GUIA PARA DETERMINAR LA PENSION DE VIUEDAD,y no perderse.

 

  • PAUTAS PARA CALCULAR LA CUANTÍA DE CADA PENSIÓN DE VIUDEDAD

DISPONER DEL DESGLOSE DE LA PENSIÓN DE JULIO:

  • Pensión total= Pensión Seguridad Social + Complemento a mínimos + Complemento de maternidad si lo hubiera.
    • Pensión S.S. = Pensión Seguridad Social sin complemento a mínimos.
    • Complemento a mínimos = Cantidad con la que se complementa la pensión de la S.S. para que alcance la pensión mínima y cuyo máximo en 2018 asciende a 380,10 €, para las pensiones nuevas a partir de 1 de enero de 2013, y sin límite para las anteriores a esa fecha.
    • Pensión mínima = Pensión S.S. + Complemento a mínimos. Varía según la edad. Los pensionistas posteriores al 1 de enero de 2013 pueden no llegar a la mínima.
    • Complemento de maternidad. Para nuevas pensionistas a partir de 1 de enero de 2016, cantidad porcentual que se añade a la pensión de las mujeres que han tenido dos o más hijos No se absorbe por el complemento a mínimos.

Para madres con dos hijos 5%, 10% con 3 y 15% con 4 o más, de la pensión sin complementos a mínimos.

    • Pensiones mínimas viudedad 2018: Mayores de 65 años. 656,9 €. Entre de 60 y 65 años, 614,15 €. Menor de 60 años 497,6 €.

 

SUPUESTOS EN FUNCIÓN DE LA SITUACIÓN ACTUAL

  • PENSIONISTAS MENORES DE 65 AÑOS

 

1.- Si la pensión es inferior a la mínima (con complemento a mínimos):

  1. Pensionista anterior al 1 de enero de 2013

Formula: Pensión Total = Pensión de la S.S. de julio + el 1,35 % de incremento + complemento a mínimos = Pensión mínima según edad.

  1. Pensionistades de el1de enerode 2013

El complemento a mínimos tiene un tope, la Pensión No Contributiva. En 2018 es de 380,10 €.

Formula: Pensión Total = (Pensión de la S.S. de julio + el 1,35 % de incremento + complemento de 380,10 €). La pensión puede ser inferior a la mínima.

  1. Pensionista a partir del 1 de enero de 2016 y dos o más hijos.

Formula: Pensión total = Pensión S.S. de julio + el 1,35 % de incremento + Complemento a mínimos, el necesario para llegar a la pensión mínima, con el límite de 380,10 € + Complemento de maternidad.

 

2.- Si la pensión es superior a la mínima. No hay complemento a mínimos.

Formula: Pensión total = Pensión S.S. + el 1,35 % de incremento + Complemento de maternidad.

Además de lo anterior

 

  • PENSIONISTAS MAYORES DE 65 AÑOS

 

REQUISITOS PARA LA NUEVA PENSION DE VIUDEDAD DEL 56% DE LA BASE REGULADORA

  1. Solo para mayores de 65 años.
  2. Que no cobren otra pensión pública (española o de país extranjero)
  3. Que no tengan otros ingresos por trabajo, de capital u otras rentas en cuantía superior a 7.347,99 € año. (IRPF, rendimientos referidos al ejercicio año anterior).

*NOTA IMPORTANTE

La pérdida de alguno de estos 2 últimos requisitos da lugar a la pérdida de estos aumentos y volver al 52%.

 

EN FUNCION DE LA SITUACION PERSONAL

  1. Pensionista por encima de la pensión mínima de 656,9 €.
    1. A partir del 1-8-2018 se aplicará un incremento del 7,69 % de la Pensión S.S. actualizada con un incremento del 1,35 %.

Formula= Pensión total= (Pensión de la S.S. de julio + el 1,35 % de incremento) + el 7,69% de la suma anterior.

1.2 Incremento a partir del 1-1-2019 se aplicará un incremento de 4 puntos (56% al 60%) a la Base Reguladora de la pensión (subida de 7,14 % sobre la pensión a 31 de diciembre de 2018)

Formula= Pensión total= Pensión de la S.S. de diciembre + el 7,14%.

 

  1. Pensionista con pensión mínima 656,90 € y el complemento a mínimos superior a 47 €. Incremento pensión S.S. el 7,69 % y reducción del complemento a mínimos en la misma cantidad que suba la pensión S.S. La pensión total no varía 656,90 €.

 

  1. Pensionista con el complemento a mínimos inferior a 47 €.

Incremento pensión S.S. el 7,69 % y reducción del complemento a mínimos en la misma cantidad que suba la pensión S.S. Hasta quedar a 0 €. La pensión superará los 656,90 €.

 

* Lo mismo se repite a 31 de diciembre de 2018 pero con incremento del 7,14%.

Complemento de maternidad. En todos los casos anteriores incremento del 7,69 %

 

  1. Pensionista con cargas familiares (737,60 € en 2017 ó 739,50 € hasta julio 2018, en agosto será de 759,90 €)

 

* No procede mientras se mantenga en el 70% por cargas familiares. Si cambia la situación familiar, cuando cumpla los 65 años debe pedir que le apliquen el 56%. o el 60% según corresponda.

 

ANEXO PARA PERSONAS SEPARADAS Y DIVORCIADAS

 

  1. Personas separadas y/o divorciadas con sentencia firme antes del 1-1-2008
    1. Menor de 65 años y sin pensión compensatoria. La pensión no varía al no alcanzar la edad mínima 65 años.
    1. Mayor de 65 años y sin pensión compensatoria y un cónyuge superviviente.

Su pensión se calcula según la GUIA.

    1. Mayor de 65 años y sin pensión compensatoria y más de un cónyuge superviviente.

La pensión se dividirá entre los cónyuges supervivientes y en función de su edad física, se le aplicará solo a la persona mayor de 65 años.

      1. Mayores de 65 años. Más de una pensión de viudedad.
        1. Se realizará el nuevo cálculo de la pensión de la S.S. + los complementos a mínimos + el Complemento de maternidad si lo hay, como está en LA GUIA. (Apartado mayores de 65 años.)
        2. Se asigna a la persona viuda mayor de 65 años, el porcentaje de la pensión y del complemento a mínimos que la S.S. le asignó sobre el total de la pensión.
        3. El complemento por maternidad es personal e independiente del número de pensionistas viudas que dejó el difunto y se le aplicará el 7,69 % en agosto de 2018 y el 7,14 en enero de 2019.
  1. Personas separadas y/o divorciadas con sentencia firme posterior al 1-1-2008
    1. Menores de 65 años.

Se mantendrá la pensión que viniera percibiendo y su complemento. No se ajustará al nuevo reparto hasta cumplir los 65 años.

    1. Mayores de 65 años y con pensión compensatoria y en el máximo de lo estipulado para la pensión compensatoria actualizada.

No procede la actualización del 7,69%.

    1. Mayores de 65 años y con pensión compensatoria y sin el máximo de lo estipulado para la pensión compensatoria actualizada.

Se aplicará la actualización según LA GUIA y hasta alcanzar el tope de la pensión compensatoria actualizada.

Si hay complemento de maternidad, se actualizarán sus cuantías en los porcentajes del 5%, 10% ó 15% sobre la nueva pensión sin complemento a mínimos.

3.- Mayores de 65 años, cónyuge superviviente y separado/a o divorciado/a.

Procede la actualización de la pensión de acuerdo con la GUIA.

A cada persona viuda se le seguirá aplicando el porcentaje estipulado por la Seguridad Social al conceder la pensión de viudedad.

4.- Caso de existir menores de 65 años.

Su porcentaje de pensión se hará sobre la pensión calculada para menores de 65

años.

NOTA:

IMPORTANTE. Según Sentencia del TS 386/2017 de 11 de octubre de 2017 cuando la viuda con pensión compensatoria llega al límite de su pensión en el reparto, la otra viuda puede pedir el incremento de su complemento a mínimos hasta el límite de este por la cantidad no percibida por la anterior.

Que al ser la petición anual puede pedirla ahora, ya que la Sentencia es de octubre de 2017 y los complementos se pueden pedir en cualquier momento.

 

NOTA: Para todas las pensionistas.

  • Hay que solicitar al INSS la subida del 56%, si de oficio no lo ha hecho la S.S. en el mes de agosto.
  • Pedir cita previa en un CAISS cercano al domicilio (901 10 65 70) o por internet https://loentiendo.com/solicitar-cita-previa-inss-seguridad-social/
  • Hay que recibir una carta de la Seguridad Social (I.N.S.S.) con la actualización, comprueben con la anterior. Y si no la reciben pidan cita para solicitarla.

Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones

Comisión Legal Estatal

25 de Agosto de 2.018  

(Ley 6/2018 de 3 julio de PGE, Ley 27/2011 de 1 de agosto y Real Decreto 900/2018 de 20 de julio).

 

EL RENACER DEL FASCISMO EN EL ESTADO ESPAÑOL

“Ningún gobierno lucha en contra del fascismo para destruirlo. Normalmente lo intentan mantener más o menos controlado cuando le conviene, pero cuando la burguesía ve que el poder se le escapa de las manos, alza la bandera del fascismo para mantener sus privilegios y aplastar cualquier disidencia.

El contexto europeo del fascismo

El fantasma del resurgir de los totalitarismos fascistas, nazis y franquistas con su lenguaje actualizado racista, antiinmigrante, xenófobo e islamófobo lleva décadas en Europa y en los últimos tiempos viene cobrando un impulso preocupante. Los fascistas obtienen cada vez mejores resultados electorales y, aunque sólo en contadas ocasiones forman parte de Gobiernos, su presencia política y su actividad pública tienen una creciente influencia.

El fascismo europeo agita banderas nacionales y racistas como un elemento divulgador de sus premisas. Y a ello se une el clasismo utilizado como arma, pobres contra pobres en una guerra global. El fracaso evidente de la política tradicional se vuelve contra ella en forma de extremismos de ultraderecha.

No reconocemos a los fascismos por sus ideas, pues no tienen ninguna, pero sí por sus acciones y su práctica política, nutrida de resentimiento, miedo e ira. El fascismo incita a la violencia, ensalza el materialismo más rastrero, se escuda en la xenofobia y odia la vida intelectual. El fascismo alimenta los peores sentimientos de las personas, movilizando la ignorancia y los prejuicios, alimentándolos y halagándolos. Europa no se enfrenta a una amenaza del populismo, sino a la del fascismo.

De estas fuentes envenenadas se alimentan movimientos como el UKIP en Gran Bretaña, AMANECER DORADO en Grecia, el NSU en Alemania y Austria, el JOBBYK en Hungría, el RENOUVEAU FRANÇAIS y el FRONT NATIONAL en Francia, etc. Todos ellos y muchos más similares son la cara actualizada de fascismos y nazismos en el Viejo Continente.

Sin embargo, la idea de que el fascismo y el racismo en Europa sólo tienen que ver con estos grupos no pasa de ser una estrategia para encubrir y negar el racismo y cierto totalitarismo mantenido por la Unión Europea, sus estados miembros y todos sus organismos. Esta estrategia es utilizada para intentar invisibilidad el carácter racista y excluyente de la Europa blanca y contemporánea, una identidad que se autodenomina como “democrática”, pero que en realidad se utiliza para legitimar el uso de la violencia contra aquellos pueblos del sur y contra las comunidades migrantes y racializadas, a las cuales se acusa de no poseer esas características que se atribuye a sí misma la identidad europea actual. Así, la UE, sus instituciones, sus medios políticos, sus estados miembros, sus ideólogos y gran parte de su ciudadanía, tienen la responsabilidad de haber construido y reforzado las estructuras del racismo institucional y social que le ha servido a la ultraderecha para escalar cotas de poder.

La farsa de la Transición como caldo de cultivo del fascismo español

Una vez concluida la Segunda Guerra Mundial los fascismos y nazismos fueron perseguidos y destruidos en gran parte. Se produjeron fusilamientos, depuraciones y ofensivas para extirpar el fenómeno nazi-fascista.

¿Por qué no ocurrió lo mismo en España? Sencillamente porque aquí el fascismo bajo su forma franquista, ganó la guerra contra la democracia. Fue el único fascismo sobreviviente del conflicto bélico, y después del final el régimen fascista español fue tolerado por los aliados vencedores al considerarlo un activo en la lucha contra el comunismo. Así pervivió este fascismo sin apenas problemas. Y tuvo mucho tiempo para afianzarse y para ello se basó en una ideología totalitaria, el llamado nacional-catolicismo, o franquismo, disfraces semánticos para definir una forma de fascismo. Esta ideología afectaba a la totalidad de la sociedad, invadiendo incluso las esferas más íntimas de los individuos, que incluía desde el comportamiento sexual, al idioma y cultura en la que estaba obligado expresarse. Se imponían toda una serie de normas de comportamiento y de pensamiento; era el régimen donde todo lo que no estaba prohibido, era obligatorio. Igualmente se impuso un nacionalismo español extremo, de carácter fascista y racista, sumamente excluyente; todo lo que no fuese España era considerado anti-España, y por lo tanto reprimido y eliminado.

Este fascismo siempre estuvo y está intrínsecamente unido a la Iglesia Católica, una de las más totalitarias y retrógradas del mundo. No es que la Iglesia apoyara la dictadura, sino que era un componente claro y decisivo de ella. La hipocresía de la Iglesia negando esta vergonzosa realidad es inmoral e intolerable.

Asimismo la represión genocida fue una de las mayores, con centenares de miles de personas asesinadas por el régimen fascista una vez concluida la guerra, siendo hoy en día el estado español el segundo país del mundo (después de Camboya) con más fusilados y desaparecidos del mundo.

El fascismo español fue, en realidad, uno de los regímenes con una ideología más totalitaria y criminal que hayan existido en Europa.

El verdadero problema, es que una vez muerto Franco, se perdió la oportunidad de acabar con su régimen. Eso se explica, en parte, porque cuarenta años de dictadura fascista, seguidos de treinta y muchos de democracia “tutelada”, enormemente supervisada por la Monarquía franquista y el Ejército, han imposibilitado el cambio profundo del fascismo. En este sentido la llamada Transición fue una farsa, cambiar algo para que en el fondo nada cambiase.

La Transición fue debida al empeño de un sector del fascismo franquista para erigirse en vértice de todos los acuerdos de cara a seguir preservando los intereses y privilegios de la clase dictatorial. Los cambios sólo deberían ser cosméticos y semánticos. Así fue como el proceso de reforma se convirtió en una exaltación del famoso “consenso”, que no fue más que un reparto de cromos y una preservación de intereses y prebendas. Y todo ello se hizo con la connivencia de las fuerzas antifranquistas de casi toda la izquierda que se desembarazó de sus ideales revolucionarios y de sus convicciones para pasarse a la moderación calculada para encajar mejor en el reparto del pastel.

Durante la Transición, la exaltación del consenso obligatorio de la clase fascista envenenó todo el proceso desde el comienzo. Y es que el fetiche del consenso iba a permitir silenciar todas aquellas luchas que desde los márgenes de la legalidad o completamente fuera de ella, no se resignaban a aceptar un proceso de reforma tutelado por los grandes jerarcas de la dictadura fascista. Todas estas fuerzas que se atrevieron a mantenerse al margen de la farsa de la transición y el consenso fueron descalificadas como extremistas e insensatas, cuando no perseguidas y diezmadas.

A pesar de toda la literatura vertida, la Transición nunca fue capaz de desatar un gran entusiasmo popular. Si bien es verdad que las primeras elecciones formalmente democráticas fueron objeto de una euforia democrática y la celebración de las libertades, no tardó en llegar a la desconfianza, el desconcierto y la apatía. Pronto se llegó a un sentimiento de haber sido traicionados por una nueva clase política que seguía con sus métodos fascistas puestos al día. El fervor democrático fue dejando paso a una sensación general de incomprensión y cansancio que la prensa bautizó como desencanto.

Lo cierto es que siempre hubo motivos sobrados para desconfiar de la transición. En primer lugar porque el rey educado bajo los principios fascistas, nunca renegaba ni renegó de ellos. En segundo lugar, porque el control del país nunca dejó de estar en manos de los altos mandos franquistas, compartiendo el poder con los “moderados” socialistas. En tercer lugar porque la tutela que impusieron las fuerzas armadas impidió en la práctica un debate público en igualdad de condiciones. De la noche a la mañana, los mismos que habían sostenido una dictadura sangrienta y asesina hasta los últimos día de vida de Franco, aparecían ahora como garantes del proceso democrático; se habían acostado una noche franquistas, y se habían despertado al día siguiente, demócratas.

La Transición permitió a los cargos fascistas perpetuarse en sus puestos con todos sus privilegios y sin tener que rendir cuentas de sus delitos. Los mismos militares fascistas siguieron en sus puestos, y permanecieron también los mismos mandos policiales que todavía entonces sembraban el pánico en las calles, que habían asesinado a disidentes, que habían torturado en oscuros calabozos. Siguieron también en sus puestos los mismos jueces artífices de tantos juicios sumarísimos, de tantos silencios sobre torturas, de tantos fusilamientos. La jurisprudencia actual, o al menos la mayor parte de ella es la que procede de los jueces fascistas. Los grandes grupos empresariales y de los medios de comunicación continúan intactos. Las mismas grandes fortunas que engordaron robando bajo el régimen más corrupto de Occidente, continúan todavía hoy al amparo del parlamentarismo constitucional. Y nadie se metió ni entonces ni ahora con la poderosa Iglesia.

Además, la Transición fue un baño de sangre, el régimen asesinó por medio de sus policías y guardias civiles a 600 antifascistas de diversas organizaciones y a otros que no pertenecían a ninguna organización. Los presos políticos se contaban por decenas de millares, siendo torturados muchísimos de ellos

En esta farsa de la transición, la oposición antifranquista pasó de ser un convidado pobre al banquete, a aliarse en la práctica a las políticas del neo-fascismo. La traición de la mayoría de la izquierda a sus ideales y a las clases populares, es una de las páginas más vergonzosa de la historia de este país.


El fascismo actual en el Estado Español

En este país, el más desigual e injusto de Europa, hace mucho tiempo que el Estado perdió la poca soberanía que le quedaba, gobernando únicamente para los mercados financieros y sus propios intereses y los de la clase social que lo apoya. La actual democracia de masas está completamente vacía y halaga los peores instintos de la sociedad. Una banda de políticos, empresarios y banqueros, con las herramientas de la Justicia, la Policía y la Iglesia han secuestrado lo que podría haber de democrático en este país y están llevando una vuelta al fascismo para privar a la sociedad de sus derechos.

Ya hace décadas que con los varios gobiernos del PP y la complicidad del PSOE y CS,s venimos sufriendo a un Estado represor que cada vez más recurre al fascismo de los muchos franquistas que nunca se fueron. El aumento del fascismo y el nazismo en el estado parece imparable y aumenta sin cesar, siendo que el PP y Ciudadanos lo estimulan y manipulan, y la supuesta izquierda no se atreve a oponerse. La impunidad con la que actúan los nazi-fascistas es alarmante, pero ni el estado ni los medios hacen nada para remediarlo, más bien todo lo contrario.

Esto se comprende muy bien en el PP que es como el escorpión de la fábula, siempre le sale su carácter franquista aunque lo fastidie todo. Este partido nunca ha creído en la democracia, diga lo que diga, a nada que tenga oportunidad hace lo que le dicta su ADN franquista, pervertir las herramientas de la libertad para oprimir y robar. Por mucho que trate de defenderse, el PP es un partido defensor del fascismo y el franquismo. Las pruebas no dejan lugar a dudas. Y lo mismo ocurre con la monarquía, que heredera del franquismo, sigue sin desacreditar a su mentor.

Peor es el caso del PSOE que no sólo también es cómplice de estas derivas de fascismo, sino que lo fomenta al realizar las mismas políticas economicistas del PP. A lo largo de sus años en el poder jamás ha hecho ninguna política verdaderamente social y, desde luego, nunca se ha propuesta siquiera frenar el auge de estos extremismos, son la socialdemocracia capitalista más cobarde y pusilánime de nuestra historia.

Vivimos en un estado represor de los derechos y libertades fundamentales, un estado autoritario en el cual no existe la separación de poderes ni verdaderas garantías democráticas; todo ello con la casi totalidad de los medios vendidos al poder, y con el apoyo total de empresarios, iglesia y fuerzas armadas.

Durante un tiempo los medios decían que a diferencia del resto de Europa, en el Estado español había grupos neonazis y fascistas, pero que eran minoritarios y no tenían un poder verdadero. En realidad lo que ocurría y ocurre es que la extrema derecha formaba y forma parte del PP, el partido incorporó desde el principio el franquismo ideológico dentro de él. El PP y sus derivados como Ciudadanos, Vox, etc., lo han incorporado sutilmente a sus postulados.

Lo que ocurrió es que mientras no fue necesario se acallaron las bandas fascistas, pero desde la gran crisis económica y social los diferentes gobiernos de la derecha han resucitado el monstruo de formas diferentes aunque complementarias.

Por un lado, cada vez que se necesita, como en la crisis de Catalunya, se vuelve a echar mano de las bandas fascistas como antes y se las deja actuar impunemente en sus ataques callejeros. Se les garantiza, en la práctica, una total impunidad. Es más, de forma periódica se les estimula con declaraciones de los más fascistas miembros del aparato del PP. Así, de forma periódica, se desatan las furias de los descerebrados fascistas, en muchos casos auténticos terroristas, armados de banderas rojigualdas y barras de hierro, gesticulando y amenazando como locos peligrosos.

Por otro lado, desde los gobiernos de Rajoy se ensalza públicamente el fascismo, y se permite la apología de la dictadura. Para el PP la única memoria histórica es la franquista. Los fusilados y asesinados por el fascismo, los represaliados y asesinados por el terrorismo de Estado (entre ellos el dirigido por el PSOE) jamás han sido reconocidos ni rehabilitados.

Y por último, una vez reivindicado el fascismo con descaro, los distintos gobiernos del PP instauran medidas tendentes a convertir el estado en uno totalitario con grandes rasgos fascistas. La llamada “Ley Mordaza” criminaliza las ideas, la libertad de expresión, censura los medios que no son afines, se persigue a artistas, cómicos, a la ciudadanía disidente de todo tipo y condición. Se cerraron periódicos, se censuran libros, en definitiva, se criminaliza cualquier tipo de denuncia de la continuidad del franquismo y la colaboración de gran parte de la izquierda en ello. Es el reavivamiento del fascismo que nunca nos dejó.

El PP cuenta para esta vuelta a rasgos dictatoriales con la Justicia más vendida, retrógrada e ineficaz de Europa, unos jueces que representan lo peor del patriarcado y del orden fascista.

Cuenta con muchas simpatías en las fuerzas armadas, en la Iglesia, en el tejido empresarial y en el universitario. Y desde luego con los medios, pudiendo decir que, salvo honrosas excepciones, tenemos la peor prensa europea, la más manipuladora, comprada por el poder sin casi excepciones. Tenemos una dictadura mediática que no permite la diversidad ideológica que debería estar presente en una democracia de verdad.

Si una de las características de los regímenes totalitarios es la de perseguir, detener, juzgar sin garantías, ejerciendo la venganza y no la justicia, encarcelar a personas por sus ideas políticas, el proteger la tortura y a los torturadores, en suma atacar a cualquier disidencia política, cultural, mediática o social, entonces estamos en un Estado con clara tendencia autoritaria.

No obstante en este proceso totalitario hay modificaciones que hacen más difícil el combatirlo. Aquí, los dictadores reprimen disfrazados de demócratas. Aquí la Justicia actúa contra el pueblo bajo apariencias legales. Aquí no se fusila pero se lleva a la miseria a la mayor parte de la población, condenándola a sobrevivir a duras penas. Acaso ¿no estamos viviendo un paulatino golpe de estado fascista, cuando se apoya descaradamente a los poderosos y corruptos de toda índole mientras se macha y oprime a los más necesitados?

Cada día que pasa los diversos gobiernos empeoran más y más la situación de las clases populares. Quieren tener al pueblo sumiso, temeroso y manipulado, para seguir haciendo todo lo que exigen los poderes económicos, las mafias que dominan este país. Tanto derecha como izquierdas, salvo excepciones en este último caso, se han convertido en bestias negras que acaban con la moral y hasta con la vida de tantas personas, sin sentir el más mínimo remordimiento por ello. Hemos padecido gobiernos muy malos, pero los últimos de la derecha han desbordado la previsiones más pesimistas, empeorando la ya deteriorada convivencia de esta sociedad, día a día.

Y lo peor de todo, salvo ciertos sectores sociales, el pueblo cada vez más oprimido, participa gustoso de la farsa o del drama, según se mire. El pueblo, en su inmensa mayoría, idiotizado, manipulado, alimentado desde el sistema en sus más bajos instintos, alaba a los dictadores de la económioa y se niega a considerarse oprimido. El pueblo camina como rebaño de ovejas sumisas al corral que se le destina; el matadero se reserva a las ovejas negras, valientes, que se enfrentan a sus pastores.

 

VICTORÍA PORTAS ,nos habla de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistiema Público de Pensiones

Victoria Portas Mariño (Pontevedra, 1976), experta en Relaciones Laborales, compagina su trabajo de Asesoría Laboral y de Seguridad Social con sus actuales funciones como portavoz de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (CEDSPP), como colaboradora de la Federación de Sindicatos Mundial (FSM) y como miembro del Movimiento Gallego en Defensa de las Pensiones (MODEPEN). A pesar de su juventud, tiene tras de sí una larga trayectoria como activista social desde el año 2000 en actividades de asesoramiento a emigrantes retornados (presidenta de la Asociación Galega de Emigrantes Retornados entre 2006 y 2009) y de gestión y administración en temas de Seguridad Social Internacional y en otros de índole laboral en la Confederación Intersindical Galega.

Por mi parte, como empleado público de la Seguridad Social desde hace más de 25 años (12 años en la TGSS y 14 en el INSS), puedo afirmar que he comprobado de primera mano las consecuencias de los diferentes recortes de derechos en las prestaciones de la S. S. a los ciudadanos (sobre todo en los últimos años debido a las reformas de las pensiones en 2011-PSOE y 2013-PP). Pero, sobre todo he podido vivir los efectos de los recortes a los empleados públicos de la Administración General del Estado en temas salariales, así como la progresiva disminución de las plantillas de trabajadores de la Seguridad Social (INSS, TGSS, ISM, …). Esto último, además de provocar en los últimos años el cierre de varias oficinas de atención a los ciudadanos en el territorio nacional, también está aumentando considerablemente las cargas de trabajo y responsabilidad entre los trabajadores de la menguante plantilla de la S.S. Además, la elevada pérdida de efectivos de la S.S. en los últimos años, sobre todo por jubilaciones, hace que la calidad de los servicios a los ciudadanos también vaya disminuyendo. Según datos de la Subdirección General de Recursos Humanos del INSS, el número de funcionarios de dicha Entidad Gestora en diciembre de 2010 era de 11.764 y en diciembre de 2016 era de 10.687 (1.077 funcionarios menos en 6 años). Pero, si no se remedia antes, la estimación de pérdida de efectivos en el INSS en los próximos 4 años será mucho mayor (2.358 funcionarios menos, aprox., para diciembre de 2020), por la elevada edad media de sus funcionarios, muy próximos en gran número a la edad de jubilación.

El crecimiento y expansión del reciente movimiento social de las plataformas ciudadanas y asociaciones en defensa de las pensiones públicas es el resultado de la creciente preocupación de los pensionistas actuales y del futuro para preservar y garantizar el derecho fundamental a una pensión digna

Está claro que el Sistema Público de Pensiones español necesita de una reforma que lo mejore a nivel de sostenibilidad presente y futura en cuanto al derecho de acceso y al mantenimiento de unas prestaciones y pensiones dignas dentro del actual sistema de reparto, frente a unos intereses privados que presionan en sentido contrario para desacreditarlo y cercenarlo pretendiendo conseguir sus especulativos propósitos de ganancias con los planes de pensiones privados, conduciéndolo por tanto hacia lo que sería un sistema de pensiones mixto o de capitalización que, como sabemos por experiencia de otros países del mundo que los han implantado, no funciona. Pero también es necesario que las Entidades Gestoras (INSS, ISM, SEPE,…) y Servicios Comunes (TGSS) de la S.S. estén presentes en todo el territorio nacional con una dotación suficiente de empleados públicos y con un funcionamiento eficaz y fácilmente accesible para los ciudadanos.

Por tales motivos, el crecimiento y expansión del reciente movimiento social de las plataformas ciudadanas y asociaciones en defensa de las pensiones públicas, coordinadas en su gran mayoría por la Coordinadora Estatal de la que es portavoz Victoria Portas, es el resultado de la creciente preocupación no solo de los más de nueve millones de pensionistas actuales, sino de los muchos más que lo serán en el futuro, para preservar y garantizar el derecho fundamental a una pensión digna. Así lo contempla la Constitución Española en su artículo 50: “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”. Pasemos ahora a la entrevista.

Manuel: ¿Cuándo y porqué empezó el movimiento social de las plataformas ciudadanas para la defensa del Sistema Público de Pensiones?

Victoria: Hay comunidades donde el movimiento asociativo en defensa de las pensiones públicas lleva funcionando más de cinco años, como pueden ser Cataluña y Canarias, a raíz de las últimas reformas sobre pensiones en 2011 del PSOE y en 2013 del PP. Sin embargo, venimos observando que se está produciendo una fuerte expansión y crecimiento de este movimiento social por toda España desde hace poco más de un año.Las plataformas las componen fundamentalmente grupos de ciudadanos, muchos de ellos provenientes del mundo sindical, con cierta experiencia en comités de empresa, pero que en la actualidad ya no forman parte de ellos, o también militantes de base de partidos políticos o simplemente ciudadanos de a pie y todos ellos unidos por un interés común, la defensa de unas pensiones dignas y muy concienciados por la grave situación que actualmente atraviesa el Sistema Público de Pensiones.

¿Y cuándo apareció la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (CEDSPP)?
En Galicia se pusieron en contacto conmigo en el año 2016 para que colaborara en la legalización del Movimiento Gallego en Defensa de las Pensiones, al que pertenezco desde entonces. A partir de ahí y tras las noticias que recibíamos de la creación de otros movimientos similares en el territorio español, a sabiendas de que las competencias en Seguridad Social son estatales, participamos en una reunión en Madrid el 10 de septiembre del 2016 con otros colectivos de diferentes partes de España, donde también se invitó a todo tipo de organizaciones sociales y sindicatos. Finalmente se tomó la decisión de crear la Coordinadora Estatal como una organización apartidista de ámbito nacional que permita formar parte de ella a cuantos colectivos sociales, sindicales y políticos apoyen nuestra Tabla Reivindicativa en todos sus puntos y demandas, admitiendo también todo tipo de colaboración que pueda llegar por parte de personas o grupos de personas que apoyen nuestra Tabla.

Esta Coordinadora Estatal asume el compromiso de realizar un debate profundo a corto plazo sobre el Sistema Público de Pensiones de la Seguridad Social, con la participación imprescindible y necesaria de todas las organizaciones de trabajadores y de pensionistas como paso previo a las propuestas de mejoras que puedan dar lugar a una nueva legislación que garantice el Sistema Público de Pensiones a corto, medio y largo plazo con prestaciones dignas.
En las reuniones iniciales de la Coordinadora se consiguió dar un gran paso al concretarse nuestras demandas y reivindicaciones en un manifiesto que así las recoge, habiéndose logrado con el transcurso del tiempo un grupo coordinador cada vez más sólido, con una mayor capacidad organizativa, que ha ido creciendo continuamente en cuanto a representación territorial y al que, además, se le ha provisto de unas normas de funcionamiento aprobadas por unanimidad.

Actualmente, ¿en cuántas provincias y comunidades autónomas existen plataformas que defiendan las pensiones públicas y cuántas de ellas están asociadas a la CEDSPP?
En la reunión de Madrid de septiembre del 2016, la Coordinadora se creó con asociaciones y plataformas de las CCAA de Galicia, Madrid, Cataluña, Baleares, Canarias, Andalucía, Valencia y Murcia. Poco tiempo después, estos colectivos fueron creciendo dentro de las CCAA mencionadas, añadiéndose posteriormente Asturias e iniciándose más recientemente contactos con plataformas y asociaciones de Castilla la Mancha, Castilla y León, Aragón y Extremadura. Y con la Plataforma Vasca en Defensa de las Pensiones tenemos también frecuentes contactos y muy buena relación.
En poco más de un año de existencia hemos avanzado muchísimo y creemos que en el próximo año tendremos la representación de todas las Comunidades Autónomas y de la gran mayoría de provincias de España.

¿De qué modo se organizan las plataformas ciudadanas y la propia Coordinadora Estatal? ¿y cuáles son las funciones de ésta última?
Esta es una organización totalmente asamblearia, donde los territorios disponen de absoluta autonomía. Debemos recordar que vivimos en un país muy diverso donde cada asociación o plataforma de cada región o provincia puede organizarse y gestionarse con diferentes criterios que generan disimilitudes entre ellas.
Aparte de esas diferencias, obviamente tenemos muchísimos puntos comunes que es lo que nosotros agrupamos en un documento o manifiesto que denominamos “Tabla Reivindicativa” que es el documento matriz de la Coordinadora, digamos que los principios por los que nos regimos y que nos aglutinan.
Así que, para formar parte de la Coordinadora Estatal, todos los colectivos y movimientos ciudadanos, sociales y civiles, deberán compartir y defender la Tabla Reivindicativa de la que nos hemos dotado en Asambleas Generales Estatales realizadas en su día.

¿Cuáles son las principales reivindicaciones de las plataformas ciudadanas? ¿Las recogen todas la Coordinadora Estatal en su Tabla Reivindicativa?
Cada plataforma local o regional tiene su propio manifiesto o tabla reivindicativa para la defensa de los derechos de los pensionistas, pero también para la defensa de otros derechos no necesariamente relacionados con las prestaciones de la Seguridad Social. Por tanto, la Coordinadora Estatal, trata de recoger la mayoría de reivindicaciones de todas ellas dividiéndolas en tres bloques:

En el bloque legal:
1. Recoger las pensiones como un derecho constitucional con inclusión de las mismas en los Presupuestos Generales del Estado.
2. Restablecer la jubilación ordinaria a los 65 años de edad.
3. Jubilación anticipada sin penalizar, es decir, 100% de la base reguladora con 40 o más años cotizados.
4. Recuperación del subsidio para mayores de 52 años.
5. Integración de los regímenes especiales en todos sus campos.

En el bloque económico:
1. Pensión mínima de 1080€ que garantice con dignidad la vida en relación a criterios de la Carta Social Europea.
2. Revalorización automática de las pensiones en relación al IPC real.
3. Recuperación económica de lo perdido por los pensionistas desde 2011.

Y en el bloque social:
1. Homologación de las prestaciones a niveles europeos.
2. Modificación del tope mínimo en caso de doble pagador.
3. Reducción hasta la desaparición de la brecha de género en las pensiones.
4. Pleno e inmediato funcionamiento de la Ley de Dependencia.
5. Eliminación de todo tipo de copago y restablecimiento de los derechos sanitarios.
6. Garantía de los suministros básicos como son la energía, el agua y el transporte.
7. Defensa de los Derechos Humanos.

¿Hay más propuestas o reivindicaciones pendientes de ser aprobadas para incluirse en vuestra Tabla Reivindicativa, como por ejemplo las pensiones no contributivas?
Tenemos otras propuestas que nos van llegando y que, en su momento, serán debatidas para ver si también se incluyen en la Tabla Reivindicativa. Por ejemplo, recientemente nos ha llegado una propuesta que afectaría a la mayoría de funcionarios de carrera que cotizan al Régimen General de la S.S. para que puedan tener derecho, en igualdad de condiciones que el resto, a la jubilación parcial, a la jubilación flexible, a la jubilación activa o, en el caso de la prestación por paternidad, poder iniciar el descanso paternal dentro de las 16 semanas siguientes al parto. Estas discriminaciones negativas que afectan a la mayoría de funcionarios de carrera, además de otras discriminaciones positivas (las de las pensiones parlamentarias de los diputados y senadores que pueden alcanzar la pensión máxima con muy pocos años de cotización), nos hacen ver que deberíamos defender un Sistema Público de Pensiones que además sea Igualitario.
En cuanto a las pensiones no contributivas de jubilación y de invalidez, también tenemos propuestas de que se eleven sus cuantías, o bien, que se sustituyan mediante la implantación de la conocida Renta Básica de cuantía más favorable

¿Cuáles son las principales acciones que se han llevado a cabo desde la Coordinadora Estatal desde su creación hasta ahora?
Han sido muchas las acciones conjuntas que se han promovido desde la Coordinadora Estatal desde el año pasado. Las más relevantes podrían ser:

1. El 1 de diciembre de 2016 se presentó en el Congreso de los Diputados nuestra Tabla Reivindicativa y se solicitó reunión con todos los Grupos Parlamentarios representados en la Cámara.
2. El 20 de diciembre hubo manifestaciones de más de 5.000 personas en Madrid que marcharon de Atocha a Sol. En Barcelona más de 3.000. Cientos de personas salieron a las calles en Sevilla, Málaga, Córdoba, Castellón, Murcia, Gijón, Pontevedra, Vigo, … El 21D se manifestaron los pensionistas en Valencia…
3. El 8 de febrero de 2017, concentraciones y registro de nuestra Tabla Reivindicativa en todos los Parlamentos Autonómicos.
4. El 8 de marzo de 2017, apoyo a las manifestaciones del día de la mujer trabajadora en contra de la desigualdad salarial y la brecha de género en las pensiones.
5. El 27 de mayo de 2017, participación en las manifestaciones de las Marchas de la Dignidad en Madrid con columna propia en defensa del Sistema Público de Pensiones.
6. El 26 de octubre del 2017, concentraciones en las puertas de las Direcciones Provinciales del INSS y del ISM de toda España para defender el poder adquisitivo de los pensionistas con subida de las pensiones en base al IPC Real.
Aparte de lo que promueve la Coordinadora Estatal, todos los colectivos que defienden el Sistema Público de Pensiones también llevan a cabo por toda España charlas informativas, mesas de debate, asambleas, reparto de dípticos, participación en diferentes actos públicos, etc.
Además de todo ello, participamos a nivel institucional en los Proyectos de Ley, Mociones Parlamentarias e Iniciativas Legislativas Populares, siempre que afecten a las prestaciones de la S.S.

¿Qué opinas del reciente veto del Gobierno a la Proposición de Ley sobre reforma de las pensiones que presentó en julio de este año el Grupo Parlamentario Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea?
El Gobierno del PP ha vetado esta Proposición de Ley, que contemplaba sustanciales mejoras para el Sistema Público de Pensiones, coincidiendo en parte con las de nuestra Tabla Reivindicativa. La partida presupuestaria de esta Proposición de Ley era para 2018-2027 y el Gobierno ha usado un artículo que solo puede vetar el techo de gasto del siguiente ejercicio, por lo que demuestra que su política no es la de ayudar a la sociedad o al menos demostrar un interés suficiente para ello, sino más bien al contrario, parece que no existe la menor intención de mejorar la situación de los trabajadores y de los pensionistas, aun pudiéndose demostrar que existen suficientes recursos económicos y posibilidades de mejoras para garantizar unas pensiones públicas dignas. Esto apunta a que el Gobierno cree más en el discurso catastrófico del capital privado que alienta la necesidad de contratar sus planes de pensiones para complementar un Sistema Público “cada vez menos sostenible”.
Por todo ello, vamos a realizar las denuncias oportunas ante el Defensor de Pueblo y ante los Tribunales Europeos.

Con respecto al futuro, aparte de las denuncias que acabas de mencionar ¿Qué otras actuaciones se desean emprender desde la Coordinadora Estatal?
Seguiremos montando pieza a pieza el engranaje que sustenta el Sistema Público de Pensiones y que el Gobierno ha desmontado y pretende seguir desmontando bajo su yugo de mentiras para así tener engañada y callada a la sociedad. Y lo haremos con inteligencia y perseverancia en base a cuatro principios:

PRIMERO, a través de la INFORMACIÓN. Informaremos a los trabajadores, a los desempleados, a los jóvenes y a los pensionistas de la estafa que nos quieren imponer arruinando el Sistema Público de Pensiones. La sociedad tiene que conocer la verdad.
SEGUNDO, a través de la DEFENSA de la sostenibilidad de la Seguridad Social Pública, llegando a todos los rincones posibles de España mediante concentraciones, manifestaciones, demandas, recursos, recogidas de firmas, medios de comunicación, universidades, institutos…, y todo lo que se nos ocurra, para defender los derechos que nos quieren robar a los trabajadores y trabajadoras que cotizamos a la Seguridad Social
TERCERO, a través de la PARTICIPACIÓN. Trataremos de atraer hacia nosotros a todas las personas que podamos y a todos los movimientos sociales y plataformas ciudadanas afines que defiendan nuestro Sistema Público de Pensiones, así como a todos los colectivos sindicales, políticos y empresariales que defiendan nuestra Tabla Reivindicativa. Pero también, nosotros debemos participar solidariamente en todos los movimientos sociales y plataformas que defiendan los derechos de los ciudadanos ante los recortes en sanidad, educación, salarios, dependencia, etc., pues todo esto también forma parte de la misma estafa, siendo también los máximos responsables los gobernantes que se ponen al servicio de los poderes económicos.
Y CUARTO, a través del VOTO. Los más de 9 millones de pensionistas actuales, ante unas elecciones generales son una fuerza irresistible que hay que tener muy en cuenta. Cuando la inmensa mayoría de ellos no vuelvan a votar a los responsables que han permitido y permiten los recortes, la situación cambiará.

Aparte de las plataformas, ¿Qué otros colectivos sociales, sindicales o políticos vienen apoyando las iniciativas y movilizaciones que promueve la Coordinadora Estatal?
Los colectivos sociales y sindicales e incluso políticos varían en función del territorio, pero por ahora los sindicatos que más nos apoyan son Co.bas, Somos, CGT, CUT e incluso, en algunos lugares, también CC.OO. y UGT. En cuanto a partidos políticos, por ahora los que más colaboran con nosotros a nivel regional son En Marea, ERC, Bildu y, a nivel nacional, Unidos Podemos.

Para finalizar y teniendo en cuenta que eres una joven de 41 años que se preocupa no solo por los derechos de los pensionistas actuales, sino también por los pensionistas futuros, ¿Qué le dirías a los jóvenes para que se impliquen en la defensa del Sistema Público de Pensiones?
En primer lugar, les diría que no piensen que la defensa del Sistema Público de Pensiones es cosa de las personas mayores jubiladas, puesto que las pensiones incluyen, además de la jubilación, otras prestaciones como la viudedad, la orfandad, las incapacidades, las prestaciones familiares, la maternidad-paternidad, la asistencia sanitaria, el seguro escolar, etc.
Y también les diría, que las reformas del 2011 y 2013 perjudican mayoritariamente a los jóvenes, es decir, a todas las generaciones que en un futuro próximo o lejano tendrán necesidad de acceder a alguna de las prestaciones que acabo de mencionar, no afectando tanto a las personas que hoy por hoy ya disfrutan de su pensión.

Entrevista realizada por:  Manuel López Arrabal 23/11/2017

(NUEVA REVOLUCIÓN-Periodismo alternativo)

Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones

21 de Agosto 2018
Nota de prensa:

Ante los repetidos intentos de menoscabar la fuerza y representación de la Coordinadora Estatal en defensa de las pensiones públicas por parte de pesebristas sindicales y de partidos políticos hemos mantenido un prudencial silencio. Pero ante los ataques a la portavoz Victoria Portas y su falta de representación democrática no podemos callar más y manifestar que estos intentos de desprestigio son absolutamente intolerables, falsos y sobre todo infames.

Victoria fue elegida por unanimidad de los presentes en la asamblea constitutiva y ratificada en su cargo al año siguiente por todos los asistentes a la asamblea nacional celebrada en Madrid.

Sufrimos desde hace tiempo un ataque para desprestigiar el movimiento publicando mentiras como que somos militantes de tal o cual partido, si la estructura no es democrática, si los dirigentes se han autoproclamado y atribuido la representación etcétera.

Estos permanentes ataques quieren dividir a los pensionistas porque nuestras reivindicaciones “molestan” a la clase política y sindical y ven en nuestra unión una fuerza electoral de gran calado. Sin un sistema de pensiones suficiente no es posible una democracia desarrollada puesto que todos somos sujetos políticos y no solo los que viven de la política y del sindicalismo.

Desde RedPENSIONISTAS apoyamos dicho comunicado

 

 

¿ESTÁN EN PELIGRO LAS PENSIONES PÚBLICAS?

Los cambios sociales de los últimos años han sido extraordinarios. Se ha producido una gran revolución tecnológica que ha traído consigo nuevas formas de producir, nuevas relaciones laborales, modos de gobernar diferentes y un reparto de las rentas y de los frutos del progreso mucho más desigual e injusto. En el capitalismo de la postguerra había un equilibrio de poderes que permitió mantener potentes estructuras de bienestar pero en los años setenta el mundo empresarial se rebeló frente a este estado de cosas. Con el liderazgo de políticos como Pinochet, Reagan y Tatcher se aplicaron políticas neoliberales que han dado lugar a un capitalismo sin bridas ni limitaciones que no admite contemplaciones a la hora de apostar por las rentas financieras y del capital en perjuicio de los trabajadores y amplios sectores de las clases populares

Eso se ha podido producir porque se ha propiciado un gran cambio moral y en los valores sociales. El equilibrio social en torno al bienestar colectivo ha sido sustituido por un capitalismo insolidario que rompe con la cohesión social. Se ha debilitado a la sociedad para sostener la convivencia en el individualismo y los ciudadanos han quedado envueltos en una avalancha de mensajes que les impiden entender que su situación es la de otros muchos millones como ellos. Y así, aislados, solo saben gobernarse a sí mismos aspirando a salir individualmente de la frustración y del entorno fantaseado por los grandes medios de información y persuasión que los envuelve. En tales medios se presentan como verdades científicas y objetivas argumentos que son claramente erróneos e ideológicos y que no tienen detrás sino la búsqueda compulsiva de más beneficios y mejores condiciones de acumulación para los afortunados que todo lo tienen. Las pensiones y el discurso articulado para acabar con las públicas es quizá uno de los ejemplos más palmarios del fraude intelectual en que se basa la política de nuestros días.

Con falsedades, medias verdades y trampas se trata de convencer a los ciudadanos de que las pensiones públicas deben desaparecer, o que deben disminuir sus beneficios. Para convencerlos se les dice que son inviables o que traerán consigo costes insoportables que hundirán las economías. Detrás de esas afirmaciones hay modelos que se presentan como muy elaborados pero que en realidad están sostenidos en supuestos infundados.

Gracias a ellos se difunden un día detrás de otro mensajes catastrofistas que van haciendo mella en los ciudadanos que al final terminan por creerse lo que oyen tantísimas veces. Lo que quieren lograr con esos discursos es muy sencillo: que sean los bancos y no los poderes públicos quienes manejen el ahorro colectivo, y que ese ahorro se gobierne con vistas a darle rentabilidad privada y no equidad o solidaridad entre una generación y otra.

La privatización de los sistemas públicos de pensiones es, posiblemente, una de las medidas más beneficiosas del capital financiero, puesto que permitiría poner en manos de los bancos y entidades financieras volúmenes ingentes de recursos, quizá suficientes para garantizarles el dominio total sobre las economías y las fuentes de creación de empleo, renta y riqueza.

Es decir, del poder. Y precisamente por ello es urgente reaccionar y evitar el brutal asalto que se proponen sin descanso. En primer lugar, desvelando los errores y las falsedades en que se basan sus discursos y, además, tratando desmovilizar a los ciudadanos para que defiendan por todos los medios sus derechos y las conquistas sociales que tanto esfuerzo costó alcanzar. Este texto divulgativo y escrito en un tono muy conciso intenta contribuir a esa toma de conciencia y a esa movilización.

Porque solo la movilización ciudadana puede parar esta enorme avalancha ideológica que se presenta como científica, y que en realidad responde a unos intereses concretos, contrarios a los intereses generales de las clases populares. Es propósito de este trabajo mostrar la falsedad de sus argumentos, con datos e información que niegan su veracidad y credibilidad. Animamos a sus lectores a divulgarlo y hacer de estos argumentos un arma de debate y de concienciación para evitar que se sigan dando pasos hacia atrás en el ejercicio de los derechos ciudadanos y del bienestar al que todos las mujeres y hombres del mundo tienen derecho.

VICENÇ NAVARRO, JUAN TORRES LÓPEZ Y ALBERTO GARZÓN

¿ESTÁN EN PELIGRO LAS PENSIONES PÚBLICAS