IMPULSAR EL CAMBIO,El MOMENTO ES AHORA.

cambiar-de-habitos-e1442873472713

Han pasado más de diez años desde el comienzo de la crisis. Una crisis dura, con enormes costes sociales y económicos. De ella y de la aplicación de unas políticas y reformas regresivas se han derivado sus efectos. Elevados niveles de desigualdad y de pobreza. Precariedad laboral a ultranza. Devaluación salarial concentrada en los trabajadores de la mitad inferior de la distribución. Servicios públicos al límite de sus posibilidades por los recortes realizados. Impuestos cada vez menos centrados en los más ricos, más regresivos.

Estas situaciones no desaparecen –y aun se acrecientan- con el crecimiento económico y del empleo. Mientras las rentas salariales no han recuperado todavía los niveles reales previos a la crisis, los beneficios de las empresas (no financieras y sin autónomos) son 38.000 millones de euros mayores a precios constantes que en 2008. Y 11.000 millones más, los dividendos que reparten a los accionistas.

Más de diez años después de iniciada la crisis se constatan las consecuencias de las políticas adoptadas: la renta media real es hoy en España la misma que hace 10 años, pero, mientras el 1% más rico ha aumentado su renta un 21%, el 40% más pobre ha perdido lo que los demás han ganado.

Son solo algunas muestras de la situación, pero hay datos a centenares.

Los efectos no desaparecen con el crecimiento porque se han devastado las estructuras que garantizan el reparto y la redistribución. Si se siguen haciendo las mismas cosas se obtendrán, agudizados, los mismos resultados. Esa es la cuestión.

Es hora de las políticas de cambio. Y hay que actuar en muchos órdenes, pero estratégicamente en tres:

  • el mercado de trabajo,
  • el sistema fiscal,
  • y la regulación de los mercados, en particular, del mercado de la energía y de la vivienda.

Solo políticas decididas y firmes, y necesariamente en los tres ámbitos, pueden revertir la situación y favorecer y hacer más ‘resiliente’ la economía, y recomponer la cohesión y la justicia social. Es la hora. El momento político en el que España debe decidir cómo debe ser su futuro, qué sociedad queremos.

El problema fundamental no es la composición del Gobierno sino qué políticas debemos realizar en los próximos años. En estos años se van a poner, o no, las bases de un futuro diferente, mejor.

  • Si no se adoptan las reformas necesarias, simplemente se consolidarán los regresivos cambios de estructuras que realizó la derecha, cuyas consecuencias económicas y sociales han dañado a la mayoría de los ciudadanos.
  • Si no aumentan las inversiones públicas y los gastos sociales al menos en 7 puntos del PIB que nos separan de la zona euro, quedaremos descolgados del progreso europeo.

Esa es la disyuntiva. Las fuerzas progresistas tienen ante sí esa responsabilidad. Los programas de los partidos evidencian amplias coincidencias que reflejan la madurez de la sociedad sobre los cambios necesarios. Los ciudadanos reclaman y esperan un acuerdo a largo plazo que aporte concreción y estabilidad al cambio. Se tienen que expresar las políticas que van a transformar nuestro país y aproximarlo a los niveles de bienestar y justicia de los países más avanzados.

Los tres ámbitos estratégicos de la política económica en este momento deben ser definidos sin ambages, con total claridad.

  • Si no se reduce drásticamente la precariedad del empleo, se estabiliza el mercado de trabajo y se restablece la vinculación de los salarios con la productividad no mejorará el reparto de la renta para los asalariados.
  • Si no se aumentan la justicia fiscal y los gastos públicos garantizando que los más favorecidos, ciudadanos y empresas, paguen más de acuerdo con sus altos ingresos, no aumentará la redistribución, no se reforzará el bienestar de la mayoría de los ciudadanos porque los recursos seguirán sin alcanzar y no se reducirá la elevadísima e indigna desigualdad social.
  • Y si no se abordan decididamente las reformas regulatorias que requieren los mercados, la transición energética y la vivienda –reforma del mercado de la electricidad; creación de parques públicos de viviendas en alquiler, entre otros- no se conseguirá el impulso económico, de inversión, de cambio de modelo productivo y de competitividad que España, y en particular su población más joven, necesita.

Al contrario, los ciudadanos y las empresas correrán con los costes y todos perderemos el tren del futuro. Los intereses particulares de muchos grupos económicos y políticos no pueden ni deben parar esta triple transformación que necesariamente debe iniciarse y progresar con claridad durante los próximos cuatro años.

Economistas Frente a la Crisis 
10 julio 2019

EL ACTIVISMO POLITICO DEL MOVIMIENTO DE PENSIONISTAS

 

Cualquier conflicto social tiene carácter político. Sin embargo, cuando se mira la política de forma despectiva, la reacción es negarlo. Visto desde la política profesional pasa lo contrario, se tiende a descalificar los conflictos sociales catalogándolos de políticos. En ambos casos, negando o rechazando la realidad, que siempre es política, se cuestiona su validez como cauce reivindicativo. Para zanjar el dilema basta separar, diferenciar, la política social de la política partidista. Analicemos ambos aspectos desde la perspectiva del movimiento de pensionistas.

El conflicto surge en Barakaldo y Bilbao el 15 de enero de 2018, de forma espontánea y simultánea, mediante convocatoria anónima. Desde la primera concentración ante los respectivos ayuntamientos, el término política se convirtió en una expresión proscrita, junto a sindicatos y partidos. Hacer una referencia en ese sentido, salvo que fuese para descalificar o desautorizar, acarreaba un sonoro abucheo. Entretanto, desde la dirección de algunos partidos, se intentó desautorizar a quienes coordinan las movilizaciones, recordando su trayectoria política. Como si fuese normal llegar al activismo social sin pasado militante.

Se trata de un conflicto social permanente, año y medio de duración, sin fecha de caducidad. Con el paso del tiempo, unas y otras posiciones se han moderado. Ya se puede informar en las concentraciones de las gestiones de los partidos, incluso en positivo, aunque nadie se atreva a declarar que las iniciativas del movimiento de pensionistas son políticas. De la misma forma, los partidos que recelaban de ese fenómeno inusual e incontrolado, reconocen su capacidad de movilización, alaban la moderación, e incluso asumen parte de las reivindicaciones. A todo ello contribuye el arraigo popular logrado, e incluso cierta simpatía institucional, expresada con la concesión de galardones o dando protagonismo en actos festivos.

La política actúa en el organismo social como el colesterol en el cuerpo humano. Tienen dos componentes complementarios. Hay una política colectiva, transversal, basada en el interés general, necesaria para convivir en sociedad. La otra política, la partidista, está diseñada para encauzar las demandas ciudadanas de forma equilibrada. Pero tiene contraindicaciones. Si no se regula de forma adecuada, produce trastornos que pueden provocar atrofia muscular en el organismo social, e incluso infartos de extrema gravedad.

El mayor riesgo que acecha a cualquier iniciativa social es caer en la órbita de una estrategia política definida. En el colectivo de pensionistas se dan intentos de parasitación o utilización partidista, cuestionados desde el interior del propio movimiento. Un fenómeno tan plural, con equilibrio de fuerzas inestable, enraizado en la actividad política, requiere asumir códigos de conducta que no comprometan la continuidad del proyecto compartido. Aunque una de las consignas más coreadas ha sido: “Si nos roban las pensiones, lo pagarán en las elecciones”, en las campañas electorales se ha respetado la neutralidad, evitando posicionamientos públicos a favor o en contra de cualquier partido. Las intervenciones en uno u otro sentido eran a nivel personal, sin condicionar lo acordado.

El alcance político del movimiento de pensionistas constituye una constante del conflicto. Las movilizaciones se convocan en el contexto de acontecimientos destacados: negociación de los Presupuestos Generales del Estado y de comunidades autónomas, constitución de un nuevo gobierno o campañas electorales. Es una dinámica reivindicativa con resultados favorables. Actuando como grupo de presión, el colectivo de pensionistas se convierte en actor político, logrando modificar los PGE para garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo durante dos años y evitando la entrada en vigor de medidas desfavorables. El eco de consignas como: “Rajoy, dimisión”, “Ni un día más de gobierno del PP”, retumbó en la moción de censura que llevó al cambio de gobierno. Si en vísperas de la constitución de un nuevo gobierno, en las concentraciones se sigue gritando: “Gobierne quien gobierne, las pensiones públicas se defienden”, significa que el movimiento de pensionistas, sin dejar de ser apartidista reclama, a través de sus propias reivindicaciones, un reparto equitativo de la riqueza.

Ofensiva contra las pensiones desde la política institucional

Las pensiones no se habrían convertido en problema político si el empleo no fuese el principal dilema de la política económica. Desde altas instancias del Estado se arremete contra las pensiones, en vez de hacer propuestas viables para acabar con la precarización del empleo, que merma los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social y la recaudación de Hacienda. Sus catastróficas declaraciones favorecen el “cuanto peor mejor”, lema de la banca y de las aseguradoras para intentar sustituir las pensiones públicas con planes privados. Sus productos financieros tienen para las rentas bajas un efecto comparable al de las hipotecas basura.

Hay Informes oficiales que inspiran titulares tenebrosos: “El Tribunal de Cuentas certifica que la Seguridad Social está en quiebra tras perder 100.000 millones desde 2010”. Al Gobierno le toca responder con mensajes tranquilizadores: “Magdalena Valerio niega que la Seguridad Social esté en quiebra”. Tiene razón la Ministra al aclarar que el Sistema Público de Pensiones (SPP) no tiene un “gasto excesivo” sino “déficit de ingresos”. Por tanto, el propio Tribunal de Cuentas reclama al Gobierno complementar las pensiones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), no con “préstamos” que agigantan la deuda. La situación resulta paradójica: en vez de establecer transferencias corrientes, el Gobierno concede créditos a fondo perdido al único estamento social que, además de crear riqueza y pagar impuestos, estando activo cotiza para su pensión de jubilación. El colmo del absurdo es que a Valerio tenga que justificar el desatino de las decisiones que toma en el Consejo de Ministras.

La institución estatal que más arremete contra las pensiones públicas es el Banco de España. Sus presidentes, denominados curiosamente gobernadores, en vez de reclamar a la banca los 67.000 millones que costó su rescate, se dedican a profetizar catástrofes si sube el SMI o no se recortan las pensiones. Las propuestas de tan preclaros prohombres en su defensa de las pensiones privadas rozan el esperpento: reclaman medidas urgentes ante la amenaza que supone el creciente peso electoral del colectivo de pensionistas, mientras aconsejan a los pensionistas con vivienda en propiedad contratar hipotecas inversas para poder ahorrar. La Ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha tenido que responder a las últimas ocurrencias del actual gobernador del Banco de España aclarando, entre otras cuestiones, que quien “no llega a fin de mes, no puede ahorrar”.

Promesas incumplidas en materia de pensiones

La Ministra Valerio posee las cualidades precisas para gestionar la Seguridad Social con acierto: conoce la institución y es firme defensora del Sistema Público de Pensiones. Asociaciones de pensionistas y sindicatos confiaron en que enmendaría de inmediato los entuertos provocados por su predecesora, Fátima Báñez. No ha ido más allá de las promesas, limitándose a aplicar los aspectos positivos de los acuerdos presupuestarios PP – PNV. Va dando largas a la toma de decisiones trascendentales, complicando su resolución, en vez de facilitarla.

Si a quien gobierna no le inquietan las movilizaciones de pensionistas, no atenderá sus reivindicaciones

Congelación encubierta de las pensiones mediante el denominado “factor de revalorización”. Se comprometió a suprimirlo, estableciendo el incremento de las pensiones en base al IPC. Ahora pretende reanimar el Pacto de Toledo para eludir la responsabilidad de eliminarlo. Es una medida urgente, en 2020 volvería a entrar en vigor el fatídico 0,25% que provocó el inicio de las movilizaciones. Sustitución progresiva de las pensiones públicas por privadas con el “factor de sostenibilidad”. Para evitar derogarlo propone renovar del Estatuto de los Trabajadores. Esa medida, paralizada por el acuerdo PP – PNV, comenzaría a aplicarse en 2023.

La clase política y las pensiones

En las campañas electorales todos los partidos han hecho ofertas generosas a los pensionistas. Las de las tres derechas resultaban absurdas o no tenían credibilidad: “El Partido Popular garantizará todas las pensiones públicas y los recursos para seguir subiéndolas, con un aumento de entre un 2% y un 15% para las pensiones de las madres trabajadoras con hijos.” Las promesas de Pedro Sánchez bastarían para satisfacer las principales demandas y paralizar las movilizaciones, pero arrastran el estigma de las promesas incumplidas.

En las elecciones de 28 de abril, el voto de mayores de 60 años, que ya representa el 30% del electorado activo, basculó desde el PP hacia el PSOE, favoreciendo al triunfo de Sánchez. Se cumplía así, en parte, la consigna: “Si nos roban las pensiones, lo pagarán en las elecciones”. Es un voto que sigue favoreciendo al gobierno de turno y mantiene la preferencia por el bipartidismo. El creciente protagonismo electoral y político de las personas de mayor edad no se ha traducido en una mayor representación institucional, al contrario, en la anterior legislatura había 23 congresistas mayores de 65 años, en la actual 10. En cualquier caso, la victoria de Sánchez ha creado expectativas favorables a la mejora de las pensiones, lo cual afecta a la afluencia a las concentraciones, aunque la participación sigue siendo satisfactoria. Es un dato que resultará reversible, si Sánchez no cumple sus promesas y defrauda a quienes creen que los programas electorales son un contrato con la sociedad.

Las ofertas electorales del PSOE relacionadas con las pensiones tropiezan con su práctica institucional. Durante su breve mandato el Gobierno de Sánchez ha utilizado la fórmula del decreto – ley para impulsar (por exigencia de Unidas Podemos) mejoras de carácter laboral y social, como la subida del SMI a 900 euros, mientras que en materia de pensiones no hay ningún avance significativo. Se ha limitado a aplicar los acuerdos presupuestarios heredados del Gobierno de Rajoy. En el Parlamento Europeo el PSOE facilitó con su abstención el 4 de abril la aprobación del Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales (PEPP). Es una decisión que favorece la implantación en el espacio comunitario de productos financieros vinculados a planes de pensiones privados, en beneficio de la banca y detrimento de las pensiones públicas.

Deshojando la margarita política

Dos meses después de las elecciones generales del 28 de abril, Sánchez decide iniciar las consultas para formar un nuevo gobierno. El periodo de inactividad ha sido utilizado por los poderes en la sombra del Ibex 35, los grupos que controlan la prensa en papel y la patronal CEOE, para presionar al previsible futuro presidente, reclamando un gobierno PSOE – C’s, en oposición al acuerdo de izquierdas con Unidas Podemos. El equipo de Iglesias ha reaccionado a esa ofensiva promoviendo encuentros con diversos movimientos sociales y sindicatos, que se han mostrado favorables a la alternativa de un gobierno de progreso que refuerce las políticas sociales y medioambientales. En la ronda de consultas participó el 28 de junio la Coordinadora Estatal de Pensionistas (COESPE), que veía así reconocida su representatividad y capacidad de movilización en el conjunto del país. En la entrevista se constató la coincidencia en las reivindicaciones y la necesidad de controlar las actuaciones del futuro ejecutivo, mediante un gobierno de cooperación u otra experiencia similar.

Parece difícil conciliar las posiciones de PSOE y UP. Tal vez el PNV contribuya a desbloquear la situación al declarar que ve factible una coalición entre Sánchez e Iglesias, mientras reclama participar en la elaboración del programa de gobierno. Recordemos que el PNV es un partido pragmático, capaz de llegar a acuerdos con la derecha o la izquierda. Precisamente, la mejora de las pensiones de 2018 y 2019 fue el resultado de un compromiso presupuestario entre PP y PNV. Siendo el PNV un referente para el soberanismo catalán, no resulta aventurado imaginar que pueda prosperar el gobierno de cooperación, evitando la repetición en noviembre de unas elecciones que todos los partidos temen. Coincidiría con la ofensiva que el movimiento de pensionistas anuncia para el otoño.

Hablando del PNV y volviendo a las consignas. A veces los partidos interpretan de forma inadecuada los mensajes que se corean en las manifestaciones. “PNV, mójate”, por ejemplo, es valorado como una ofensa. Cabe otro significado: supone reconocer su legitimidad, su capacidad de interlocución. Carecería de lógica reclamar la intervención de un partido sin poder institucional. El sentido de la realidad que caracteriza al PNV debería llevarle a esa conclusión, en vez de interpretarlo como afrenta.

Las movilizaciones proseguirán, siempre en clave política

Transcurrido año y medio desde el inicio de las concentraciones de pensionistas, sin obtener respuesta satisfactoria a las principales demandas, hay motivos para advertir que se agota la paciencia. En 2018 y 2019 no se ha perdido poder adquisitivo, pero el futuro es tan incierto como al comienzo. El comportamiento reivindicativo del movimiento de pensionistas resulta tan modélico y civilizado, que obtiene galardones y es distinguido con pregones festivos. En Bilbao se ha convertido en atracción turística, como el museo Guggenheim. Tanto éxito plantea un dilema: si a quien gobierna no le inquietan las movilizaciones de pensionistas, no atenderá sus reivindicaciones. Por eso en las concentraciones se reclaman actuaciones más contundentes, que no tienen que ser ilegales. Dado que sus mayores fortalezas son la unidad y la acción multitudinaria, se pueden emprender iniciativas pacíficas que tengan repercusión social y preocupen a quienes gobiernan. A partir del 22 de julio, o en noviembre si hay que ir a las urnas, Pedro Sánchez volverá a tener la potestad de zanjar el conflicto. Entretanto, el movimiento de pensionistas seguirá actuando como grupo de presión y sujeto político.

Luis Alejos

(Sociólogo y pensionista)

HACIA UNA MEMORIA COMPARTIDA -Andoain.

photo5830193830173979614

INFORME SOBRE CONCULCACIONES DE DERECHOS HUMANOS Y

ACCIONES VIOLENTAS OCURRIDAS ENTRE 1956 Y 2018

La verdad no es una sola, hay tantas versiones de ella como personas existen.

Hirokazu Kore-Eda

Los hechos no dejan de existir por el hecho de que se les ignore.

Aldous Huxley

Una llamada a cerrar heridas y reconstruir puentes tras el final del terrorismo. La violencia fue un error colosal. La de ETA y su entorno, la de otros grupos parapoliciales que se gestaron en las cloacas del Estado y la de las Fuerzas de Seguridad.

Rosa Lluch,hija del ex ministro socialista Ernest Lluch asesinado por ETA en 2000

No es lo mismo justificar que intentar comprender lo queha pasado y contextualizarlo.

Adriana Faranda

He aprendido que una vida no vale nada, pero también que nada vale una vida.

André Malraux

La paz no es una firma, sino todo un proceso social de cambio de mentalidades.

Alejandra Gaviria

 

Memorias en plural. “Hay muchos tipos de memoria –escribe Reyes Mate-. Y no me refiero tanto a las memorias subjetivas, que hay tantas como individuos que recuerdan”. Menciona Reyes ,por ejemplo, que la historia tiene su propia idea de la memoria, y parafrasea a Primo Levi cuando dice que tal vez se debería separar el acontecimiento, el hecho y la verdad. Nos recuerda que Levi “distingue entre hechos, que pueden ser conocidos, y eventos que escapan al conocimiento, pero que tienen lugar”. Y continúa: “propio del conocimiento es el juicio o la intencionalidad”, ya que “las cosas son vistas con la misma luz que proyecta el sujeto”, es decir, como lo hacemos cada una de las personas que estamos leyendo estas líneas.

Para Levi la verdad “es revelación, la presencia de lo ocultado. No es lo que nosotros hacemos presente, sino lo que se nos hace presente”, recuerda Reyes. Y aquí está el reto que tenemosdelante, en concreto en Andoain.

Imanol Zubero, por su parte, recuerda a John Berger cuando expresa que: “La memoria entraña un acto de redención. Lo que se recuerda ha sido salvado de la nada. Lo que se olvida ha quedado abandonado”. Y añade Zubero: “Hagamos memoria de las víctimas. De todas las víctimas, en su compleja diversidad

Por nuestra parte, el marco básico sobre el que se construye este informe está basado en uno de los principios universales del Derecho Internacional en relación a los Derechos Humanos: “A igual conculcación de derechos humanos corresponde el mismo derecho a verdad, justicia y reparación”, en aplicación del principio de no discriminación.

¿Qué se le debe pedir a un trabajo local sobre memoria compartida? Básicamente, que recoja el mayor número posible de conculcaciones de derechos humanos y hechos violentos sucedidos en la localidad o a personas de la localidad, y que reúna una muestra de testimonios representativa de la pluralidad de posiciones e ideologías existentes en el pueblo, estén o no estén incluidas las mismas entre las formaciones políticas municipales actuales. Ese trabajo, además, metodológicamente debe ordenarse de manera que no se mezclen casuísticas y tiene que buscar la rigurosidad y el respeto a la memoria y a la dignidad de las personas en todas sus facetas.

No debe excluirse nada ni a nadie. Por eso es importante que la decisión de realizar este informe esté tomada por unanimidad desde el conjunto de los grupos municipales que forman parte de la Mesa de Convivencia del Ayuntamiento de Andoain.

 

Tampoco deben quedar fuera otras voces, repetimos. Así lo explicita para este informe Asun Guerra Alonso, ex juntera y ex concejala del PP en Andoain y Urnieta, y en estos momentos ausente de la representación municipal:

Yo creo que mi testimonio, ya no solo como Ma Asunción Guerra, sino al fin y al cabo represento y estoy aquí por pertenecer a un partido, creo que sí que es importante que figure en este libro si al final queremos que sea un relato de memoria real. Si queremos que sea real tenemos que estar todos. Me puede gustar más o menos lo que salga de otros, pero evidentemente si faltamos en ese relato una parte yo creo que la memoria no es completa.

De hecho, por eso estoy aquí, tuve mis dudas, pero consulté, me dijeron que me daban plena libertad para venir o no venir y bueno, lo que al final medité y pensé fue eso: que si no estamos faltaría, yo creo, una parte muy-muy importante de la memoria de Andoain. Aquí estamos.

Y lo anterior vale para todos los casos. Podemos decir que, tanto entre las víctimas entrevistadas como en el conjunto de los testimonios recogidos, aunque con matices por supuesto, es bien vista esta labor de caminar hacia memorias colectivas, incluyentes y compartidas.

Esta labor local, bajando a lo cercano, donde se sufre y conoce mejor lo sucedido, supone un acopio de “verdades” (en plural) que debe ayudar a:

– una revisión crítica y autocrítica de lo sucedido,

– esclarecimientos de hechos no clarificados y

– reconocimientos y reparaciones aún no satisfechas.

Ello facilitará la convivencia presente y futura en el pueblo. Sabemos que este proceso tiene sus tiempos, pero los mismos no pueden dilatarse en demasía ya que supondría aumentar injustamente las heridas y los agravios. Las experiencias locales pueden ayudar, como lo prueba Errenteria, por citar una referencia a dónde mirar.

La asociación pro Derechos Humanos Argituz, en su informe “El tiempo es ahora. ¿Es posible una memoria incluyente en el ámbito local?”, publicado en 2012 y coordinado por Carlos Martin Beristain, esbozó cinco puntos que considera intrínsecos para restablecer una memoria incluyente:

1.-Que recoja los diferentes hechos de conculcaciones de derechos humanos y una critica moral básica de las mismas.

2.-Que muestre respeto por el dolor y dignidad de las víctimas causada por distintos perpetradores o que se consideran del “otro lado” o con las que no se ha sentido cercanía política.

3.-Que afronte las ambivalencias o diferentes cuestionamientos o efectos negativos que genera una memoria incluyente sin utilizarlos “contra los otros”.

4.-Que reconozca los límites que pueda tener, pero se focalice en su contribución a la restauración de la convivencia.

5.-Que asiente en una base común de respeto por los derechos humanos más allá de las diferencias políticas.

Aquí puedes visualizar el informe o descargartelo:

Memoria_Erderaz

LA MOCHILA AUSTRIACA Y LAS PENSIONES.

Cualquier medida de choque que pretenda neutralizar el desajuste social y económico, de injusticia y desprotección, con prisa y sin consenso con todas las capas sociales, lo único que genera es más crisis y más injusticia social. Por ello los gobiernos necesitan disfrazar estas medidas a través de los mal llamados pactos sociales.

 

Hoy tenemos un nuevo escenario, la nueva reforma, la mochila Austriaca. Algunas personas pensaran que es utopía, pero el PSOE y CS lo pactaron en su primer intento de gobierno, poco después el PP y CS lo ratificaron como acuerdo de gobierno, se dejó en compás de espera ,no olvidado y que se ha vuelto a mencionar en los últimos sesiones del Pacto de Toledo.

 

Vamos a intentar explicarlo paso a paso, para poder entender a donde se nos pretende llevar.

 

PRIMERO: AUSTRIA-ESPAÑA

 

Es de gran relevancia el poder comparar la situación de ambos países para ver desde que punto parte cada uno.

 

CUADRO COMPARATIVO ACTUAL ENTRE AMBOS PAÍSES.

 

AUSTRIA       ESPAÑA

 

Renta per capita.         45.977 Eu    25.800 Eu

 

Deuda pública.              78%              100%

 

Déficit del PIB.               -2,9               -35,9

 

Tasa de desempleo.      4,8 %             21%

 

S.M.I                             1.996,30 Eu     900 Eu

 

*El SMI en Austria se denomina acuerdo para las mejoras laborales.

Otros datos de interés de Austria seria:

Cesta básica no supera el 10 % del sueldo mensual.

El alquiler medio es de 500 a 600 Eu.

El litro de gasolina 1,20 Eu.

Banda ancha de Internet 25 Eu. Mensuales.

Transporte mensual completo 50 Eu.

IVA general 20%.

El índice medio de este País dentro de la UE es del 123,1% (23,1 % sobre el 100%).

 

Desglose industrial de su economía:

El 57% de 1 a 4 trabajadores ,el 20,9 % de 5 a 9 trabajadores, un 12 % de 10 a 19,un 7% de 20 a 49,un 1,8 % de 50 a 99 y sólo 1,3 % tiene más de 100 trabajadores.

 

SEGUNDO: EN QUE CONSISTE LA MOCHILA AUSTRIACA.

 

La Mochila Austriaca consiste en implantar un único contrato, teóricamente fijo donde las empresas en vez de pagar despidos solo en el momento de efectuarlos, lo que hacen es aportar cada mes un 1,53 % sobre el salario bruto del trabajador a un fondo de capitalización independientemente del contrato que se tenga. Permitiendo al trabajador disponer del mismo en el momento que es despedido ya que no recibirá otro tipo de indemnización, o bien cuando desee crear su propia empresa o dejarlo para que complemente su pensión de jubilación llegado el día.

 

**AUSTRIA: Antes de la implantación de la mochila, no existía indemnización hasta el tercer año de contratación.

 

TERCERO: QUE SUPONDRÍA LA MOCHILA EN ESPAÑA.

 

Primero: la conversión de todos los contratos en únicamente dos ,y que económicamente supondría lo siguiente para los trabajadores.***

 

Trabajador con Contrata Temporal (12 días/año)

 

Contrato 6 meses………………….300 Eu. Indemnización.

 

Con la “mochila”……………………137,7 Eu. Acumulados.

 

Perdida a cargo del trabajador  45,9 %

 

Trabajador en Contrato Indefinido 35 años cotizados, despido:

 

Improcedente………………………………………………….62.136.99 Eu.

 

Cont.Fomento de la contratación indef.Desp.Obj Inmp….35.506,85 Eu.

 

Despido por causas objetivas……………………………….17,753,42 Eu.

 

En todos los casos la mochila acumularía……………..11.245,50 Eu.

 

La pérdida a cargo del trabajador va del 81,90% al 36,66 %

 

***Los cálculos se han realizado siempre sobre un salario bruto de 1.500 Eu/mes-      21.000Eu/año.

 

** Las indemnizaciones actuales, provienen del bolsillo de la empresa, el 1,53 % de la mochila te lo detrae el empresario de tu nomina para ingresarlo en el fondo que él quiera.

 

CONCLUSIÓN:

 

Los empresarios podrán despedir sin coste, acaban con la negociación de los convenios, la antigüedad, o cualquier derecho conseguido hasta ese momento. En España hay tres millones de parados, un ejército para suplir a trabajadoras y trabajadores reivindicativos, simplemente porque dichos parados están sufriendo miseria y precariedad.

 

Segundo, actualmente las Indemnizaciones están exentas de tributar, mientras que la mochila al ir a un fondo de capitalización que es gestionado por fondos privados (bancos, cajas y aseguradoras),el día que el trabajador los necesite, serán considerados como rendimientos de trabajo y como tal, aumentan la base imponible del IRPF provocando que aumenten los impuestos que hay que pagar, actualmente de 0 a 12.450 Eu. se pagan un 19 % de 12.451 Eu. A 20.200 Eu. Se paga un 24 %… y así sucesivamente

 

CONCLUSIÓN:

Aumento de impuestos a los que menos rentas tienen. Imposición doble sobre los Rendimientos del Trabajo.

 

Tercero, al ir a fondos de capitalización privados estarán sometidos a comisiones en función del riesgo del fondo en el cual el empresario los coloque, siendo actualmente las comisiones en el caso de renta fija del 0,85 %,en renta mixta el 1,36 % y el variable 1,5 %,se pierda o se gane.

 

Si la inversión es equivocada el Estado garantizara el cien por cien del capital aportado con los impuestos de todos y todas.

 

CONCLUSIÓN:

El dinero público se traspasa a bolsillos del capital financiero, ellos podrán jugar con nuestros salarios y ganemos o perdamos ellos cobraran igual sus comisiones. Riesgo del capital=0

 

Cuarto, y llegada la jubilación, ¿Qué ocurre?

 

Cuando el trabajador llega a la edad de jubilación y pretenda recuperar la “mochila” tendremos que le han aplicado durante todos los años que ha aportado comisiones por su gestión por lo que lo acumulado ha descendido, ya que actualmente no generaría interesas pues todos los fondos están dando rentabilidad negativa, y que además si desea recuperarlo justo el tratamiento fiscal es exactamente igual que el de un fondo de pensiones privados, así que serán considerados como rendimientos de trabajo y como tal, aumentan la base imponible del IRPF provocando que aumenten los impuestos que hay que pagar, actualmente de 0 a 12.450 Eu. Se pagan un 19 % de 12.451 Eu a 20.200 Eu.se paga un 24 %…y asi sucesivamente.

 

Trabajador que cotizo 35 años acumulo en su “mochila” la cuantía de……11.245,5 Eu.

 

Comisión del 0,85 % (renta fija) tendría realmente en la “mochila”………..9.524,94 Eu.

 

Si decide retirar todo: retención del 19 %……………………………………Rescata 7.715 Eu.

 

O bien una pensión mensual………………………………….de 161 Eu/mes durante dos años.

 

Si igualmente bajamos a la realidad del mercado laboral actual, salarios de miseria y gran temporalidad, y sino recuperamos los derechos laborales, los trabajadores seguiremos largos periodos sin trabajo por lo que nos veremos obligados a recurrir a la “mochila” para poder sobrevivir, dicho rescate antes de la edad de jubilación en Austria se está realizando acosta de perder el 6 %,y además una vez llegada a la jubilación lo único que quedara en la “mochila” es su nombre, acusándosenos de mal ahorradores y llevándonos a pensiones de supervivencia ya que se ha ido desmantelando el Sistema de Seguridad Social publico para fomentar los fondos de capitalización privados.

 

CONCLUSIÓN:

La “mochila austriaca” al igual que el sistema chileno es una fórmula de deterioro en los derechos laborales de la clase trabajadora que alimenta los beneficios de los grandes empresarios, banca y aseguradoras a costa del desgaste del sistema de pensiones.

 

CUARTO: HACIENDO UN PARALELISMO HISTÓRICO.

 

Esta medida que se nos quiere implantar como moderna y novedosa, se parece el inicio de las pensiones llamado entonces retiro obrero.

Hace 100 años se aprobó el retiro obrero y dentro de las medidas las empresas aportaban una cantidad a una cartilla que podría llevar el capital ahorrado de una empresa a otra.

Los mayores de 45 años podían capitalizar cuando llegaban a los 65 años, e incluso heredar dichas cantidades sus familiares. Se gestionaría a través de entes privados que garantizarían un 3,5 % de interés, pudiendo cobrar hasta un 5 % de gestión del capital.

¿Quién patrocino el desarrollo de esto con más ahínco?

Los sindicatos católicos gremiales, que se hicieron gestores de parte del capital.

¿Qué ocurriría cuando un trabajador con cartilla exigía trabajo y el abono del cupón?,

Pues que los empresarios: contrataban al que no tenía cartilla porque le salía más barato.

¿Qué paso con esos capitales?

Pues al igual que nuestra hucha desapareció.

Si hoy se implantase esta “mochila” ¿Quién lo gestionaría?

Los sindicatos y los del IBEX 35.

 

Cuando llegase el momento de la jubilación de esos cientos de miles volverían a pedir un rescate como los banqueros, porque no habría dinero.

La única alternativa es la lucha, la constancia y el estar presente en todas las negociaciones, si queremos tener futuro. Necesitamos una organización de clase  que defienda el presente y el futuro.

 

Fuente:COESPE

100 CUENTOS DE JULIO CORTAZAR Y JORGE LUIS BORGES

Descubre la obra de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, cuentos cortos que puedes leer en línea.

 

Julio Cortázar.

Uno de los mejores cuentistas latinoamericanos y, además, uno de los máximos exponentes del Boom Latinoamericano, creó casi todo lo que los narradores contemporáneos definen como cuento; fue él uno de los grandes cimientos del relato corto contemporáneo y comparaba al cuento con una esfera, “es algo”, decía, “que tiene un ciclo perfecto e implacable”. Algo que empieza y termina satisfactoriamente como la esfera en que ninguna molécula puede estar fuera de sus límites precisos.

Cuentos en Literatura.us

Carta a una señorita en París – Bestiario (1951)

Ómnibus – Bestiario (1951)

Cefalea – Bestiario (1951)

Bestiario – Bestiario (1951)

Circe – Bestiario (1951)

Las puertas del cielo – Bestiario (1951)

No se culpe a nadie – Final del juego (1956)

El río – Final del juego (1956)

La puerta condenada – Final del juego (1956)

Una flor amarilla – Final del juego (1956)

Sobremesa – Final del juego (1956)

La banda – Final del juego (1956)

Los amigos – Final del juego (1956)

El móvil – Final del juego (1956)

El ídolo de las Cícladas – Final del juego (1956)

Relato con un fondo de agua – Final del juego (1956)

Después del almuerzo – Final del juego (1956)

Final del juego – Final del juego (1956)

Cartas de mamá – Las armas secretas (1959)

Las babas del diablo – Las armas secretas (1959)

El perseguidor – Las armas secretas (1959)

Las armas secretas – Las armas secretas (1959)

Los buenos servicios – Las armas secretas (1959)

La salud de los enfermos – Todos los fuegos el fuego (1966)

Reunión – Todos los fuegos el fuego (1966)

Instrucciones para John Howell – Todos los fuegos el fuego (1966)

Todos los fuegos el fuego – Todos los fuegos el fuego (1966)

El otro cielo – Todos los fuegos el fuego (1966)

Queremos tanto a Glenda – Queremos tanto a Glenda (1980)

Anillo de Moebius – Queremos tanto a Glenda (1980)

Orientación de los gatos – Queremos tanto a Glenda (1980)

 

 

Cuentos en Ciudad Seva

Casa tomada – Bestiario (1951)

Lejana – Bestiario (1951)

Las ménades – Final del juego (1956)

La noche boca arriba – Final del juego (1956)

Axolotl – Final del juego (1956)

La isla al mediodía – Todos los fuegos el fuego (1966)

La señorita Cora – Todos los fuegos el fuego (1966)

 

 

 

 

Jorge Luis Borges

Creó con sus ficciones un universo propio, un compendio asombroso de conjeturas, espejos, laberintos, paradojas… Obra imprescindible de la literatura contemporánea, sus cuentos pertenecen a la categoría de las páginas antológicas. Utiliza un singular estilo literario basado en la interpretación de conceptos como los de tiempo, espacio, destino o realidad. La simbología que utiliza remite a los autores que más le influencian -William Shakespeare, Thomas De Quincey, Rudyard Kipling o Joseph Conrad-. A lo largo de toda su producción creó un mundo fantástico, metafísico y totalmente subjetivo. Su obra, exigente con el lector y de no fácil comprensión, ha despertado la admiración de numerosos escritores y críticos literarios de todo el mundo. Describiendo su producción literaria, el propio autor escribió: “No soy ni un pensador ni un moralista, sino sencillamente un hombre de letras que refleja en sus escritos su propia confusión y el respetado sistema de confusiones que llamamos filosofía, en forma de literatura”.

 

 

Cuentos en Ciudad Seva

Tlön, Uqbar, Orbis Tertius – Ficciones (1944)

Las ruinas circulares – Ficciones (1944)

El milagro secreto – Ficciones (1944)

Tres versiones de Judas – Ficciones (1944)

El Sur – Ficciones (1944)

El acercamiento a Almotásim – Ficciones (1944)

La casa de Asterión – El Aleph (1949)

Los dos reyes y los dos laberintos – El Aleph (1949)

La intrusa – El informe de Brodie (1970)

El evangelio según Marcos – El informe de Brodie (1970)

 

Cuentos en Literatura.us

  • La lotería en Babilonia – Ficciones (1944)
  • Examen de la obra de Herbert Quain – Ficciones (1944)
  • La forma de la espada – Ficciones (1944)
  • Tema del traidor y del héroe – Ficciones (1944)
  • La muerte y la brújula – Ficciones (1944)
  • El fin – Ficciones (1944)
  • La secta del Fénix – Ficciones (1944)
  • Pierre Menard, autor del Quijote – Ficciones (1944)
  • La biblioteca de Babel – Ficciones (1944)
  • El jardín de senderos que se bifurcan – Ficciones (1944)
  • Funes el memorioso – Ficciones (1944)
  • El inmortal – El Aleph (1949)
  • Los teólogos – El Aleph (1949)
  • Historia del guerrero y la cautiva – El Aleph (1949)
  • Biografía de Tadeo Isidoro Cruz (1829-1874) – El Aleph (1949)
  • La otra muerte – El Aleph (1949)
  • Deutsches Requiem – El Aleph (1949)
  • El Zahir – El Aleph (1949)
  • La escritura del Dios – El Aleph (1949)
  • El hombre en el umbral – El Aleph (1949)
  • Emma Zunz – El Aleph (1949)
  • El Aleph – El Aleph (1949)
  • La Espera – El Aleph (1949)
  • Historia de Rosendo Juárez – El informe de Brodie (1970)
  • Juan Muraña – El informe de Brodie (1970)
  • El informe de Brodie – El informe de Brodie (1970)

Cuentos en Archivos Borges

  • Abenjacán el Bojarí, muerto en su laberinto – El Aleph (1949)
  • La busca de Averroes – El Aleph (1949)
  • El indigno – El informe de Brodie (197
  • El encuentro – El informe de Brodie (1970)
  • La señora mayor – El informe de Brodie (1970)
  • El duelo – El informe de Brodie (1970)
  • El otro duelo – El informe de Brodie (1970)
  • El Congreso – El libro de arena (1975)
  • La noche de los dones– El libro de arena (1975)
  • El soborno – El libro de arena (1975)
  • Avelino Arredondo – El libro de arena (1975)

Cuentos en Narrativa Breve

  • El muerto – El Aleph (1949)
  • El espejo y la máscara – El libro de arena (1975)
  • El libro de arena – El libro de arena (1975)

Cuentos en Letras Perdidas

  • Undr – El libro de arena (1975)
  • Ulrica – El libro de arena (1975)

Otras páginas

 

Ahora que conoces la obra de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, cuentos que se han convertido en clásicos del relato corto, descubre también:
Las mejores frases de Julio Cortázar
12 extraordinarios cuentos de Julio Cortázar que puedes leer en línea
Datos que no conocías de Julio Cortázar