La ‘regla del 3.5%’: Cómo una pequeña minoría puede cambiar el mundo (Por David Robson)

       %3,5aren araua” nola gutxiengo batek mundua alda dezakeen

Al observar cientos de protestas no violentas, durante el siglo pasado, la investigadora Chenoweth descubrió que las campañas no violentas tienen el doble de probabilidades de alcanzar sus objetivos que las campañas violentas. Y aunque la dinámica exacta dependerá de muchos factores, ella ha demostrado que se necesita alrededor del 3.5% de la población que participa activamente en las protestas para garantizar un cambio político serio.

La investigación de Chenoweth se basa en las filosofías de muchas figuras influyentes a lo largo de la historia. La abolicionista afroamericana Sojourner Truth, la activista sufragista Susan B Anthony, la activista por la independencia india Mahatma Gandhi y el activista estadounidense por los derechos civiles Martin Luther King han defendido de manera convincente el poder de la protesta pacífica.

Trabajando con Maria Stephan, investigadora del ICNC, Chenoweth realizó una extensa revisión de la literatura sobre resistencia civil y movimientos sociales desde 1900 hasta 2006. “Intentábamos aplicar un filtro bastante duro a las resistencias no violentas como estrategia”, dice Chenoweth. Los criterios eran tan estrictos que el movimiento de independencia de la India no se consideró como evidencia a favor de la protesta no violenta en el análisis de Chenoweth y Stephan, ya que los recursos militares menguantes de Gran Bretaña se consideraron un factor decisivo.

Al final de este proceso, habían recopilado datos de 323 campañas violentas y no violentas. Y sus resultados, que fueron publicados en su libro Why Civil Resistance Works: The Strategic Logic of Nonviolent Conflict , fueron sorprendentes:Why Civil Resistance Works Article

En general, las campañas no violentas tuvieron el doble de probabilidades de tener éxito que las campañas violentas: condujeron a un cambio político el 53% del tiempo en comparación con el 26% de las protestas violentas .

Esto fue en parte el resultado de la fortaleza en los números. Chenoweth argumenta que las campañas no violentas tienen más probabilidades de tener éxito porque pueden reclutar muchos más participantes de un grupo demográfico mucho más amplio, lo que puede causar graves trastornos que paralizan la vida urbana normal y el funcionamiento de la sociedad.

“No hubo ninguna campaña que hubiera fallado después de haber logrado una participación del 3.5% durante un evento pico”, dice Chenoweth, un fenómeno que ella ha llamado la “regla del 3.5%”.

“Los números realmente importan para construir un serio desafío o amenaza para las autoridades”, dice Chenoweth, y la protesta no violenta parece ser la mejor manera de obtener ese apoyo generalizado. En general, las campañas no violentas atrajeron alrededor de cuatro veces más participantes, que las campañas violentas.

Al involucrar un amplio apoyo en toda la población, las campañas no violentas también tienen más probabilidades de ganar apoyo entre la policía y el ejército, los mismos grupos en los que el gobierno debería apoyarse para lograr el orden. Además, durante una protesta callejera pacífica de millones de personas, los miembros de las fuerzas de seguridad también pueden tener más probabilidades de temer que sus familiares o amigos estén entre la multitud, lo que significa que no pueden tomar medidas enérgicas contra el movimiento. 

El interés de Chenoweth se ha centrado recientemente en protestas más cercanas a su hogar, como el movimiento Black Lives Matter y la Marcha de las Mujeres en 2017. También está interesada en Extinction Rebellion, recientemente popularizada por la participación de la activista sueca Greta Thunberg. “Se enfrentan a mucha inercia”, dice ella. “Pero creo que tienen un núcleo increíblemente reflexivo y estratégico. Y parecen tener todos los instintos correctos sobre cómo desarrollar y enseñar a través de campañas de resistencia no violentas “.

En última instancia, le gustaría que los libros de historia presten mayor atención a las campañas no violentas en lugar de concentrarse tanto en la guerra. “La gente común se dedica, todo el tiempo, a actividades bastante heroicas que en realidad están cambiando el mundo – y que también merecen un poco de atención y celebración”.

Indarkeriarik gabeko ehunka protesta aztertu ostean, aurreko mendean zehar, protesta mota hauek beren helburuak lortzeko probabilitatea bikoitza dela ohartu zen,Chenoweth ikerlaria, indarkeria erabiltzen duten horiekin aldaratuz. Eta arrakasta faktore askoren menpe egon arren, aldaketa politiko nabarmen bat bermatzeko biztanleriaren %3.5ak protestan aktiboki parte hartzea behar dela erakutsi du. 

Chenowethen ikerketa historian zehar eragin handia izan duten pertsonen filosofietan oinarritzen da. Sojourner Truth abolizionista afroamerikarrak, Susan B Anthony sufragistak, Mahatma Gandhi indiar independentistak eta AEBetako eskubide zibilen aldeko aktibistak, Martin Luther Kingek, gogotsu defendatu dute protesta baketsuaren boterea.

Maria Stephan, ICNCko ikertzailearekin batera, Chenoweth-ek 1900 eta 2006 bitartean egondako erresistentzia zibilari eta gizarte mugimenduei buruzko literaturaren berrikuspen zabala egin zuen.”Estrategia gisa, indarkeriarik gabeko erresistentziaren iragazki nahiko gogorra aplikatzen saiatu ginen” dio Chenowethek. Irizpideak hain ziren zorrotzak, non Chenoweth eta Stephanek euren analisian,  Indiako mugimendu independentista ez zuten protesta baketsuaren aldekotzat hartu, tartean egon ziren Britainia Handiko errekurtso militarrak faktore erabakigarritzat kontsideratu baitzituzten.  

Prozesu honen amaierarako, 323 kanpainen datuak jaso zituzten, bai indarkeria erabiltzen zutenenak eta baita indarkeriarik erabiltzen ez zutenenak ere. Emaitzak  Why Civil Resistance Works: The Strategic Logic of Nonviolent Conflict liburuan argitaratu zituen, eta benetan harrigarriak dira.Why Civil Resistance Works Article

Orokorrean, indarkeriarik erabiltzen ez zuten kanpainak arrakastatsuak izateko probabilitatea bikoitza zen indarkeria erabiltzen zutenekin alderatuz: aldaketa politiko bat kasuen %53an lortu zuten eta indarkeria erabiltzen zutenak berriz %26an.

Chenoweth-ek argudiatu du indarkeriarik gabeko kanpainek arrakasta handiagoa dutela, izan ere kanpainara batu daitezkeen partaideak askoz gehiago dira, talde demografiko zabalago bat osatzen dutelako. Eta horrek, eguneroko bizitza eta gizartearen funtzionamendua geldiarazi dezaketen desorekak sortzea errazten du.

“Ez zen ekintza batean zehar %3,5eko partaidetza gainditu ostean, hutsik egin zuen kanpainarik egon” dio Chenowethek, fenomeno honi “%3,5aren araua” deitu dio.

 

“Zenbakiek garrantzia handia dute agintarientzat erronka edo mehatxu izateko unean”, dio Chenowethek, eta babes zabal hori lortzeko modurik onena indarkeriarik gabeko protesta dela dirudi. Oro har, indarkeriarik gabeko kanpainek lau aldiz parte hartzaile gehiago erakarri zituzten indarkeria erabiltzen zutenek baino.

Biztanleriaren laguntza zabala eskuratuz, indarkeriarik gabeko kanpainek poliziaren eta armadaren laguntza irabazteko aukera gehiago izaten dituzte. Halaber, hauek dira gobernuak ordena berrezartzeko beharko lituzkeen taldeak.  Gainera, milioika pertsonez osatutako kaleko protesta baketsu batean, segurtasun indarreko kideek ere senide edo lagunak jendetzan egoteko beldurra izan dezakete, eta horrek esan nahi du ezin dutela mugimenduarekiko ekintza gogorrik hartu.

Azken boladan, Chenowethek arreta bere etxetik hurbilago dauden protestetan jarri du, esaterako, Black Lives Matter mugimenduan eta 2017ko Emakumeen Martxan. Era berean, Greta Thunberg aktibista suediarraren parte-hartzeaz ezagun egin den  Extinction Rebellion mugimenduak ere arreta piztu dio. “Inertzia askoren aurrean daude”, azaldu du. “Baina oso nukleo zuhurra eta estrategikoa dutela uste dut. Badirudi, indarkeriarik gabeko erresistentzia kanpainen bidez ekintzak garatu eta irakasteko jakintza egokiak dituztela. “

Azkenik, gustatuko litzaioke, historiako liburuek arreta gehiago jartzea indarkeriarik gabeko kanpainetan gerretan jarri ordez. “Jende arrunta mundua aldatzen ari da ekintza heroikikoak aurrera eramaten- eta hauek ere arreta eta ospakizun apur bat merezi dute ”.

PAGINA DE FACEBOOK: fb.me/XRgipuzkoa

PARA UNIRTE AL GRUPO: https://www.facebook.com/groups/721505038275231/

TELEGRAM INFO: https://t.me/EsXrebellion

 

BELLAS ARTES Y FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIAN

1555066788_885624_1555262224_noticia_normal_recorte1

Con motivo de la celebración en estas fechas de la 67 edición del Festival Internacional de Cine de Sebastián, la coordinadora formada por organizaciones, asociaciones y movimientos vecinales en defensa de un urbanismo legal, participativo y sostenible en Donostia, denuncia la hipocresía del ayuntamiento de la ciudad en materia de cultura y cine.

La ciudad de Donostia no es sólo conocida en el mundo del cine por la proyección internacional de su festival internacional. Donostia tiene reservado un capítulo único y especial en la historia del séptimo arte, al albergar el cinematógrafo más antiguo de toda España: el PALACIO BELLAS ARTES.

Más allá de ser un icono monumental de la arquitectura romántica que distingue a la ciudad de Donostia, este cinematógrafo construido en 1914 constituye una pieza fundamental del patrimonio histórico europeo a preservar. Su importancia trasciende las fronteras de la ciudad y así lo estima el ICOMOS ISC20C -órgano asesor de la UNESCO para la declaración de Bienes Patrimonio de la Humanidad del siglo XX -.

Desde el año 2013 existe un Plan de Derribo amenazando la desaparición del Bellas Artes.

Ante la inminente tramitación de una nueva licencia de derribo, el ICOMOS ha vuelto a hacer llegar una nueva carta a las autoridades estatales, autonómicas y locales en recientes fechas, insistiendo en la necesidad de preservación y declararlo bien cultural del patrimonio histórico de protección especial, en sintonía con la recientemente aprobada ley 9/2019 de 9 de mayo de patrimonio cultural vasco y la reciente alerta internacional lanzada con el objetivo de preservarlo.

Contra todo criterio arquitectónico, cultural y asemejando la importancia de esta joya del patrimonio a cualquier otro edificio de la trama urbana, el Ayuntamiento de Donostia excluyó el Bellas Artes de la escasa y limitada lista de edificios que han de ser íntegramente conservados. Esta dudosa decisión municipal permitió que un icónico edificio que forma parte del paisaje urbano e historia de todos los donostiarras haya quedado absolutamente desprotegido ante los actuales planes de derribo en manos privadas. La S.A.D.E. propietaria del inmueble, parece perseguir la demolición del histórico Bellas Artes para recalificar el céntrico solar a uso residencial y promover la construcción de viviendas.

El año 2015 fue un año nefasto para el cinematógrafo Bellas Artes. Pese a la única protección urbanística municipal circunscrita al mantenimiento del chaflán de su fachada en la confluencia de las calles Urbieta y Prim y la majestuosa cúpula que lo coronaba, el Ayuntamiento de Donostia permitió el derribo uno de los dos únicos elementos protegidos del edificio. En base a la aparición de una supuesta grieta, una vez más una dudosa resolución municipal antecedió la decapitación de un bien patrimonial de manera irreversible.

Aun ya sin la voluminosa y característica cúpula, el Bellas Artes sigue siendo una de las estructuras históricas más magníficas que quedan en pie en la ciudad, un hito de modernidad para la época y un símbolo de la historia del cine.

El Bellas Artes ha de ser ÍNTEGRAMENTE protegido y conservado como bien cultural de protección especial del patrimonio histórico vasco no sólo por historia, tipología, estética y ubicación, sino por las peculiaridades que las desprotegidas entrañas del cinematógrafo más antiguo de España alberga, como su amplia y luminosa sala de ensayos justo sobre un bonito patio de butacas.

El Bellas Artes ha de ser una insignia de la ciudad del cine. Un elemento irrenunciable en una ciudad con sello cinematográfico. No se puede promover una falsa cultura del séptimo arte renunciando y dilapidando a su vez, los orígenes e historia del cine que nuestra ciudad tiene la suerte y privilegio de albergar y el deber de preservar. PROTEJAMOS EL BELLAS ARTES. NO AL DERRIBO.1555066788_885624_1555252035_sumario_normal

ARTE EDERREN JAUREGIA ETA DONOSTIAKO ZINEMALDIA

Donostiako Nazioarteko 67. Zinemaldia dela eta, hirigintza garbi, jasaingarri eta partehartzaile baten defentsan hainbat elkarte eta herri mugimenduek eratu duten koordinaguneak, Donostiako udalek duen hipokresia salatu nahi du kultura eta zinemaren arloan.

Donostiako hiria ez da zinemaren munduan ezaguna bakarrik bertako nazioarteko zinemaldiak duen proiekzioagatik. Donostiak badu zazpigarren artea delakoaren historian atal berezi eta ezaugarri bat: hiriak Espainiako zinematografo zaharrena du gordeleku: ARTE EDERREN JAUREGIA.

Donostiako arkitektura erromantikoko ikono monumentala ezezik, 1914 urtean eraikitako zinematografo hau europear ondare historikoa osatzen duen babestu beharreko pieza bat da. Bere garrantziak hiriko mugak gainditzen ditu eta horrelala estimatzen UNESCOk XX mendeko gizadiaren ondareak deklaratzeko aholkulari duen ICOMOS ISC20C –ek.

2013 urtetik Arte Ederren Jauregiaren desagerpena mehatxatzen duen Eraiste Plana dago udaletxean.

Eraistenerako baimen berri baten berehalako tramitazioaren aurrean, ICOMOSek gutun berri bat helarazi die udal, euskal erkide eta estatuko agintariei. Nazioartean eraikina babesteko zabaldu den alerta gogoratuz, euskal historiaren babes bereziko ondare-ondasun izendatua izan dadin eskatzen da maiatzaren 9an aprobatu zen euskal ondare kulturalaren legea oinarri hartuz.

Zentzuzko arkitektura nahiz kultura irizpide guztien kontran eta ondarearen bitxi hau hiri-bilbeko edozein eraikineren ezaugarrietara kidetuz, Donostiako udalak Arte Ederren Jauregia osoki babestuta izan behar diren eraikinen zerrenda murritzetik kanpo utzi zuen. Zalantza osoko udal erabaki honek, donostiar guztien hiri paisaia eta historia osatzen duen eraikin ikoniko bat babesik gabe esku pribatuetan erortzea bideratu du. Eraikinaren jabe den S.A.D.E-k, Arte Ederrak eraikin historikoaren eraistea lortzen saiatzen ari da hiri zentruko orube errekalifikatu eta honetan etxebizitzak eraikitzeko, antza.

2015koa, urte ezin okerragoa izan zen Arte Ederren Jauregiarentzako. Bere Prim eta Urbieta kaleen arteko etxe-aurreko txaflan eta kupula dotoreak eraikin osoko udalak babespean jarritako bi elementu bakarrak baziren ere, Donostiako Udalak bigarrengoaren eraistea baimendu zuen. Pitzadura baten agerpena sustatuta, berriro ere, zalantza handiko udal erabaki batek aurre izan zuen ondare-ondasun baten burugabetze itzulezina esku pribatuen eskuetan.

Kupula ezaugarria gabe ere Arte Ederren Jauregia hirian zutik geratzen diren estruktura historiko bikainetariokoa dugu, garaiko modernitatearen mugarria eta zinemaren historioaren sinboloa.

Arte Ederren Jauregia OSOKI babestuta izan behar du, babes bereziko euskal kultura ondare-ondasuna izandatuta izanik ez bakarrik bere historia, tipología, estetika eta kokapenagatik, baizik eta estatuko zinematografo zaharrena barruan babesgabeaben dituen bereizitasunagatik, bere saio areto zabal eta argiagatik eta butaka patio ederra adibide.

Arte Ederren Jauregia zinema hiriaren entseina izan behar du, ukaezineko elementua zigilu zinematografikoa duen hiri batean. Ezin da zazpigarren artearen inguruko kultura faltsua sustatu, zinemaren historiaren jatorriei uko egin eta hauek eralgiz, gure hiriak baitu hauek edukiaz, babestu beharreko pribilegio eta betebeharra. BABES DEZAGUN ARTE EDERREN JAUREGIA. EZ ERAITEARI.

LA COORDINADORA DONOSTIA DEFENDATUZ HA LLAMADO A LA MOVILIZACIÓN PARA SOLICITAR LA PROTECCIÓN DEL PALACIO DE BELLAS ARTES Y PROTESTAR POR SU DERRIBO EL SÁBADO 28 DE SEPTIEMBRE A LAS 20:00H FRENTE AL KURSAAL.

DONOSTIA DEFENDATUZ ARTE DERERREN JAUREGIARE ERAISKETAREN KONTRA ETA HONEN BABESA ESKATZEKO ALDARRIKAPEN PROTESTA HIRITARRA DEITU DU IRAILAK 28 LARUNBATA, KURSAAL AURREAN ARRATSALDEKO 20:00- TAN.

11 de Septiembre de 1973 (Recordando a Chile).

El golpe de Estado en Chile del 11 de septiembre de 1973 fue una acción militar llevada a cabo por cúpulas de las Fuerzas Armadas de Chile de la Marina, Fuerza Aérea y el Ejército, en conjunto con Carabineros para derrocar al gobierno de la Unidad Popular que encabezaba el presidente Salvador Allende.

Salvador Allende había asumido en 1970 como Presidente de Chile y la posibilidad de ser objeto de un golpe se había asomado mucho antes en el marco de la denominada “Guerra Fría”. El gobierno de Estados Unidos, dirigido por el presidente Richard Nixon y su secretario de Estado Henry Kissinger, influyeron decisivamente en grupos políticos, empresariales y militares opositores a Allende, financiando y apoyando activamente la realización de un golpe de Estado. ​ Dentro de estas acciones se encuentran el asesinato del general René Schneider y el Tanquetazo, una sublevación militar el 29 de junio de 1973.

El empresario que encabezó los enlaces con los servicios de inteligencia de Estados Unidos para la planificación del golpe de Estado, fue Agustín Edwards Eastman, propietario de la empresa periodística El Mercurio S.A.P., que publica los diarios chilenos El Mercurio y La Segunda, entre otros. Las acciones de conspiración en Chile incluyeron medidas para la desestabilización del gobierno, campañas comunicacionales, la polarización del país, la promoción de la violencia civil, sabotajes, entre otras.

Si bien otros países sudamericanos vivieron también feroces dictaduras militares como Bolivia, Brasil, Uruguay y Argentina, la de Chile tuvo la característica de instaurar un grotesco laboratorio del modelo neoliberal, desarrollándose a su vez el saqueo del país, otorgando amplios beneficios y privilegios a un grupo económico oligárquico instalándolos en la cúspide del poder, y cogobernando con los sectores militares golpistas, estatus logrado a través de múltiples actos de crueldad, persecución, asesinatos, masacres, , torturas y exilio de un amplio sector de la población.

Parte importante de este estatus y de los privilegios otorgados a la oligarquía durante la dictadura militar se mantienen en el presente al interior del Estado chileno y por razones legales, fácticas y también de corrupción, han sido parte importante de las negociaciones y sumisiones de los diversos gobiernos en el denominado retorno al periodo democrático, donde los grupos económicos luego del saqueo y control de recursos, bienes y servicios durante el régimen que encabezó Augusto Pinochet Ugarte y la Junta Militar (11 de septiembre de 1973 al 11 de marzo de 1990), que mantenía numerosas restricciones comerciales con países democráticos en el mundo, lograron durante los gobiernos de la Concertación abrir caminos a la exportación por medio de numerosos tratados internacionales de Libre Comercio, siendo el gobierno de Ricardo Lagos el que más contribuyó en ese sentido, inflándose la fortuna a nivel mundial de grupos como Angelini, Matte, Paulmann, Luksic, Piñera, entre otros.

Durante la dictadura militar las aguas del país se mercantilizan a fines privados y se inicia un periodo de amplias privatizaciones, comenzando un proceso de expansión del extractivismo (minerías, forestales, celulosas, pesca, otros) y la sobre explotación de los territorios para el lucro de estos grupos.

El dictador Augusto Pinochet Ugarte murió el 10 de diciembre del 2006 con una gran fortuna que estaría relacionado con el saqueo y favores concedidos a intereses empresariales. Por su parte, el empresario conspirador del golpe, Agustín Edwards, murió el 24 de abril del 2017.

Antecedentes de la masacre

Con el golpe de estado se declara el Estado de Sitio en todo Chile y se prorroga hasta 1987. Esto significó la sustracción de la justicia y el traspaso a jurisdicción militar de tiempo de guerra el conocimiento y decisión de las causas por infracción a las normas de dicho Estado de Sitio.

Bajo esta excusa el gobierno de Pinochet se dedicó a hacer detenciones arbitrarias. Se calcula en más de 250.000 detenciones las realizadas los primeros días del golpe.

Ejecuciones sin previo aviso, desapariciones y muertos en falsos enfrentamientos, se volvieron prácticas habituales. Diversos testimonios han dado cuenta de la existencia en ese periodo de la delación entre vecinos y colegas fomentada por la Junta Militar.

A comienzos de la dictadura se disolvió el Congreso Nacional y el Tribunal Constitucional, los partidos de izquierda fueron considerados ilegales y disueltos. Otros partidos fueron considerados en receso, mientras que los Registros Electorales se incineraron y se cesaron las funciones de Alcaldes y Regidores.

Si bien, no existe unanimidad respecto al número real de víctimas de las violaciones a los derechos humanos en Chile durante ese periodo, el número que se ha dado bajo el comando de Augusto Pinochet, se estima en 40.280 personas, entre asesinados, desaparecidos y torturados. El dato consta en el informe oficial en 2011 de la Comisión Asesora para la Calificación de Presos, Desaparecidos, Ejecutados Políticos y Víctimas de Prisión Política y Tortura

Entre 1990 y 1991, la Comisión de Verdad y Reconciliación -más conocida como Comisión Rettig- reunió miles de testimonios y documentos sobre los muertos y desaparecidos. Su trabajo fue completado entre 2003 y 2004 por la Comisión sobre Prisión Política y Tortura -más conocida como Comisión Valech-, que conoció los relatos de las víctimas y los métodos que utilizaron los militares y agentes de la dictadura.

La Comisión Rettig estimó en 2.279 el número de muertos o desaparecidos, pero un tercer grupo de trabajo, la Comisión de Reparación y Justicia, añadió una nueva lista de 899 crímenes, que elevó la cifra final de víctimas a 3.197.

A su vez, en el informe elaborado por las Fuerzas Armadas, entregado a una Mesa de Diálogo cívico-militar que se reunió entre 1999 y 2001, figuraron 200 nombres de detenidos desaparecidos. Todos ellos fueron lanzados al Pacífico, a los ríos y los lagos de Chile o sepultados en lugares ignorados, sobre un total de 1.198 hombres y mujeres, publicaba laverdad.es.

Las principales cifras de estos informes arrojan que un 46 % aproximado de las víctimas asesinadas no tenía afiliación política y la mayoría de los ejecutados militantes, eran integrantes del Partido Socialista, del Movimiento de Izquierda Revolucionaria y del Partido Comunista. Los sindicatos también sufrieron parecida suerte. Estos fueron unos de los principales blancos de la oleada inicial.

Por su parte, al menos 150 religiosos fueron obligados a salir del país en los primeros compases de la dictadura. Las iglesias formaron grupos pro- defensa de los Derechos Humanos (Comité Pro-Paz) y su actuación en ocasiones llegó a enfurecer al propio gobierno.

Al final en 1975 está organización comandada por el Cardenal Silva es cerrada adoptando como motivo principal que es una organización por la cual los marxistas – leninistas crean problemas que perturban la tranquilidad nacional. En sus años de vida esta organización denuncio más de 6900 casos de persecución política además se asesoraron más de 6900 casos de exoneraciones.

Las persecuciones de religiosos se sucedieron y hubo muertes y torturas de sacerdotes laicos así como incendios de capillas. En 1974 los sacerdotes españoles Antonio Llido y Gerardo Poblete murieron a consecuencia de las torturas. El comité Pro-Paz del Cardenal Silva fue sustituido por la Vicaría de la Solidaridad creada por la Archidiócesis. Su labor de asesoramiento y de denuncias condujo a la persecución de los que trabajaban en ella.

Ante esto hubo grandes ejecuciones y secuestros masivos en el mundo del campesinado y comunitario. La persecución de dirigentes rurales iba paralela al desmantelamiento de la reforma agraria, traspasando tierras de campesinos y comunidades a intereses empresariales.

Se estima en más de 171 las personas de origen Mapuche que fueron ejecutadas o desaparecidas, según informe que encabezó el historiador Hernán Curiñir, señalando: “Existe el caso de una lactante menor de 1 año y una señora de 73 años asesinadas por agentes del estado”.

Los Principales órganos de “inteligencia” que actuaron en esta política del terror eran: El Servicio de Inteligencia Militar. (S.I.M.), Servicio de Inteligencia Naval. (S.I.N.), El Servicio de Inteligencia de Carabineros. (S.I.CAR.), El servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea. (S.I.F.A.), La dirección Nacional de Inteligencia. (DI.NA.), El Comando Conjunto, La Central Nacional de Informaciones. (C.N.I.), La Dirección de Comunicaciones de Carabineros. (DI.COM.CAR), Comando de Vengadores de Mártires. (CO.VE.MA.). Varios de agentes de inteligencia post dictadura formaron empresas de seguridad, como Osepar, que colaboraron con empresas forestales chilenas, tema que fue atendido por un Grupo de Trabajo de la ONU sobre Mercenarios y Guardias Privados y que presentó su Informe de Mision a Chile, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Marzo de 2008.

Antecedentes del saqueo

No es posible desprender el golpe de Estado con los principales grupos económicos beneficiados de la dictadura militar, como tampoco la fortuna del dictador. Según el autor del Libro “Pinochet, el gran comisionista”, la riqueza del dictador superó los 29 millones de dólares, pero hay voces que dicen que esta suma es muchísimo mayor: departamentos en Valparaíso, Reñaca, Iquique, Santiago, propiedades en el Molocotón, Parcelas en Quintero, autos, entre otros. ¿Fortunas propias que se ganan en una carrera militar y de servicio a la “patria”?

725 era el número de compañías en manos del Estado al momento del golpe de estado del 11 de septiembre de 1973. La mayor parte fue a parar a manos de grupos económicos altamente concentrado cuya mayoría surgieron y se consolidaron en los primeros años de la dictadura. Al menos se perdieron 2.500 millones de dólares, en cifras de la época, solamente en la transferencia a manos privadas de las 30 empresas más grandes. Estos montos, de acuerdo al porcentaje del PIB, corresponderían hoy a unos 6.000 millones de dólares, según señalaba un informe de diputados que fueron opositores a la dictadura y que recabaron información.

Varias de estas empresas recayeron en amistades cercanas e incluso parientes, como el yerno del dictador, con la empresa Soquimich que significó 261,9 millones de dólares menos que su valor real. Corfo, además, dejó de percibir 184 millones de dólares por la venta de la azucarera estatal Iansa. La generadora de electricidad Endesa representó una pérdida de 895,6 millones de dólares, otra generadora del mismo rubro, Chilgener (hoy Gener) de 171,1 millones de dólares, la distribuidora Chilectra de 96,4 millones de dólares y el Banco de Chile de 66,9 millones de dólares, dicta el informe parlamentario. Asimismo, se enajenaron 15.000 propiedades inmuebles de bienes nacionales, de los cuales 11.000 fueron a parar directamente a manos de privados. “Estamos hablando de cerca de ocho millones de hectáreas que estaban en manos del Estado, cerca de 20% se mantuvo en poder de campesinos, pero el resto fue transferido a otros privados”, explicaba el diputado Carlos Montes sobre este informe.

Por otra parte, más de 600 empresas privadas fueron cerradas durante la dictadura militar tendiente a privilegiar el monopolio sobre ciertas actividades a favor de grupos aliados o también llamados co gobernantes. Cierre de medios de comunicación, empresas de servicio, energía, entre otras. Finalmente, la imposición del modelo neoliberal impuso marcadamente una pirámide, la que post dictadura fue administrada por los gobiernos de la concertación y que arrojó, por ejemplo, que grupos o personas como “Luksic, Angelini, Matte, Paulmann y Piñera, gane lo mismo que un millón de chilenos” con fortunas acumuladas de manera absolutamente inmoral, en gran parte a costa de la depredación de industrias extractivas, energéticas o la banca.

La estatal Endesa pasó a privatizarse y allí, los intereses de varios grupos económicos-políticos alineados con la dictadura pasaron a su vez a vincularse con la transnacional matriz en España. La misma, recibió el control de más del 80 % de las aguas de Chile. COPEC, el holding petrolero, conexa con empresas como Forestal Arauco y Celulosa Celco, pasó a las manos del empresario italiano Angelini. Grandes extensiones de tierras, muchas de las cuales eran de la reforma agraria de campesinos y comunidades, son traspasadas a favor de los grupos forestales, incluido los Matte con CMPC. Asimismo, con el cierre de numerosos medios de comunicación, Agustín Edwards se queda prácticamente con un monopolio, controlando la prensa escrita a través de El Mercurio y sus diarios conexos nacionales y regionales, convirtiéndose en el instrumento comunicacional de la dictadura y recibiendo fortunas de arcas públicas a costa del avisaje estatal. También, se puede señalar el paso de concesiones mineras a numerosas empresas extranjeras, entre numerosos otros casos relacionados al saqueo del país.

La salida del dictador

Pactos y diversos acuerdos establecidos entre militares, sectores político – empresariales de la ultra derecha chilena y la Concertación por la democracia habrían generado la salida pacífica del dictador Pinochet en 1990 a tal extremo, que los gobiernos “democráticos” terminaron administrando el modelo económico de la dictadura y continuaron con los beneficios para los grupos económicos privilegiados por el régimen militar.

Cabe señalar que el empresario y militante de la derecha, Sebastián Piñera, quien fue presidente de Chile entre los años 2010 al 2014, durante la campaña de 1988 del Sí y el No sobre la continuidad del Gobierno de Pinochet apareció manifestando su opción por el NO, tratando de vestirse en la gesta “democrática”. Era evidente que así sería para los grupos privilegiados por la dictadura. El modelo ya había sido impuesto, los monopolios y oligopolios ya habían sido instalados y mantener a Pinochet a la cabeza del estado era inviable ya que los distintos países calificados de “democráticos” y respetuosos de los derechos humanos no podían establecer relaciones comerciales – diplomáticas con una dictadura militar, la que además tenía una larga lista de denuncias por masacres y violaciones sistemáticas de derechos humanos, entonces, había que “sacar al dictador”, en pacto, para que luego los diversos tratados comerciales se pudiesen liberar.

Cabe mencionar que Piñera, durante la dictadura militar, no solamente fue privilegiado, sino además obtuvo diversos niveles de proteccionismo. Documentos desclasificados de la CIA en Estados Unidos muestran no sólo el nivel de influencia y relación de su persona con la dictadura o a través de su hermano como ministro de Estado o de su padre, que le dieron ventajas en sus proyecciones empresariales, sino además incluye una gestión de lobby del Embajador de Estados Unidos James Theberge con el Presidente de la Corte Suprema para ir en su favor e incluso, la de una operación de inteligencia que lo sacó del país mientras tenía orden de detención, sin perjuicio de que la investigación judicial concluyó con la condena de dos de los implicados en la estafa al Banco de Talca, mencionados también en los documentos, quienes pasaron una respetable temporada tras las rejas.

Esto explica el rol fundamental que tuvo Piñera para pedir el retorno del dictador que se encontraba en Inglaterra detenido por acciones de la justicia internacional, bajo las peticiones del Juez español Baltazar Garzón por delitos de lesa humanidad. Piñera decía que “No somos colonia de nadie”.

Finalmente, Pinochet retornó a Chile y murió postrado, claudicado, sancionado moralmente, pero bajo una impunidad política y judicial otorgada por el pacto “Militar – político – empresarial”, cuya herencia se manifiesta en el presente en las estratosféricas fortunas de grupos económicos, una Constitución Política fáctica que sigue vigente y amplias redes de corrupción entre sectores empresariales con políticos.

 

Alfredo Seguel, Mapuexpress / Resumen Latinoamericano

 

 

Extinction Rebellion-XR Gipuzkoa ,se ha constituido en Donostia y comienza a dar los primeros pasos.

LUCHA POR LA VIDA:

Nos enfrentamos a una emergencia global sin precedentes. El gobierno no ha podido protegernos. Para sobrevivir debemos esforzarnos al máximo.

LO QUE QUEREMOS:

  1. Los gobiernos deben decir la verdad sobre el clima y promover una emergencia ecológica más amplia y  revertir las políticas inconsistentes.
  2. El gobierno debe promulgar medidas de política legalmente vinculantes para reducir las emisiones de carbono a cero neto para 2025 y reducir los niveles de consumo.
  3.  Asambleas Ciudadana para supervisar los cambios, como parte de la creación de una democracia adecuada para el propósito.

PRINCIPIOS Y VALORES

  1. TENEMOS UNA VISIÓN COMPARTIDA DE CAMBIO: Crear un mundo adecuado para que vivan las próximas  generaciones.
  2. FIJAMOS NUESTRA MISIÓN EN LO QUE ES NECESARIO: Movilizar al 3,5% de la población para lograr el cambio de sistema.
  3. NECESITAMOS UNA CULTURA REGENERATIVA: Crear una cultura sana, resistente y adaptable.
  4. CUESTIONAMOS ABIERTAMENTE A NOSOTR@S MISMAS Y A ESTE SISTEMA TÓXICO, alejándonos de nuestras zonas de confort para poder llevar a cabo acciones para el cambio.
  5. VALORAMOS LA REFLEXIÓN Y EL APRENDIZAJE, siguiendo un ciclo de acción, reflexión, aprendizaje, y planificación para más acciones. Aprendemos de otros movimientos y contextos además de nuestra propia experiencia.
  6. ACOGEMOS A TOD@S Y A CADA PARTE DE TOD@S, trabajando activamente para crear espacios más seguros y accesibles.
  7. MITIGAMOS ACTIVAMENTE EL PODER: Derribamos las jerarquías de poder para lograr una participación más equitativa.
  8. EVITAMOS CULPAR Y REPROCHAR: Vivimos en un sistema tóxico, pero nadie tiene la culpa.
  9. SOMOS UNA RED NO VIOLENTA: Usamos estrategias y tácticas no violentas como la manera más efectiva de lograr el cambio.
  10. NOS BASAMOS EN LA AUTONOMÍA Y LA DESCENTRALIZACIÓN: Colectivamente creamos las estructuras que necesitamos para desafiar el poder.

PAGINA DE FACEBOOK: fb.me/XRgipuzkoa

PARA UNIRTE AL GRUPO: https://www.facebook.com/groups/721505038275231/

 

 

TELEGRAM INFO: https://t.me/EsXrebellion

Archivo

Demandas y principios

Acción Directa NoViolenta y Desobediencia Civil

Materiales de formación sobre emergencia climática

Movimientos sociales

A través del ICNC y gracias a la traducción de Fernando León podemos acceder al Plan de Acción para la Organización de Movimientos Sociales. Una guía que nos hará conocer los pasos necesarios para tener éxito en las conquistas no violentas en democracia:

Documentos Internacionales:

¿Propuestas de Gobierno o promesas electorales del PSOE?

 

INTRODUCCIÓN.

Siguiendo en la negación del pan y la sal a la hora de acordar con UP un pacto de gobierno que garantizaría medidas sociales de izquierdas, el PSOE prepara ya el siguiente sainete presentando a bombo y platillo un paquete de medidas con el doble objetivo de que sirvan o bien como trágala para Unidas Podemos o bien como propaganda electoral de unas nuevas elecciones cuya campaña ya está empezando.

Intentaremos desglosar con objetividad las nuevas propuestas del PSOE en la parte que afecta a las pensiones de forma directa.

Para no pecar de ingenuos recordaremos que en el contexto actual, el ahora presidente de gobierno Sánchez prometió que cuando llegará al gobierno derogaría al día siguiente la reforma laboral y de SS del PP, la ley mordaza, publicaría la lista de los evasores de impuestos etc. Etc. Después de más de un año de gobierno nada de ello ha cumplido, las medidas que plantea ahora están redactadas de manera más inconcreta por tanto su fiabilidad aun es menor.

EN EL APARTADO ADECUACIÓN DEL SSS EN EL MARCO DEL PACTO DE TOLEDO.

– Se propone blindar las pensiones en la Constitución.

Conviene aclarar este punto que puede confundir a muchos cuando quizá solo sea humo.

Las pensiones ya están garantizadas en el art. 50 de la CE que ordena garantizar pensiones públicas suficientes y periódicamente actualizadas. Cuando la Marea de Pensionistas pedimos el blindaje de las pensiones en la CE lo que reivindicamos es que se contemplen dentro del capítulo de derechos fundamentales. Hay que recordar que el PP-PSOE modIficaron con nocturnidad y alevosía el art. 135 de la CE para poner por delante de cualquier obligación presupuestaria del estado la garantía del pago a los acreedores de la banca y entidades financieras. Las pensiones sólo se pueden blindar si se ponen por delante del art. 135 de la CE y eso quiere decir como derecho básico de obligado cumplimiento dentro del capítulo de derechos fundamentales directamente exigible ante los tribunales si no se reconoce el derecho o se incumple.

TAL COMO LA PROPUESTA ESTA REDACTADA SOLO ES HUMO.

De otra parte de lo que se trata es de blindar pensiones dignas revalorizables todas ellas con el IPC real, esto debe ser diáfano de lo contrario podría ser que los gobiernos dijeran que cumplen con un supuesto compromiso de blindaje aun estableciendo y pagando pensiones de miseria. LO DE PENSIONES DIGNAS EN LA PROPUESTA NO APARECE.

– Se propone eliminar el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización de la reforma de Rajoy L 23/ 2013.

Este es uno de los incumplimientos del presidente del gobierno, el Sr Sánchez que ahora vuelve a proponer. Hay que recordar que el factor de sostenibilidad se creó en la Reforma Zapatero L 27/2011 La reforma de Rajoy lo que hizo fue adelantar su aplicación del año 2027 al año 20019 (luego retrasado al 2023 por la presión de la lucha de los pensionistas) por lo tanto si sólo se elimina de la reforma de Rajoy lo único que pasa es que el factor de sostenibilidad se retrasa en su aplicación al año 2027 pero no lo quitan, el redactado es una engañifa, respecto a derogar la congelación de revalorización de Rajoy, el 0,25 famoso es otra promesa de Sánchez que al no cumplirla hace que el 0,25 siga en vigor como espada de Damocles.

– Se propone subir las pensiones con el IPC real y más las menores y las no contributivas.

Tal como se fórmula aquí hay que empezar aplaudiendo porque se concretaría una de las reivindicaciones importantes de la Marea beneficiosa para todos los pensionistas, otra cosa es que si pasamos la lupa al contexto y a los antecedentes se nos puede helar la sonrisa.

En el primer pacto de gobierno PSOE-UP para la moción de censura a Rajoy esta medida ya estaba acordada. Una vez Sánchez formó gobierno donde dije digo, digo diego. El Secretario de estado para la SS Octavio Granados declaró que para subir las pensiones había que tener en cuenta el IPC pero también otras variables como la marcha de la economía, el gasto en pensiones y otros factores macroeconómicos, era su forma de buscar una fórmula para no aplicar el IPC, la ministra Valerio corroboró las declaraciones de su mano derecha diciendo lo mismo y esa fue la razón de que no hubiera acuerdo sobre este tema en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, ya que solamente la representante de UP mantuvo que las pensiones tenían que incrementarse siempre con el IPC real, el resto de partidos PP-PSOE-Cs-PDCAT-PNV sostenían buscar otra fórmula para no aplicar el IPC real.

El PSOE en su propaganda habla del IPC real pero para no aplicarlo remite el tema al PT donde defiende lo contrario, sabedor además que el posicionamiento de los expertos del PT (esos técnicos a sueldo de la banca) proponen reducir mucho esa expectativa. Las referencias a que estas propuestas se gestionen en el PT tiene el propósito de tirar pelotas fuera eludiendo su responsabilidad de aplicarlas como gobierno a sabiendas de que el resto de partidos liberales colaboraran en que la medida no prospere.

Cuando les interesa porque hay elecciones sacan un decreto ley y se apuntan el tanto cuando no quieren cumplir lo prometen y luego nombran una comisión o lo envían al Pacto de Toledo, lugar que por otra parte ha sido responsable de consensuar recorte tras recorte de las pensiones abriendo el paso al negocio de los bancos en las pensiones privadas.

– Plantea incrementar progresivamente las aportaciones del estado, redefinir fuentes de financiación, combatir el fraude y la economía sumergida.

Otra parrafada para no decir nada, es obvio que el estado tendrá que incrementar las aportaciones partiendo de las pensiones no contributivas, no concreta como mejorar las fuentes de financiación y es de Perogrullo la obligación del estado de combatir el fraude y la economía sumergida, otra cosa es que lleven décadas sin hacerlo y aprobando leyes y medidas administrativas para facilitar el trabajo precario la burla a las normas y el fraude sistemático.

– Propone revisar la cobertura de lagunas y la determinación de la BR de la pensión en la línea de minorar el gran perjuicio que la reforma de Zapatero infligió a las trabajadoras con carreras laborales más precarias e inestables.

Esta es la única medida que el gobierno de Sánchez acepta retocar un poco de la infame reforma de Zapatero de 2011, la cual penaliza la cuantía de las pensiones de jubilación contributiva más precarias por la parcialidad, intermitencia y precariedad vivida en los años de carrera laboral.

La Marea reivindicamos la derogación de la terrible reforma de Zapatero de 2011.  Excepto lo anterior que si se cumple saludaríamos el PSOE NO está dispuesto a dar marcha atrás en la jubilación a los 67 años, en la exigencia de 37 años cotizados, en el periodo de 25 años para calcular la pensión, en el tope a los complementos a mínimos que deja nuevas pensiones contributivas por debajo de las mínimas conocidas.

Para no alargar más en otro momento comentaremos las propuestas laborales que indirectamente nos afectan como pensionistas y directamente como clase obrera y que ya anticipamos que se mueven en la misma filosofía.

EL PSOE POR SI UP NO SE ARRODILLA YA HA COMENZADO LA CAMPAÑA ELECTORAL.

INFORMAR ES CRUCIAL.

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN

Antonio Castán

EL CASO DE CAROLA RACKETE ,FIEL REFLEJO DE LA POLÍTICA CRIMINAL DE LA UNIÓN EUROPEA CON LOS REFUGIADOS

 

“ Desde siempre, las mariposas, las golondrinas y los flamencos vuelan huyendo del frio, años tras año, y nadan las ballenas en busca de otros mares y los salmones y las truchas en busca de sus ríos. Viajan millones de kilómetros, por los libres caminos del aire y del agua. Por lo contrario, no son libres, los caminos del éxodo humano. En inmensas caravanas, marchan los fugitivos de la vida imposible. Viajan desde el sur al norte y desde el sol naciente hasta el poniente. Les robaron su lugar en el mundo. Fueron despojados de sus trabajos y de sus tierras. Muchos huyen de guerras, y otros muchos huten de los salarios exterminados y los ingresos arrasados. Los náufragos de la globalización, peregrinan inventando caminos, queriendo casa, llamando a las puertas, esas puertas que se abren mágicamente al paso del dinero, y se cierran contra sus narices. Algunos consiguen pasar. Otros son cadáveres que el mar entrega a las orillas prohibidas, o cuerpos sin nombre que yacen bajo tierra, en ese otro mundo a donde querían llegar…”

( Eduardo Galeano.- “Bocas del Tiempo” )

“ Basta, entramos. No por provocación, sino por necesidad, por responsabilidad. He decidido entrar al puerto. Sé a lo que me arriesgo, pero los 42 náufragos a bordo están al límite. Los llevo a salvo. Espero que las autoridades europeas e italianas entiendan la situación.”

 

Estas palabras de la alemana Carola Rackete, capitana de la nave de salvamento Sea Watch resumen perfectamente el sentimiento de hartazgo con las políticas criminales de la Unión Europea y la decidida intención de una gran parte de la sociedad civil europea de salvaguardar el Derecho Marítimo Internacional, por encima de las leyes de los Estados.

Rackete, es una licenciada alemana en Ciencias del Mar, experta capitana curtida a bordo de una nave rompehielos en el Ártico, y actualmente capitana de la nave humanitaria “Sea Watch”. Carola, tras recoger a los náufragos frente a las costas de Libia, y después de 16 días en el mar, harta de esperar a una solución política que nunca llegaba, decidió desobedecer al gobierno italiano y poner rumbo al puerto de Lampedusa, en Sicilia. Así terminó por desvelar de forma expeditiva, la farsa política del cierre de los puertos italianos que ya llevaba 1 año. Y la “bofetada moral” al fascista Matteo Salvini, se vio acrecentada cuando la jueza italiana encargada del caso, dio la razón a Carola Rackete en un auto demoledor contra el llamado “Decreto Salvini” relativo al cierre de los puertos italianos a la hora de recoger refugiados rescatados en el mar.

No es objeto de estas reflexiones detallar toda la odisea de Carlos Rackete, ni la de otras acciones de salvamento, ya ampliamente divulgadas, pero sí abordar el tema desde varios ángulos.

– El caso de Carola Rackete: los hechos y los medios de comunicación. –

La capitana del Sea Watch, es hoy el símbolo más reciente de la resistencia a las criminales políticas migratorias de la Unión Europea, y principalmente la ejercida por el fascista Salvini, en Italia. La joven alemana merece todos los respetos y admiración por su valiente actuación, coherente con los derechos humanos.

Sin embargo, creemos necesario señalar el nefasto e hipócrita tratamiento que los medios de comunicación han dado a este y a otros casos similares.

En primer lugar, el caso de Carola Rackete no es una excepción, sino el último en ocurrir. En efecto, desde el 2015, unas 158 personas han sido procesadas en la UE por rescatar a personas en el mar, dentro de la práctica europea de criminalización de las personas voluntarias y las ONG que ayudan a los migrantes.

No obstante, la odisea de Carola Rackete ha despertado más atención que la tragedia de miles de personas ahogadas en el Mediterráneo. Estamos asistiendo a un desplazamiento de la solidaridad que pasa de los refugiados y se dirige a las personas europeas que participan en operaciones de rescate. Seguimos viviendo en un mundo racista, donde la vida de las personas blancas sigue siendo el centro de todo.

En este asunto, nadie se acuerda de la valentía de tantas personas refugiadas que tantas veces realizan la heroicidad de enfrentarse a la muerte para ganar la vida, y que sin embargo, nunca saldrán en los medios, ni nadie los considera héroes o heroínas.

Sin embargo, según el informe “Alarm Phare”, son numerosos los barcos de inmigrantes que han llegado por su cuenta a las costas italianas o maltesas, siendo en muchos casos esas personas las que han organizado formas de resistencia consiguiendo no ser devueltos a Libia. Pero, casi nada de eso ha aparecido en los medios, a los que sólo les interesan “héroes blancos”.

Insistimos en manifestar todo nuestro apoyo a las personas europeas que deciden asumir su responsabilidad política, luchando contra el racismo institucional. Pero, al mismo tiempo, todo nuestro rechazo a esas narrativas que glorifican a los activistas blancos mientras niegan el carácter político de resistencia a las personas migrantes que desobedecen y desafían las fronteras mediante el cruce de éstas o la estancia sin papeles, y que son detenidas, castigadas, deportadas y hasta asesinadas por su desobediencia contra el régimen neocolonial europeo, una desobediencia migrante que los europeos se niegan a reconocer como resistencia política.

Los inmigrantes y refugiados son ante todo, sujetos políticos. La memoria y los discursos de esas personas deben encontrarse en el centro de toda acción, ya que constituyen la única realidad subversiva fuera de los marcos de la hegemonía del necropoder.

– Refugiados: La cara fea de la UE –

Si por algo se viene significando esta Crisis de los Refugiados, conocida también como “La Madre de Todas las Crisis”, es por colocar a Europa delante de su rostro más cruel. La época que estamos padeciendo es una de las más miserables de la reciente historia europea. Ante la llegada de las personas refugiadas, la reacción de los estados europeos y de las instituciones de la Unión Europea (UE), se ha demostrado incapaz de articular medidas inspiradas en sus principios fundacionales de solidaridad y respeto a los derechos humanos. La credibilidad europea se ha deteriorado hasta quedar herida de muerte.

La llamada Crisis de los Refugiados y la actuación de la UE en ella, ha supuesto y supone la ruptura (creemos muchos que para siempre) de todos los principios de solidaridad que Europa ha ido construyendo a lo largo de las décadas pasadas y que se ha demostrado que eran papel mojado, meras e hipócritas declaraciones de intenciones que se han abandonado ante el miedo suscitado por los refugiados. Y la cuestión no tiene arreglo, por dos razones; porque los motivos del éxodo hacia Europa no van a remitir y porque los estados miembros de la UE van a seguir chocando entre sí.  La UE fracasó en sus políticas de inmigración, en ninguna parte se ha conseguido una verdadera sociedad intercultural. Este problema estructural ha quedado bien de manifiesto cuando la crisis de los refugiados ha dejado al descubierto la falta de una política común en materia de inmigración y refugio.     

La Europa colonizadora y neocolonizadoras, la que robó y explotó, la que continúa haciéndolo, la que a través de sus guerras que alimenta, extiende la muerte y la miseria en otros países, esa Europa es justo que ahora pague las consecuencias de sus acciones. Ahora la llegada de los refugiados ha hecho reventar por las costuras todo el entramado europeo, al tiempo que ha fomentado el racismo y el auge de partidos totalitarios y xenófobos.

En primer lugar la UE, es incapaz de actuar como colectividad, cada país lo hace por su cuenta llevando al actual desastre total. Por ejemplo, el intento de la UE de imponer la “Responsabilidad Compartida de los Refugiados” a cada país, ha resultado papel mojado; no sólo no tiene ninguna cobertura legal, sino que queda probado que los estados no quieren sujetarse a ninguna ley. No sólo eso, sino que ante la masiva llegada de personas, cada país ha ido cerrando fronteras, y Grecia, víctima de la UE, y, en menor medida, Italia, han sido obligadas a convertirse en verdugos y carceleros.

En segundo lugar, las actuaciones de la UE en el tema de las personas refugiadas, no sólo se debe a un caos de incompetencia, sino a una política criminal. En Europa ya no hay ni lugar para la vergüenza. Pasados los primeros momentos, para la UE los refugiados son una mercancía molesta que hay que confinar y a ser posible expulsar. En este contexto se explican las atroces palabras de Jan Jambon, el Ministro del Interior de Bélgica, (que según fuentes se atribuyen también a Teo Francken, el Secretario de Asilo y Migración de Bélgica)  cuando en conversación con sus homólogos griegos expresa: “ Devuélvanlos al mar. Vayan en contra de la ley, me temo que no me importa si los hunden, empujad a esa gente al mar aunque se ahoguen, quiero que los hagáis retroceder, los quiero devueltos…”

Como dice, Aminata Traoré, la ex-ministra de Cultura de Mali: Nunca pensé que llegaría a ver tumbas y tumbas y más tumbas de nuestros primos y hermanos en las playas del Mediterráneo o en el desierto del Sáhara, olvidados. Cuando impiden a los barcos que salgan a salvar gente están diciendo que los dejen morir. Es cínico, inimaginable e inaceptable.”

Como un ejemplo de esta política inhumana, tenemos los más de 300.000 menores de edad no acompañados que deambulan, sospechándose que miles de ellos y ellas cayeron en manos de las mafias de tráfico de personas. Además muchos menores no acompañados son detenidos por la policía en los campos para su posterior traslado a no se sabe donde. En muchas ocasiones, se confisca sus bienes, dinero, etc a los refugiados, según los países, a fin de sufragar los gastos que tienen con ellos. Igualmente casi el 100% de las mujeres refugiadas han recibido algún tipo de abuso. Y las condiciones miserables en los campos se agravan cada año, no llegando a una total catástrofe humanitaria debido, en gran medida, a las acciones de solidaridad con los refugiados que se dan en cada país.

 

La externalización de fronteras y represión de la migración y el refugio a nivel internacional.-

La “Fortaleza Europa” no se limita a blindar sus fronteras y a violar los derechos de las personas inmigrantes y refugiadas en territorio europeo… va mucho más allá. Trata de atacar en las zonas de origen de los desplazamientos para frenarlos en lo posible, es decir llevar las fronteras de Europa hasta el sur del Mediterráneo, y más allá. Es lo que se llama “externalización de fronteras”.

El objetivo es impedir que vengan refugiados e inmigrantes, y para eso se patrullan las fronteras europeas, se vigila el Mediterráneo y hasta se opera en aguas y costas de países no europeos. Por último, se chantajea a países del Sur, para que actúen como “países gendarmes”, como policías que hacen el trabajo más sucio para la UE.

En el frente externo, Europa hace tiempo adoptó el eufemismo de la “externalización de fronteras”, es decir utilizar a otros países para frenar la migración. Para eso, y especialmente en los últimos tiempos, la UE “subcontrata” la violencia en África.

En este contexto, la UE ejerce todo su poder e influencia para chantajear a otros países a fin de que actúen como gendarmes reprimiendo la inmigración y los desplazamientos de refugiados. Por ejemplo, en Noviembre de 2015 se realizó la Cumbre de La Valeta (Malta) entre la UE y los países africanos; se llegó al llamado Acuerdo Compact que condiciona la Ayuda al Desarrollo, la Cooperación al Desarrollo y la Ayuda Humanitaria. a los países africanos a la aceptación de encargarse de reprimir los movimientos migratorios. Se destinan 2.800.000 euros para los gastos de vigilancia y represión, siendo que la liberación de las ayudas al desarrollo estará sujeta al cumplimiento de las exigencias de la UE. Es una inmoralidad mayúscula y un flagrante delito de estafa con fondos que nunca estuvieron destinados para esta vergüenza.

Desde la Cumbre de La Valeta ( e incluso antes), la UE presiona y actúa en el continente africano obligando a actuar a varios países como represores, conformando así la última ampliación de las fronteras de la Fortaleza Europa. Así, se establecen convenios con países como Turquía, Libia, Marruecos, Mauritania, Níger, Mali, Senegal, Sudán, Eritrea, Etiopía, Kenia, etc. A la UE no le importa que en Libia se dispare a los náufragos, o que existan ya más de 50 campos de concentración con denuncias diarias de torturas, ni que Italia amplíe sus bases militares entre Libia y Chad, o que Francia refuerce su presencia militar en Mali… parece ser que todo vale en esta guerra que ha declarado la UE.

Para esta lucha, la UE se alía con países casi dictatoriales como Turquia donde mira hacia otro lado con el tema de las violaciones turcas de los derechos humanos, o, como en el Acuerdo de Jartum, donde la UE hace caso omiso y paraliza el proceso de investigación del genocidio en Darfur, en Sudán del Sur.

 

Volviendo a Aminata Traoré: “… Europa miente a los africanos sobre un desarrollo posible sin cambiar el capitalismo neocolonial. La UE sabe muy bien que su sistema capitalista predador está en el origen de los flujos migratorios, pero dicen querer solucionarlo con las mismas empresas multinacionales causantes principales del empobrecimiento o a través de la caridad inútil de muchas ONG…. Sometiendo a los países africanos al chantaje de una ayuda envenenada, la UE, además, subcontrata en la zona la violencia institucional a través de bancos, políticos y militares. Invierte miles de millones en aviones y tecnología sofisticada para controlar y matar a seres humanos. A nosotros nadie nos ha preguntado si queremos esta externalización de fronteras…”

 

En el caso de Libia, la última externalización fronteriza, la UE realiza acuerdos y financia a un estado fallido que no sólo no garantiza la seguridad de las personas migrantes, sino que está en guerra, y en ese conflicto los refugiados son víctimas fáciles. La UE centra sus esfuerzos de vigilancia en impedir que los migrantes salgan de las aguas libias. A través de la operación militar “Eunavfor Med Sophia”, aviones europeos sobrevuelan el Mediterráneo con la misión de comunicar a las naves guardacostas libias la ubicación de los barcos de salvamento para hacer que los migrantes sean devueltos a Libia. Para ello se financia y forma a los guardacostas libios, destinando también grandes fondos para financiar campañas de criminalización de las ONG de salvamento.

La UE está financiando a criminales en Libia, donde son muchas las denuncias de torturas a migrantes y ventas como esclavos. La Unión Europea no sólo sabe todo eso, sino que no le importa, por eso, por ejemplo, financia y apoya a la Guardia Costera libia para que impidan la salida de migrantes. Con su apoyo a Libia, la UE ampara la tortura, la esclavitud y el tráfico de seres humanos, financia a criminales sabiendo que lo son.

– La crisis de los refugiados en términos legales. –

La ineficacia de las legislaciones europeas sobre Migraciones y Refugiados.

 Se constata, desde hace tiempo, una colisión de regímenes jurídicos diferentes, cuando no contrapuestos en lo referente a Migraciones, Asilo y Refugio. Como ejemplo, tenemos el caso de España con una Ley de Extranjería que se opone en muchos aspectos al Derecho Internacional de Asilo y Refugio. Lo mismo ocurre en los demás estados europeos, donde en la realidad, prima la legislación nacional sobre la europea e internacional, especialmente en asuntos considerados como de “seguridad nacional”. En este contexto, ningún país europeo está cumpliendo la Convención Internacional de Refugiados. Lo más grave es que la UE, sin casi disimulo, está violando e incumpliendo deliberadamente tantos sus propias leyes sobre asilo y refugio, como las internacionales del mismo ámbito.

Por otro lado toda la carga legal del Derecho de Asilo en Europa, el Convenio de Refugiados, etc., está obsoleta, con graves deficiencias y amputaciones por parte de la UE. Y aunque existen corrientes a favor de un cambio legal para mejorar el trato a los refugiados, la realidad actual lo desaconseja, ya que vista la actual correlación de fuerzas y la filosofía de la UE, si se produciese el cambio, sería a peor.

Además, la UE multiplica las barreras y trampas legales de todo tipo. Así según el Convenio de Dublín III y IV, se prohíbe la anterior medida  de solicitar asilo en las embajadas europeas en los países de origen de los refugiados. Ahora sólo se puede presentar la solicitud de asilo en el primer país europeo a donde llegue la persona refugiada. A partir de ese momento, según el artículo 3 de Dublín IV el país donde se presenta la solicitud es el responsable. En este contexto, la UE trata de imponer el Protocolo de Responsabilidad Compartida con los Refugiados, que marca un cupo de refugiados a cada país que lo negocia. El acuerdo, en principio obliga a que todos los países europeos tienen que participar en el reparto de refugiados. Sólo cuando se sobrepasa el 50% de la capacidad de acogida de los estados, la UE interviene con los programas de reubicación. Pero la realidad es que casi todos los estados incumplen sus obligaciones, no existe voluntad política para ello, y en ocasiones no se teme al enfrentamiento con la UE. Por otro lado el convenio no tiene fuerza coercitiva legal en caso de incumplimiento, y de intentarlo su efectividad es muy dudosa. Incluso dentro de Dublín IV, en su Artículo 37, permite no aceptar compromiso con el sistema europeo de asilo, si se paga una especie de multa.

 

Entre otras barreras, en el Artículo 44 del Reglamento de Cualificación de Dublín IV, cada vez que un refugiado cambia de país de acogida, voluntariamente o forzado, todos sus trámites vuelven al punto cero, no valen para nada los años y trámites anteriores. Tampoco se permite un nuevo proceso acelerado. Además el solicitante que está en otro país diferente del primero al que llegó y solicitó el asilo, se le niega cualquier ayuda, condenándole a la miseria. Se trata de una violación total de derechos y una grave situación de indefensión.

En esta línea de violación de derechos, la UE se dedica a detectar a las personas que puede expulsar, no a las que puede ayudar. Por ejemplo, antes que empiece la tramitación del asilo se comprueban todos los aspectos de la persona, a través de  Sistema HOTSPOT que implica al FRONTEX ( misiones militares de represión de la migración y el refugio en las fronteras exteriores de la UE), a la EUROPOL ( con sus sistema de control de personas Echantillon) y al EUROJUST ( Sistema Jurídico de la UE). A la menor sospecha se deniega el asilo.

Como resultado además de ralentizar hasta el infinito los reasentamientos y reubicaciones, la idea es aprobar sólo un mínimo de solicitudes de asilo. Así se expulsa constantemente a centenares de refugiados, a Turquía y otros países.

 

La Unión Europea confrontada con la legislación internacional

 

Partiendo de este contexto legal, el incidente con Carola Rackete ha tenido el mérito de centrar el tema en la legitimidad de la desobediencia civil y en el predominio de las leyes internacionales, como la prioridad del Derecho Marítimo Internacional, sobre las leyes nacionales. La rebelión de las ONG de salvamento en el mar marca la última etapa de la crisis de los refugiados.

Ante la imposición de leyes nacionales, los movimientos de apoyo a las personas migrantes, enarbolan el Derecho Marítimo Internacional. La obligación de asistencia a personas en el mar es uno de los principios básicos del Derecho Marítimo y así lo recoge la legislación internacional, como el Artículo 98 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, la Regla 33 del Capítulo V del Convenio SOLAS y el Artículo 2.1.10 del Convenio SAR. Igualmente es importante la regla que exige que se debe depositar a los migrantes en el puerto marítimo más cercano y seguro.

Las normas del Derecho Marítimo referidas al salvamento en alta mar obligan a los países a obedecerlas, siendo que Italia (además de otros países) firmó el Derecho Marítimo y está obligada a respetarlo y cumplirlo. En este sentido, la obligación de coordinar y facilitar los desembarcos en puerto seguro recae sobre los Estados y en todo caso los responsables de los incumplimientos legales serán éstos y sus poderes ejecutivos. Los barcos de salvamento cumplen con las leyes internacionales que violan los estados de la UE.

Sin embargo, la UE incumple reiteradamente el Derecho Internacional y sus propias leyes. Son constantes las violaciones de los derechos humanos de las personas migrantes en Europa, existiendo una ausencia total de acciones correctivas por parte de las autoridades de la UE. Por ejemplo, conforme al Principio de No Devolución, recogido en la legislación internacional y en la Convención de Ginebra de 1951, se prohíbe a los estados expulsar o devolver a una persona al territorio de cualquier país en el que su vida o su libertad se encuentren amenazadas, o en el que pudiera sufrir tortura o tratos inhumanos y degradantes, como es evidente en el caso de Libia u otros países del norte de África.  En este contexto es especialmente grave el último pronunciamiento del propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos declinando cualquier responsabilidad sobre los incumplimientos de Italia en sus obligaciones de asistencia humanitaria. Si éste tribunal no es competente para esto, entonces es que no es competente para nada.

En esta línea, a nivel del estado español, tenemos la prohibición, expresa y reiterada de ejercer acciones de salvamento, de la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM), a los buques de salvamento como Open Arms, Aita Mari, etc . La DGMM no sólo prohíbe a esos navíos hacer operaciones de rescate, sino que incluso les prohíbe acciones de observación de violaciones de los derechos humanos en la zona SAR próxima a Libia. Como excusa, la DGMM les exige la obtención de certificados no contemplados en ningún reglamento, por lo que la acción del estado español es totalmente ilegal y merecedora del máximo reproche social.

Por último, la UE se ha tenido que enfrentar recientemente con una demanda por parte de un grupo de abogados contra ella en la Corte Penal Internacional de La Haya bajo la acusación de Crímenes contra la Humanidad. Los juristas sostienen que los Estados miembros de la UE son responsables de las muertes de inmigrantes en el Mediterráneo. Se asegura que se van a presentar pruebas que implican a la UE y a funcionarios y representantes de los Estados miembros en la comisión de crímenes contra la Humanidad. En la demanda se subraya que la responsabilidad criminal europea es parte de una política premeditada para contener los flujos migratorios procedentes de África a través de la ruta central del Mediterráneo desde 2014 hasta hoy. Se concede que la UE y los representantes de los Estados miembros no cometieron personalmente los delitos, pero conocían la naturaleza ilegal y criminal de los actos y omisiones que constituyen crímenes, y los concibieron, organizaron y favorecieron su aplicación. Y lo hicieron, “con conocimiento pleno y en tiempo real de sus consecuencias letales.”

Sólo según datos oficiales entre 2014 a 2017 al menos 15.000 migrantes se ahogaron en el Mediterráneo, y más de 40.000 personas fueron interceptadas y transferidas a la fuerza a centros de detención y tortura en Libia. Y a pesar de las múltiples denuncias y pruebas de los crímenes y torturas en los centros de detención libios, la UE sigue cooperando estrechamente con el consorcio de milicias en Libia. La UE, a través de sus instituciones como el Frontex, diseñó y aplicó su política migratoria por encargo de los países miembros y, por lo tanto, la responsabilidad se extiende a los altos funcionarios y políticos implicados en la toma de decisiones, como se expresa en la demanda:Utilizaron sus capacidades legislativas, administrativas y militares para crear las condiciones para la implementación de las políticas y la comisión de los crímenes.”

 

 

La legitimidad de las formas de la desobediencia civil ante las políticas de la UE en el tema de Migraciones y Refugiados –

 

La capitana Carola Rackete es un ejemplo de la sentencia de Thoureau que dice: “bajo un gobierno que encarcela a cualquiera injustamente, el lugar del hombre justo es la prisión.” Como escribió el autor de “Desobediencia civil”, ante la injusticia no es posible la neutralidad, y ante las leyes injustas sólo cabe la desobediencia civil hacia ellas y los Estados que las implantan. Cuando las leyes de los Estados atentan contra los derechos humanos y el bien común, las personas deben y pueden proponer cambios para su derogación, y cuando estas demandas no son atendidas las personas tienen el deber y el derecho de desobedecer.

Dentro de este contexto, la conducta criminal de la UE con respecto a las migraciones invita a practicar la desobediencia civil desde todos los ámbitos posibles. Una UE basada en muros, políticas racistas, persecución de la solidaridad y promoción de la indiferencia se degrada totalmente y no debería de seguir existiendo. Libia es un estado con bandas que asesinan, torturan y esclavizan a las personas migrantes. Salvini es un fascista que adopta medidas injustas contra la migración y las ONG y persona que rescatan en el Mediterráneo. Pero el problema no es sólo Libia, ni sólo Salvini, toda Europa es responsable, y, por ejemplo, reducir la problemática a la actuación de un fascista xenófobo no hace sino desviar la atención de todos y cada uno de los gobiernos europeos y sus políticas neoliberales homicidas.

Ante la escalada criminal de la UE y sus Estados miembros, ya no es suficiente con denunciar, porque cuando la negativa a rectificar del poder se mantiene, cuando no se puede esperar una respuesta, cuando ya no quedan más herramientas…l  ha llegado la hora de la desobediencia.

Y es hora de ir dando pasos decididos. Toca realizar un esfuerzo de seguimiento de la situación de las personas rescatadoras, y apoyar, no sólo públicamente, sino con medios materiales, sus misiones. Igualmente es tiempo de acciones expeditivas, como inundar los juzgados de autoinculpaciones, dejar de pagar determinados impuestos, abrir las casas a refugiados desobedeciendo las leyes, publicar los datos de políticos, funcionarios e instituciones implicadas en los actos criminales de la UE.

Es la hora de no cejar en el acoso a esta Unión Europea, es la hora de aunar desobediencias en toda Europa.

– A modo de reflexiones finales –

 

*Europa ha venido utilizando hasta la saciedad el discurso de ser la región más libre y democrática del mundo. Arropada en el discurso de Defensora Universal de los Derechos Humanos, se arroga ser una civilización superior a todas las demás. Mientras las cosas fueron más o menos bien, el discurso se sostuvo, pero crisis tras crisis se ha demostrado su absoluta falsedad. Asistimos a un resurgimiento de todo tipo de nazismos y fascismos, al miedo al otro no europeo. Para ese otro, para esos otros, se viola la libertad de circulación y residencia, se aplastan los derechos humanos más básicos, se resucitan verdaderos campos de prisioneros, se chantajea a los estados miembros para que blinden sus fronteras y se buscan alianzas con países extraeuropeos para que cumplan su papel de gendarmes represores.

 

*Para la UE, los Derechos Humanos son sólo para los europeos, y eso con matices. En efecto, en una Europa insolidaria con su propia gente llevamos tiempo asistiendo a un creciente recorte de las libertades, a una deriva autoritaria también con los europeos. Las reformas laborales impulsadas por la UE han hundido económicamente a las clases trabajadoras y a los pensionistas. Además se implantan leyes que restringen los derechos humanos de la ciudadanía para evitar o entorpecer la protesta social.

 

*Sin embargo las reacciones contra la UE en el tema de los Refugiados crecen en Europa cada vez más. Mientras Europa asiste impasible a la muerte de miles de personas en el Mediterráneo, cada día son más las personas y colectivos que se movilizan para llevar a cabo aquello que deberían hacer las instituciones: salvamento, acogida, refugio y defensa de los derechos humanos.

 

 

Alberto Martínez López ( Foro Ametzagaña)

Juantxo Dominguez (Ongi Etorri Errefuxiatuak-Donostia)

 

 

 

 

Fuentes:

ACNUR / Informes CEAR / OCAA- Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios / OIM – Organización Internacional para las Migraciones / Revista MUGAK / Rebelión / Kaos en la Red/

 

 

 

 

 

 

 

CUENTOS DE CIENCIA FICCIÓN

DWyRz8gWkAATWv6

“La mayor parte de los relatos históricos distraen la atención de las secretas influencias que se hallan detrás de los grandes acontecimientos”.

La redacción de la historia es principalmente un proceso de diversión. Diversión para los vencedores que ven su triunfo en aplastar al adversario, a quien potencialmente han convertido en su enemigo o ha sido tomado como tal. La mayor parte de los relatos históricos distraen la atención de las secretas influencias que se hallan detrás de los grandes acontecimientos. Y en una sociedad democrática estas secretas influencias o son desveladas, o erosionan, hasta la corrupción total, los principios democráticos en que se ha constituido la sociedad.
Y esto es lo que acabamos de ver en estos días atrás en el Parlamento de España. O la ciencia ficción se ha apoderado de las mentes de cuantos formamos la expectación de los medios de comunicación o la ciencia ficción ya no es sólo un género literario, sino algo más: un estado de conciencia en que los poderes fácticos nos quieren sumergir hasta ahogar la capacidad de análisis de la realidad que nos envuelve con su relato.

Han pasado los años, pero cuando un PSOE, aún no contaminado por el poder, por la corrupción e implementado en su inmensa mayoría por militantes de clase obrera, declaraba en Suresnes (1974) la República Federal que integraría a todos los pueblos de España y que se enmarcaba dentro de la lucha de clases. Las manifestaciones de Don. Felipe González en el “Correo de Andalucía” secuestrado el 19 de octubre han quedado absolutamente en el tintero, en la memoria de lo que fue, de lo que pudo ser y no fue. Pero el sustrato socialista, abandonado por muchos de ellos, queda aún impregnado en la clase trabajadora que siempre ha visto en la lucha de clases el instrumento indispensable para fortalecer la democracia, los principios de igualdad, de justicia y de solidaridad. Hoy ponemos en duda que un partido que se declara republicano, pero no ejerce la república, que tiene una estructura federal (aparentemente) y no pone encima de la mesa los plazos temporales y las estructuras necesarias para llevarlo a cabo…; un partido que dice representa a la clase obrera y cuyos dirigentes se han aburguesado en lo personal y, esto es aún más terrible, en lo ideológico [reticentes a la derogación laboral,partidarios del Pacto de Toledo, privatizaciones de las empresas públicas… y un larguísimo etc.] que puestos en un lista agotaría la paciencia del lector.

Decía Luis María Ansón: “Sánchez no quiere a Iglesias en el consejo de ministros porque por cultura política, dialéctica argumentativa dentro del consejo de ministros se lo comería con patas fritas a las finas hierbas…”.

Todos los argumentos del PSOE para alejar a UP del gobierno de España resultan pueriles rabietas de quien se cree el dueño de la pelota y no quiere dejar jugar a quien puede discutirle el balón. Las sesiones de investidura no han sido tales, han sido la preparación de una nuevas elecciones fiando que la culpabilidad, atribuida y demonizada a Podemos, surtirá sus efectos positivos para el que fue nombrado Presidente sin haber tenido nunca experiencia de gobierno, ni de gestión presupuestaria [ha gobernado con los presupuestos prorrogados] y apoyado por un PSOE que le comió la arena bajo sus pies hace tres años. ¿Coherencia? ¡Alucinaciones de ciencia ficción! ¿La apelación al programa y a las sillas? El programa estaba hecho porque el pacto sobre los presupuestos estaba firmado, y fue la incapacidad del Sr. Sánchez de ampliar el apoyo necesario para aprobarlo lo que nos condujo a las elecciones [pensando que podría lograr una mayoría que el pueblo le ha negado].¿Las sillas? El Presidente las había fijado con el nombramiento de ministros y las competencias que administraban; dividirlas en partes, dejar de dotarlas presupuestariamente, y vetar al líder de quien deseas que te acompañe en el gobierno, más que una estrategia de pacto es una estrategia de ruptura.
Me pregunto si la capacidad de lectura de los dirigentes del PSOE es buena o si deberían pasar por las ópticas para graduales la vista.

Hemos oído, perplejos, que quieren un nuevo Estatuto de los Trabajadores [cuatro años de negociación y una legislatura sin derogación laboral…] que las pensiones deben ser “aseguradas” en un nuevo Pacto de Toledo: [miles de pancartas en todas las ciudades de
España gritando: ¡NO AL PACTO DE TOLEDO! ¡IPC y PENSIONES EN LOS PRESUPUESTOS GENRALES DE ESTADO! ¿Qué parte de la pancarta no leyeron? ¿Es que va a tener mayor fuerza democrática la deuda de su partido que los millones de pensionistas esgrimiendo en la calle sus reivindicaciones?
A veces nos preguntamos el porqué estamos en la calle. La respuesta nos la están dando ellos mismos al proponer en acción o en omisión políticas antisociales. Si el principal problema de España es el paro y la precariedad laboral, entrad de lleno a solucionarlo, no esperéis más. Si el reto territorial es la propuesta de ruptura catalana, la solución federal aprobada en Suresnes, y con la que todo el partido, en las federaciones y en el exilio, aprobaron puede ser la solución y lo sabéis.

Por eso y por muchas cosas más nos vais a tener en las calles enfrentados a las políticas neoliberales, no sólo heredadas del PP, sino defendidas por vosotros aquí, en Europa y en los foros internacionales económicos y políticos. No merecéis ser llamados “socialistas” porque habéis perdido la esencia con la que surgió el movimiento obrero al que ahora despreciáis y sumís en la precariedad, en la enfermedad, en la corrupción institucional porque se os esperaba como adalides antifranquistas [no solo por la tumba del dictador] y de las instituciones que de él surgieron, pero ni lo hicisteis en los dos gobiernos que el pueblo os concedió, ni tenéis intenciones de hacerlo. Dejad paso a quienes sí tienen arrojo y no están contaminados ni por el aburguesamiento ideológico, ni por los intereses partidistas. Aprended a vivir de la ideología social y no ataquéis más a la sociedad que, equivocadamente, pero con grandes dosis de renovación, aún confía en que el PSOE sea una partido de la clase trabajadora.

Prudenci Vidal Marcos
Miembro de La Marea Pensionista

IMPULSAR EL CAMBIO,El MOMENTO ES AHORA.

cambiar-de-habitos-e1442873472713

Han pasado más de diez años desde el comienzo de la crisis. Una crisis dura, con enormes costes sociales y económicos. De ella y de la aplicación de unas políticas y reformas regresivas se han derivado sus efectos. Elevados niveles de desigualdad y de pobreza. Precariedad laboral a ultranza. Devaluación salarial concentrada en los trabajadores de la mitad inferior de la distribución. Servicios públicos al límite de sus posibilidades por los recortes realizados. Impuestos cada vez menos centrados en los más ricos, más regresivos.

Estas situaciones no desaparecen –y aun se acrecientan- con el crecimiento económico y del empleo. Mientras las rentas salariales no han recuperado todavía los niveles reales previos a la crisis, los beneficios de las empresas (no financieras y sin autónomos) son 38.000 millones de euros mayores a precios constantes que en 2008. Y 11.000 millones más, los dividendos que reparten a los accionistas.

Más de diez años después de iniciada la crisis se constatan las consecuencias de las políticas adoptadas: la renta media real es hoy en España la misma que hace 10 años, pero, mientras el 1% más rico ha aumentado su renta un 21%, el 40% más pobre ha perdido lo que los demás han ganado.

Son solo algunas muestras de la situación, pero hay datos a centenares.

Los efectos no desaparecen con el crecimiento porque se han devastado las estructuras que garantizan el reparto y la redistribución. Si se siguen haciendo las mismas cosas se obtendrán, agudizados, los mismos resultados. Esa es la cuestión.

Es hora de las políticas de cambio. Y hay que actuar en muchos órdenes, pero estratégicamente en tres:

  • el mercado de trabajo,
  • el sistema fiscal,
  • y la regulación de los mercados, en particular, del mercado de la energía y de la vivienda.

Solo políticas decididas y firmes, y necesariamente en los tres ámbitos, pueden revertir la situación y favorecer y hacer más ‘resiliente’ la economía, y recomponer la cohesión y la justicia social. Es la hora. El momento político en el que España debe decidir cómo debe ser su futuro, qué sociedad queremos.

El problema fundamental no es la composición del Gobierno sino qué políticas debemos realizar en los próximos años. En estos años se van a poner, o no, las bases de un futuro diferente, mejor.

  • Si no se adoptan las reformas necesarias, simplemente se consolidarán los regresivos cambios de estructuras que realizó la derecha, cuyas consecuencias económicas y sociales han dañado a la mayoría de los ciudadanos.
  • Si no aumentan las inversiones públicas y los gastos sociales al menos en 7 puntos del PIB que nos separan de la zona euro, quedaremos descolgados del progreso europeo.

Esa es la disyuntiva. Las fuerzas progresistas tienen ante sí esa responsabilidad. Los programas de los partidos evidencian amplias coincidencias que reflejan la madurez de la sociedad sobre los cambios necesarios. Los ciudadanos reclaman y esperan un acuerdo a largo plazo que aporte concreción y estabilidad al cambio. Se tienen que expresar las políticas que van a transformar nuestro país y aproximarlo a los niveles de bienestar y justicia de los países más avanzados.

Los tres ámbitos estratégicos de la política económica en este momento deben ser definidos sin ambages, con total claridad.

  • Si no se reduce drásticamente la precariedad del empleo, se estabiliza el mercado de trabajo y se restablece la vinculación de los salarios con la productividad no mejorará el reparto de la renta para los asalariados.
  • Si no se aumentan la justicia fiscal y los gastos públicos garantizando que los más favorecidos, ciudadanos y empresas, paguen más de acuerdo con sus altos ingresos, no aumentará la redistribución, no se reforzará el bienestar de la mayoría de los ciudadanos porque los recursos seguirán sin alcanzar y no se reducirá la elevadísima e indigna desigualdad social.
  • Y si no se abordan decididamente las reformas regulatorias que requieren los mercados, la transición energética y la vivienda –reforma del mercado de la electricidad; creación de parques públicos de viviendas en alquiler, entre otros- no se conseguirá el impulso económico, de inversión, de cambio de modelo productivo y de competitividad que España, y en particular su población más joven, necesita.

Al contrario, los ciudadanos y las empresas correrán con los costes y todos perderemos el tren del futuro. Los intereses particulares de muchos grupos económicos y políticos no pueden ni deben parar esta triple transformación que necesariamente debe iniciarse y progresar con claridad durante los próximos cuatro años.

Economistas Frente a la Crisis 
10 julio 2019

EL ACTIVISMO POLITICO DEL MOVIMIENTO DE PENSIONISTAS

 

Cualquier conflicto social tiene carácter político. Sin embargo, cuando se mira la política de forma despectiva, la reacción es negarlo. Visto desde la política profesional pasa lo contrario, se tiende a descalificar los conflictos sociales catalogándolos de políticos. En ambos casos, negando o rechazando la realidad, que siempre es política, se cuestiona su validez como cauce reivindicativo. Para zanjar el dilema basta separar, diferenciar, la política social de la política partidista. Analicemos ambos aspectos desde la perspectiva del movimiento de pensionistas.

El conflicto surge en Barakaldo y Bilbao el 15 de enero de 2018, de forma espontánea y simultánea, mediante convocatoria anónima. Desde la primera concentración ante los respectivos ayuntamientos, el término política se convirtió en una expresión proscrita, junto a sindicatos y partidos. Hacer una referencia en ese sentido, salvo que fuese para descalificar o desautorizar, acarreaba un sonoro abucheo. Entretanto, desde la dirección de algunos partidos, se intentó desautorizar a quienes coordinan las movilizaciones, recordando su trayectoria política. Como si fuese normal llegar al activismo social sin pasado militante.

Se trata de un conflicto social permanente, año y medio de duración, sin fecha de caducidad. Con el paso del tiempo, unas y otras posiciones se han moderado. Ya se puede informar en las concentraciones de las gestiones de los partidos, incluso en positivo, aunque nadie se atreva a declarar que las iniciativas del movimiento de pensionistas son políticas. De la misma forma, los partidos que recelaban de ese fenómeno inusual e incontrolado, reconocen su capacidad de movilización, alaban la moderación, e incluso asumen parte de las reivindicaciones. A todo ello contribuye el arraigo popular logrado, e incluso cierta simpatía institucional, expresada con la concesión de galardones o dando protagonismo en actos festivos.

La política actúa en el organismo social como el colesterol en el cuerpo humano. Tienen dos componentes complementarios. Hay una política colectiva, transversal, basada en el interés general, necesaria para convivir en sociedad. La otra política, la partidista, está diseñada para encauzar las demandas ciudadanas de forma equilibrada. Pero tiene contraindicaciones. Si no se regula de forma adecuada, produce trastornos que pueden provocar atrofia muscular en el organismo social, e incluso infartos de extrema gravedad.

El mayor riesgo que acecha a cualquier iniciativa social es caer en la órbita de una estrategia política definida. En el colectivo de pensionistas se dan intentos de parasitación o utilización partidista, cuestionados desde el interior del propio movimiento. Un fenómeno tan plural, con equilibrio de fuerzas inestable, enraizado en la actividad política, requiere asumir códigos de conducta que no comprometan la continuidad del proyecto compartido. Aunque una de las consignas más coreadas ha sido: “Si nos roban las pensiones, lo pagarán en las elecciones”, en las campañas electorales se ha respetado la neutralidad, evitando posicionamientos públicos a favor o en contra de cualquier partido. Las intervenciones en uno u otro sentido eran a nivel personal, sin condicionar lo acordado.

El alcance político del movimiento de pensionistas constituye una constante del conflicto. Las movilizaciones se convocan en el contexto de acontecimientos destacados: negociación de los Presupuestos Generales del Estado y de comunidades autónomas, constitución de un nuevo gobierno o campañas electorales. Es una dinámica reivindicativa con resultados favorables. Actuando como grupo de presión, el colectivo de pensionistas se convierte en actor político, logrando modificar los PGE para garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo durante dos años y evitando la entrada en vigor de medidas desfavorables. El eco de consignas como: “Rajoy, dimisión”, “Ni un día más de gobierno del PP”, retumbó en la moción de censura que llevó al cambio de gobierno. Si en vísperas de la constitución de un nuevo gobierno, en las concentraciones se sigue gritando: “Gobierne quien gobierne, las pensiones públicas se defienden”, significa que el movimiento de pensionistas, sin dejar de ser apartidista reclama, a través de sus propias reivindicaciones, un reparto equitativo de la riqueza.

Ofensiva contra las pensiones desde la política institucional

Las pensiones no se habrían convertido en problema político si el empleo no fuese el principal dilema de la política económica. Desde altas instancias del Estado se arremete contra las pensiones, en vez de hacer propuestas viables para acabar con la precarización del empleo, que merma los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social y la recaudación de Hacienda. Sus catastróficas declaraciones favorecen el “cuanto peor mejor”, lema de la banca y de las aseguradoras para intentar sustituir las pensiones públicas con planes privados. Sus productos financieros tienen para las rentas bajas un efecto comparable al de las hipotecas basura.

Hay Informes oficiales que inspiran titulares tenebrosos: “El Tribunal de Cuentas certifica que la Seguridad Social está en quiebra tras perder 100.000 millones desde 2010”. Al Gobierno le toca responder con mensajes tranquilizadores: “Magdalena Valerio niega que la Seguridad Social esté en quiebra”. Tiene razón la Ministra al aclarar que el Sistema Público de Pensiones (SPP) no tiene un “gasto excesivo” sino “déficit de ingresos”. Por tanto, el propio Tribunal de Cuentas reclama al Gobierno complementar las pensiones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), no con “préstamos” que agigantan la deuda. La situación resulta paradójica: en vez de establecer transferencias corrientes, el Gobierno concede créditos a fondo perdido al único estamento social que, además de crear riqueza y pagar impuestos, estando activo cotiza para su pensión de jubilación. El colmo del absurdo es que a Valerio tenga que justificar el desatino de las decisiones que toma en el Consejo de Ministras.

La institución estatal que más arremete contra las pensiones públicas es el Banco de España. Sus presidentes, denominados curiosamente gobernadores, en vez de reclamar a la banca los 67.000 millones que costó su rescate, se dedican a profetizar catástrofes si sube el SMI o no se recortan las pensiones. Las propuestas de tan preclaros prohombres en su defensa de las pensiones privadas rozan el esperpento: reclaman medidas urgentes ante la amenaza que supone el creciente peso electoral del colectivo de pensionistas, mientras aconsejan a los pensionistas con vivienda en propiedad contratar hipotecas inversas para poder ahorrar. La Ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha tenido que responder a las últimas ocurrencias del actual gobernador del Banco de España aclarando, entre otras cuestiones, que quien “no llega a fin de mes, no puede ahorrar”.

Promesas incumplidas en materia de pensiones

La Ministra Valerio posee las cualidades precisas para gestionar la Seguridad Social con acierto: conoce la institución y es firme defensora del Sistema Público de Pensiones. Asociaciones de pensionistas y sindicatos confiaron en que enmendaría de inmediato los entuertos provocados por su predecesora, Fátima Báñez. No ha ido más allá de las promesas, limitándose a aplicar los aspectos positivos de los acuerdos presupuestarios PP – PNV. Va dando largas a la toma de decisiones trascendentales, complicando su resolución, en vez de facilitarla.

Si a quien gobierna no le inquietan las movilizaciones de pensionistas, no atenderá sus reivindicaciones

Congelación encubierta de las pensiones mediante el denominado “factor de revalorización”. Se comprometió a suprimirlo, estableciendo el incremento de las pensiones en base al IPC. Ahora pretende reanimar el Pacto de Toledo para eludir la responsabilidad de eliminarlo. Es una medida urgente, en 2020 volvería a entrar en vigor el fatídico 0,25% que provocó el inicio de las movilizaciones. Sustitución progresiva de las pensiones públicas por privadas con el “factor de sostenibilidad”. Para evitar derogarlo propone renovar del Estatuto de los Trabajadores. Esa medida, paralizada por el acuerdo PP – PNV, comenzaría a aplicarse en 2023.

La clase política y las pensiones

En las campañas electorales todos los partidos han hecho ofertas generosas a los pensionistas. Las de las tres derechas resultaban absurdas o no tenían credibilidad: “El Partido Popular garantizará todas las pensiones públicas y los recursos para seguir subiéndolas, con un aumento de entre un 2% y un 15% para las pensiones de las madres trabajadoras con hijos.” Las promesas de Pedro Sánchez bastarían para satisfacer las principales demandas y paralizar las movilizaciones, pero arrastran el estigma de las promesas incumplidas.

En las elecciones de 28 de abril, el voto de mayores de 60 años, que ya representa el 30% del electorado activo, basculó desde el PP hacia el PSOE, favoreciendo al triunfo de Sánchez. Se cumplía así, en parte, la consigna: “Si nos roban las pensiones, lo pagarán en las elecciones”. Es un voto que sigue favoreciendo al gobierno de turno y mantiene la preferencia por el bipartidismo. El creciente protagonismo electoral y político de las personas de mayor edad no se ha traducido en una mayor representación institucional, al contrario, en la anterior legislatura había 23 congresistas mayores de 65 años, en la actual 10. En cualquier caso, la victoria de Sánchez ha creado expectativas favorables a la mejora de las pensiones, lo cual afecta a la afluencia a las concentraciones, aunque la participación sigue siendo satisfactoria. Es un dato que resultará reversible, si Sánchez no cumple sus promesas y defrauda a quienes creen que los programas electorales son un contrato con la sociedad.

Las ofertas electorales del PSOE relacionadas con las pensiones tropiezan con su práctica institucional. Durante su breve mandato el Gobierno de Sánchez ha utilizado la fórmula del decreto – ley para impulsar (por exigencia de Unidas Podemos) mejoras de carácter laboral y social, como la subida del SMI a 900 euros, mientras que en materia de pensiones no hay ningún avance significativo. Se ha limitado a aplicar los acuerdos presupuestarios heredados del Gobierno de Rajoy. En el Parlamento Europeo el PSOE facilitó con su abstención el 4 de abril la aprobación del Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales (PEPP). Es una decisión que favorece la implantación en el espacio comunitario de productos financieros vinculados a planes de pensiones privados, en beneficio de la banca y detrimento de las pensiones públicas.

Deshojando la margarita política

Dos meses después de las elecciones generales del 28 de abril, Sánchez decide iniciar las consultas para formar un nuevo gobierno. El periodo de inactividad ha sido utilizado por los poderes en la sombra del Ibex 35, los grupos que controlan la prensa en papel y la patronal CEOE, para presionar al previsible futuro presidente, reclamando un gobierno PSOE – C’s, en oposición al acuerdo de izquierdas con Unidas Podemos. El equipo de Iglesias ha reaccionado a esa ofensiva promoviendo encuentros con diversos movimientos sociales y sindicatos, que se han mostrado favorables a la alternativa de un gobierno de progreso que refuerce las políticas sociales y medioambientales. En la ronda de consultas participó el 28 de junio la Coordinadora Estatal de Pensionistas (COESPE), que veía así reconocida su representatividad y capacidad de movilización en el conjunto del país. En la entrevista se constató la coincidencia en las reivindicaciones y la necesidad de controlar las actuaciones del futuro ejecutivo, mediante un gobierno de cooperación u otra experiencia similar.

Parece difícil conciliar las posiciones de PSOE y UP. Tal vez el PNV contribuya a desbloquear la situación al declarar que ve factible una coalición entre Sánchez e Iglesias, mientras reclama participar en la elaboración del programa de gobierno. Recordemos que el PNV es un partido pragmático, capaz de llegar a acuerdos con la derecha o la izquierda. Precisamente, la mejora de las pensiones de 2018 y 2019 fue el resultado de un compromiso presupuestario entre PP y PNV. Siendo el PNV un referente para el soberanismo catalán, no resulta aventurado imaginar que pueda prosperar el gobierno de cooperación, evitando la repetición en noviembre de unas elecciones que todos los partidos temen. Coincidiría con la ofensiva que el movimiento de pensionistas anuncia para el otoño.

Hablando del PNV y volviendo a las consignas. A veces los partidos interpretan de forma inadecuada los mensajes que se corean en las manifestaciones. “PNV, mójate”, por ejemplo, es valorado como una ofensa. Cabe otro significado: supone reconocer su legitimidad, su capacidad de interlocución. Carecería de lógica reclamar la intervención de un partido sin poder institucional. El sentido de la realidad que caracteriza al PNV debería llevarle a esa conclusión, en vez de interpretarlo como afrenta.

Las movilizaciones proseguirán, siempre en clave política

Transcurrido año y medio desde el inicio de las concentraciones de pensionistas, sin obtener respuesta satisfactoria a las principales demandas, hay motivos para advertir que se agota la paciencia. En 2018 y 2019 no se ha perdido poder adquisitivo, pero el futuro es tan incierto como al comienzo. El comportamiento reivindicativo del movimiento de pensionistas resulta tan modélico y civilizado, que obtiene galardones y es distinguido con pregones festivos. En Bilbao se ha convertido en atracción turística, como el museo Guggenheim. Tanto éxito plantea un dilema: si a quien gobierna no le inquietan las movilizaciones de pensionistas, no atenderá sus reivindicaciones. Por eso en las concentraciones se reclaman actuaciones más contundentes, que no tienen que ser ilegales. Dado que sus mayores fortalezas son la unidad y la acción multitudinaria, se pueden emprender iniciativas pacíficas que tengan repercusión social y preocupen a quienes gobiernan. A partir del 22 de julio, o en noviembre si hay que ir a las urnas, Pedro Sánchez volverá a tener la potestad de zanjar el conflicto. Entretanto, el movimiento de pensionistas seguirá actuando como grupo de presión y sujeto político.

Luis Alejos

(Sociólogo y pensionista)

HACIA UNA MEMORIA COMPARTIDA -Andoain.

photo5830193830173979614

INFORME SOBRE CONCULCACIONES DE DERECHOS HUMANOS Y

ACCIONES VIOLENTAS OCURRIDAS ENTRE 1956 Y 2018

La verdad no es una sola, hay tantas versiones de ella como personas existen.

Hirokazu Kore-Eda

Los hechos no dejan de existir por el hecho de que se les ignore.

Aldous Huxley

Una llamada a cerrar heridas y reconstruir puentes tras el final del terrorismo. La violencia fue un error colosal. La de ETA y su entorno, la de otros grupos parapoliciales que se gestaron en las cloacas del Estado y la de las Fuerzas de Seguridad.

Rosa Lluch,hija del ex ministro socialista Ernest Lluch asesinado por ETA en 2000

No es lo mismo justificar que intentar comprender lo queha pasado y contextualizarlo.

Adriana Faranda

He aprendido que una vida no vale nada, pero también que nada vale una vida.

André Malraux

La paz no es una firma, sino todo un proceso social de cambio de mentalidades.

Alejandra Gaviria

 

Memorias en plural. “Hay muchos tipos de memoria –escribe Reyes Mate-. Y no me refiero tanto a las memorias subjetivas, que hay tantas como individuos que recuerdan”. Menciona Reyes ,por ejemplo, que la historia tiene su propia idea de la memoria, y parafrasea a Primo Levi cuando dice que tal vez se debería separar el acontecimiento, el hecho y la verdad. Nos recuerda que Levi “distingue entre hechos, que pueden ser conocidos, y eventos que escapan al conocimiento, pero que tienen lugar”. Y continúa: “propio del conocimiento es el juicio o la intencionalidad”, ya que “las cosas son vistas con la misma luz que proyecta el sujeto”, es decir, como lo hacemos cada una de las personas que estamos leyendo estas líneas.

Para Levi la verdad “es revelación, la presencia de lo ocultado. No es lo que nosotros hacemos presente, sino lo que se nos hace presente”, recuerda Reyes. Y aquí está el reto que tenemosdelante, en concreto en Andoain.

Imanol Zubero, por su parte, recuerda a John Berger cuando expresa que: “La memoria entraña un acto de redención. Lo que se recuerda ha sido salvado de la nada. Lo que se olvida ha quedado abandonado”. Y añade Zubero: “Hagamos memoria de las víctimas. De todas las víctimas, en su compleja diversidad

Por nuestra parte, el marco básico sobre el que se construye este informe está basado en uno de los principios universales del Derecho Internacional en relación a los Derechos Humanos: “A igual conculcación de derechos humanos corresponde el mismo derecho a verdad, justicia y reparación”, en aplicación del principio de no discriminación.

¿Qué se le debe pedir a un trabajo local sobre memoria compartida? Básicamente, que recoja el mayor número posible de conculcaciones de derechos humanos y hechos violentos sucedidos en la localidad o a personas de la localidad, y que reúna una muestra de testimonios representativa de la pluralidad de posiciones e ideologías existentes en el pueblo, estén o no estén incluidas las mismas entre las formaciones políticas municipales actuales. Ese trabajo, además, metodológicamente debe ordenarse de manera que no se mezclen casuísticas y tiene que buscar la rigurosidad y el respeto a la memoria y a la dignidad de las personas en todas sus facetas.

No debe excluirse nada ni a nadie. Por eso es importante que la decisión de realizar este informe esté tomada por unanimidad desde el conjunto de los grupos municipales que forman parte de la Mesa de Convivencia del Ayuntamiento de Andoain.

 

Tampoco deben quedar fuera otras voces, repetimos. Así lo explicita para este informe Asun Guerra Alonso, ex juntera y ex concejala del PP en Andoain y Urnieta, y en estos momentos ausente de la representación municipal:

Yo creo que mi testimonio, ya no solo como Ma Asunción Guerra, sino al fin y al cabo represento y estoy aquí por pertenecer a un partido, creo que sí que es importante que figure en este libro si al final queremos que sea un relato de memoria real. Si queremos que sea real tenemos que estar todos. Me puede gustar más o menos lo que salga de otros, pero evidentemente si faltamos en ese relato una parte yo creo que la memoria no es completa.

De hecho, por eso estoy aquí, tuve mis dudas, pero consulté, me dijeron que me daban plena libertad para venir o no venir y bueno, lo que al final medité y pensé fue eso: que si no estamos faltaría, yo creo, una parte muy-muy importante de la memoria de Andoain. Aquí estamos.

Y lo anterior vale para todos los casos. Podemos decir que, tanto entre las víctimas entrevistadas como en el conjunto de los testimonios recogidos, aunque con matices por supuesto, es bien vista esta labor de caminar hacia memorias colectivas, incluyentes y compartidas.

Esta labor local, bajando a lo cercano, donde se sufre y conoce mejor lo sucedido, supone un acopio de “verdades” (en plural) que debe ayudar a:

– una revisión crítica y autocrítica de lo sucedido,

– esclarecimientos de hechos no clarificados y

– reconocimientos y reparaciones aún no satisfechas.

Ello facilitará la convivencia presente y futura en el pueblo. Sabemos que este proceso tiene sus tiempos, pero los mismos no pueden dilatarse en demasía ya que supondría aumentar injustamente las heridas y los agravios. Las experiencias locales pueden ayudar, como lo prueba Errenteria, por citar una referencia a dónde mirar.

La asociación pro Derechos Humanos Argituz, en su informe “El tiempo es ahora. ¿Es posible una memoria incluyente en el ámbito local?”, publicado en 2012 y coordinado por Carlos Martin Beristain, esbozó cinco puntos que considera intrínsecos para restablecer una memoria incluyente:

1.-Que recoja los diferentes hechos de conculcaciones de derechos humanos y una critica moral básica de las mismas.

2.-Que muestre respeto por el dolor y dignidad de las víctimas causada por distintos perpetradores o que se consideran del “otro lado” o con las que no se ha sentido cercanía política.

3.-Que afronte las ambivalencias o diferentes cuestionamientos o efectos negativos que genera una memoria incluyente sin utilizarlos “contra los otros”.

4.-Que reconozca los límites que pueda tener, pero se focalice en su contribución a la restauración de la convivencia.

5.-Que asiente en una base común de respeto por los derechos humanos más allá de las diferencias políticas.

Aquí puedes visualizar el informe o descargartelo:

Memoria_Erderaz