RELATOS COLAPSISTAS.Cuentos y ensayos decrecentistas

Desocupado lector, debido a la actual Pandemia deseo compartir este Libro en formato PDF, que representa el trabajo de dos personas: yo, Felix, y mi diseñador, maquetador y corrector, Javi.

Es un libro que habla de posibles colapsos, de decrecimiento, del presente y futuro de la tecnología y contiene algunos relatos de ciencia ficción distópica que acaban convirtiéndose en realidad.

Es el PDF íntegro de la edición en color del libro impreso. Lo liberamos con una licencia Creative Commons, con reconocimiento y no comercial: CC-BY-NC.

Puedes compartirlo, imprimirlo total o parcialmente, usarlo para sus clases, charlas o lo que considere, siempre de forma gratuita e indicando la fuente y enlazando a http://www.felixmoreno.com y/o http://www.relatoscolapsistas.com. Está prohibida su venta o uso comercial,así como subirlo a webs que obtengan beneficios con publicidad. Si desea compartirlo en su web,por favor, contacte conmigo pidiendo permiso.

Si le gusta el libro o lo usa para, por ejemplo, docencia, le invitamos a que lo compre impreso en nuestra web o haga una donación. Con ello ayuda a que podamos seguir publicando nuevos relatos y ensayos en forma de nuevos libros .Hacemos todo esto  de forma auto gestionada, de forma libre para que todo el mundo pueda acceder a ellos.

Todos los relatos están también publicados en nuestra web http://www.felixmoreno.com,cualquier comentario, errata o mejora es bienvenida.

Estamos traduciéndolo a muchos idiomas con ayuda de voluntarios, si desea echar una mano traduciendo algún relato de este libro o de los  que  tenemos publicados en la web, es bienvenido. Próximamente estará en inglés, catalán, italiano, japonés,gallego,euskera y cualquier idioma que hable y quiera compartir con nosotros para que lo publiquemos.

Puede contactar conmigo en felix@felixmoreno.com.

Nos gusta el formato papel porque precisamente, como relato en este libro y en el segundo, el futuro de la informática es complicado en una sociedad con cada vez menos energía. De eso hablo en el artículo “El fin de la memoria (I). Procesadores”, que puede encontrar en este PDF, o su segunda parte en el libro Relatos Colapsistas 2,donde hablo del futuro de los discos duros, ssd, etc.

Espero le guste y también le invito a que compre el segundo libro publicado durante la cuarentena, Relatos Colapsistas 2.

Paz, salud y libertad.
Felix Moreno
http://www.relatoscolapsistas.com

 

NOTA:Agradecemos desde el Foro Ametzagaña el permiso concedido para ser publicado y difundido.

Para visualizar o descarga ,aquí:

RELATOS COLAPSISAS 1 XL PDF 1.3

CUENTOS DE CANTERBURY (En PDF)

Chaucer comenzó a escribir los Cuentos de Canterbury durante la década de 1380, pero lo abandonó a finales de la década siguiente. Es probable que Chaucer no tuviera una estructura fijada al escribir la obra, pues esta parece haber sido revisada varias veces, al serle añadidos nuevos cuentos. En el prólogo general, el anfitrión, Harry Bailly, anuncia 120 cuentos (cuatro cada uno, dos en la ida a Canterbury y dos en la vuelta a la taberna). Sin embargo, el resultado final son 24 cuentos, todos ellos en el viaje de ida. Se ha sugerido que el dejar el final inacabado fue una acción deliberada por parte de Chaucer. Otros estudiosos señalan que es posible que la muerte sorprendiera a Chaucer —se supone que este muere hacia 1400— y que de esta manera la obra quedara inconclusa.

La estructura de «cuentos contenidos» de Los cuentos de Canterbury es fácil de encontrar en otras obras de la época, como el Libro de buen amor del Arcipreste de Hita, el Conde Lucanor de don Juan Manuel o el Decamerón de Boccaccio, el cual puede haber sido la principal fuente de inspiración para Chaucer. De hecho, éste adaptó varias de las historias de Boccaccio poniéndolas en boca de sus peregrinos. Sin embargo, lo que separa a Chaucer de sus contemporáneos es la caracterización de sus personajes.

Comparando con los narradores de El Decamerón (siete mujeres y tres hombres, todos jóvenes y acomodados, de nombres clásicos), los personajes de Chaucer son más variados y representan prácticamente todas las variantes de la sociedad de la época. Los relatos, además, son también de diferentes tipos, lo que permite mostrar las distintas personalidades a través de sus selecciones narrativas y su forma de contarlas.

 

En cuanto a la peregrinación en sí misma, no parece ser más que un recurso literario para juntar a tan diverso grupo. Por ejemplo, un monje raramente obtendría permiso para realizar la peregrinación, y en el caso de algunos otros personajes, resulta difícil de creer el simple deseo de acudir. Por otro lado, todos los peregrinos viajan a caballo, por lo que no podemos pensar que haya ningún tipo de penitencia. Tampoco se menciona ninguna visita a los santuarios del camino o de la celebración de la misa, de modo que la peregrinación tiene más apariencia de un viaje turístico.

Chaucer tampoco presta mucha atención al avance realizado durante el viaje y, aunque apunta a que los cuentos son narrados en varios días, no detalla ninguna de las paradas del grupo para dormir. Aunque el viaje podía realizarse en solo un día, esto sería un tiempo demasiado corto para la correcta narración de los cuentos y habitualmente, este tipo de viajes tenían una duración de dos o tres días. Concretamente se menciona el 18 de abril en los Cuentos y Walter William Skeat, editor y crítico de la obra en el siglo XIX, determinó el 17 de abril de 1387 como el primer día de narración de los cuentos.

Los académicos dividen el cuento en diez fragmentos. Entre ellos, todos los que componen un fragmento están conectados de forma directa, frecuentemente porque un personaje pasa el turno de palabra a otro, pero no hay ninguna introducción entre los fragmentos. Esto significa que no existe un orden o cronología fija en los fragmentos, y por lo tanto tampoco en los cuentos.

Aquí para descargar o visualizar

CUENTOS DE CANTERBURY (En PDF)

Charles Dickens (Libros en PDF)

Charles John Huffam Dickens (Landport, Portsmouth, Inglaterra, 7 de febrero de 1812-Gads Hill Place, 9 de junio de 1870) fue un escritor y novelista británico, uno de los más conocidos de la literatura universal, y el más sobresaliente de la era victoriana. Fue maestro del género narrativo, al que imprimió ciertas dosis de humor e ironía, practicando a la vez una aguda crítica social. En su obra destacan las descripciones de gente y lugares, tanto reales como imaginarios. Utilizó en ocasiones el seudónimo Boz.

Sus novelas y relatos cortos gozaron de gran popularidad durante su vida, y aún hoy se editan y adaptan para el cine habitualmente. Dickens escribió novelas por entregas, el formato que usó en aquella época fue la ficción, por la sencilla razón de que no todo el mundo poseía los recursos económicos necesarios para comprar un libro. Cada nueva entrega de sus historias era esperada con gran entusiasmo por sus lectores, nacionales e internacionales. Fue y sigue siendo admirado como una influyente personalidad literaria por escritores de todo el mundo.

Biografía de Charles Dickens

1) Cuento de Navidad
2) Grandes esperanzas
3) Oliver Twist
4) David Copperfield
5) Historia de dos ciudades

MIGUEL DE CERVANTES (Libros en PDF)

 

Nacido el 29 de septiembre de 1547, Miguel de Cervantes es considerado como un pilar en la literatura española puesto que dispone de obras tan transcendentales que no disponer de una de estas en nuestra biblioteca sería un sacrilegio.

Hoy conoceremos 7 datos curiosos de Miguel de Cervantes que causaron conmoción en su época, y en la nuestra también pues aún en este siglo se siguen desarrollando obras de las piezas de arte escritas por Cervantes, además de traducciones y libros constantemente actualizados del mismo.

1) Sirvió como esclavo a piratas

Si, leíste bien, Miguel de Cervantes fue más que un escritor, fue un simple esclavo en la época de 1575 a bárbaros piratas hasta que Fray Juan Gil tuvo la osadía de pagar su condena con 500 escudos de oro. Siendo liberado 5 años después en 1580, con él se encontraba su hermano, quien tuvo la dicha de ser liberado también.

Quien creería que este increíble pilar de literatura haya sido víctima de constantes abusos por parte de estos bárbaros…

2) Elaboró una de sus obras maestras en la cárcel

Trabajando de cobrador de impuestos, Miguel de Cervantes muchas veces se adueñaba de estos impuestos (o parte de ellos), por lo que casi siempre estaba pasando cortos periodos de tiempo en la cárcel. En uno de esos periodos le vino la musa, sintiéndose inspirado dio inicio a la obra más conocida por todo el mundo.

Cervantes inicio la idea de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha en 1597.

3) Nunca tuvo un cargo político relevante ni tampoco compartió con los nobles

El maestro Miguel de Cervantes nunca tuvo muchas relaciones con gente de alta clase social; pues era muy pobre, y aunque muchos creían que el cobraba por las regalías de sus libros, se equivocaban.

Cervantes murió muy pobre. Aún habiendo sido el pilar para las próximas generaciones y aún más, haber inspirado a otros genios, como por ejemplo a Shakespeare, nunca tuvo ni una pizca de fama o dinero durante su época.

4) Shakespeare le admiraba

Este maestro era un gran admirador de Cervantes, pues logró leer Don Quijote. Sin embargo, no hay registro alguno acerca de si Cervantes tuvo conocimientos de tal admiración por parte de Shakespeare.

En una especie de mención honorifica se descubrió que Shakespeare en el año 1613 le dio título a Historia de Carnedio, una de sus piezas literarias, cierto nombre que aparece en la novela de Don Quijote.

5) Tuvo un muy humilde entierro

Uno de los autores más relevantes de la literatura española dispuso de un entierro que quizás no fue el que muchos esperaríamos por su fama y su impacto hacia la sociedad de la época y las siguientes a través de sus obras literarias.

Miguel de Cervantes no dispuso de lápida, tampoco tuvo una marca por la cual reconocer la tumba. Simplemente lo enterraron y se desconocía el paradero de su lugar de descanso. Sin embargo, un grupo de exploradores y expertos en la materia lo localizaron.

6) No le gustaban los actos públicos ni reuniones, pues carecía de buen habla

Miguel de Cervantes, con un excelente don para la escritura y para hechizar a los corazones de los lectores más briosos: era tartamudo. Dicho por él mismo en prólogos de sus libros.

7) Se decía que murió el mismo día que Shakespeare

Sin embargo, esto no fue así. Ya que, aunque muchos dicen que Cervantes murió el 23 de abril: están equivocados. Él murió el 22 de abril. Y mientras tanto en Inglaterra no usaban el calendario gregoriano, para la época empleaban el uso del calendario Juliano, por lo que no podría ser 23 de abril para ellos: sino que vendría siendo el 3 de mayo.

 

1) Don Quijote de la Mancha

2) La Galatea

3) Los trabajos de Persiles y Sigismunda

4) Rinconete y Cortadillo

5) El coloquio de los perros

6) Viaje del Parnaso

7) El licenciado Vidriera

8) La ilustre fregona

9) El celoso extremeño

10) Las dos doncellas

11) El casamiento engañoso

12) La gitanilla

13) La fuerza de la sangre

14) La señora Cornelia

15) La española inglesa

16) Entremeses de Cervantes

17) El amante liberal

18) Pedro de Urdemalas

19) El Juez De Los Divorcios

20) La gran sultana

21) El curioso impertinente

22) La casa de los celos

23) La elección de los alcaldes de Daganzo

24) El vizcaíno fingido

Archivo 15M Granada

Así empezó todo
Eran aproximadamente las dos de la madrugada del 17 de mayo de 2011 cuando leímos en Twitter que había un grupo de personas que, emulando lo que estaba ocurriendo en la madrileña Puerta del Sol, se había concentrado en nuestra ciudad en el Paseo del Salón.
Hasta ese momento la manifestación del 15 de mayo había sido simplemente una gran movilización. Jamás pude pensar que aquella manifestación en la que participé, debo reconocerlo entre esperanzado y crítico, constituiría un punto de inflexión para la política y la sociedad de este país.
Llegué al Paseo del Salón acompañado de dos amigos y allí encontramos un grupo de unas cincuenta personas, la mayoría jóvenes, dialogando. Después de debatir durante un buen rato y ante la imposibilidad de convocar a más gente a esas horas de la madrugada, decidimos hacer un llamamiento a una asamblea que se celebraría la tarde siguiente.
Aquella asamblea de la tarde del 17 de mayo marcó un antes y un después para mí porque empecé a ver cómo algunas de las formas que los activistas en movimientos sociales usábamos tradicionalmente se estaban viendo desbordadas por un movimiento que no reproducía nuestras lógicas (ni la del conflicto, ni la de la identidad) y apostaba por una transversalidad antes desconocida. Allí había unas doscientas personas de pié, en mitad del Paseo del Salón decidiendo qué hacer. Tomábamos la palabra unas y otros para dar nuestra opinión acerca de si en Granada tendría éxito una convocatoria como la de Sol… hasta que llegó el turno de Antonio. No puedo recordar exactamente qué dijo, pero sí cómo lo dijo; fue la primera vez que sentí que ahí todos y todas estábamos a una.
Y después de dos horas argumentando no hubo más palabras; ya no había miedo sino ganas de empezar a trabajar y acampar juntos en uno de los lugares más emblemáticos de nuestra ciudad, a las puertas del propio Ayuntamiento, la plaza del Carmen.
Esa madrugada decidí ir a descansar para volver a primera hora de la mañana y así poder dar el relevo a quienes se quedaban acampados. Ni siquiera había llegado a casa cuando una llamada me avisó de lo que estaba pasando: la policía había comenzado a desalojar por la fuerza la acampada. Cuando regresé a la plaza estaban sacando en volandas a las primeras personas y pude presenciar tras el cordón policial
(en la calle Navas) el poco respeto que los agentes mostraban hacia quienes ya eran mis compañeros y compañeras. Cuando habían desalojado completamente el lugar, comenzaron a lanzar pelotas de goma con lo que la multitud se dispersó sin tener un punto de encuentro. Quienes conseguimos reagruparnos en Plaza Nueva reafirmamos la decisión de volver a la acampada al día siguiente (como estaba previsto en los acuerdos de urgencia tomados esa misma tarde).
Esta llamada corrió como la pólvora y si en la noche del 17 al 18 de mayo había unas doscientas personas, el día 18 éramos más de mil.

La historia de la Acampada Granada 15M, que corre paralela a la de todas las plazas levantadas en el mundo aquel 2011, comienza a forjarse gracias a la solidaridad y la reacción ante ese desalojo. Quizá sin aquellos empujones, aquellas patadas y aquellos tirones de pelo, quizá si a aquel compañero no lo hubieran levantado por el cuello, el 15M de Granada no habría llegado a ser lo que fue. Entonces todo era impredecible; cualquier gesto del poder podía prender la mecha de la indignación… Y prendió.
Las siguientes páginas son resultado de un trabajo de archivo que ha tratado de recuperar los discursos, los debates y la crónica que el propio 15M de Granada fue construyendo desde aquellos días.

Aquí para descargar/visualizar

ARCHIVO 15M GRANADA

La CIA en España [pdf]

Los hombres de la CIA (Central Intelligence Agency) están detrás de casi todos los principales acontecimientos políticos y militares de nuestra historia reciente. La sede central de la Agencia, en Langley, tiene poco que ver con el edificio donde entra y sale a su antojo Faye Dunaway en la película Los tres días del Cóndor. Es un gigantesco bunker desde donde se han diseñado cientos de operaciones desarrolladas en España por los servicios de inteligencia norteamericanos desde la posguerra mundial hasta hoy. Las recientes escalas en aeropuertos españoles de aviones de la CIA, con prisioneros que son trasladados a centros de tortura distribuidos por varios países de la órbita norteamericana, constituyen sólo un eslabón más de la cadena de actuaciones clandestinas que la Agencia inició en nuestro país durante la Guerra Fría. La sólida infraestructura que hoy permite continuar trabajando a sus hombres aquí comenzó a construirse a principios de los años cuarenta.

La CIA interviene en la instalación de las bases militares estadounidenses en nuestro suelo, la transición del franquismo a la Monarquía, el golpe de Estado del 23-F o la definitiva integración del Estado español en la estructura de la OTAN. La permanencia de la dictadura franquista, durante casi cuatro décadas, y la evolución controlada hacia un sistema parlamentario están condicionadas por la actividad de los espías norteamericanos.

En esa oscura tarea de mover los hilos desde la sombra colaboran con los servicios estadounidenses miembros del Ejército español, destacados políticos y diplomáticos, empresarios, hombres de la banca y personajes del mundo de la cultura y el periodismo. La mayor parte de los colaboradores de la CIA tienen poco que ver con la imagen tópica, peliculera y novelesca de los espías: son individuos «normales», perfectamente integrados en su entorno social. Muy distintos son los oficiales de operaciones, situados en los puntos neurálgicos de la red. En España, durante todo este tiempo, han dirigido el espionaje norteamericano curtidos oficiales de la Agencia, expertos en acciones encubiertas, como los sucesivos jefes de la estación de la CIA en Madrid, situada en la embajada de la madrileña calle de Serrano, Robert E. Gahagen, Néstor Sánchez, Ronald Edward Estes, Richard Kinsman o Leonard Therry. Todos ellos arrastran ya un largo historial operativo cuando llegan aquí. Han desarrollado la mayor parte de sus carreras en Latinoamérica y su biografía profesional está marcada por una sucesión de golpes de Estado y de operaciones desestabilizadoras en Bolivia, Brasil, Uruguay…

Uno de los más eficaces agentes norteamericanos en España es Ronald E. Estes.
Aparece en Checoslovaquia poco antes de la Primavera de Praga; en Beirut, financia y organiza la Falange Libanesa, que más adelante provocará las terribles matanzas de Sabrá y Chatila; después actúa en Grecia, para apoyar la «solución Karamanlis», como salida a la dictadura de los coroneles… Hasta que llega a España y se produce el golpe de Tejero y Milans. Con los hitos profesionales de estos acreditados «especialistas» se puede reconstruir la política exterior norteamericana desde los años de la Guerra Fría.

Aparte de ellos, trabaja para la Agencia una legión de colaboradores de mayor o menor rango, introducidos en todos los ámbitos sociales y políticos del país: el Ejército, los partidos, la educación, la cultura, los bancos y las grandes empresas, los sindicatos…
El New York Times publica en 1975, poco antes de la muerte de Franco, que la CIA mantiene importantes relaciones con todos los partidos políticos españoles para buscar una salida al régimen, incluido el PCE (Partido Comunista de España) de Santiago Carrillo.

Dos años más tarde, el secretario general de esta formación será invitado a viajar a Estados Unidos, caso único en la historia de los partidos comunistas, cuyos dirigentes han tenido prohibida la entrada en Estados Unidos desde siempre.

Este libro desvela los mecanismos de penetración de los servicios estadounidenses en España desde la Segunda Guerra Mundial. Los propios documentos desclasificados por la Administración de Estados Unidos arrojan luz sobre determinados aspectos de esta historia. Quienes los redactan escriben para que se les entienda, sin pudor político ni circunloquios literarios.
A través de esos materiales se puede comprobar que la principal preocupación de los norteamericanos es mantener bien amarrado al régimen de Franco con el menor coste político para ellos en el plano internacional.

Las confesiones de antiguos miembros de la Agencia apartados de la organización y los testimonios de oficiales españoles que han seguido de cerca las actividades de los hombres de la CIA aportan datos jugosos para entender cómo actúan los espías norteamericanos en nuestro país. En más de una ocasión, algunos miembros de los servicios de inteligencia españoles se han enfrentado a ellos para abortar sus planes, como es el caso de la Operación Gino, que provoca la expulsión de la plana mayor del espionaje estadounidense en España.

Antes de que la CIA se constituyera oficialmente, la actividad de los servicios norteamericanos en nuestro país era importante, pero mucho menos que la de los británicos. El Intelligence Service considera la península un feudo suyo hasta después de la victoria aliada de 1945. En España actúa el famoso espía Juan Pujol «Garbo», bajo las órdenes de Desmond Bristow, jefe de la «sección ibérica» de la inteligencia británica durante años .Y también lo hace el propio Harold «Kim» Philby, el gran infiltrado de los soviéticos en las filas de la inteligencia angloamericana.

A medida que avanza la década de los cuarenta, la OSS (Office of Strategic Services) estadounidense, precursora de la CIA, hereda las privilegiadas relaciones que los británicos mantienen, desde siempre, con el PNV (Partido Nacionalista Vasco).
Durante toda la Guerra Civil, los nacionalistas buscan la mediación británica para intentar conseguir un acuerdo con Franco. Después, cuando los norteamericanos ya están mucho más interesados en controlar las actividades de los comunistas en España que en mover de El Pardo a su inquilino, los servicios del PNV comienzan a actuar bajo las órdenes de Washington. Su anticomunismo clerical les hace coincidir con los intereses de la CIA.

En 1947, cuando se crea la Agencia, con el mundo dividido en dos bloques antagónicos, el asunto ya está muy claro: los norteamericanos deciden mantener al Caudillo bajo palio y utilizar sin trabas el suelo español como plataforma militar.
Comienza la captación de oficiales del Ejército franquista para servir al poderoso aliado estadounidense.

Por otra parte, los norteamericanos mantienen hilo directo con Laureano López Rodó y apoyan también la Operación Lolita, que prepara a Juan Carlos de Borbón para suceder al Generalísimo. Inmediatamente después de subir al trono, el primer viaje oficial del monarca le lleva a Estados Unidos, donde recibe el espaldarazo del Imperio.
El rey mantiene siempre excelentes relaciones con sus mentores del otro lado del Atlántico. Colabora con ellos en la entrega del Sahara a Marruecos, cuando todavía es el «heredero» designado por Franco, y después presiona desde La Zarzuela a los sucesivos gobiernos de la Transición para que España se acomode definitivamente en el seno de la OTAN. A cambio, obtiene respaldo político y prebendas personales.

A finales de los cincuenta, los servicios de Estados Unidos «tocan» a jóvenes socialistas para tenerlos como permanente fuente de información sobre las actividades de la oposición comunista. Carlos Zayas. Joan Raventós o José Federico de Carvajal son algunos de ellos. Otro socialista de postín que mantiene relaciones con los servicios norteamericanos es el actual Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, quien, por su ascendencia judía, también goza de buenos contactos con el Mossad israelí.

Múgica y Raventós participan en la reunión que se celebra en 1980 en casa de Antoni Ciurana, alcalde de Lérida, en la que Armada tantea la opinión del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) sobre la «reconducción» que desembocará en el 23- F. Y sólo dos días antes del asalto de Tejero al Congreso, el comandante Cortina, del CESID (Centro Superior de Información de la Defensa), muy vinculado a los servicios norteamericanos y uno de los principales coordinadores del golpe, visita al embajador de Washington en Madrid, Terence Todman, para que dé su visto bueno a la operación.

La misma mañana del 23 de febrero, el sistema de control aéreo norteamericano, a través de la estación central de Torrejón, anula el Control de Emisiones Radioeléctricas español, mientras los pilotos de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos permanecen alerta en las cuatro bases «de utilización conjunta». El secretario de Estado, Alexander Haig, declara que el golpe «es una cuestión interna» española, cuando aún no está claro el desenlace de la historia.

Una anécdota hasta ahora inédita resulta muy ilustrativa para entender algunos aspectos de la trama del 23-F. Pocos días después de que se resuelva momentáneamente el asunto, con la liberación de los diputados y el encarcelamiento de Milans, Tejero y unos cuantos militares más, tiene lugar una reunión de oficiales de los servicios españoles de inteligencia para tratar algunos aspectos relacionados con el intento del golpe. La preside Javier Calderón, en ese momento secretario general del CESID. Todo parece indicar que se quiere dar carpetazo al tema sin rebuscar más de la cuenta ni apretar las clavijas a nadie. Cuando va a disolverse la sesión, el teniente coronel Guitián enseña un telegrama y pregunta: «Entonces, ¿qué hago con esto?». El sistema de  comunicaciones que está a cargo de Guitián ha captado ese envío a última hora del día 23 de febrero. Lo abre y lee: «Jaime, ahora vas contra la Corona». Es una reunión con numerosos testigos. Entonces, visiblemente cabreado, Javier Calderón le dice, delante de todos: «Joder, Guitián, no tienes sensibilidad informativa».

Otro aspecto clave para entender el diseño de la política española realizado por los servicios norteamericanos es la toma del poder, dentro del PSOE, de Felipe González y los suyos en Suresnes, en 1974. El político sevillano acude a esta pequeña localidad francesa situada cerca de París escoltado por oficiales del SECED, el servicio de información creado por el almirante Carrero Blanco. Ellos son también quienes le proporcionan el pasaporte.

A la hora de garantizar la transición sin sorpresas desde el franquismo a un régimen más homologable internacionalmente, una pieza fundamental es el Ejército. El propio general Vernon Walters, que llega a director adjunto de la CIA, es el encargado de tantear a relevantes mandos militares españoles a principios de los setenta, para tener bien amarrado el proceso de cambio. Franco está ya al final del camino y el príncipe heredero, preparado para ocupar el trono. Pero antes de que desaparezca Franco, se produce el atentado de ETA contra Carrero, muy cerca de la embajada norteamericana.
Nadie duda de que los autores materiales del asesinato son miembros de la organización vasca, pero en la trastienda quedan muchas cosas sin aclarar. Hay demasiadas piezas que no encajan.

Los socialistas de Suresnes aguantan su «OTAN, de entrada», como reclamo electoral, hasta que llegan al poder, en 1982. Después del referéndum de 1986, por fin, España ya es demócrata y de la OTAN. Veinte años más tarde, los aeropuertos españoles continúan siendo una base segura para las acciones encubiertas de la CIA.

Aquí para visualizar/Descargar:

alfredo-grimaldos_la-cia-en-espana

LOS PARDAILLAN

Los Pardaillan o mejor conocido en francés Les Pardaillan es una serie de veinticuatro novelas históricas creada por el escritor francés Michel Zévaco(1860-1918), que se desenvuelve en un periodo de la historia francesa comprendido entre 1553 y 1616

Esta serie fue editada en fascículos o folletines que posteriormente serían re-editados en formato de libros completos. De esta manera, la edición completa de la serie de libros se publicó desde 1902 hasta 1907 en Francia.

El personaje principal es Juan de Pardaillan, uno de esos hombres «que Dios crea a veces para hacer sentir a los príncipes la nada de su poder», un hombre personificación de la bondad, el valor, la frialdad, la generosidad y también del orgullo; un espadachín aventurero «sin casa ni hogar» que podría ser la encarnación del mejor discípulo de Diógenes. Caballero de los tiempos antiguos con ciertos toques del pensamiento liberal propios de la Revolución Francesa se ve inmerso en la historia de su país casi a regañadientes. El Caballero de Pardaillan es un personaje sumamente complejo que presenta en ocasiones el tipo de anti-héroe. Los motivos y razones de sus acciones son en ocasiones incomprensibles, aunque siempre están guiadas por la lógica de la personalidad del caballero.

Se presenta al lector como un joven de unos veinte años, alto, fornido, de temperamento alegre pero presto a la lucha; excelente espadachín y galán indiscutible. A pesar de esta descripción no se debe pensar que es un Don Juan, por el contrario es reservado en sus amores e incluso es ingenuo. Pobre, pero con una personalidad por la que, como él mismo describe, «nunca me siento tan rico como cuando no tengo un sou».

Pardaillan solo posee tres cosas en el mundo, además del vestuario que tiene: Pipeau (un perro), Galaor (un caballo) y Granizo (una espada). A pesar de ser un personaje pobre de riqueza, no lo es de espíritu. Las enseñanzas de su padre son su guía, aun cuando en ocasiones debe desobedecer de ellas en bien de alguien más.

Según la novela, el caballero de Pardaillan nace en Francia en febrero de 1549 y es hijo de Honoré Guy Henri de Pardaillan y madre desconocida. Incluso el autor no deja muy en claro la paternidad del caballero, mencionando que este podría ser sólo un hijo adoptado. A pesar de todo, la filosofía de Pardaillan se ve claramente marcada por los consejos de su padre: «Desconfía de los hombres, desconfía de las mujeres y sobre todo desconfía de ti mismo».

La historia se centra en el caballero Juan de Pardaillan y se divide en tres períodos de tiempo: su juventud, madurez y vejez. Durante su juventud asiste como espectador involuntario a muchos de los suscesos de la historia francesa; como por ejemplo el año de 1572, un año en que las guerras religiosas en Francia llegaron a su triste clímax con la matanza de San Bartolomé. Se involucra en toda la trama de las guerras religiosas que enfrentan a Catalina de Médicis y Juana de Albret y que inevitablemente lo lleva a querer ayudar y rescatar a los necesitados, cambiando el rumbo de la historia de forma dramática.

Participa así mismo en la lucha por el trono entre Enrique III y Enrique de Guisa e interviene para que al final sea Enrique de Borbón quien se convierta en Rey de Francia. En este punto se ve la entereza y autosuficiencia del caballero, quien proclama tranquilamente: “Enrique de Guisa no va a ser rey sencillamente por que yo no lo quiero”

Durante la segunda fase de la historia se presenta a un Juan de Pardaillan más entrado en años (ha cumplido los treinta o los cuarenta) que sin querer se ve involucrado en las intrigas de la Papisa Fausta y cómo se encarga de desbaratar sus planes mientras él busca su propia venganza. Ahí conocerá al Papa y ayudará al hijo de su querido amigo Diosdado.

Michel Zévaco, autor de las novelas “Los Pardaillan”

En la tercera parte de la historia vemos a un Juan de Pardaillan más viejo que viaja a Sevilla (España), donde es embajador de Enrique IV. En esta ocasión se tiene que enfrentar ante el Gran Inquisidor Francisco Jiménez de Cisneros y tiene la curiosa oportunidad de conocer al escritor Miguel de Cervantes Saavedra. Es en esta parte de la historia, mientras se enfrenta a las torturas psicológicas de la Inquisición, donde se aprecia mejor la gran fuerza de voluntad del caballero.

 

Para Descargas aquí:

1.-Los Pardaillan – Miguel Zevaco

2.-Una epopeya de amor – Miguel Zevaco

3.-Fausta – Miguel Zevaco

4.-Fausta vencida – Miguel Zevaco

Camino a la libertad (La red de evasión Comète y la frontera vasca durante la II Guerra Mundial)

La España franquista era deudora de las potencias del Eje y proclive a sus intereses, pero su precaria situación económica y la presión de los aliados la llevaron a declararse neutral en la II Guerra Mundial. Aquella situación tan singular hizo que el País Vasco se encontrase en una posición estratégica a caballo entre la Europa ocupada por los nazis y un país formalmente no beligerante. De modo que el paso de la frontera, ya fuera con personas, material o información, se convirtió en una de las actividades más características e importantes de la resistencia contra el nazismo en el País Vasco. Una orografía propicia, una larga tradición de contrabando y, sobre todo, un importante elemento humano que practicaba y veía el paso clandestino de la muga con naturalidad contribuyeron a ello. Por tanto, no es de extrañar que sobre ambos lados del Bidasoa se tejieran redes de todo tipo. La más famosa es, sin duda, Comète, especializada en la evacuación de aviadores aliados. Juan Carlos Jiménez de Aberásturi reconstruye de forma asombrosamente minuciosa la historia de Comète en el País Vasco y, además, lo hace a través de los hombres y mujeres que, por encima de ideologías, se jugaron la vida en esta peligrosa aventura.

El libro incluye mapa despegable con las dos principales rutas utilizadas por Comète, la del Bidasoa y la del Baztan.

 

Florentino Goikoetxea no era un político, un intelectual, un científico, un afamado deportista… Y, sin embargo, es alguien que pasará a la historia. Quizá no esté en la /G/ de una gran enciclopedia, pero su recuerdo estará presente no sólo en los corazones de los cientos de pilotos aliados y agentes de la Resistencia que salvó y en sus familias. Estará presente, junto a otros colaboradores de la red, también en el monumento que en su día erigió el Ayuntamiento de Hernani en el camino de Osiñaga y que busca recordar a las generaciones futuras la contribución de un grupo de hernaniarras a la lucha por la libertad durante la II Guerra Mundial. Y queremos que esté presente Florentino también a través de este libro que recoge su vida y nos describe su carácter, su pasión por la libertad, su fortaleza física y humana y su capacidad de entrega a los demás.

Joxan Rekondo (Hernaniko Alkatea)

Aquí puedes Descargar:

Jimenez de Aberasturi JC, El camino de la libertad

Julio Verne 50 Libros [PDF]

 

Fue el mayor de los cinco hijos que tuvo el matrimonio formado por Pierre Verne, que procedía de una familia vinculada a la jurisprudencia (su abuelo fue consejero notario de Luis XV y presidente del Colegio de Abogados de Nantes), y de Sophie Allotte de la Fuÿe, perteneciente a una familia de militares.

En 1847 comenzó sus estudios de derecho en París y se recibió de abogado en 1849, razón por la cual su padre le permite permanecer en París. Mientras tanto seguiría escribiendo teatro. A pesar de los deseos de su padre que quiso que se dedicara a su carrera de abogacía y ante la amenaza de quitarle el financiamiento, Verne sigue sin estar interesado en seguir esa la labor. Y ya sin el financiamiento de su padre, gasta todos sus ahorros en libros y se pasa largas horas en las bibliotecas de París queriendo saberlo todo: estudiando geología, ingeniería y astronomía, conocimientos con los que más adelante documentaría sus fantásticas aventuras y predijera con asombrosa exactitud muchos de los logros científicos del siglo XX. Hablaría de cohetes espaciales, submarinos, helicópteros, aire acondicionado, misiles dirigidos e imágenes en movimiento, mucho antes de que aparecieran estos inventos.

Recién en 1869 publicaría su primera novela “Cinco semanas en Globo”, un éxito fulminante, gracias al cual firmó un espléndido contrato con el editor P. J. Hetzel, que le garantizaría la cantidad anual de 20.000 francos durante los siguientes veinte años, a cambio de lo cual, se obligaría a escribir dos novelas de un nuevo estilo cada año. Luego le siguieron otras novelas a la gran producción del autor: “Viaje al centro de la tierra”(1864), “De la tierra a la luna”(1865), y “20,000 Leguas de viaje submarino”(1870). La última novela antes de su muerte fue “La invasión del mar”.

Célebre por sus relatos de aventuras fantásticas, narradas siempre con un tono de verosimilitud científica, en las que describe, con una visión casi profética, multitud de logros científicos, inventos y descubrimientos posteriores a su época.

Fue considerado el precursor de un género literario nuevo, la ciencia ficción.

Falleció en 1905 en la ciudad de Amines.

 

1) Veinte mil leguas de viaje submarino

2) Viaje al centro de la Tierra

3) La vuelta al mundo en ochenta días

4) Dos años de vacaciones

5) De la Tierra a la Luna

6) El faro del fin del mundo

7) Miguel Strogoff

8) París en el siglo XX

9) Frritt Flacc

10) Cinco semanas en globo

11) Alrededor de la Luna

12) El rayo verde

13) Dueño del mundo

14) Los hijos del capitán Grant

15) Un capitán de quince años

16) La jangada

17) El castillo de los Cárpatos

18) Robur el conquistador

19) Las aventuras del capitán Hatteras

20) Héctor Servadac

21) El secreto de Maston

22) La esfinge de los hielos

23) Las Indias negras

24) El Chancellor

25) Ante la bandera

26) Los quinientos millones de la begún

27) Un billete de lotería

28) Claudio Bombarnac

29) Matías Sandorf

30) La casa de vapor

31) Escuela de Robinsones

33) El país de las pieles

34) La caza del meteoro

35) Las tribulaciones de un chino en China

36) La estrella del Sur

37) César Cascabel

38) Los forzadores del bloqueo

39) La invasión del mar

40) El archipiélago en llamas

41) El doctor Ox

42) El soberbio Orinoco

43) Norte contra sur

44) Kerabán el testarudo

45) La Jornada de un Periodista Americano en el año 2889

46) Un drama en Livonia

47) Aventuras de tres rusos y tres ingleses en el África austral

48) Una invernada entre los hielos

49) La isla misteriosa

50) El eterno Adán

 

Bertolt Brech [Narrativa Completa ] Relatos 1927-1949

Bertolt Brecht nació el 10 de febrero del año 1898 en Augsburgo (Alemania).
Era hijo del director de una fábrica de papel.
Amante de la música y la literatura, desde muy niño comenzó a escribir, principalmente poesía y canciones.

En el año 1917 inició la carrera de Medicina en la Universidad de Munich, que interrumpió en 1918 para acudir a combatir en la Primera Guerra Mundial.
Los estudios de Medicina los abandonó definitivamente en el año 1921.
En 1918 escribió su primera obra literaria titulada “Baal” (1918).

En Berlín comenzó en el mundo de las bambalinas ayudando a Max Reinhardt en el Teatro Alemán, en donde dió rienda suelta a su representación épica.
En el teatro trabajó con famosos nombres de la escena germana, posteriormente estrellas cinematográficas, como Peter Lorre u Oskar Homolka.
En el año 1922 se casó con la actriz Marianne Zoff y en 1928 con la también intérprete Helene Weigel.

De ideología marxista, tuvo que exiliarse ante el ascenso de los nazis, residiendo en Dinamarca, Finlandia y Rusia, hasta que cruzó el charco para instalarse en los Estados Unidos, concretamente en la localidad californiana de Santa Mónica.
Intentó trabajar como guionista en Hollywood, pero sus revolucionarias ideas no encontraron eco entre los dirigentes de los estudios cinematográficos.

Además de su frustración como artista, Brecht fue investigado por sus actividades “antiamericanas”, lo que determinó su abandono del país norteamericano para trasladar su residencia a Suiza.
En el año 1947 volvió a Alemania y dos años después creó su propia compañía teatral a la que llamó Berliner Ensemble.

Falleció el 14 de agosto de 1956 en la zona comunista de Berlín a causa de una trombosis.
Tenía 58 años de edad.
Está enterrado en el cementerio Dorotheenstadt de Berlín.

Parte de su obra se fundamenta en la técnica del distanciamiento, involucrando al espectador en la reflexión de lo contemplado más que en la identificación con los personajes y la trama, y recordándole constantemente con sus recursos narrativos que se encuentra en un teatro, alejándole de cualquier posible implicación emocional subjetiva con la historia.
Influenciado en sus inicios por el expresionismo, Brecht renovó profundamente el concepto de la obra teatral, convirtiéndose en uno de los principales dramaturgos del siglo XX.

Sus títulos más populares, en su mayoría con fuerte acento político y social, son “Tambores En La Noche” (1922), “La Ópera De Cuatro Cuartos” (1928), musicada por Kurt Weill, “Galileo” (1938-1939), “Madre Coraje” (1941), “La Buena Persona De Sezuan” (1940) o “La Inevitable Ascension De Arturo Ui” (1942).
Otras obras escritas por el autor alemán son “El Interrogatorio De Luculo”, “El Señor Puntila y Su Criado Matti”, “Los Horacios y “Los Curiacios”, “Terror y Miseria Del Tercer Reich”, “Los Fusiles De La Señora Carrar” o, entre otros títulos, “La Duquesa De Malfi”.

Bertolt Brech [Narrativa Completa ] Relatos 1927-1949