LAS IGLESIAS EVANGÉLICAS EN AMÉRICA LATINA La base religiosa del ascenso de las derechas y del fascismo.

 

 La religión es vista por la gente común como verdadera,

por los sabios como falsa, y por los gobernantes como útil.

Lucius Annaeus Seneca

 

RedUNE-IBEROAMERICA

http://www.redune.org.es

ALBERTO MARTINEZ LOPEZ

JUANTXO DOMINGUEZ

Introducción

 

En América Latina hasta hace poco el cristianismo se asociaba con el catolicismo. La Iglesia católica tuvo prácticamente el monopolio de la religión hasta la década de los ochenta. Al catolicismo sólo lo desafiaban el anticlericalismo y el ateísmo. Hasta ahora.

Hoy en día los evangélicos constituyen casi el 20% de la población en América latina, y en algunos países centroamericanos, están cerca de ser la mayoría. El tsunami evangélico que recorre toda América Latina, lejos de amainar gana cada día más adeptos a su causa y, a medida que se van celebrando elecciones generales, consigue un mayor número de diputados en los parlamentos. Estas sedes son las que busca este credo para moralizar la política, proteger la familia y los valores cristianos.

Los grupos evangélicos son un nuevo y potente actor en la vida pública latinoamericana y se han propagado en cada país logrando una gran influencia. Su poder crece día a día como contraataque a los movimientos feministas, a las minorías sexuales y a la identidad de género, con un discurso conservador, autoritario y retrógrado. El evangelismo explota políticamente su gran despliegue mediático, gracias a sus propias emisoras, canales de televisión y redes sociales, que deja en desventaja a los demás candidatos del sistema político, ayudadas de una gran capacidad económica ligado al aporte de sus feligreses y a sus turbios negocios de blanqueo de capitales. Por ello el evangelismo crece y alimenta a la ultraderecha impulsando su agenda conservadora, a través de candidatos propios o entregando su apoyo a quienes promuevan sus principios, definiendo el resultado de las elecciones y presionando en la toma de decisiones.

 

¿Cómo ha sido la expansión territorial de los grupos evangélicos?

 

La presencia evangélica en América Latina ya representa más del 20% en total. En México son más del 10%, en Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Argentina y Panamá son alrededor del 15%, en Brasil, Costa Rica y Puerto Rico se llega al 20% y en algunos países centroamericanos, como Guatemala, Honduras y Nicaragua, se supera el 40%.

 En Colombia el poder creciente del evangelismo se hizo particularmente patente a raíz del resultado negativo del plebiscito sobre los acuerdos de paz con las FARC en Colombia, celebrado en octubre de 2016, y más recientemente con motivo de las elecciones celebradas en México y Brasil, la segunda y la primera economías del subcontinente respectivamente.

En el Chile de Pinochet (1973-1990), los evangélicos habían depositado grandes esperanzas y confiaban en que ese país se convirtiera en el primero de mayoría evangélica en América Latina, pero el crecimiento de ese credo se ralentizó ante el avance de la increencia. Los evangélicos se aliaron en 2017 con dos candidatos de la derecha, Sebastián Piñera y JoséAntonio Kant, y el actual presidente Piñera se apoya en asesores evangélicos. No obstante, en Chile no han logrado influir ni en la toma de decisiones ni en las políticas públicas. Pero están creciendo poco a poco y hay que mirarlos con recelo.

En Guatemala, el movimiento evangélico llegó al poder en 1991 de la mano del presidente Jorge Serrano Elías, miembro de la Misión Cristiana Elim, mientras que en el Perú se vio potenciado con la primera elección de Fujimori, cuyo segundo vicepresidente, Carlos García y García (1990-92), era un pastor baptista que llegó a ser presidente del Concilio Nacional Evangélico del Perú (CONEP), la federación evangélica del país.En Centroamérica, la zona de América Latina donde hay mayor número de evangélicos, Guatemala tiene un presidente evangélico desde enero de 2016, el actor, escritor, productor y director, además de político, Jimmy Morales. Las nuevas iglesias

guatemaltecas reclutan a la población indígena y los lugares de este culto proliferan también en Honduras, El Salvador, e incluso en Cuba, a pesar de que allí hay también católicos que practican la santería, el culto afroamericano. En las elecciones de Costa Rica del 4 de febrero de 2018, el candidato evangélico, periodista y cantante, Fabricio Alvarado Muñoz, del conservador partido de Restauración Nacional, no salió finalmente elegido en la segunda vuelta de los comicios, pero sí fue el ganador en la primera, después de que se hiciera viral su discurso «con mis hijos no te metas», en contra del matrimonio igualitario, el aborto y la ideología de género.

En México, el conocido ex alcalde de Ciudad de México y líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador, AMLO, como se le conoce popularmente en el país, logró un contundente triunfo electoral en las elecciones generales del pasado 1 de julio, las terceras a las que concurría este candidato, después de que su formación política, el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), llegara a un pacto de coalición con el Partido de Encuentro Social (PES), el primero de carácter confesional de la democracia mexicana y brazo político de las iglesias evangelistas del país. Se trata de una agrupación conservadora que se autodenomina «el Partido de la Familia» y que se muestra abiertamente contraria a la interrupción del embarazo y al matrimonio entre personas del mismo sexo, por lo que López Obrador evitó pronunciarse a este respecto durante toda la campaña.

Incluso en el caso de Venezuela, ya en su tiempo Hugo Chávez estableció estrechos vínculos con los evangélicos, ayudado por sus invocaciones a Cristo en sus discursos. Y Nicolás Maduro suele aparecer en actos rodeado de evangélicos, aunque pese a que hay evangélicos en todos los partidos, más allá de los acercamientos de Lula y Chávez, están más cerca de las derechas.

El caso más paradigmático de participación de evangélicos en la política se ha dado, no obstante, en Brasil, donde este movimiento tiene una presencia destacada a nivel local y recientemente ha ampliado su representación en el Congreso Nacional, a raíz de los buenos resultados obtenidos en las elecciones generales que se celebraron el pasado 7 de octubre. «Hasta ahora los evangélicos, si bien eran poderosos, sólo habían sacado músculo para vetar leyes. Ahora, gracias al control sobre el presidente y a sus 91 parlamentarios en el Congreso —antes eran 78 de los 513 los que sintonizaban con su credo—, podrán proponer también su legislación» .

En los últimos comicios locales, celebrados en 2016, el apoyo de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), la mayor congregación evangélica de Brasil, fundada por el hoy poderoso obispo Edir Macedo, fue clave para la elección de su sobrino Marcelo Crivella como alcalde de Rio de Janeiro, la segunda ciudad del país más poblada después de São Paulo. El nuevo edil diseñó un recorte de fondos para el carnaval, la marcha del orgullo gay y los cultos afrobrasileños como el Candomblé o la Umbanda.

Por lo que se refiere a las elecciones generales, el colectivo evangélico había apoyado en el pasado reciente al ex presidente Lula da Silva y su formación política, el Partido del Trabajo (PT), pero ya en 2016 su distanciamiento de los petistas se hizo evidente cuando la conocida «bancada de la Biblia» en el Congreso apoyó el impeachment contra la heredera de Lula en la presidencia, Dilma Russeff. En consecuencia, en las elecciones de 2018, los evangélicos solicitaron a sus seguidores el voto para el candidato de la derecha, el capitán en la reserva del Ejército de Brasil, Jair Bolsonaro, al que encuentran próximo a sus tesis, tanto políticas, a favor del orden y la seguridad y en contra de la corrupción, como religiosas. Aunque de tradición católica, «Bolsonaro se casó en

terceras nupcias, en 2013, con Michelle, miembro de la Iglesia Bautista Actitud, donde es intérprete de señas para sordos, en una ceremonia oficiada por el conocido pastor brasileño Silas Malafaia, líder del ministerio pentecostal “Victoria en Cristo”, vinculado a la Asamblea de Dios. Dos años después, Bolsonaro pidió ser bautizado por otro pastor pentecostal en aguas del Rio Jordán, en Israel» .

Los evangélicos brasileños tienen mucho dinero y crecen con más fuerza donde hay más pobres. Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), cuentan con unos 42 millones de fieles y una feria de negocios, “ExpoCristo”, que ofrece desde la actuación de cantantes de gospel hasta biblias o camisetas con la palabra fe. Estos pastores han creado sus propias compañías constructoras para edificar sus megaiglesias, entre las que destaca especialmente el templo de la Iglesia Universal en São Paulo, una réplica del de Salomón según las descripciones bíblicas, que costó 320 millones de dólares» y tiene capacidad para albergar a 10 000 fieles. No es extraño, ya que estas iglesias predican un «evangelio de la prosperidad» que asegura, en consonancia con las tesis de Calvino en Ginebra, que la riqueza material es una señal manifiesta del favor divino. Según ellos, Dios da, pero para aumentar su benevolencia y recibir sus favores es necesario formar parte de la iglesia correcta, y entregarle al pastor el diezmo cada mes y rezar.

Al empezar, los pentecostales y evangélicos importantes tienen un templo, luego una radio, un canal de TV y una discográfica y cada actividad va alimentando una nueva, con lo que aumentan su notoriedad. El pastor Malafaia es dueño de una discográfica la Central Gospel Music, en un país en el que de los 20 álbumes más vendidos,  corresponden a cantantes religiosos, algunos de ellos católicos, pero en su mayoría evangélicos. Por lo que se refiere a la denominación neopentecostal, IUDR, «la Universal» como se la conoce coloquialmente, controlada como ya se ha indicado por el obispo Macedo, por ejemplo, es un imperio que tiene millones de seguidores y posee Rede Record, la segunda cadena de TV del país –la cual puso a disposición de Bolsonaro para su campaña–, regenta, además, dos editoriales, una agencia de turismo y una compañía de seguros y tiene capacidad de distribuir gratuitamente en la calle la Folha Universal, un semanario de calidad con una tirada de 1 800 000 ejemplares .

En los templos, los pastores ponen un micrófono en lugar de un crucifijo y desde allí apelan a la parte emocional de las personas, a las que ofrecen abrazos y consejos, y han desarrollado una industria. Alrededor de este credo existe todo un mercado que invita y motiva a través de la música y la moda en el vestir, como la que presenta la exitosa marca Joyaly, en la que hay reglas de decoro pero al mismo tiempo se aporta estilismo de inspiración en las colecciones europeas que adaptan a las exigencias de culto.

Las iglesias evangélicas tienen mayor o menor aceptación según el carisma y el trabajo de sus pastores, quienes visitan distintos sectores, del mismo modo que lo haría una empresa comercial; dada la amplia oferta con la que cuentan, la gente siempre termina encontrando una a su gusto. Así, existe una iglesia para hinchas del futbol, la «Iglesia de los Atletas de Cristo», otra destinada a los surfistas, el «Templo Bola de Nieve», y hasta una de heavy metal (Crash Church), y los seguidores de la Iglesia Universal tienen hasta una milicia denominada los «Gladiadores del Altar» cuyo lema es «hacer que el infierno tiemble». Hay quien dice que la composición del Congreso brasileño es fiel reflejo de la sociedad a la que representa, debido a los cambios que se han ido produciendo en la misma. Los partidos tradicionales se agotaron porque no han sabido aportar soluciones eficaces ni frenar la corrupción y la inseguridad ciudadana. La falta de liderazgo y la necesidad de certezas en un mundo cambiante produjeron el descontento social y político de algunos sectores a los que les cuesta aceptar los cambios en términos de moral social que propugna la ola de reformas progresistas, y los evangélicos se ofrecieron com herramienta para llenar ese vacío.

¿Cómo han adquirido tanto poder político los grupos evangélicos?

 Características del cristianismo evangélico

El evangelismo que nació y fue impulsado en Estados Unidos, pronto se independizó hasta cierto punto de la influencia norteamericana. Creció mucho en y pronto se adaptó a las mentalidades populares latinoamericanas, al vehicular las tradiciones chamánicas reformuladas con prácticas de curación por la fe o taumaturgas. Su rápido crecimiento se produjo en detrimento de la iglesia católica y se ha debido a la confluencia de diversos factores.

En primer lugar, los problemas económicos de América Latina en la segunda mitad del siglo XX, derivados del modelo de sustitución de importaciones, sumados a la globalización, aceleraron una urbanización desordenada de la población que afianzó la marginalidad y el desamparo de muchas familias, en un momento en el que la iglesia católica se encontraba politizada y sin recursos materiales y humanos para atender a las multitudes que empezaban a poblar las periferias urbanas, un vacío que fue hábilmente llenado por los pastores evangélicos. A ello hay que unir la influencia creciente de los medios masivos de comunicación, que han facilitado el acceso de los ciudadanos a nuevas ideas y creencias.

En segundo lugar, el éxito de esta doctrina exógena y su visible aceptación entre la población latinoamericana se debe al hecho de que las iglesias evangélicas han mostrado una mejor capacidad de adaptación que la iglesia católica, tanto en su mensaje como en sus ritos, y han consolidado una oferta religiosa más emotiva y participativa queque la católica, así como una alternativa para aquellos que no encontraban refugio en las creencias tradicionales. Estas comunidades nacen en respuesta a la miseria y a la precariedad de las masas urbanas, que se organizan en torno a un «pastor» con poca formación religiosa, «autoproclamado» y hábil en el manejo de los negocios religiosos.

Históricamente, los partidos de derecha en América Latina tendían a gravitar hacia la Iglesia católica y a desdeñar al protestantism, mientras que los evangélicos se mantenían al margen de la política. Ya no es así, y los partidos de derecha y los evangélicos están niendo fuerzas. Y una de las razones de que los políticos derechistas están abrazando el evangelismo es porque estos grupos están resolviendo la desventaja política más importante que los de derechas tienen en América Latina, a saber, su falta de arrastre entre los votantes que no pertenecen a las élites sociales. Los partidos de derechas obtenían su electorado principal entre las clases sociales altas y eso los hacía electoralmente débiles.

Los evangélicos están cambiando ese escenario, pues están consiguiendo votantes entre gente de todas las clases sociales, y principalmente entre los más desfavorecidos. Están logrando convertir a los partidos de derecha en partidos del pueblo.

Existen varios factores que explican la imparable ola del triunfo de los evangélicos y, por ende, de las derechas más totalitarias en América Latina.

Por un lado, los fieles que profesan los cultos evangélicos son fanáticos, acríticos y muy disciplinados. La voz de sus pastores es no sólo una referencia, sino que es seguida de forma ciega, incluso a la hora de votar. Con independencia del perfil de los candidatos, prima su filiación o la recomendación de los responsables evangélicos. Y el voto evangélico, un bien deseado por casi todos los candidatos, es un bien a conseguir.

 

La “Teología de la Prosperidad”.

Por otro lado, la “teología de la prosperidad” resulta muy atractiva para miles de personas. Bien lejos de cualquier idea de solidaridad, esa teología establece que “ser rico no sólo es bueno, sino que está en los planes divinos y es una meta a alcanzar”. Se establece una relación directa entre la comunión con el Dios evangélico y el bienestar material, y tiene como terreno fértil la mayor individualización e identificación con el consumo de los sectores populares. Y, al mismo tiempo, estas iglesias reconstruyen ·comunidades imaginadas” que pueden traducirse en solidaridades efectivas, eso sí, sólo para ellas y sus alíados políticos.

El cristianismo evangélico y el pentecostalismo se caracterizan por la devoción popular, el énfasis en los carismas, las prácticas de curación y el desarrollo de redes de ayuda mutua que educan, impulsan y cuidan a los fieles. En las comunidades evangélicas se tejen redes de solidaridad especialmente útiles en situaciones de crisis, las cuales son en cambio escasas en las parroquias católicas. Las iglesias evangélicas garantizan a sus creyentes una especie de protección y confianza fraternal frente a las tragedias de la violencia, la droga, el subempleo y el sida  .

Las comunidades pentecostales y evangélicas ofrecen a sus fieles milagros en salud y bienestar, especialmente curaciones y prosperidad económica. Estos milagros representan una esperanza mágica a problemas propios de las sociedades latinoamericanas, sociedades pobres y desiguales, donde el Estado no ofrece protección ni garantiza los servicios básicos a los sectores más vulnerables. Para los evangélicos «Dios es alguien que garantiza un empleo, cura una enfermedad, protege de la desgracia, proporciona seguridad, alguien que desarrolla una teología del éxito social denominada “teología de la prosperidad”»

Las iglesias evangélicas están llenas de personas que ven con frecuencia a los maestros del evangelio de la prosperidad por televisión, quienes les enseñan a considerar a Dios como una especie de forma de lograr el éxito personal y como un medio para alcanzar la prosperidad material. Este es un escenario común: el predicador, muy refinado, amigable y motivador, pide dinero para apoyar a su ministerio; a cambio, él promete la oración a favor de los donantes, así como una bendición financiera de parte de Dios. A continuación, los espectadores envían dinero porque aprecian la enseñanza positiva y porque les vendría bien un poco más de dinero para pagar sus cuentas. Sin embargo, cuando no se produce un aumento de ingresos, los consumidores del mensaje de la prosperidad, a menudo, se critican a sí mismos, porque piensan que la falla está en su propia falta de fe o, se decepcionan y se enfadan con Dios. Sin duda, este escenario se repite con frecuencia, puesto que un número significativo de cristianos se ven influidos por el evangelio de la prosperidad.

Según este nuevo evangelio, si los creyentes repiten confesiones positivas, enfocan sus pensamientos y generan suficiente fe, Dios hará descender bendiciones sobre sus vidas. Este nuevo evangelio afirma que Dios desea e incluso promete que los creyentes vivirán una vida saludable y económicamente próspera. Este es el mensaje central de lo que se conoce como el “evangelio de la prosperidad”. Esta filosofía promete no solo la buena salud con el pensamiento correcto, sino también la prosperidad económica y el éxito personal. Ya sea que el tema esté relacionado con la salud o las riquezas, el método es el mismo: controle los pensamientos y el éxito se materializará. Visualice y medite sobre las riquezas y, finalmente, la prosperidad vendrá.

 

El entendimiento con la Iglesia católica.

Otro factor determinante más allá de las alianzas con los partidos de derecha, es que los grupos evangélicos latinoamericanos han hecho una cierta “paz” con los sectores más conservadores de la Iglesia católica. Por lo menos en cuanto al tema de la sexualidad y la familia, los pastores y los sacerdotes han encontrado un terreno común. Y el más importante de estos terrenos, es la común oposición a lo que han definido como “ideología de género”. Este término es utilizado para oponerse a cualquier esfuerzo por promover la diversidad sexual y de género. Así, cuando los expertos argumentan que la diversidad sexual es real y la identidad de género es un constructor, el clero evangélico y católico dice que se trata de una ideología “marxista y feminista”. Utilizan este concepto de “ideología de género” porque, a su juicio, les da derecho a protegerse de la exposición de esas ideas. La supuesta ideología de género les permite encubrir su homofobia y su misoginia. Así, el nuevo lema cristiano: “Con mis hijos no te metas” es una de los resultados de esta colaboración entre evangélicos y católicos. En definitiva, uno de los factores de esta “tregua entre religiones” es que mientras los evangélicos acordaron adoptar la fuerte condena de la Iglesia católica al aborto y al feminismo, el catolicismo ha adoptado la condena de los evangélicos a la diversidad sexual.

Además, ante la decreciente influencia de la Iglesia católica en la política y en la sociedad, una alianza con los evangélicos parece el antídoto perfecto contra su declive. Aunque esa apuesta lleve a los católicos a pagar el precio de un mayor conservadurismo para reavivar el poder cristiano en Latinoamérica.

El evangelismo está transformando a los partidos y posiblemente a la Iglesia católica. En cuanto a los partidos, se concebían a sí mismos como el freno esencial de la región en contra del populismo, pero ahora se han dado cuenta de que unirse a los evangélicos genera emoción entre esos votantes, y la emoción equivale al poder.

 

La alineación con las derechas en el mundo.

Por último la cuestión evangelista tiene también consecuencias geopolíticas con el apoyo a los gobiernos más reaccionarios de la derecha, sobre todo con los Estados Unidos de Trump, el Israel de Netanyahu, la Hungría de Orban y la Italia de Salvini.  Los evangelistas desean fortalecer su alianza con todos esos poderes, y para ello cuentan con el total apoyo de EE UU, donde los evangélicos estadounidenses instruyen a sus contrapartes latinoamericanas sobre cómo coquetear con los partidos e ir alcanzando poco a poco el poder. Hay muy pocos grupos que tengan vínculos externos tan sólidos.

Conclusiones.

En definitiva, el movimiento evangélico tiene cada vez más fuerza y probablemente seguirá creciendo tanto en adeptos como en poder, sobre todo si continua en la región la ola de gobiernos de corte conservador que ya se da en Chile, Guatemala, Colombia, Costa Rica y que se dará en Brasil a partir del 1 de enero de 2019, los cuales propugnan tesis próximas a las que habitualmente defienden los pentecostales. Estos últimos se muestran, y en eso coinciden con la iglesia católica, contrarios al aborto, al movimiento LGTBI 20 y se oponen a que se impartan las enseñanzas de la ideología de género en las escuelas, por entender que ponen en peligro la esencia de la familia tradicional.  Resultan reveladoras las palabras del pastor Ronny Chaves en Costa Rica: “Estamos en guerra, estamos a la ofensiva. La Iglesia por mucho tiempo ha estado metida en una cueva esperando a ver qué hace el enemigo, pero hoy está a la ofensiva, entiendo que es tiempo de reconquistar el territorio, tiempo de tomar posición en los lugares del Gobierno, de la educación, de la economía.”

Por todo ello, el ascenso de los grupos evangélicos es inquietante porque están alimentando una nueva forma de populismo conservador. A los partidos reaccionarios les están dando votantes que no pertenecen a las élites, pero estos electores son muy intransigentes en asuntos relacionados con la sexualidad, la familia y las costumbres, lo que genera enfrentamiento social. Cualquier religión con spiraciones y ambiciones políticas se opone a los ideales y fundamentos de la democracia. Y en este sentido, los evangélicos suponen un riesgo para el desarrollo de una sociedad moderna y pluralista, porque forman parte de una avanzada contra los nuevos tiempos y procesos. Son enemigos intolerantes contra el feminismo, el matrimonio igualitario, el aborto, la identidad de género y los derechos de las minorías LGTBI, coartando libertades e imponiendo su visión retrógrada y conservadora. Y a esta amenaza se une su apuesta por una política autoritaria, su postura contra las conquistas sociales populares, y su culto al dinero y a la sociedad de los ricos.

Fuentes.

Diario digital “Brasil de Fato”

Instituto de Estudiso Estratégicos.- Maria Luisa Pastor Gómez

Instituto Brasileiro de Geografía y Estadística (IBGE)

Centro Estratégico Latinoamericano de  Geopolítica (CELAG)

 

*Se ha gestado un eje Trump/Netanyahu/Bolsonaro, uno de cuyos pegamentos teogeopolíticos principales es el ‘evangelismo sionista’, continuación de la misma Santa Alianza paleobíblica de los ‘cristianos sionistas’ asentados en el ‘cinturón bíblico’, bastión electoral del presidente Trump y su supremacismo blanco, aliado al supremacismo sionista…

NETANYAHU, GRAN ALIADO DE BOLSONARO Y LOS ‘EVANGELISTAS SIONISTAS’.

 

*José Saramago se refirió a este grupo en estos términos: “… es una cuadrilla que se dedica a la extorsión y al robo” (Jornal Do Brasil, 30 enero 1996)… La estrategia en todas partes, es siempre alquilar edificios y luego comprarlos (ex cines, ex fábricas, etc.). Alquilan estadios y los llenan tanto en Brasil como en Miami. Luego de su gran crecimiento en Brasil y Estados Unidos, se expandió hacia Canadá, México, América Central y el Caribe.

“Pare de Sufrir” siguen repitiendo en la secta: Iglesia Universal del Reino de Dios

 

*Documentación exclusiva a la que tuvo acceso REALPOLITIK muestra un tramado de ilícitos en el que aparecen vinculados varios miembros de la familia del intendente de Junín por Cambiemos y apoderados de la Iglesia Cristiana Bíblica. Todos se hicieron millonarios a través de negociados en torno a la obra pública y los emprendimientos inmobiliarios.

Presidente de Argentina Mauricio Macri y sus relaciones con la Iglesia Cristiana Biblica

 

Es muy habitual que las grandes organizaciones coercitivas o sectas creen subgrupos o movimientos con otros nombres y fachadas para engañar y captar gente desprevenida.En este caso “Pare de sufrir” tiene un grupo llamado “Fuerza Joven Universal” compuesto jóvenes desde  menores de edad entre los 15 años en adelante, hasta jóvenes adultos.

La organización utiliza intereses comunes para captar a los jóvenes, y los reúne no sólo para divertirse y encontrar un espacio donde pueden expresarse y capacitarse por medio de diversas actividades como canto, teatro, baile, entre otros programas de trabajo sino también un lugar donde los enfocan en su propio yo y al mismo tiempo los manipulan para que encuentren una pertenencia al puro estilo fascista con sus marcas claras.

FJU ( Fuerza Juvenil Universal) Secta Peligrosa

 

Los grupos evangélicos son un nuevo actor en la vida política latinoamericana y se han propagado sagazmente en cada país logrando una inédita influencia, ganando terreno al monopolio que había ostentado el catolicismo desde hace siglos. Su poder crece día a día como contracara al avance de los movimientos feministas, de las minorías sexuales e identidad de género, con un discurso conservador, autoritario y totalizador.

La crisis de de los partidos ha ayudado al incremento de las instituciones religiosas neopentecostales y a que estas puedan entrar fácilmente en el tejido social y actuar desde ahí como “salvadores” de la fe, la vida y la política.

El peligro de las iglesias evangélicas en la política latinoamericana

 

En los últimos días circula en las redes sociales vídeos y fotografías de una nueva iniciativa puesta en marcha por la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) en Brasil, los “Gladiadores del Altar”.

Un “ejército” de jóvenes varones, desfilan a paso militar, formando delante de la plataforma donde un pastor les da su bendición. Uno de los líderes pregunta: “Gladiadores, ¿qué quieren?”, ante lo que responden gritando: “¡El altar, el altar, el altar!”.

Iglesia Pare de Sufrir prepara en Brasil “un ejército para matar ateos y gays” Afirma el diputado Jean Wyllys que el “fundamentalismo cristiano en Brasil amenaza las libertades individuales

 

Miguel Pastorino, profesor de filosofía y ciencias de la religión en la Universidad Católica, visitó Informativo Sarandí para analizar el impulso que las religiones evangélicas y neopentecostales están teniendo sobre la política y los gobiernos de la región.

“Entender este fenómeno obliga a salir del esquema izquierda-derecha, porque el mundo evangélico y neopentecostal busca poder, participación en decisiones políticas, pero ellos siguen al candidato que les va a dar un lugar o que apoya su agenda moral. No apuntan a la agenda ideológica política”, explicó.

Escucha la entrevista.

Religión y política, el avance del mundo evangélico y neopentecostal

 

Los movimientos revolucionarios en América Central eran una preocupación creciente para Washington, que no se podía permitir otro Óscar Romero. Es precisamente en América Central donde puede observarse un crecimiento inusitado del porcentaje de protestantes. En El Salvador se pasó de un 15% en 1996 a un 31% de evangélicos en 2013. Los casos de Honduras y Guatemala son aún más pronunciados: en ambos países el porcentaje supera hoy el 40%. Fuera de Centroamérica, encontramos que Brasil es el país con mayor número de evangélicos, aunque los protestantes no llegan al 30% —una cifra por encima de los 42 millones—.

La gran marcha de la Iglesia evangélica en América Latina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Opinión sobre la sostenibilidad de la Seguridad Social

El análisis y diagnóstico de la sostenibilidad de la Seguridad Social está entre las responsabilidades de la AIReF “En el caso de que, en aplicación de lo previsto en el artículo 11.5 de la L.O. 2/2012 se previese que las Administraciones de la Seguridad Social incurrieran en déficit estructural, la Autoridad Independiente de
Responsabilidad Fiscal podrá elaborar una Opinión, que se emitirá en el plazo de un mes desde que se constatase dicha circunstancia.”

Más allá de su obligación legal, la AIReF entiende que la situación de déficit estructural existente en la Seguridad Social genera incertidumbre con costes reales para la economía.

El continuo goteo de noticias referidas al déficit de la Seguridad Social implica:

• dudas sobre su sostenibilidad (“quiebra del sistema”)

• desvío del foco de atención de los problemas de largo plazo derivados del envejecimiento poblacional.

• distorsiones en la toma de decisiones de los agentes económicos Pensionistas: Niveles de ahorro y consumo no óptimos Cotizantes: Desafección que reduce los incentivos a cotizar y decisiones sobre el momento de la jubilación.

Es necesario reducir esta fuente de incertidumbre y centrarse en afrontar los riesgos de largo plazo

Las previsiones y propuestas de la AIReF deben entenderse como un input informado para la toma de decisiones en el marco del diálogo social y del Pacto de Toledo.

AQUÍ PUEDES VISUALIZAR EL DOCUMENTO DE:AUTORIDAD INDEPENDIENTE RESPONSABILIDAD FISCAL

Opinión sobre la sostenibilidad de la Seguridad Social

 

Las EPSV no son la solución. ¡Pensiones públicas suficientes!

Las reivindicaciones básicas del movimiento pensionista se pueden reducir en: ninguna pensión por debajo de los 1.080 €, la defensa de un sistema público de pensiones, actualización anual en base  al IPC de todas las pensiones y la retirada del factor de sostenibilidad.

El próximo 15 de enero se cumplirá un año desde que el movimiento pensionista ocupó por primera vez las calles. En aquel momento, pocos -por no decir nadie– sospechaban del recorrido de este movimiento y de su capacidad para poner sus reivindicaciones en la agenda política.

Estas reivindicaciones buscan acabar con la pobreza originada por los recortes que se han producido en la última década en el sistema de pensiones. A riesgo de ser tachados de simplista, las reivindicaciones básicas del movimiento pensionista se pueden reducir en: ninguna pensión por debajo de los 1.080 €; la defensa de un sistema público de pensiones; actualización anual en base  al IPC de todas las pensiones; y la retirada del factor de sostenibilidad.

Al gobierno Vasco siempre le han gustado las EPSV. Ante estas peticiones, el Gobierno Vasco, con el PNV a la cabeza, ha propuesto la universalización de los planes de pensiones privados como solución a la problemática de las pensiones. Otro dirigente del PNV, en este caso Unai Rementería, lanzó su posición favorable a extender las EPSV a través de que una parte de los salarios, concretamente un 6%, de las personas asalariadas se destine a complementar las pensiones públicas. Por último, el PNV ha llevado esta propuesta al Pacto de Toledo, ámbito donde ha tenido una buena acogida.

Sin embargo, esta actitud del PNV y del Gobierno Vasco no es nueva, ya que las EPSV fueron reguladas por primera vez en el año 1983. Desde entonces en la Comunidad Autónoma Vasca han acumulado 24.700 millones de euros (cifra que supone un 33,7% del PIB, al tiempo que en el Estado español esta cifra apenas llega a un 9,5% del PIB). A partir de entonces se ha implementado y extendido el modelo de las EPSV ligadas al empleo en grandes sectores como por ejemplo son Elkarkidetza (para el funcionariado municipal y foral), Itzarri (para el funcionariado del Gobierno Vasco) o Geroa (que comenzó para los y las trabajadoras a las que se les aplica el convenio del metal de Gipuzkoa y luego se extendió a muchos de los grandes convenios provinciales de Gipuzkoa).

A pesar de todos estos datos, 35 años después vemos que esta alternativa no ha resuelto el problema de la dignificación de las pensiones. A quienes exponen las EPSV como solución al problema se les olvida que este modelo favorece sobre todo a aquellas personas que tienen los salarios más altos. Basta observar el dato de que solo el 25% de las personas que declaran ingresos inferiores a 30.000€ abren una EPSV, frente al 63% entre quienes declaran ingresos superiores.

De igual manera, se les olvida que cerca del 60% de las EPSV corresponde al modelo individual, es decir, no vinculado al empleo. En la mayoría de los casos seducidos por las beneficiosas condiciones que ponen los bancos al realizar un préstamo hipotecario o por la ventajosa política fiscal con la que se incentivan. Con estos datos cabría preguntarse si esa cantidad sería igual sin la beneficiosa política fiscal que tienen las EPSV o si sería igual si los bancos y las cajas de ahorro no premiarán la constitución de EPSV al realizar una hipoteca.

No podemos olvidar que los bancos y las compañías aseguradoras son las máximas beneficiarias de estos productos financieros. Hay que señalar que sólo un 16% de este dinero se invierte en la CAV, el resto se destina al mercado financiero y especulativo sin ningún tipo  de control ético.

Hay otras alternativas. ESK siempre ha mantenido una posición contraria a la figura de las EPSV vinculadas al empleo. Nos opusimos en su día a Elkarkidetza, a Itzarri o a Geroa, ya entonces veíamos el lado perverso e insolidario de los planes de pensiones privados. Mientras algunos sindicatos corrían a estar en los consejos de administración, desde ESK se interpuso una demanda judicial reclamando las aportaciones a las EPSV como salario diferido, desgraciadamente los juzgados no nos dieron la razón. Hoy en día sería un buen momento para que el conjunto de las organizaciones sindicales hiciera una reflexión y saliera de esos consejos de administración, finalizando así una legitimación tacita de las EPSV.

Desde ESK pensamos que las pensiones complementarias privadas suponen un ataque al modelo de pensiones públicas ya que lo único que pretenden es crear una barrera de contención para seguir recortando el modelo público de pensiones. Igualmente, al no ser las EPSV universalizables, siempre van a primar a las capas más pudientes de la sociedad generando más desigualad y pobreza.

Es primordial el hecho de garantizar un sistema de pensiones público, universal y digno. Y ello está en manos de nuestros gobernantes. Es cuestión de voluntad política. De igual manera que en su momento realizaron políticas fiscales premiando la creación de EPSV (por tanto, a los sectores más favorecidos de la sociedad), pueden implementar políticas fiscales que permitan un mayor y mejor reparto de la riqueza, al tiempo que se pueden instaurar medidas presupuestarias que garanticen unas pensiones públicas dignas. Nunca ha habido tanta riqueza como ahora, el problema no viene de que no haya dinero, sino de su reparto.

De igual forma, hay que acabar con las medidas que favorecen unos menores ingresos en las cotizaciones a la Seguridad Social como son las bonificaciones empresariales o las tarifas planas, así como destopar las cotizaciones de los salarios más altos.

Otro ámbito donde es necesario actuar para garantizar un modelo público es el mundo laboral, ya que difícilmente se van a poder garantizar las pensiones futuras con las cotizaciones del actual modelo laboral. Es perentorio acabar con la actual precariedad y temporalidad que caracteriza las relaciones laborales y, robándoles la reivindicación al movimiento de   pensionistas, exigir un SMI de 1.200€ que conlleve unas cotizaciones suficientes para apuntalar el sistema público de pensiones.

Todo ello permitiría garantizar un sistema público y universal de pensiones dignas y no obligaría a recurrir a alternativas que priman a los sectores más favorecidos de la sociedad.

LA SOSTENIBILIDAD DE LA PENSIONES: ¿PROBLEMA DE MERCADO O PROBLEMA POLÍTICO?

En la actualidad la publicación de estadísticas, estudios y análisis sobre el envejecimiento de la población española y el imparable aumento efectivo, el previsible aumento de pensiones y los pocos ingresos que recibe el sistema, ayuda a que se genere una inquietud social imprecisa, donde se recomienda a las nuevas generaciones que deben complementar sus futuras pensiones con planes de pensiones privados para así poder generar una pensión digna.
Históricamente y hasta el 2011, las decisiones políticas siempre tuvieron el objetivo de consolidar el sistema a favor de los contribuyentes, la revalorización anual de las pensiones de acuerdo con el IPC previsto (1997), la creación de un fondo de reserva (2000) o el aumento de las pensiones mínimas (2004 – 2009). Pero a partir del 2011 las decisiones políticas se han orientado más al recorte de las pensiones como único elemento de ajuste financiero del sistema, debiendo ser cuestionable no solo por sus efectos sino también porque, independientemente de lo que hayamos cotizado, bajarán lo necesario para equilibrar el sistema sin reconocer ningún derecho adquirido por los años cotizados. Todas las reformas realizadas entre el 2011 y 2013 , supusieron y supondrán que trabajaremos más, cotizaremos más tiempo y cobraremos prestaciones por debajo de un mínimo de bienestar social.
Las reformas del sistema no pueden tener como objetivo el ir reduciendo paulatinamente las pensiones sin que la población apenas se dé cuenta.
Se sostenía hace tiempo que el modelo español de pensiones públicas incluye todas las características para continuar siendo sustentable, pero con la experiencia de todos estos años y los resultados obtenidos, no quita que pueda ser nuevamente reformulado para reforzar estas virtudes.
Reflexionemos sobre la necesidad de adaptar las prestaciones a la cambiante realidad social, realizar una distribución más justa y equitativa de los recursos públicos dedicados a la protección social.
En este trabajo nos basaremos más en las consecuencias que están sufriendo los contribuyentes del sistema que lo único que han hecho es contribuir mientras que las reformas llevadas a cabo solamente han sabido recortar de su lado y no buscar otras soluciones de financiación, soluciones que pueden pasar por las que iremos comentando.

 

INTRODUCCIÓN
El sistema de Seguridad Social es la esencia del Estado Social, según lo establecido en el artículo 1.1 de la Constitución “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico de libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Cuando además en su artículo 412 la Constitución establece, que los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social indica que es un «sistema técnicojurídico destinado a proteger a determinadas colectividades de personas frente a determinados riesgos o contingencias, que provocan en ellas situaciones de necesidad, sea por defectos de rentas o exceso de gastos». Clara intención por parte del legislador de continuara perviviendo el mecanismo de protección de Seguridad Social como tal, y recordando que «el origen de la Seguridad Social se encuentra en la voluntad del poder público de luchar contra las necesidades sociales».Dicho artículo consagra a la Seguridad social como una institución cuyo contenido, objeto, niveles y técnicas de financiación se dirigen a reconocer una protección universalista y asistencial.
Además, dicho artículo acompañado del art. 14 CE, dar gran relevancia al principio de igualdad, «los poderes públicos mantendrán un régimen público para todos los ciudadanos…, refleja una clara interpretación de cómo debe afectar ese principio fundamental en la Seguridad Social. Ya que después de enumerar una serie de causas discriminatorias termina extendiéndolas a cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Al igual que lo hacen con el principio de universalidad. Ya que no se trata tan sólo de que todas las personas sean igualmente aptas para disfrutar de los derechos, sino que se les garantice iguales posibilidades en el ejercicio de los mismos.
La Seguridad Social, tiene como objetivo proteger a los ciudadanos ante situaciones de necesidad, desarrolla una función «instrumental» del Estado Social, realizando la redistribución de las rentas entre las diversas capas de la sociedad. No trata de debilitación de las prestaciones suficientes, sino de atender y elevar aquellas que son insuficientes, y a veces incluso simbólicas.
Si a los artículos anteriores le sumamos el art.50 CE donde obliga a que…” los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica del ciudadano durante la tercera edad”
Queda muy claro la obligación de mantener un Sistema de Seguridad Social, gobierne quien gobierne”, para todos los ciudadanos y las ciudadanas, que garanticen la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante las situaciones sociales de necesidad”.
En definitiva, igualar, elevando la calidad y cantidad de las prestaciones, y no al contrario.

Mª Victoria Portas Mariño

Portavoz de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (CEDSPP), 

DOCUMENTO COMPLETO:

LA SOSTENIBILIDAD DE LA PENSIONES PROBLEMA DE MERCADO O PROBLEMA POLÍTICO

 

 

ONKOLOGIKOA PUBLIKOA-INFORME

Es una organización sanitaria que nace hace 80 años siguiendo el modelo francés de centros monográficos de diagnóstico y tratamiento de tumores sólidos, llegando incluso a tener su propia unidad de investigación básica. Este centro, en su anterior ubicación, dependió de la Asociación contra el Cáncer en sus inicios y atendió a pacientes provenientes del País Vasco, La Rioja, Castilla, León etc… A medida que estos territorios se van dotando de recursos oncológicos el centro pierde influencia y pacientes.

Cambio de Titularidad

En 1967 fue la Caja de Ahorros Provincial de Gipuzkoa quien se hizo cargo de su financiación y mantenimiento. El Instituto Oncológico tenía el mismo CIF y sus trabajadores eran empleados de la Caja primero y Kutxa después.

La crisis de 1984

En 1984 sufre otra crisis porque deja de ser el único y hegemónico centro de atención oncológica en Gipuzkoa, pues el hoy Hospital Donostia crea la unidad de oncología médica y potencia el funcionamiento del equipo de cobalto del que ya disponía pero que estaba infrautilizado. Se genera un conflicto en Gipuzkoa pues la población desea que siga funcionando este centro. Uno de los valores percibidos por la población es el buen trato que en él se daba a los pacientes oncológicos.
El Parlamento Vasco se posicionó en 1984 a favor del mantenimiento de este centro, con carácter complementario, como un Centro Concertado. Sin embargo, ni la Kutxa siguió invirtiendo, ni el Insalud primero y Osakidetza después garantizaban la remisión de enfermos. Así, en 1991, coincidiendo con que la franja de mayor riesgo (nacidos en la posguerra) en la pirámide de edad se estrecha de manera considerable, la situación de crisis es grave, la Kutxa no sabe qué hacer con el Centro, al nuevo director le plantea incluso la alternativa de gestión del cierre pues la ocupación del centro es baja y la afluencia de pacientes escasa. El valor de amortización era insignificante y de 1500 millones de presupuesto de gasto anual 500 millones eran déficit.
En estas fechas se implantó el primer Acelerador Lineal de Euskadi y comenzaron a afluir pacientes no solo del territorio vasco también de Burgos, territorio que decidió remitir toda la radioterapia al Instituto Oncológico. También en esta época se produce un hermanamiento con el centro de cáncer, la Fondation Bergonié, de Burdeos. Se modifica la organización funcional del Centro creándose siete unidades funcionales multidisciplinares (mama, próstata, digestivo etc..). El aumento de actividad, la minoración del déficit y la nueva organización funcional, generan la confianza de Kutxa, y vuelven las inversiones. Igualmente se logra que Osakidetza respete la libre elección de centro a todos los pacientes oncológicos gipuzkoanos, eliminando así las trabas de Inspección Médica.
Al inicio de este periodo se hace un Plan Estratégico en el que la Kutxa establece los límites de actuación del Instituto Oncológico, definiéndolo como un centro que atiende tumores, orientado a hacer aquello que por lo que fuera no pueda hacer la sanidad pública en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, y que en ningún caso está para hacer la competencia a los otros centros privados de Gipuzkoa, pues estos son también clientes de la entidad financiera.

Las Unidades Funcionales permiten una orientación estratégica para el tratamiento de los distintos tumores. Así, la Unidad de Mama fortalece su posición con la participación en el Programa de Detección del Cáncer de Mama del Gobierno Vasco, realizando toda la detecciónvaloración de cribado y la zonificación para los tratamiento quirúrgico y quimio-radio. La Unidad de tumores de Próstata se convierte en el segundo centro del estado en el tratamiento de braquiterapia prostática con implantes de semillas. La Unidad de tumores cerebrales se convierte en referencia de Euskadi para el tratamiento de estos tumores con radiocirugía etc…
En resumen, como una crisis también puede ser una oportunidad si se sabe reaccionar, el centro así lo hizo, generó confianza a Kutxa, logró que esta entidad invirtiera, también logro acuerdos institucionales para sectorizar los flujos de pacientes y que se respetase la libre elección de centro a los pacientes con cáncer. Igualmente, a través de su participación en el Consejo Asesor del Cáncer de Euskadi se logró que se racionalizasen las inversiones y se respetasen las de elevado costo, no duplicando equipos.

INFORME ONKOLOGIKOA

EUZKADI S.A. El gen corrupto del PNV

 

 

Egoitz Askasibar entrevista al periodista investigador Ahoztar Zelaieta con motivo de la publicación de su nuevo libro “Euzkadi S.A. El gen corrupto del PNV”, en el que desentraña las tramas corruptas en las que está involucrado este partido.

 

 

 

GESTACIÓN SUBROGADA (Dossier Informativo)

“No somos vasijas”. Manifiesto contra las madres de alquiler

LAS MUJERES NO SE PUEDEN ALQUILAR O COMPRAR DE MANERA TOTAL O PARCIAL

Las personas que suscriben este manifiesto muestran su preocupación ante los variados pronunciamientos a favor de la regulación de la maternidad subrogada, o la práctica de alquilar vientres de mujeres en favor de terceros. Para que los partidos políticos y los gobiernos, nacional y autonómicos, estén alerta y no se dejen engañar por campañas mediáticas, a todas luces parciales, deben tener presente que el deseo de paternidad/maternidad  nunca puede sustituir o violar los derechos que asisten a las mujeres y los y las menores.  El deseo de ser padres-madres y el ejercicio de la libertad no implica ningún derecho a tener hijos. Por ello mostramos nuestro absoluto rechazo a la utilización de los “vientres de las mujeres con fines de gestación para otros” que se fundamenta en las siguientes razones:

  • Porque abogamos por el derecho a decidir de las mujeres en materia de derechos sexuales y reproductivos. La maternidad por sustitución niega a las mujeres gestantes el derecho a decidir durante el proceso de embarazo y en la posterior toma de decisiones relativas a la crianza, cuidado y educación del menor o la menor.
  • Porque elegir es preferir entre una serie de opciones vitales. La elección va acompañada, a su vez, de la capacidad de alterar, modificar o variar el objeto de nuestras preferencias. La maternidad subrogada no sólo impide a las mujeres la capacidad de elección, sino que además contempla medidas punitivas si se alteran las condiciones del contrato.
  • Porque la llamada “maternidad subrogada” se inscribe en el tipo de prácticas que implican el control sexual de las mujeres: si en las sociedades tradicionales, los matrimonios concertados o la compra por dote, son las típicas formas en que se ejerce el control sexual de las mujeres, en las sociedades modernas, la prohibición del aborto, la regulación de la prostitución y la maternidad subrogada son sus más contundentes expresiones.
  • Porque alquilar el vientre de una mujer no se puede catalogar  como “técnica de reproducción humana asistida”. Las mujeres no son máquinas reproductoras que fabrican hijos en interés de los criadores. Es, por el contrario, un evidente ejemplo de “violencia obstétrica” extrema.
  • Porque el “altruismo y generosidad” de unas pocas, no evita  la mercantilización, el tráfico y las granjas de mujeres comprándose embarazos a la carta. La recurrencia argumentativa al “altruismo y generosidad” de las mujeres gestantes, para validar la regularización de los vientres de alquiler, refuerza la arraigada definición de las mujeres, propia de las creencias religiosas, como “seres para otros” cuyo horizonte vital es el “servicio”, dándose a los otros. Lo cierto es que la supuesta “generosidad”, “altruismo” y “consentimiento” de unas pocas solo sirve de parapeto argumentativo para esconder el tráfico de úteros y la compra de bebés estandarizados según precio.
  • Porque cuando la maternidad subrogada “altruista” se legaliza se incrementa también la comercial. Ningún tipo de regulación puede garantizar que no habrá dinero o sobornos implicados en el proceso. Ninguna legalización puede controlar la presión ejercida sobre la mujer gestante y la distinta relación de poder entre compradores y mujeres alquiladas.
  • Porque no aceptamos la lógica neoliberal que quiere introducir en el mercado “los vientres de alquiler”, ya que se sirve de la desigualdad estructural de las mujeres para convertir esta práctica en nicho de negocio que expone a las mujeres al tráfico reproductivo.
  • Porque las mujeres no se pueden alquilar o comprar de manera total o parcial. La llamada “maternidad subrogada” tampoco se puede inscribir, como algunos pretenden, en el marco de una “economía y consumo colaborativo”: la pretendida “relación colaborativa” sólo esconde “consumo patriarcal” por el cual las mujeres se pueden alquilar o comprar de manera total o parcial.
  • Porque nos mostramos radicalmente en contra de la utilización de eufemismos para dulcificar o idealizar un negocio de compra-venta de bebés mediante alquiler temporal del vientre de una mujer, viva ésta en la dorada California o hacinada en un barrio de la India. Así es que nos afirmamos en llamar a las cosas por su nombre, no se puede ni se debe describir como “gestación subrogada” un hecho social que cosifica el cuerpo de las mujeres y mercantiliza el deseo de ser padres-madres.
  • Porque la perspectiva de los Derechos Humanos supone rechazar la idea de que las mujeres sean usadas como  contenedoras  y sus capacidades reproductivas sean compradas. El derecho a la integridad del cuerpo no puede quedar sujeto a ningún tipo de contrato.

Así pues, nos declaramos en contra de cualquier tipo de regulación en torno a la utilización de mujeres como “vientres de alquiler”.

Este manifiesto, impulsado por las filósofas Amelia Valcárcel y Victoria Camps.

 

La gestación subrogada a debate: argumentos a favor y en contra:

Lo que popularmente se conoce como  vientre de alquiler o maternidad subrogada es, en realidad, una  técnica de reproducción asistida  denominada gestación subrogada. Su legalización en España es a día de hoy objeto de un extenso debate, siendo uno de los aspectos sociales más controvertidos de los últimos tiempos. Son varios los partidos políticos y asociaciones que se han pronunciado en torno a este tratamiento no exento de polémica, ya sea con argumentos en contra, a favor o sin postura oficial.

En este análisis mostramos las dos caras de la moneda e incluimos aquellos grupos políticos del ámbito nacional que no han adoptado una postura oficial pero que sí se han pronunciado al respecto, tales como Podemos, el PSOE y el PP.

Sin postura oficial

Englobamos aquí a aquellos grupos políticos que, pese haber hecho pública su opinión acerca de varios aspectos relacionados con la gestación subrogada, todavía no han dejado clara su postura, debido, en la mayoría de casos, a la existencia de controversia dentro de su propio partido. Hallamos aquí a Podemos, el PSOE y el PP.

Podemos

En el caso de Podemos, existe una discusión abierta dentro del propio partido:

Feminismos Podemos: “La gestación subrogada lesiona derechos fundamentales de la gestante”

 

La presentación de una propuesta de ley sobre regulación de la gestación subrogada en España por parte de Ciudadanos ha abierto en el Congreso de los Diputados un debate que llevaba muchos meses activo en la sociedad civil. En el movimiento feminista se han realizado en los últimos tiempos numerosos debates, jornadas y foros en los que se ha discutido ampliamente sobre esta cuestión.

El Círculo Estatal Podemos Feminismos no ha sido ajeno a estas reflexiones, teniendo distintos debates a lo largo del año, finalizando con una Asamblea telemática el 29 de junio de 2017, se ha establecido, como postura definitiva del Círculo el rechazo a la regulación de la gestación subrogada en cualquiera de sus posibles modalidades, incluida la mal llamada “altruista”.

La gestación subrogada, o mejor, “vientres de alquiler”, ya que con esta denominación se evidencia la realidad de esta práctica, lesiona derechos fundamentales de la madre gestante y del y la recién nacida al mismo tiempo que mercantiliza la maternidad y cosifica el cuerpo femenino.

La demanda real de gestación subrogada en España es ínfima, pero hace mucho ruido y presión, dado que está apoyada por un sector muy minoritario de la población con una situación económica privilegiada, que pretende imponer los mecanismos más salvajes del capitalismo a las clases menos pudientes, convirtiendo todos sus deseos en derechos inapelables. El conjunto de la sociedad, y aún con más fuerza el movimiento feminista, deben oponerse a esta imposición, que soslaya el principio moral de que la legislación no debe de estar encaminada a satisfacer deseos individuales, sino a proteger derechos colectivos.

La intención de Ciudadanos con su propuesta de ley es autorizar la gestación subrogada en España bajo ciertas condiciones, como la del altruismo, la madurez de la madre gestante y su capacidad económica. El Círculo Estatal Podemos Feminismos rechaza estos supuestos por irreales, ya que:

– Mientras haya una persona rica que quiera alquilar un vientre, habrá una mujer pobre que se someta a las condiciones que se le impongan, por mera necesidad económica. Desde el momento en que la propuesta de Ciudadanos admite una “compensación económica resarcitoria”, que además deberá de ser negociada al momento de contratar la subrogación, estamos ante un claro contrato mercantil sin más objeto que el intercambio de un servicio, la gestación, por dinero, llámese como se llame, pero claramente en modo alguno “altruista”.

– Las personas que desean tener descendencia mediante vientres de alquiler apelan a un supuesto derecho a la procreación que no existe, y vulneran derechos fundamentales de la madre gestante, desde el derecho al aborto que tanta lucha ha costado al movimiento feminista y reconocido actualmente por la Ley Orgánica 2/2010 de 3 de marzo, hasta el derecho inalienable de filiación materna, un derecho que costó siglos que se nos reconociera a las mujeres, dado que antiguamente, los hijos e hijas, aún siendo paridos por mujeres, sólo contaban con la filiación paterna, y podían ser arrancados del lado de sus madres sin que éstas pudieran hacer nada.

– En España, la gestación subrogada está absolutamente prohibida (Art. 10 de la Ley 14/2006, de 26 de Mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida), pero una Instrucción del 5 de Octubre de 2010 de la Dirección General de los Registros y del Notariado establece la posibilidad de registrar como españolas a las niñas y niños nacidos mediante este proceso en otros países donde sí está legalizado. Esta circunstancia favorece que prosperen en nuestro territorio empresas intermediarias entre los padres/madres intencionales españoles y las gestantes de otros países, convirtiendo así la normativa española sobre gestación subrogada en papel mojado y colaborando a crear un mercado internacional de gestantes y gestados. Por ello, y aún reconociendo la necesidad de establecer una moratoria temporal necesaria para que los niños y las niñas actualmente en proceso de gestación en otros países no queden en un limbo legal, el Círculo Estatal Podemos Feminismos se declara igualmente contrario a la inscripción en el Registro Civil de las y los nacidos mediante gestación subrogada en el extranjero, porque permitirlo contribuye a la explotación de mujeres en otros países.

 

PSOE

Dentro del PSOE, la postura general es bastante homogénea y tiende a ser contraria. Aunque reconocen que la necesidad de tener un hijo está ahí, no lo consideran un derecho como tal.

Más bien, la gestación subrogada es vista, una vez más, como una forma de explotar los derechos reproductivos de las mujeres. No es posible que algo que, al fin y al cabo, generaría un mercado pueda llegar a ser un buen regulador de las relaciones humanas. Sin embargo, podrían mostrarse más favorables si se aprobase un modelo altruista, es decir, sin compensación económica.

Partido Popular

El PP se muestra también totalmente contrario a la explotación de las mujeres, pero asumen que, aunque no se regularice y continúe prohibiéndose, los españoles seguirán recurriendo a esta técnica en un país extranjero como han venido haciendo hasta la fecha, lo que permite que solo quienes pueden permitírselo desde el punto de vista económico sean padres. Es por ello que, a pesar de que hay un debate abierto sin postura oficial, se ha permitido el voto en conciencia.

A favor

Son varios los partidos políticos y asociaciones que se muestran favorables a la aprobación de la gestación por sustitución en España. Es el caso de Ciudadanos (C’s), la Asociación Son Nuestros Hijos y la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Ciudadanos (C’s)

Para C’s, ser padre es un derecho y, por tanto, no puede depender del dinero que se posee. Proponen un modelo en el que se garanticen los derechos de todas las partes como sucede en Canadá, donde la ley contempla la tipología totalmente altruista, aunque sí permite una compensación por los gastos generados de, como máximo, 22.000 dólares canadienses (aproximadamente, 16.000 €).

Estas son algunas de las condiciones bajo las que se permite la gestación subrogada en el país norteamericano:

  • Es un proceso en el que no hay cabida para intermediaros o publicidad
  • Es apta para todos los modelos de familia, incluyendo a padres de intención extranjeros
  • Las candidatas a gestante deben tener como mínimo 21 años
  • La gestante no tiene ningún tipo de derecho legal sobre el bebé
  • Existe una sentencia judicial que permite el acuerdo entre ambas partes

Canadá es, en la actualidad, uno de los destinos más recomendados para españoles que deciden tener un hijo por gestación subrogada en el extranjero.

Son Nuestros Hijos (SNH)

La Asociación Son Nuestros Hijos (SNH) ve en la gestación subrogada una forma más de acceder a la maternidad y la paternidad: las familias creadas de esta forma son iguales en derechos y obligaciones al resto de familias españolas.

Apuestan por un proceso en el que se permita compensar económicamente y sin discriminaciones a la gestante, pero cuyo requisito principal sea el de participar de forma voluntaria, altruista y en plena capacidad. Es por ello que estas mujeres deben recibir asesoría legal desde el principio: de esta forma, se reforzará su autonomía y capacidad de decisión.

Desde el punto de vista de SNH, y con el objetivo de incrementar la seguridad del proceso, los cuidados médicos a las gestantes deben ser asegurados.

Cabe destacar el punto de vista de SNH a la hora de definir los conceptos de mujer subrogada y padres intencionales:

Mujer subrogada

Es quien gesta al bebé, pero en ningún caso la madre del niño. Por ello, son incorrectas las denominaciones vientre de alquileralquiler de útero o maternidad por encargo.

Padres intencionales

Son los padres legales y asumen con ello todas las consecuencias.

Asimismo, deberá existir un documento expreso de asignación de tutela en caso de fallecimiento de los padres antes del nacimiento y, en lo que respecta al menor, SNH insiste en que se debe respetar su derecho a conocer sus orígenes.

Sociedad Española de Fertilidad (SEF)

En la misma línea que SNH se encuentra la SEF, quienes lanzaron su Propuesta de Bases Generales para la regulación en España en abril de 2016.

La iniciativa contempla un tipo de gestación subrogada apto para todos los modelos de familia, siempre y cuando exista una razón médica que impida el embarazo o se trate de un caso de esterilidad estructural (parejas homosexuales masculinas y hombres solteros). Las partes deberán someterse a pruebas médicas y psicológicas, de las que se derivará, en el caso de la gestante, un informe de los servicios sociales para determinar su idoneidad.

Tal y como especifica la SEF en su propuesta, toda solicitud de gestación subrogada deberá ser aprobada previamente por un Comité Ético.

En cuanto al proceso de fecundación in vitro (FIV), el número máximo de embriones a transferir debería limitarse a dos a fin de disminuir los riesgos para la gestante subrogada, quien debe tener al menos un hijo propio sano. Otras condiciones para la elección de la gestante y su participación en el proceso son:

  • No podrá ser de la familia, una emplea o tener vínculo de dependencia o jerarquía alguno con los futuros padres.
  • Recibirá una compensación económica prefijada por la Administración Pública.
  • Las candidatas aptas pasarán a formar parte de un registro nacional de gestantes.
  • La SEF acepta que se haga publicidad, siempre que no se aliente esta práctica con la oferta de beneficios económicos. Además, aprueba la participación de agencias intermediarias sin ánimo de lucro.

EH Bildu se posiciona a favor de regular la gestación subrogada.

Según han manifestado en rueda de prensa Oihana Etxebarrieta y Ainhoa Beola, “desde EH Bildu nos posicionamos a favor de proteger los derechos de las mujeres y menores y regular las voluntades, a la vez que consideramos imprescindible abrir un debate público entre el movimiento feminista, LGTBI, instituciones y ciudadanía en general”.

Según han indicado, hay dos opciones, “no hacer frente a la problemática y posicionarnos en contra de la regulación, sin proteger los derechos de las mujeres y de los niños y niñas que vayan a nacer, o apoyar la regulación, protegiendo los derechos de las mujeres ante los intereses económicos de los mercados, estableciendo entre nosotros y nosotras las reglas de juego”.

EH Bildu propone que la gestación por sustitución sea gratuita y que se realice en el sistema público, por lo tanto, ” sin la intermediación de empresas, sin publicidad y sin pagos de por medio”. También fija como condiciones para la regularización que “la mujer que cede su útero y el niño o la niña vivan en el mismo Estado; priorizar la salud y los derechos de la mujer dueña del útero; revisar el sistema de adopción; revisar el sistema de comercialización de óvulos; y cambiar el modelo de familias de acogida. Asimismo, defienden que, “una vez iniciado el proceso, la mujer será dueña de todas las decisiones sobre su cuerpo, incluso para detener el proceso iniciado”.

FORO AMETZAGAÑA-GESTACIÓN SUBROGADA A DEBATE.Intervención de Silvia Carrizo Fernandez (Malen Etxea)

FORO AMETZAGAÑA-GESTACIÓN SUBROGADA A DEBATE Intervención de Patricia Ponce Pasquale (Fundación Haurralde)

Josebe Iturrioz (Medeak)

ARGUMENTOS A FAVOR DE LA GESTACIÓN SUBROGADA(Noelia Oses Fernández )

LA ADOPCIÓN ABIERTA Derecho de Familia Autor: Cristina Campmany Márquez de Prado 4º E-1 Internacional

MATERNIDAD SUBROGADA -Realidad actual,problemas y posibles soluciones (Borja González Pineda)

 

HEMEROTECA:

Se busca mujer altruista-incubadora en buen estado

Las mujeres y Rivera | Tribuna Feminista

Gestación subrogada: no es solidaridad, es mercado

No a los vientres de alquiler, sí a la gestación subrogada

Contra la mercantilización, los derechos de las mujeres por delante

“Nosotras parimos, nosotras decidimos. Mi cuerpo, mis normas”. Gestación subroga…

Suecia desmonta a Elton John: La maternidad subrogada es explotación

El altruismo en los vientres de alquiler no existe:Canadá y Reino Unido confirman la teoría.

Más demanda de óvulos que donantes

Argumentos contra la gestación subrogada en su versión “altruista”

Vientres de alquiler, una lógica económica del capitalismo tardío

El “vacío legal” de las adopciones deja sin familia a miles de niños

Entra en vigor en Portugal la gestación subrogada para mujeres que no pueden quedarse embarazadas

Guía de compra subrogada para concursantes de GH17: cómo debe ser la gestante pa…

Las cinco políticas más influyentes se mojan sobre los ´vientres de alquiler´

Propuesta para una postura TransFeminista de la Gestación subrogada.

Vientres de alquiler y mercaderes de bebés en Oriente Próximo

LA NUEVA FRONTERA DE LA MATERNIDAD

«Los vientres de alquiler van en contra de los derechos del niño»

Maternidad subrogada, orden público y Ley del Registro Civil

 

LOS LÍMITES DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y LA ISLAMOFOBIA

 

La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, en su artículo 19, establece que la libertad de expresión reúne los siguientes rasgos:

*El derecho que tiene todo individuo a la libertad de opinión y de expresión)

*El derecho a no ser molestado a causa de sus opiniones.

  *El derecho de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

La “Convención Americana sobre Derechos Humanos” o “Pacto de San José de Costa Rica” de 1969, en el Artículo 13, sobre la libertad de pensamiento y expresión, señala que este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideraciones de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección y gusto. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura, sino a responsabilidades ulteriores.

La libertad de expresión, según establece la jurisprudencia del Tribunal Constitucional en su Sentencia 235/2007, de 7 de noviembre, es la “libre manifestación de creencias, juicios o valoraciones subjetivas”, y comprende, según las Sentencias 6/2000, de 17 de enero y 108/2008, de 22 de septiembre, “junto a la mera expresión de juicios de valor, la crítica de la conducta de otro, aun cuando la misma sea desabrida y pueda molestar, inquietar o disgustar a quien se dirige”, pues “así lo requieren el pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin los cuales no existe sociedad democrática”.

En el caso concreto del islam, podemos ver cómo existen gran cantidad de canciones, dibujos y artículos que de manera constante hacen referencia al mismo desarrollando un lenguaje y un discurso claramente islamofobo.

Ninguna o casi ninguna de estas manifestaciones que podrían ser calificadas como islamófobas ha merecido la atención y el reproche de la judicatura, en gran parte porque este tipo de manifestaciones se solapan en una crítica a los grupos mal llamados yihadistas, que con sus crímenes manchan constantemente la imagen del islam, del mismo modo que grupos cristianos, como el Ku Kux Klan, han cometido crímenes de odio en nombre de la presunta raza blanca y de un cristianismo que es incompatible con los preceptos bíblicos.

El hecho de que existan grupos fanáticos que, desviados del islam, cometan crímenes atroces, ya sea contra personas laicas, (como los atentados de París), contra personas cristianas, (como los recientes en Niger y Nigeria), o contra los propios musulmanes, (como ocurre en gran parte de los países de mayoría musulmana), no puede ser un motivo para articular un lenguaje islamóbofo, contra toda una comunidad, que en su inmensa mayoría vive alejada del mal llamado terrorismo yihadista o que es víctima del mismo. Identificar terrorismo con islam, es el mismo error que identificar ETA con vasco, o nazi con alemán.

Sobre el lenguaje del odio, la Audiencia Provincial de Barcelona, (Sección Décima), en su Sentencia de 18 de septiembre del 2.009, hizo constar en su Fundamento de Derecho Tercero lo siguiente:

F.D. 3. …Lo que es objeto de castigo no es la expresión en sí de unas ideas, por execrables que sean, sino cuando esta expresión se hace de modo y circunstancias que suponen una provocación a la discriminación, infringiendo el valor constitucional de la no discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquiera otra condición o circunstancia personal o social contenido en el artículo 14 de la Constitución. También cuando tienden a provocar el odio o la violencia, sea física o moral. Es lo que el Tribunal Constitucional en su STC 176/1995 (Caso Makoki) define como “lenguaje del odio”, aquel que contiene “una densa carga de hostilidad que incita a veces directa y otras subliminalmente a la violencia por la vía de la vejación.”

En su artículo 13.5 de la “Convención Americana sobre Derechos Humanos” “Pacto de San José de Costa Rica”, se establece que estará prohibida toda propaganda y toda apología del odio religioso que constituyan incitaciones a la violencia.

La Sentencia del Tribunal Constitucional Español 214/1991, de 11 de noviembre, señala que … ni la libertad ideológica (art. 16 C.E.) ni la libertad de expresión (art. 20.1 C.E.) comprenden el derecho a efectuar manifestaciones, expresiones o campañas de carácter racista o xenófobo, puesto que, tal como dispone el art. 20.4, no existen derechos ilimitados … El odio y el desprecio a todo un pueblo o a una etnia (a cualquier pueblo o a cualquier etnia) son incompatibles con el respeto a la dignidad humana…

El Art. 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, contempla la posibilidad de establecer ciertos límites a estas libertades, siempre que estén previstos por la ley, además de constituir medidas necesarias en una sociedad democrática para la seguridad nacional, la integridad territorial, la defensa del orden, la prevención del delito, la protección de la salud o de la moral, la protección de la reputación o de los derechos ajenos, impedir la divulgación de las informaciones confidenciales o para garantizar la autoridad y la imparcialidad del poder judicial.

El Tribunal Constitucional ha afirmado en sus Sentencias 6 /1088, 171, 172/1990, 6/1988, 105/1990, 171 y 172/1990, 214/1991 y 223/1992, que no es información ni noticia aquella narración de hechos que defrauda el interés colectivo o que carece de un fin informativo, como los rumores, insidias, insultos y vilipendios.

En el mismo sentido el Tribunal Constitucional en sus sentencias 81/1983, 51/1985, 6/1988, 14371991 y 42/1995, señala que no se les otorgara protección constitucional a las narraciones falsas o tendenciosas, las realizadas con fin de infamar, las que revelan la intimidad de las personas o las que vulneran principios y bienes jurídicos como la buena fe, la seguridad del Estado o el buen funcionamiento de las instituciones públicas.

El Tribunal Constitucional, considera también un límite a la libertad de expresión, la dignidad de ciertos colectivos, victimas de genocidio o persecución, y así lo muestra en sus sentencias 214/1991, (derecho al honor de una víctima del holocausto), 51/1985, (víctimas del nazismo) 176/1995 y 46/1998. También considera el tribunal Constitucional como un límite a la libertad de expresión la seguridad exterior e interior del Estado, el respeto a la autoridad e imparcialidad de los órganos judiciales y los actos de los mismos jueces.

Las Sentencias del Tribunal Constitucional 29/09 de 26 de enero y 144/1998, de 30 de junio requieren a quien se exprese libremente, “específico deber de diligencia en la búsqueda de la verdad de la noticia y en la comprobación de la información difundida, de tal manera que lo que se transmita como hechos o noticias haya sido objeto de previo contraste con datos objetivos o con fuentes informativas de solvencia.”

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia del Consejo de Europa (CERI) en su Recomendación de política general nº 5 sobre la lucha contra la intolerancia y las discriminaciones hacia los musulmanes ha manifestado literalmente:

Que las comunidades musulmanas sufren prejuicios que “pueden manifestarse de diferentes formas, concretamente mediante actitudes negativas generales, pero también, en diversos grados, mediante discriminaciones y mediante la violencia y el acoso”.

Según la Recomendación de política general nº 7, el racismo puede definirse como “la creencia de que un motivo como la raza, el color,

la lengua, la religión, la nacionalidad o el origen nacional o étnico justifica el desprecio hacia una persona o un grupo de personas o la idea de superioridad de una persona o de un grupo de personas”.

Para combatir la ola islamófoba es necesario no mezclar el islam con el terrorismo, acabar con los prejuicios de quienes de manera maliciosa los difunden sembrando el odio y la confusión, y aceptar que islam y modernidad no son incompatibles, que un islam democrático es posible, y que aquellos que atentan contra la paz y la convivencia se desvían del islam y de cualquier norma humana.

 


Musulmanes contra el terrorismo

Después del horror, la tragedia y la barbarie del atentado de Barcelona con 15 muertos y un centenar de heridos, la comunidad musulmana salió a la calle y venció a los terroristas que querían secuestrar el islam, y a los islamófobos que querían fomentar el odio contra ellos criminalizándoles por lo que no habían hecho, ni eran responsables. Las banderas de España y de Catalunya recorrieron plazas, pueblos y ciudades, llevadas de las manos de musulmanes, para dejar claro que no son terroristas y están al lado de las víctimas. Hemos visto los rostros de mujeres musulmanas llorando de dolor por lo ocurrido. Hemos leído las cartas emotivas que chicas musulmanas escribían a los periódicos condenando el monstruoso crimen. Hemos escuchado el lamento llenos de rabia de jóvenes musulmanes que se indignaban y gritaban contra los asesinos.

Los musulmanes han salido a la calle y han hablado con su voz. Han dejado claro que un grupo de salvajes con el cerebro lavado por un pseudo-iman fanático, no saben nada del islam, ni los representan, y la inmensa mayoría del pueblo Español, lejos de culpabilizar a los musulmanes, ha señalado con el dedo acusador como responsables a los que financian a los terroristas.

El verdadero islam, nos habla de paz, de misericordia y de amor. Se cuenta que el Profeta de Allah, (saw), dijo:

“Tened misericordia con aquellos que están en la Tierra para que Aquel que está en el cielo sea misericordioso con vosotros” ( At-Tirmidhi). “Dios no mostrará misericordia a quien no es misericordioso con la gente.” (Sahih Al-Bujari).

España y Catalunya se han encontrado de repente con dos millones de vecinos musulmanes, que lloraban con ellos por cada muerto y cada herido. Barcelona nos ha arrancado el corazón a todos y nos ha dejo helados, con el alma fría y los ojos sedientos de lagrimas.

Cuando aun estaban sobre La Rambla, los cuerpos sin vida de los inocentes asesinados, la extrema derecha, ya sacaba a pasear su locura, para atacar mezquitas y llenar algunas ciudades con pintadas cargadas de odio, y de histeria, pero unos pocos centenares de exaltados, tampoco representan a España, ni a Catalunya.

Estamos con las víctimas, con los niños que no jugaran nunca más con sus padres, con las parejas rotas, con los amores que se han marchado. Estamos con Barcelona, y la amamos más que nunca. Allah, en su Sagrado Corán nos ofrece esperanza y nos dice:

“Observa, pues, la Misericordia de Dios, y como Él vivifica la tierra luego de la sequía; ciertamente Él resucitará a los muertos…” (Corán 30:50).

 

ÁNGEL ÁLVAREZ HERNÁNDEZ

(Es autor de ambos artículos)

FEMINISMO y LAICISMO en el MUNDO

146100627197_content

El feminismo sólo puede ser laico y universalista: no puede haber uno para “Oriente” y otro para “Occidente”

Para la escritora feminista tunecina Fawzia Zouari, una única concepción es posible: el feminismo laico y republicano, que combate universalmente y sin concesiones la dominación masculina.

Es el ultimo “juicio a la colonización” de moda. Se ataca la “colonización del feminismo” igual que antes se atacaba la colonización de los espíritus, las lenguas o los modos de vida. El feminismo, en su concepción clásica, y por su origen occidental, estaría imbuido de racismo e islamofobia; o mejor aún, de etnocentrismo y autocentrismo. Habría sido pensado por mujeres blancas para mujeres blancas, y además, burguesas. Por tanto, deberíamos andarnos con cuidado. Cambiar de marco conceptual. Anclar la temática de la emancipación de las mujeres en la diversidad de las culturas, y abrirla a otras concepciones de lo femenino.

Yo no soy parte de un círculo “homologado y aprobado como occidental”. Pero esta propuesta me pone los pelos de punta, sin velo, por supuesto. ¿Cómo no ver en este proceso de llamada al rechazo del “feminismo blanco” un relevo, consciente o no, del “feminismo verde” que se propaga en tierras del Islam, como en Europa. Es decir, detrás de los argumentos de “diversidad”, “globalización” o de “tradición cultural específica” aquí anunciados, asistimos a un retorno del patriarcado. Más insidioso, si cabe, porque sus portavoces son mujeres y, por tanto, más peligroso, puesto que potencia actitudes de una ideología nostálgica del pasado, según la cual todos los “males del mundo” serían culpa de Occidente.

Me diréis que es normal que se cuestione un feminismo de “talla única”. Esto se explica en el contexto arabe-musulmán, afectado por las ofensivas occidentales, el conflicto palestino-israelí, los desencantos nacionales, el ascenso de los hermanos musulmanes y otras derrotas. Algunas mujeres han defendido entonces la idea de un “feminismo islámico”, el cual tendría por objetivo demostrar que no son sólo las dinámicas inspiradas por Occidente las que conducen el proceso de ruptura con la sociedad árabe tradicional y, que es necesario reconocer que ese “feminismo islámico” tendría la ventaja de abrir, ya sea en parte, las puertas de la exegesis feminista, y servir de pasaporte para un cierto acceso al espacio público.

Sin embargo, la idea de que los islamistas serán los que como nuevos defensores del relativismo cultural se definan como “feministas” evidencia la impostura. El recurso mismo a la palabra “feminista” es una aberración, si se define el feminismo como un combate universal y sin concesiones contra la dominación masculina. Y porque el feminismo no debe privilegiar la diferencia de las mujeres en la universalidad de los derechos. Reconsiderar el estatuto del punto de vista de la tradición supone un sometimiento a la ley patriarcal. Por otra parte, ¿por qué este “feminismo” haría avanzar la causa de las mujeres mientras reprime las luchas de vanguardia a favor de la libertad de no llevar velo, de la ausencia de límites o de la complementariedad? ¿Eso es lo que le confiere la “contradicción que enriquece”, querer reintroducir la referencia religiosa en aras de la “tranculturalidad”? ¿Se puede ser feminista y defender coacciones sobre el cuerpo femenino, aun si reivindicadas por la interesada? Nadie obliga a las mujeres a ser ellas mismas, pero ningún feminismo genuino puede pasar por alto la integridad de los cuerpos, ni dar marcha atrás en lo ya conseguido so pretexto de una jerarquización de luchas. Nadie debe inmiscuirse en las creencias de las mujeres, pero nadie debe alienar su libertad con doctrinas inmutables, ni ocultar la cuestión de su emancipación bajo una fachada de avances.

¡Basta ya de decirno que el velo no estigmatiza el cuerpo femenino o que no lo señala como atentatorio contra el orden de la ciudad! ¡Ya basta de pretender que la defensa de las mujeres debe centrarse en la lucha contra su dominación económica y social y cerrar los ojos ante los signos en los que se manifuesta la más insidiosa expresión de esa misma dominación! Fingir que para las refractarias al modelo “feminista clásico” y, más especificamente, para las musulmanas practicantes de Francia no hay mejor opción que la de “replegarse sobre sí mismas”, insinua que el Islam se reduciría a sus apariencias externas y que, despojado de toda espiritualidad, sería incapaz de hacer suyos los valores universarles, incluso los occidentalmente inspirados.

Yo no creo que el espacio de la religión y de la tradición sea un espacio de libertad. Me niego a hablar de una “nueva invención de la modernidad”, en un enfoque que, en el fondo, considera la modernidad como “un mal occidental”. Me parece adivinar aquí el timbre moralizante que tiende a asimilar la libertad del “individuo femenino” a las costumbres disolutas. Y planteo la cuestión: ¿qué sería un “feminismo descolonizado”, si no un feminismo desposeído de la mayoría de los logros conquistados? ¿Con qué derecho se decide que ciertas leyes como la prohibición del velo en Francia son “antimusulmanas”, cuando millones de musulmanas en el mundo luchan precisamente contra el velo? Por qué ha de ponerse la defensa del velo en el mismo plano que la lucha contra la violació o el maltrato conyugal? ¿Quién es más útil a la sociedad, la que se bate contra la radicalizaci´pon fundamentalista o la que zascandilea con la defensa del yihab? ¿Cómo se puede acusar de “materialismo” a un feminismo que lleva intentando denodadamente desde hace décadas liberar a las mujeres de toda tutela? ¿No consiste más bien el materialismo en el elogio de la diferencia y en la victimización del Otro, en generar un islamo-fascismo empeñado en inducir la discordia entre las mujeres? A fin de cuentas, quienes denuncian el “feminismo colonizado” ¿no sueñan acaso con un “feninismo indígena”, enlazando así con –y aun renovándolo— el orientalismo colonialista de antaño?

Me parece bien que la identidad sea móvil y mutante, pero es necesario que esa mutación no arruine los logros conseguidos por las mujeres. Es verdad que el particularismo puede ensancharse con lo universal, pero yo desconfío del particulartismo cuando aparece a propósito de las mujeres, porque muy frecuentemente se invoca para recortar sus libertades. Yo opto por el feminismo clásico.  Y rechazo el término “colonizador” para un feminismo que ha iniciado el mayor combate de todos los tiempos a favor de las mujeres sin verter una sola gota de sangre. Llamo a la vigilancia contra esas nuevas teorías que abogan por una “dimensión postmoderna de lo religioso” como pretendida “fuente de reencantamiento” y “nueva oportunidad para el feminismo”. No me fío de los que no se fían de Occidente, porque no dejan de estar a la defensiva y no tienen mentalidad abierta.

Llamo, pues, a las occidentales perdonavidas  con el feminismo de sus abuelas a no sucumbir al  “sollozo del hombre blanco”. Lo mismo que llamo a las musulmanas como yo a salir de la mentalidad, típicamente masculina, del excolonizado y a lograr un proceso de alteridad hasta ahora inédito. Podemos compartir, sin avergonzarnos, ciertos modelos occidentales, no por fidelidad a Occidente, sino desde el momento en que esos modelos se colocan por encima de todas las tradiciones y abogan por la Justicia y el Derecho. En realidad, no puede haber un feminismo de Oriente o de Occidente. NI un feminismo que enfrente al Norte y al Sur. No sin hacer jactanciosamente suya una tradición enemiga de mejorar el ciclo de nuestra emancipación. No puede haber más que un feminismo: el que concluye en una razón de mujeres.

Fuente:Liberation, 21 septiembre 2016

Traducción: Ana Jorge

DE LA VÍA INSTITUCIONAL A LA REVOLUCIÓN INTEGRAL.

revolucionintegral
El contexto político actual a escala internacional, nos está permitiendo constatar con una claridad meridiana, los férreos límites del tan pretendido cambio social liderado por la via institucional.
 
Por un lado, las experiencias políticas de nuevas izquierdas en América latina, han demostrado tener un escaso impacto en las vida política real en diversos paises donde han tenido posibilidad de gobernar y sobretodo una gran dificultad para sostener procesos a largo plazo, dada su dependencia de los procesos electorales donde los lobbies y medios corporativos privados tienen consabidas estrategias con todo menos fairplay, para tumbar gobiernos, miremos sin ir más lejos lo que ha pasado en Brasil hace unas pocas semanas.
 
Por otro lado la trayectoria del gobierno de Grecia este último año, es una obra maestra para aprender cómo tomar el gobierno no es tomar el poder -caso comentado más en detalle en este artículo  https://www.diagonalperiodico.net/global/28173-ni-dentro-ni-fuera-hacia-comunidad-socioeconomica-pueblos-europa.html
 
Por su lado en el Estado Español, donde repetir elecciones no ha servido para ir un paso más allá del que demuestra  “como las mayorías claras en las calles y en las redes sociales, no sirven para crear mayorias parlamentarias”
 
Allí, el movimiento 15M consiguió en 30 dias, echar patas arriba el imaginario político de varias generaciones, pero su pretendida consequencia política no ha podido en más de dos años, ser decisivo ni tan solo a través de un programa para realizar políticas institucionales de tipo socialdemócrata.
 
En el mismo país, en el primer año de trayectoria de las llamadas ciudades del cambio hemos visto que si bien el discurso y el talante han podido mejorar de manera significativa, en las decisiones clave, la dependencia del sistema capitalista y de las jerarquías estatales no han hecho posible por ejemplo ni  tan solo asumir medidas humanitarias, con los desalojos o acoger a refugiados. Ya no hablemos de medidas estructurales.  
A cambio de esas reformas pírricas, una generación de activistas experimentados y reconocidos en las calles, se ha visto immersos en una dinámica institucional que inhabilita su capacidad de ruptura desobediente.  
Así, esa realidad, está muy lejos de aquella propuesta del municipalismo libertario de Bookchin, que cuando se llegaba al gobierno muncipal, proponía disolverlo y llamar a una asamblea popular.  En su lugar, los llamados herederos del 15M cuando llegan a los ayuntamientos, estan sacrificando su compromiso desobediente para encorsetarse en la burocracia y las jerarquias de las instituciones de gobierno, un sistema atado y bien atado.  
 
En cambio después de haber dejado el 15M atras, la capacidad de acción de un movimiento desobediente masivo no se ha profundizado lo suficiente, aunque el impacto de las ocupaciones de la PAH en el estado español por ejemplo, es una buena muestra de lo que se puede llegar a  llevar acabo.   
En este sentido hay dos preguntas estratégicas que dejo en el aire.
 
La primera: ‘¿Qué es más factible conseguir que más del 50% de la población vote partidos que cuestionen a través de su programa -no realizado- el orden establecido o que el 5% que es sabido que cuestiona radicalmente ese orden, se organize de forma autónoma y desobediente mostrando en la práctica como puede ser el otro mundo que llevamos dentro?
 
La segunda: ¿De que forma es más posible conseguir poder real para transformar las cosas, tratando de reformar la economía desde gobiernos que no tienen el poder bancario ni de emisión monetaria que el tratado de Lisboa regaló al BCE, o tratando de construir otra economía, con nuevas soberanias, bancarias y monetarias?
 
Añadiendo otras perspectivas, podemos analizar como en diversos lugares del mundo procesos de base, que estan basados en la construcción paulatina y desde abajo, de autonomia democrática, como los Zapatistas en Chiapas, o los Kurdos en Rojava y Bakur, siguen  desarrollandose con solidez y con fuerza, pese a tener a Estados usando fuerte violencia en su contra año tras año.
 
Resulta significativo que mientras los procesos de cambio radical más inspiradores de las últimas decadas, tienen en común que se hacen desde abajo al margen del Estado, en Europa, millones de anticapitalistas, prefieren darse cabezazos una y otra vez con el sistema parlamentario estatal sin conseguir lo que pretenden y renunciando a buena parte de su discurso y valores en el camino, en lugar de  priorizar contribuir a la extensión de las iniciativas autogestionarias que con fuerza real, aunque lejos de toda la que se podría si se contara con todos esos apoyos, siguen transicionando desde abajo hacia otra sociedad.
 
A nivel planetario, si este siglo empezó con movimientos de resistencia al sistema de globalización neoliberal, y continuó con foros sociales que constataban que otro mundo es posible, ahora en la segunda decena del siglo XXI, es la era de la construcción de esos otros mundos.
 
Incluso en Europa,  esas iniciativas autogestionarias que se oponen a los Estados existentes, no solo no se han venido abajo, con tanta hegemonia parlamentarista en los últimos años, sino que seguimos avanzando y enfocando nuevos retos.
 
Así por ejemplo la Cooperativa integral Catalana, es una realidad ya con un nivel de consolidación significativa tras 6 años más de 700 proyectos y diversos miles de participantes.  Otras cooperativas integrales y proyectos afines, se estan extendiendo especialmente a diversas regiones del sur de Europa. También se extienden movimientos como la agricultura apoyada por la comunidad, las empresas recuperadas por los trabajadores y las experiencia de economia comunal, que construyen prácticas en que la reciprocidad y el don,  predominan sobre el mercado.
Estas realidades prefigurativas, aunque incipientes, se hacen más fuertes a través del trabajo en red y transversalizando sus intercolaboraciones a nivel local.
 
Son miles las prácticas de monedas sociales, grupos de consumo, centros sociales autogestionarios, escuelas libres, y autónomas, grupos de solidaridad con refugiados con o sin papeles,  que desafian el modelo capitalista y el rol predominante de la legalidad estatal; siendo caldo de cultivo vivo para la extensión de un movimiento rupturista con lo establecido, desobediente con los Estados, para construir una nueva soberania colectiva en base a la autodeterminación y autoorganización de comunidades de seres humanos libres.
 
Para potenciar los espacios de colaboracion internacionales (o para ser más precisos, interautónomos y intercomunales) se creó FairCoop, un ecosistema global y multilocal que contribuye al proceso de construcción de otra economía para otra sociedad, compartiendo principios de revolución integral como son, la participación abierta y asamblearia, el no reconocimiento de los Estados como sujetos legítimos y por tanto la desobediencia integral para alimentar la construcción de otras formas de convivencia y autogobierno.
 
Faircoop recupera los principios de la revolución integral como proceso de transición radical al margen del sistema actual, en todos los ámbitos de la vida y construye en coherencia con los mismos un ecosistema de proyectos, recursos y herramientas que tiene como objetivo facilitar procesos de revolución integral en cualquier parte del mundo, es decir procesos de construcción de autogestión y autonomia democrática a todas las escalas, local, regional y global.
 
Entre ellos Faircoin, una moneda social p2p que busca financiar esos procesos autogestionarios,  e interconectar a cualquier escala, iniciativas de otra economía (desde la economía solidaria a la economía comunal), reforzando la labor que hacen ya los movimientos que habitualmente a escala local, utilizan y promueven las monedas sociales. Además Faircoin pretende actualizar las tecnologías que usan esos sistemas monetarios alternativos, haciéndolos así más fuertes y resistentes a hipotéticos ataques institucionales. (Si quieres leer más detalle sobre ello, leete el anexo sobre Faircoin 2)
 
Es momento de hacer realidad la conjetura de Galeano “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”
 
y aplicarla tambien a algunas cosas más grandes, como por ejemplo a generar herramientas para la articulación de todas esas cosas pequeñas y aplicar  metodologías que se han mostrado exitosas para respetar la diversidad de todos los participantes como el confederalismo democrático que siendo una forma de organización política antigua en lugares como la península ibérica, ahora los kurdos estan popularizando.
 
Despues de tantos esfuerzos dedicados a la via institucional, que tal si le damos un tirón bien grande a la via autogestionaria?
Sabes que? Responder que sí, es mucho más que un voto, es afirmar que quieres hacer de tu vida un ejemplo del mundo que llevas dentro, es decir conjurar teoría y práctica.  Responder que sí, es entrar en una dimensión en que ya no dependemos de si ellos son más que nosotros para tener éxito; tanto si somos miles como si llegamos a ser millones,  dependeremos de nosotros mismos y hasta donde estemos dispuestos a llevar para hacer realidad nuestros sueños.  Te atreves?
 
Anexo Faircoin 2
 
En esta postdata, queremos entrar con más detalle al nivel tecnológico sin generar una barrera de acceso a la parte principal del artículo. El invento del blockchain y sus consecuencias para iniciativas monetarias y sistemas contractuales, está llevando rápidamente a un escenario en que la centralización de Estados, Cortes judiciales  y Bancos centrales deja de ser necesaria, para generar un sistema económico, político y jurídico autónomo.
El blockchain o cadena de bloques, permite contabilizar operaciones económicas de una forma incorruptible y no manipulable gracias a la combinación de encriptación y decentralizacion en centenares de ordenadores que disponen de la misma información sobre todo el sistema.  
 
Aun así, el nuevo capitalismo tecnológico no escatima esfuerzos en invertir en todo lo relacionado con el blockchain, integrándolo ràpidamente en la estrategia para renovar los sistemas organizativos de bancos y empresas; convirtiéndose la mayor parte de iniciativas basadas en la cadena de bloques en una avanzadilla del nuevo capitalismo de red que tanto agrada a los anarcocapitalistas de silicon valley.
 
Para este capitalismo puntero no parece importante que en casos como bitcoin el consumo energético y la carrera industrial del minado se disparen, porque va en beneficio de los inversores (tanto les da al parecer que no vaya en beneficio del planeta) o que la distribución de las nuevas monedas beneficie a los que tienen más…
 
A nosotros en cambio si nos importa y mucho. Por ello, para que el blockchain y las tecnologías asociadas puedan ser realmente herramientas para el bién común, es para lo que FairCoop, está trabajando en Faircoin 2.  Un blockchain cooperativo y distribuido, que permitirá adaptar esta tecnología a los valores de los movimientos sociales, afines con los valores de los commons, de la economía solidaria, colaborativa y comunal….
 
Ya que Faircoin no cuenta con élites económicas que  inviertan porquè  prioriza el bien común en lugar del beneficio privado. Necesitamos que desde gente del lado de los 99% se comprenda la importancia de estos desarrollos para el cambio social y  participemos de forma colaborativa en hacerlas posibles.  Es por eso que hasta el jueves 7 de julio, está activa la campaña de crowdfunding de Faircoin 2.
Si quieres colaborar en que las innovaciones que Faircoin aporta al mundo como bien común puedan salir adelante al mismo tiempo que se mantienen en gente con valores cooperativos y solidarios, como los tuyos, ahora puedes hacerlo y al mismo tiempo conseguir tus primeros Faircoins.  
Consigue información más detallada en este enlace:  https://coopfunding.net/es/campaigns/inversion-colectiva-faircoin2/
 (Artículo de Enric Duran)