierra y contaminan el agua, hizo aprobar también leyes a favor de la mega minería a cielo abierto que paulatinamente han ido causando graves daños ambientales. Ante estas nefastas medidas los crecientes movimientos de protesta y denuncia chocaron con la hostilidad de Mujica que llegó a acusar a quienes luchaban contra el monocultivo de soja, contra los agro-tóxicos y contra la mega minería de estar financiados por ONG,s europeas y ser enemigos de la nación.

El fracaso en la Educación

 

Vamos a invertir primero en educación, segundo en educación, tercero en educación. Un pueblo educado tiene las mejores opciones en la vida y es muy difícil que lo engañen los corruptos y mentirosos” dijo Mujica en su campaña presidencial en 2010. Sin embargo, el gobierno tuvo que reconocer en el 2012 que su programa de educación había fallado. Uruguay en los informes PISA obtuvo los peores resultados desde 2003, figurando en la posición 53 de los 63 países evaluados. Además en los últimos diez años Uruguay ha sido el país que tiene en proporción el mayor número de trabajadores poco cualificados en América Latina, es decir, el país en el que los trabajadores tienen menos estudios.

 La educación nunca estuvo tan mal, y ante las protestas de los docentes, el gobierno de Mujica optó únicamente por la represión, siendo que el propio presidente dijo que para resolver el tema de la crisis de la educación había que “hacer pelota al sindicato de docentes”, es decir, destruirlo.

 No obstante hay que reconocer a Mujica su sinceridad al reconocer que no sólo en la educación, sino en todo lo demás, su gestión no fue en absoluto un éxito. Como confesó: “… lo intentamos, pero fallamos. No pude, fracasé porque no pude convencer a buena parte de mis compañeros…”

 

El problema de la inseguridad ciudadana

Frases como “Uruguay es un oasis de seguridad en América Latina”, lamentablemente ya no son ciertas en el país, desde la época de Mujica, pero especialmente desde el segundo mandato de Tavaré Vázquez hasta la actualidad.  El país no está tan mal como otros de la región, pero la sensación de inseguridad es muy alta, y las encuestas desde 2014 arrojan altas cotas de personas que consideran que la inseguridad es el principal problema del país, con una percepción de más del 36%, la segunda más alta de América Latina después de Venezuela. El problema  ha venido creciendo progresivamente y junto con la falta de trabajo, la escasez de oportunidades y la carestía de la vida, constituye hoy el conjunto de argumentos para una creciente ola de emigraciones de uruguayos.

 

La cuestión de los Derechos Humanos

 

La impunidad a favor de los delitos de lesa humanidad de la dictadura fue la política del gobierno Mujica. Durante su presidencia puso permanentes obstáculos para investigar los 200 casos pendientes de desaparecidos durante la dictadura. El propio expresidente se manifestó incluso a favor de liberar a los militares encarcelados por razones de edad, a pesar de que el pacto de silencio de los uniformados -inquebrantable- ha bloqueado cualquier avance en el esclarecimiento de los crímenes de la dictadura. Después de dos periodos en el Gobierno se han esclarecido tan solo cuatro casos de desaparecidos de la dictadura (1973-1985) y han sido procesados solo 22 militares alojados por iniciativa del gobierno de Mujica en una cárcel militar con todas las comodidades. Por las casi 7.000 personas que han sido detenidas y torturadas no hay ningún militar procesado.

Mujica y el MLN tienen una visión muy particular de la historia reciente. Para ellos el enfrentamiento fue entre comandos tupamaros y comandos militares; la teoría de los dos demonios que afirmó que también la burguesía coincidiría con esa visión. Con su sectarismo se olvidan de los miles de torturados y presos, de los cientos de desaparecidos y asesinados por resistir a la dictadura que no pertenecían al MLN y que no negociaban con los militares antes del golpe como lo hacía el MLN. Mujica, aunque parezca increíble, llegó a decir que este problema de la violación de los derechos humanos durante la dictadura se iba a resolver con la muerte de los protagonistas.

Esta condescendencia con las violaciones de los derechos humanos de militares y policías, fue notoria, por ejemplo, disculpando los delitos cometidos por los soldados uruguayos en su misión en Haití.

Camino del Infierno. La situación actual de Uruguay

Uruguay se ha ido deteriorando progresivamente, Se instala una inseguridad en aumento, educación muy deteriorada, sociedad devastada por la pobreza y la precariedad, sectores marginados creciendo. Una sociedad que ha perdido cultura, educación, ideales y sueños.

Poco a poco se agranda la clase baja, las nuevas generaciones o emigran o viven al día con empleos precarios, y la mayoría en el sector informal, en la economía sumergida o en la delincuencia. No hay trabajo o es muy precario, el poder adquisitivo está hundido y los precios aumentan desproporcionadamente. Por otro lado, los planes sociales y el asistencialismo de la era Mujica, sólo alivian la pobreza, pero al precio de cronificarla.

 

Mientras la burguesía, cada vez más empobrecida, no se da cuenta de lo que ocurre, o más bien no se quiere dar cuenta, refugiándose en los pocos barrios más acomodados, en los centros educativos privados, en los balnearios y centros turísticos a donde no pueden acudir los trabajadores, jubilados o desempleados.

A modo de conclusiones

Pepe Mujica fue durante su mandato un populista en la peor acepción del término, jugó con las esperanzas del pueblo prometiendo lo imposible, dejando a la gente fuera del ámbito de decisiones y ejerciendo en demasiadas ocasiones un autoritarismo amenazador. Eso sí, envuelto todo ello en acciones de propaganda e imagen para consumo interno y externo, como su pobreza y sencillez para que se obviaran sus errores y el incumplimiento de sus promesas.

Del viejo programa de izquierda del Frente Amplio (FA), partido del presidente Mujica, ya no queda nada, lo enterraron definitivamente en nombre de la gobernabilidad. El viejo programa del FA hablaba de desarrollar la industria del país y la agroindustria, pero Mujica y los suyos lo olvidaron. En su viejo programa también hablaban de nacionalizar la banca, sin embargo el gobierno de Mujica promovió leyes a favor de la gran banca privada.

Durante su gobierno  una nueva camada de burócratas de izquierda, de origen político y sindical, se encaramó en el aparato estatal, compactando con la aplicación de las agendas definidas por el Banco Mundial y otras agencias mundiales, colaborando en la continuidad del modelo heredado y antes criticado. El antiguo tupamaro sólo permitió reformas pequeñas y parciales siempre que fuesen compatibles con el proceso de reproducción del capital, como fue el caso de la legalización de la marihuana. En todo lo demás Mujica se convirtió en un símbolo del capitalismo y las formas de la democracia electoral y representativa.

Como dice la escritora María Urruzola en un libro demoledor, refiriéndose al ex guerrillero tupamaro Eleuterio Fernández Huidobro “El Ñato” que fue Ministro de Defensa con Pepe Mujica;

 

¿Para eso luchamos tanto Ñato ?

 

 Fuentes:

– Artículos de José “Pepe” Carballa.

– Escritos de María Urruzola.

– Revista Biblioteca Terra Livre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                          

Razones y Argumentos del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia hemos elaborado la presente tabla reivindicativa tratando de consensuar desde las diferentes posiciones ideológicas que lo integran unos acuerdos básicos que fortalezcan nuestro movimiento para seguir movilizándonos hasta conseguir nuestros objetivos.

Es una propuesta abierta que queremos trabajar con el resto de asociaciones de pensionistas de la CAV y Navarra con los que compartimos estrategias y reivindicaciones básicas y proponemos sea una herramienta para unir fuerzas con movimientos de pensionistas del Estado que, desde la pluralidad y el respeto a nuestra independencia, compartan las cuestiones básicas de la propuesta.

Queremos destacar que nuestra principal fortaleza ha sido y debe seguir siendo la unidad y el consenso desde la pluralidad, la diversidad y la autonomía respecto a cualquier opción política o sindical. No es extraño por tanto que lunes tras lunes sigamos gritando que gobierne quien gobierne las pensiones se defienden.

Hemos conseguido algunas victorias, pero ni se han consolidado ni garantizan el sistema público de pensiones y unas pensiones dignas; por ello, para potenciar el movimiento tenemos que ampliar los marcos de colaboración y movilización con todas las personas afectadas por la consecución de nuestros objetivos.

Somos conscientes de que sólo la implicación de mas sectores sociales con nuestra lucha podremos dar la vuelta a la situación; por ello proponemos que las reivindicaciones que hemos acordado sean el punto de encuentro con, jóvenes, mujeres, trabajadoras y trabajadores en activo, personas desempleadas, autónomos y las asociaciones que los representan.

Esta tabla reivindicativa no es ningún dogma; es un instrumento que hay que seguir enriqueciendo para que todas las personas que hoy y en el futuro formen parte de este movimiento se puedan sentir plenamente identificadas y comprometidas.

Bizkaiko Pentsionisten Mugimenduak honako errebindikazio-taula prestatu du, parte hartzen duten jarrera ideologiko anitzak kontuan hartuta, oinarrizko akordioak adosten saiatzeko, gure mugimendua indartuko dutenak, mobilizatzen jarraitzeko gure helburuak lortu arte.

Proposamen irekia da; EAE eta Nafarroako pentsionisten elkarteekin landu nahi duguna, estrategia eta oinarrizko errebindikazio berberak baitauzkagu. Halaber, aniztasun eta gure independentziaren errespetutik, proposamenaren oinarrizko arloetan partaide diren Estatuko pentsionisten mugimenduekin bat egiteko tresnatzat proposatzen dugu.

Nabarmendu nahi dugu gure indar nagusienak pluraltasun eta aniztasunaren batasuna eta kontsentsua izan direla. Baita aukera politiko edo sindikalekiko autonomia ere. Horrela izaten jarraitu behar du. Ez da arraroa beraz, astelehenero gure oihua hauxe izatea: gobernuan dagoena dagoela, guk pentsioak defendituko ditugu.

Garaipen batzuk lortu ditugu, baina ez dira sendotu, ez dute Pentsioen Sistema Publikoa bermatzen, ez eta pentsio duina ere. Horregatik, mugimendua indartzeko, gure helburuen lorpenarekin ukituak diren pertsona guztiekin, mobilizazio eta kolaborazio markoak zabaldu behar ditugu.

Badakigu, egoerari buelta emateko, gizartearen sektore gehiagok gure borrokan parte hartzea, ezinbestekoa dela. Horregatik, adostu ditugun akordioak, gazte, emakume, langile, langabetu, autonomo eta ordezkatzen dituzten elkarteekin lotunea izatea proposatzen dugu.

Errebindikazio-taula hau ez da dogma bat, aberastu behar dugun tresna bat baizik. Horrela, gaur egun eta etorkizunean partaide diren edo izango diren pertsonak, guztiz identifikatuta eta konprometituta senti daitezen.

AQUÍ DOCUMENTOS:

 

Bizkaiko Pentsionisten Mugimenduak honako errebindikazio

Razones y Argumentos